Invincible – Capítulo 235 – ¡Joven Noble Huang!

Hermano Mayor, ¿tenemos que informar a Padre sobre este asunto?” En este momento, Guo Shiyuan preguntó.

Al oír esto, Guo Shiwen se rió entre dientes: “Yo digo, Segundo Hermano, ¿qué tan grande podría ser este asunto? ¿Hay alguna necesidad de molestar a Padre con este asunto del tamaño de una semilla de sésamo? El Anciano está acompañando al Maestro de la Familia Huang, la Señorita Huang Min y el resto.”

“Así es.” Guo Xiaoqing repitió como un loro la decisión de su Hermano Mayor. Segundo Hermano, en mi opinión, te estás convirtiendo más en un gato asustado. Con el estatus que tiene ahora nuestra Familia Guo, ¿a quién debemos temerle? Aunque esa persona sea Duan Wuhen, debe dar una explicación a nuestra Familia Guo.”

Guo Shiyuan ya no abrió la boca ante las palabras de su hermana.

Por lo tanto, los tres salieron de la Mansión Guo de una grandiosa manera, llevando a más de cien expertos con ellos, dirigiéndose hacia Calle del Río Amanecer. Toda la Ciudad Imperial de Duanren fue cerrada, el plebeyo sentía una atmósfera pesada y amenazadora como la lúgubre lluvia del monzón.

Todo el tiempo, Huang Xiaolong se quedó en el mismo lugar, en la misma calle, charlando alegremente con el joven.

La ansiedad estaba carcomiendo a Gao Yong como un millón de hormigas cuando repentinamente palideció, mirando la espalda de Huang Xiaolong. Al final de la calle, Guo Shiwen, Guo Shiyuan y Guo Xiaoqing se precipitaron en su dirección.

El corazón de Gao Yong se hundió más rápido que al caer de un acantilado.

Al darse cuenta de la expresión de Gao Yong, Huang Xiaolong sabía que detrás de él había llegado la Familia Guo, pero actuó indiferente ante la situación. Tie Xiao y los guardias de la Familia Tie, por otro lado, se iluminaron cuando vieron al grupo de Guo Shiwen caminando hacia ellos en la calle, con un reguero de expertos.

Sin embargo, cuando Guo Shiwen y Guo Shiyuan vieron la espalda de Huang Xiaolong, los dos se pusieron rígidos.

“¡¡Esto es…!!”Guo Shiwen y Guo Shiyuan intercambiaron una mirada, las expresiones en sus rostros se reflejaron mutuamente, intranquilidad, miedo y terror. Aunque todavía tenían que ver la cara de la persona, ¿cómo no podrían reconocer la silueta de Huang Xiaolong?

La ira de Guo Xiaoqing ya había estallado desde lejos, al ver la apariencia herida de su hijo. “¿Quién lastimó a mi Xiao’er? ¡Excavaré todos los huesos de su cuerpo uno por uno!”

Cuando estas palabras entraron en las orejas de Guo Shiwen y Guo Shiyuan, sus rostros pasaron de pálidos a un blanco fantasmal.

“¡Madre!” Bajo la ayuda de los guardias de la Familia Tie, Tie Xiao logró saludar a su madre, Guo Xiaoqing, y se puso a su lado. “¡Fue él, fue este pequeño mocoso! ¡Madre, después de que hayas capturado a este mocoso, quiero excavar cada hueso de su cuerpo con mis propias manos!”

Guo Xiaoqing miró a Huang Xiaolong con una desdeñosa y fría burla. “¡No te preocupes, no tiene forma de escapar!” Sus ojos señalaron a uno de los guardias que la seguían. Justo cuando el guardia estaba a punto de entrar en acción, Guo Shiwen y Guo Shiyuan finalmente despertaron de su trance.

“¡Alto!” Ambos gritaron al mismo tiempo. Su orden fue tan repentina que todos quedaron atónitos por un momento, volviéndose hacia ellos.

Ante los aturdidos Tie Xiao, Guo Xiaoqing, Gao Yong y la multitud, Guo Shiwen y Guo Shiyuan se acercaron a Huang Xiaolong con aspecto de niños asustados, con rostros llenos de culpa y aprensión: “¡Joven Noble Huang!”

¡Joven Noble Huang! La postura de Guo Shiwen y Guo Shiyuan estaba llena de temor, miedo y el máximo respeto. ¡Totalmente impactante para todos!

Más aún, Tie Xiao tenía los ojos redondeados y anchos, al igual que los ojos de su madre junto a él, y Gao Yong de pie frente a Huang Xiaolong.

La mirada de Gao Yong cayó sobre Huang Xiaolong. Para ser llamado respetuosamente como Joven Noble Huang por Guo Shiwen y Guo Shiyuan, solo había…

Solo había…?!

¡Huang Xiaolong!

¡Él es Huang Xiaolong! El pensamiento brilló en la mente de Gao Yang y su respiración se aceleró, un poco aturdido de que Huang Xiaolong estuviese parado frente a él. ¡Cielos! ¿En verdad habló con Huang Xiaolong? Espera, espera, espera, ¿qué le dijo Huang Xiaolong ahora mismo? ¿hermano? Sí, fue ‘hermano’. Huang Xiaolong incluso lo invitó a beber unas copas de vino. Gao Yong apenas podía determinar las direcciones de norte, sur, este u oeste en este momento.

Gao Yong adivinó la identidad de Huang Xiaolong a partir de los saludos de Guo Shiwen y Guo Shiyuan, al igual que Tie Xiao, Guo Xiaoqing y el resto de los guardias que lo siguieron.

Repentinamente, las cuatro extremidades de Tie Xiao comenzaron a temblar incontrolablemente. Las piernas de los guardias de la Familia Tie se balanceaban violentamente como si hubiera un súper terremoto de clase trece.

La hermosa cara de Guo Xiaoqing perdió todo color.

¿Qué le dijo a Huang Xiaolong en este momento? ¿Excavar cada hueso de su cuerpo uno por uno?

Finalmente, Huang Xiaolong se giró, mirando a los asustados Guo Shiwen y Guo Shiyuan antes de mirar al tembloroso Tie Xiao y a la pálida Guo Xiaoqing.

“Patriarca Guo.” Huang Xiaolong ‘saludó’ con indiferencia.

Al escuchar eso, Guo Shiwen mantuvo la atención: “¡Aquí, Joven Noble Huang!”

¡Aquí, Joven Noble Huang!

La respuesta de Guo Shiwen ante Huang Xiaolong levantó extrañas expresiones de la multitud, era similar a un esclavo de casa bien entrenado.

Los ojos de Huang Xiaolong escanearon a los cientos de expertos que estaban detrás de Guo Shiwen, su voz indiferente sonó: “¿El Patriarca Guo trajo a tanta gente para excavar mis huesos uno por uno?”

Gotas de sudor se derramaron en la frente y la cara de Guo Shiwen mientras escuchaba la pregunta. Se apresuró a negar: “Joven Noble Huang, es un malentendido, realmente un malentendido. ¡Realmente no sabíamos que era usted, de verdad!” Si lo supiera desde el principio, dale mil corazones y aun así no se atrevería a hacer tal cosa, ¡ah! ¡En este momento, Guo Shiwen incluso deseaba poder morir!

Tie Xiao, ¡¿por qué no te arrodillas y le pides perdón al Joven Noble Huang?!” Guo Shiyuan repentinamente se volteó y le gritó furiosamente a Tie Xiao.

Tie Xiao de alguna manera logró caminar hacia Huang Xiaolong con sus temblorosas rodillas. Cayendo de rodillas, Tie Xiao exclamó temerosamente. “¡Joven Noble Huang, yo, no sabía que era usted, Su Mayor! Tenga piedad, ¡ah!”

¡Su Mayor!

Viendo que el incoherente y torpe Tie Xiao estaba demasiado asustado, Huang Xiaolong frunció el ceño. Al notar el pequeño ceño fruncido en las cejas de Huang Xiaolong, el corazón de Guo Shiyuan se desplomó, y fue en ese momento que varias figuras llegaron con el viento silbando. En un abrir y cerrar de ojos, llegaron en medio de la escena.

“¡Antepasado!”

“¡Mayor Zhao, Mayor Zhang!”

Las varias personas eran el antepasado de la Familia Guo, Guo Chen, así como Zhao Shu y Zhang Fu.

Guo Shiwen, Guo Shiyuan, y los corazones colgantes de los otros miembros de la Familia Guo aflojaron un poco al ver la llegada de Guo Chen.

“¡Joven Señor!” Zhao Shu y Zhang Fu caminaron hacia Huang Xiaolong, saludándole respetuosamente.

Huang Xiaolong asintió a cambio.

“¡Padre!” Guo Shiwen, Guo Shiyuan y Guo Xiaoqing corrieron al lado de Guo Chen, pero antes de que pudieran pronunciar la segunda palabra, Guo Chen ladró: “¡Ustedes tres se arrodillan!” Los tres adultos se estremecieron ante la orden de Guo Chen. Sin embargo, los tres se arrodillaron obedientemente.

Ignorando a sus hijos, Guo Chen fue al lado de Huang Xiaolong, sonriendo: “Joven Noble Huang, ya he oído lo que ha pasado aquí, por favor tenga la seguridad de que los castigaré y le daré una explicación satisfactoria.” Se colocó en una posición más baja, lleno de cortesía y respeto.

Huang Xiaolong negó con la cabeza. “En tres días más es la boda de mi hermana, voy a perdonar este asunto aquí. ¡Sin embargo, no deseo ver cosas similares en el futuro!”

Desde que Guo Chen había hablado, Huang Xiaolong aún le dio algo de cara. No quería que el asunto se hiciera más grande justo cuando su hermana se casaba con la Familia Guo.

“¡Sí, Joven Noble Huang! Tenga la seguridad de que nunca volverá a suceder, tal cosa.” Guo Chen suspiró aliviado por dentro mientras él le garantizaba a Huang Xiaolong.

Huang Xiaolong asintió, se giró hacia Gao Yang a su lado. “¿Vamos a beber algo?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s