ATG – Capítulo 1035 – Loto del Corazón de Buda de las Nueve Resurrecciones

Lago Celestial del Frío Abisal.

El agua del Lago Celestial seguía siendo como un espejo brillante y solo los espíritus de hielo podían ser vistos bailando alrededor, a veces despacio y otras veces con un ágil movimiento. En la orilla del lago, Mu Xuanyin y Yun Che estaban parados uno frente al otro con cierta distancia entre ellos. Aunque ambos estaban vestidos con túnicas blancas como la nieve, el poder y la existencia de Yun Che parecían insignificantes ante el aura que Mu Xuanyin estaba emitiendo silenciosamente.

Ayer fue la última vez para descansar y reorganizarse, y hoy era el comienzo de un duro entrenamiento.

“Deja que la Maestra eche un vistazo a tu condición máxima. No hay necesidad de retener tus habilidades.”

En el momento en que Yun Che oyó las palabras de Mu Xuanyin, la energía profunda repentinamente estalló en su cuerpo y las Puertas del Dios Maligno se abrieron instantáneamente en sucesión: Alma Maligna Corazón Ardiente Purgatorio. Su aura profunda cambió de incolora a rojo pálido y después de un breve período, rompió forzosamente los grilletes con un fuerte estruendo, mientras experimentaba un cambio cualitativo y el color se volvía tan escarlata como la sangre fresca. Su originalmente tranquila y estable energía profunda se agitó abruptamente, como una bestia salvaje que se había enfurecido.

Una agitación similar se podía ver en los ojos de Yun Che.

Mu Xuanyin levantó ligeramente las cejas mientras decía con indiferencia: “Ataca.”

“¡¡Haah!!”

Yun Che dejó escapar un fuerte rugido. Sacó la Espada Heaven Smiting y la energía profunda que estaba fuera de control dentro de su cuerpo se derramó alocadamente sobre la espada. Las Llamas del Cuervo Dorado y Llamas del Fénix comenzaron a arder simultáneamente, mientras un llameante haz de espada de más de diez metros de largo se disparaba desde la Espada Heaven Smiting. Luego, desató ‘Destruyendo el Cielo, Diezmando la Tierra’ en dirección a Mu Xuanyin, mientras aullaba a pleno pulmón.

El flujo de aire del Lago Celestial estaba en desorden, asustando a los espíritus de hielo que volaban a una velocidad bastante rápida. Yun Che parecía como un volcán disparando su contenido sin ningún signo previo… Sin embargo, cuando la Espada Heaven Smiting estaba aún a más de treinta metros de alcanzar a Mu Xuanyin, la tormenta de su tremendamente aumentada y aterradora fuerza profunda desapareció sin dejar rastro en un abrir y cerrar de ojos.

El cuerpo de Yun Che, así como su espada, estaban retenidos en el aire. Parecía como si el gran poder que llevaba dentro hubiera sido completamente absorbido por un agujero negro invisible. No quedaba nada de él y ni siquiera podía oír el sonido de su poder anteriormente creciente.

Frente a él estaba Mu Xuanyin silenciosamente parada en su lugar. Sus ojos tenían una mirada profunda y fría en ellos y su túnica blanca como la nieve emitía una sensación de calma y desolación. Ella no había movido ni un músculo todo este tiempo y tampoco había liberado la menor parte de su energía profunda.

Yun Che cayó del aire con una expresión estupefacta en su rostro y luego la miró inexpresivamente durante un buen rato.

Su fuerza máxima ante Mu Xuanyin era realmente como un grano de sal frente al mar. Ni siquiera se podía considerar baja e insignificante en comparación, ya que la diferencia entre las dos era inimaginablemente enorme.

“No está mal.”

Simplemente no hubo cambio en la mirada de Mu Xuanyin, pero ella valoró favorablemente su fuerza. Después, ella levantó lentamente su mano derecha.

Aún aturdido, Yun Che sintió un peligro fatal de repente. Su cuerpo reaccionó instintivamente e instantáneamente se alejó del lugar empleando la Sombra Rota del Dios de la Estrella. Pero cinco fríos rayos de luz, que no podían verse a simple vista, salieron disparados del vacío hacia él y golpearon directamente su cuerpo real, que se había retirado hacía un segundo. Ni siquiera había uno de ellos que apuntara a sus cinco imágenes ilusorias.

¡Pfft!

Aunque los cinco fríos rayos de luz se detuvieron inmediatamente después de entrar en contacto con su cuerpo y posteriormente se disiparon, el corazón de Yun Che se contrajo por un momento mientras el sudor frío lo empapaba por completo. La razón no era otra que el hecho de que cualquiera de esos rayos era suficiente para matarlo.

La energía fría ya había entrado en contacto con su cuerpo cuando sintió que se acercaba – y fue incluso después de que utilizó la Sombra Rota del Dios de la Estrella para desviarse de su camino.

Yun Che dejó escapar un largo suspiro mientras levantaba la cabeza, pero Mu Xuanyin ya no estaba presente frente a él. Rápidamente se giró mientras su mirada barría los alrededores, pero no podía ver siquiera su sombra. Cuando su mirada una vez más volvió al frente, en realidad vio a Mu Xuanyin ante sus ojos, de pie a menos de diez pasos de distancia.

“La abundancia de tu energía profunda supera con creces a los practicantes del mismo nivel y su explosividad es satisfactoria. Esto debería deberse al poder del Dios Maligno.” Dijo fríamente Mu Xuanyin, mirando a Yun Che a los ojos. “Pero te falta lo más importante, la sensación más importante, la sensibilidad.”

“¿Sensibilidad?” Yun Che se quedó en blanco por un momento.

“Sígueme a un lugar.”

Mu Xuanyin barrió ligeramente su palma, causando que el espacio se rompiera sin hacer ruido. Antes de que Yun Che pudiera reaccionar, su cuerpo fue absorbido por la grieta en el espacio.

Por un instante, su visión se volvió borrosa y brillante y luego se encontró en otro mundo.

La menor altitud estaba completamente cubierta de niebla, que era incomparablemente pálida y densa. Era imposible que una niebla ordinaria obstruyera la línea de visión de Yun Che, pero ni siquiera podía ver las cosas a trescientos metros de distancia debido a la presencia de la densa niebla. Al ejercer todo su poder para mirar a lo lejos, apenas podía divisar montañas nevadas de varias alturas.

También había una enorme formación profunda de sellado a menos de treinta metros de él emitiendo un brillo frío como cristales de hielo.

“Este lugar se llama Valle de la Niebla Extrema, donde los discípulos que cometen grandes errores son enviados a ser disciplinados. Si un discípulo comete un pecado imperdonable, son arrojados a este valle para dejarlos perecer por sí mismos. Tales discípulos siempre terminarían muriendo una muerte muy rápida y miserable, sin excepciones a este día.”

Obviamente no era posible que la energía fría aquí fuera tan amenazante como el Lago Celestial del Frío Abisal, pero el silbante viento frío que soplaba en el lugar llevaba un aire misterioso que hacia palpitar el corazón de uno.

El corazón de Yun Che latía ruidosamente. Preguntó con tono de sondeo: “Maestra, no me diga que trajo al discípulo aquí para…”

Como se llamaba el ‘Valle de la Muerte’, naturalmente había algo extraño en el lugar.

“Un gran número de bestias profundas nacen en el Valle de la Niebla Extrema, pero son completamente diferentes de las que has visto en la Región del Fénix de Hielo. Las bestias profundas que nacen en un entorno como el Valle de la Niebla Extrema son básicamente de una naturaleza incomparablemente brutal. Ni siquiera dudan en masacrar a los de su propia especie, por no mencionar a los seres de otras especies. Cada bestia profunda que encuentres en el valle irá tras tu vida inmediatamente. La más débil de ellas está en el mismo nivel que el Huargo de Escarcha Invernal que has visto y las más fuertes son comparables a los practicantes profundos del Reino de la Tribulación Divina.”

“…” Los ojos de Yun Che revelaron una mirada de asombro. Escuchando hasta aquí, ya había adivinado la intención de Mu Xuanyin de traerlo al lugar.

“Además, los que enfrentarás no son solo las bestias profundas. También hay algunos antiguos discípulos del Fénix de Hielo, que han sido enviados no hace mucho tiempo y aún están vivos, incluso después de enfrentarse al asalto constante de las brutales bestias profundas. Los discípulos que pueden sobrevivir en tal condición deberían estar desde al menos la etapa inicial hasta la etapa intermedia del Reino del Alma Divina. Incluso aquellos en el Reino de la Tribulación Divina estarán presentes entre ellos. Como grupo de personas que están destinadas a morir, tarde o temprano, no escatimarían recursos para vivir el mayor tiempo posible. Por lo tanto, son mucho más temibles y brutales que las bestias profundas. Si te enfrentaras a alguno de ellos de frente, morirías sin duda alguna.”

Maestra, ¿podría ser que quiera que este discípulo… ingrese al Valle de la Niebla Extrema para adquirir experiencia y entrenar?” Preguntó Yun Che en un tono bastante aprensivo.

“Correcto. Pero eso es para más tarde. Si tuviera que arrojarte allí ahora, solo te encontrarías con un final trágico, dentro de siete minutos y medio.”

Yun Che exhaló un profundo suspiro de alivio ante sus palabras, pero tal reacción no fue por el hecho de que fuera un cobarde. Al escuchar la descripción de Mu Xuanyin del Valle de la Niebla Extrema, había comprendido que no sería diferente de cortejar la muerte, si entrara en el valle con su fuerza actual.

“La Maestra te da seis meses.” Dijo Mu Xuanyin con voz fría. “Dentro de seis meses, la Maestra te lanzará al Valle de la Niebla Extrema. Si no quieres morir demasiado rápido allí o deseas salir con vida, entonces practica bien durante estos seis meses, sin aflojar ni por un segundo.”

Hizo una pausa por un momento antes de que su tono repentinamente se volviera frío y sin emociones. “No tendrás la oportunidad de relajarte de todos modos.”

“¿Seis meses?”

Después de practicar el poder profundo hasta el Reino del Origen Divino, claramente sintió la considerable dificultad de elevar su poder profundo del camino divino. A pesar de que había estado practicando todo este tiempo, la fuerza de su poder profundo era casi la misma que cuando acababa de llegar al Reino del Origen Divino. Se desconocía si podría tener un avance al segundo nivel del Reino del Origen Divino en los seis meses, e incluso si pudiera… no sería diferente de tener un deseo de muerte al ingresar al peligroso Valle de la Niebla Extrema, debido a la presencia de muchas bestias brutales del Reino del Alma Divina e incluso del Reino de la Tribulación Divina, así como practicantes profundos.

Yun Che levantó la cabeza, queriendo decir algo. Pero cuando se encontró con los ojos de Mu Xuanyin, todo su cuerpo sintió un escalofrío recorriéndolo. Finalmente, no dijo ninguna palabra y bajó la cabeza. “Entendido. Discípulo no escatimará esfuerzos.”

“Dada tu capacidad de comprensión, es innecesario que te enseñe el Canon de la Investidura del Dios Fénix de Hielo. Puedes comprenderlo por tu cuenta. Durante este período de seis meses, te permito ingresar al Lago Celestial del Frío Abisal cuando lo desees. Pero cada mediodía, necesitas regresar al Salón Sagrado, para que puedas entrenar conmigo.”

“¿Ah? ¿Entrenar… con la Maestra?” Yun Che saltó asustado.

Aunque entrenar con un experto ayudaría a mejorar el camino profundo de uno, la diferencia de niveles entre él y Mu Xuanyin era simplemente demasiado grande. Al enfrentar a una persona de su fortaleza, no merecía ser etiquetada con la palabra ‘entrenar’.

“¡Hmph!”

En medio del sonido de su bufido, Mu Xuanyin lo agarró del brazo y un rasgón espacial volvió a aparecer. La visión de Yun Che se volvió borrosa y él estaba de regreso en el Salón Sagrado en el siguiente momento.

Mu Xuanyin lentamente extendió su palma blanca como jade. El aura en su cuerpo desapareció a un ritmo extremadamente rápido, tanto que era imposible que Yun Che sintiera su existencia.

“La Maestra suprimirá su fuerza profunda en el Reino del Alma Divina. Pero, incluso si mi poder profundo puede ser suprimido, no se puede hacer nada con respecto a la conciencia y la sensibilidad. ¿Me entiendes?”

Yun Che asintió con la cabeza mientras respiraba en secreto. Con una cautela incomparable, asumió una postura, sin atreverse a decir una palabra más.

Entrenar con una persona en el Reino Maestro Divino… Mucho menos de él, ni siquiera los Reyes del Reino de los reinos estelares inferiores o intermedios se atreverían a pensar en ello.

“Durante nuestra sesión diaria, solo lanzaré un total de diez ataques. Si puedes resistir con éxito, evadir los ataques o tal vez tocar a la Maestra antes del final de los diez ataques o forzarme a retroceder incluso medio paso, entonces serás considerado el vencedor. Y si no… sabrá las consecuencias pronto.”

Sus ojos y su voz fría y penetrante hicieron que Yun Che sintiera como si su corazón hubiera sido firmemente agarrado. Tenía una premonición extremadamente terrorífica.

“Si no puedes ganar ni siquiera una vez en estos seis meses, puedes olvidarte de ir al Reino del Dios del Cielo Eterno. La Maestra tampoco desperdiciará su esfuerzo mental y físico en la basura que morirá en el Valle de la Niebla Extrema.”

Inmediatamente, Yun Che sintió como si le pincharan los nervios con una aguja. Frunció el ceño y sus ojos parecieron haberse convertido en estrellas frías. Él apretó levemente los dientes. “Discípulo… se asegurará de no decepcionar a la Maestra.”

“Sería lo mejor.”

Un copo de nieve se movió ligeramente a través del aire mientras caía sobre la yema del dedo de Mu Xuanyin. Luego, gentilmente empujó el dedo hacia delante, haciendo que el copo de nieve volara hacia Yun Che, como si lo llevara una brisa.

El aura fría contenida en el copo de nieve lo hizo sentir inmediatamente un poder sofocante y opresivo que se acercaba a él. Si no fuera por el hecho de que lo había visto personalmente, ¿quién hubiera pensado que un fragmento de nieve podría transformarse en algo tan horrible?

La reacción de Yun Che podría considerarse extremadamente rápida. En un instante, la Espada Heaven Smiting apareció en su mano y toda su espada ardió con llamas. Entonces, empujó hacia delante con todo lo que tenía, para contrarrestar el copo de nieve flotando en el aire.

Su mayor fortaleza radicaba en el uso de la Espada Heaven Smiting para liberar directamente un poder explosivo. De vuelta en el Continente Profundo Cielo, fue precisamente debido a este movimiento que pudo aplanar montañas y dividir océanos.

Cuando el copo de nieve se acercó aún más, su ataque sin reservas fue completamente destruido en un instante. El copo de nieve extremadamente delgado atravesó la tormenta generada por la espada pesada y golpeó directamente en su plexo solar, sin detenerse ni un segundo durante todo el proceso.

Yun Che palideció de miedo. Incapaz de preocuparse de que su cuerpo perdiera el equilibrio o el dolor severo en sus brazos, un aura profunda estalló en su cuerpo una vez más, mientras soltaba rápidamente el Bloqueo de Sol del Sello de la Nube.

¡¡¡BANG!!!

La pantalla de protección del Dios Maligno se sostuvo por un instante antes de hacerse añicos con una fuerte explosión. Una fuerza tremenda y helada golpeó fuertemente su brazo derecho.

“¡Ughah!”

Yun Che dejó escapar un grito miserable mientras la Espada Heaven Smiting se le escapaba de las manos. Todos los meridianos de su brazo derecho se rompieron instantáneamente, debido a la erupción del aterrador poder que había golpeado su brazo.

Yun Che se tambaleó unos cuantos pasos hacia atrás. No había manchas de sangre en su brazo derecho y tampoco estaba fracturado, pero era muy evidente que se estaba cayendo pesadamente.

Yun Che apoyó su brazo derecho con su mano izquierda. Todavía tenía que estabilizarse cuando sus pupilas se encogieron repentinamente… Mu Xuanyin no había detenido sus ataques a pesar de que estaba en tal situación. Ella pronto volteó su palma ligeramente, causando que el espacio frente a Yun Che se derrumbara de repente…

BOOM—-

Antes de que pudiera reaccionar, sintió como si una estrella se hubiera abierto de golpe en su cuerpo. El torrente de una inigualable energía aterradora brotó en él y se extendió por todos los rincones y meridianos de su interior…

Sin demora, todos sus meridianos se rompieron y se sintió mareado como si alguien le hubiera golpeado la cabeza con un martillo enorme.

Los ojos de Yun Che perdieron su brillo de inmediato, haciendo que de repente pareciera una marioneta sin fuerza vital, ya que su cuerpo se puso rígido y no mostró ninguna reacción mientras caía.

No había manchas de sangre en su cuerpo o incluso una cicatriz. Pero, los meridianos en todo su cuerpo estaban en un estado completamente roto.

Cuando estaba en la Estrella del Polo Azul, también había sido gravemente herido varias veces, debido a involucrarse en duras batallas. La reacción del poder del Dios Maligno había conducido al colapso y la ruptura de sus meridianos, siendo el caso más miserable aquel en que se rompió la mitad de sus meridianos… Sin embargo, esta fue la primera vez que todos y cada uno de los meridianos de su cuerpo se rompieron.

No había duda de que el poder profundo que circulaba a través de sus meridianos, también se había filtrado y dispersado por completo.

Lo último que recordaba era que Mu Xuanyin estaba aparentemente presente junto a él. Su voz sonaba oscura e indistinta, como si fuera irreal o simplemente estuviera soñando, pero estaba tan desprovista de emociones que todavía se sentía helada hasta los huesos.

“¿Es muy doloroso? Entonces asegúrate de que tu cuerpo no olvide el dolor.”

Tener todos los meridianos rotos sería cien veces más doloroso que todos sus huesos rotos. Los labios de Yun Che se movieron un poco antes de perder completamente la conciencia. Pero su cuerpo aún se convulsionaba debido al extremo dolor que estaba sufriendo en este momento.

Mirando al inconsciente Yun Che, solo había una expresión de indiferencia en la cara de Mu Xuanyin. Extendió su mano para levantar su cuerpo y regresó al Salón Sagrado en un instante.

Ella estaba en el centro del Salón Sagrado, que era prácticamente un mundo de hielo. Había un estanque en el área central de este mundo helado, que tenía un área de poco más de treinta metros cuadrados. El agua del estanque era clara como un espejo y en el centro había una flor de loto que estaba floreciendo con orgullo en este mismo momento.

Este loto de nieve era varias veces más grande que uno ordinario y cada uno de sus pétalos superpuestos era del tamaño de una palma. No solo se veía excepcionalmente puro, hermoso e impecable, también brillaba con una luz tenue, azul y translúcida.

El tallo de la raíz, así como el loto de nieve en sí, parecían haber sido hechos de cristales de hielo formados por la condensación de agua purificada. Eran realmente deslumbrantes a la vista. A primera vista, nadie pensaría que era algo que había crecido de forma natural y, en su lugar, lo consideraría un cristal de hielo que había sido tallado de esa manera.

Mu Xuanyin extendió sus brazos, arrojando el cuerpo de Yun Che al agua. Su mirada se posó en el loto de hielo en el centro y su dedo parecido a la nieve ligeramente señaló en su dirección.

Inmediatamente, una formación profunda comenzó a brillar, la cual se formó alrededor del loto de nieve. Después, se disipó lentamente, siguiendo los ligeros movimientos del dedo de Mu Xuanyin.

“Hah…”

Por alguna razón, Mu Xuanyin suspiró ligeramente. Ella llegó al borde del estanque y movió su dedo en un movimiento circular. Un pétalo de loto nevado salió volando y cayó en su palma. Luego, ella lo colocó en el pecho de Yun Che para cubrir el área lesionada.

¡¡CLANG!!

Una fuerte luz profunda, el color de una puesta de sol azul, iluminó todo el Salón Sagrado. Fue porque Mu Xuanyin había canalizado casi el setenta por ciento de su poder profundo en el tiempo extremadamente breve de un instante. El poder del más alto nivel en el Caos Primordial se mezcló con el pétalo del loto de nieve antes de impregnar lentamente el cuerpo de Yun Che… El pétalo blanco como la nieve brilló de inmediato con incomparablemente deslumbrantes rayos blancos de luz. Bajo la influencia de los rayos blancos, el cuerpo de Yun Che fue envuelto en una resplandeciente capa blanca. Posteriormente, varios rayos blancos tenues comenzaron a emanar de su cuerpo, que aumentaron en número y se extendieron por todo su cuerpo en poco tiempo.

Las cosas que liberaban estos rayos blancos eran en realidad los meridianos quebrados en su cuerpo.

Mientras tanto, los rayos blancos del pétalo de loto de nieve se volvieron más y más débiles. Finalmente, desaparecieron por completo como si se hubieran atomizado.

Mu Xuanyin rápidamente contuvo su aura profunda y también alejó su palma de su plexo solar. En cuanto a los rayos blancos que se originaron dentro de los meridianos de Yun Che, que no eran otros que los rayos de luz que habían permeado su cuerpo antes, estaban conectando visible y gradualmente sus meridianos y fundiéndose con ellos…

Para cuando los rayos blancos de luz se disiparon por completo sin dejar rastro, los meridianos completamente rotos de Yun Che se habían recuperado perfectamente; no quedaba ningún daño en ese momento… Además, si uno podía ver a través de su cuerpo, se daría cuenta claramente de que todos sus meridianos estaban emitiendo un extraño frio y un magnífico lustre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s