ATG – Capítulo 1032 – Tarjeta de Invitación del Reino del Dios de la Luna

Región del Fénix de Hielo, el Trigésimo Sexto Palacio de Bingyun.

Mu Bingyun estaba sentada con los ojos cerrados y el corazón tranquilo como el agua quieta. No había nadie más que unos puros espíritus de hielo a su alrededor, volando en círculos sin hacer ruido.

Mu Bingyun abrió los ojos cuando repentinamente sintió un cambio sutil en su entorno. Miró hacia abajo, al coral que estaba junto a la ventana, y vio el reflejo de una figura de hada que permanecía en silencio y miraba por la ventana.

Sorpresa apareció en el rostro de Mu Bingyun mientras se levantaba suavemente. “Hermana Mayor, ¿no había ido al Imperio del Viento Helado? ¿Por qué volviste tan pronto?”

La mujer al lado de la ventana se dio la vuelta, revelando una cara que instantáneamente hizo que tanto el cielo como la tierra perdieran color. Se peinó el cabello de la frente, mientras hablaba con una voz cálida y suave que transmitía una sensación de impotencia: “Los dos ya han llegado al Reino Fénix de Hielo. Tu Xiaolan’er vendrá a verte dentro de poco.”

“¿No dijiste que Yun Che tenía que confiar en su propia habilidad para recuperar el Cuerno de Qilin? ¿Por qué has vuelto tan pronto…?” Los ojos de Mu Bingyun se agitaron débilmente de repente. “¿Qué hay de esos dos?”

“Ese mocoso ha obtenido el Cuerno de Qilin y también ha matado a Mu Hanyi.”

Una ligera decepción podría percibirse en la voz de Mu Xuanyin.

“Entonces, ¿eso significa que la Hermana Mayor todavía lo ayudó al final?” Mu Bingyun parecía pensativa.

“No realmente, él se encargó de todo por sí mismo.”

“¿Por sí mismo?” Mu Bingyun estaba profundamente sorprendida.

Yun Che sabía todo acerca de los pensamientos de Mu Hanyi. En lugar de ser engañado por él, usó la astucia de Mu Hanyi para sacar a relucir el asunto del Cuerno de Qilin y darle una excelente oportunidad para llevar a cabo su plan. Como Mu Hanyi estaba ansioso por tratar con Yun Che lo más pronto posible, fácilmente cayó en su trampa y lo llevó a la tesorería donde se guardaba el Cuerno de Qilin. Mu Hanyi quería aprovechar la oportunidad y matar a Yun Che, pero no pensó que sería él quien sería asesinado por Yun Che; después de todo, tenía el aliento del Dragón Astado que le di antes de su partida. Y así, naturalmente se llevó el Cuerno de Qilin mientras partía para regresar aquí.”

“¿Mató por sí solo a Mu Hanyi?” A Mu Bingyun le costó creerlo. Ella no podía ser criticada por tal reacción, ya que nadie aceptaría tal cambio de eventos. “El aliento del Dragón Astado definitivamente puede tomar la vida de Mu Hanyi con facilidad, pero ¿cómo podría una persona de su habilidad dejarse contaminar por el aliento en posesión de Yun Che?”

Mu Xuanyin entrecerró sus hermosos ojos. “Este mocoso tiene muchos secretos. Si incluso a ti te cuesta creer que Yun Che pueda matar a Mu Hanyi, no es de extrañar que una persona inteligente como él haya sido engañada fácilmente por Yun Che.”

Mu Bingyun. “…”

“Hah…” Mu Xuanyin suspiró lentamente. Había una leve expresión de queja en su rostro. “Yo estaba preocupada de que pudiera ser engañado y morir prematuramente a manos de Mu Hanyi, por lo que lo seguí encubiertamente para ayudar cuando fuese necesario. Sin embargo, resultó ser un viaje en vano. Pensé que esta experiencia sería una gran prueba para él, pero lo logró de una manera tan simple y directa que simplemente no puedo aceptarlo. Para aumentar un poco la dificultad de la prueba, me llevé el cadáver de Mu Hanyi, esperando divertirme viéndolo entrar en pánico. ¿Quién hubiera pensado que sería capaz de manejarlo fácilmente?”

Mu Bingyun. “…”

Mu Xuanyin llevó sus manos ante su pecho curvilíneo y abultado, cuando dijo en un tono amargo. “Tenía plena confianza en matar a Mu Hanyi, pero aún llevaba consigo una Piedra de Imágenes Profundas. Este mocoso es… aún más siniestro que Mu Hanyi. Parece que el que escogí como discípulo es una estrella extremadamente ominosa.”

“¿Piedra de Imágenes Profundas? ¿Quieres decir que Yun Che usó la Piedra de Imágenes Profundas contra el desenmascarado Mu Hanyi antes de matarlo? Pero, ¿no es imposible para Mu Hanyi ser incapaz de sentir el aura de la formación profunda cuando se activa la piedra? ¿Podría ser que estaba tan seguro de terminar con la vida de Yun Che que no se preocupó por ello?” Mu Bingyun se sintió sorprendida.

“Por supuesto que no. Ese mocoso tiene un arte profundo especial para ocultar auras. No solo el aura de la Piedra de Imágenes Profundas, sino que también puede ocultar su propia aura, de tal manera, que incluso yo la encuentro impactante. En su camino de regreso al palacio imperial después de matar a Mu Hanyi en la tesorería, nadie fue capaz de sentir que pasaba por delante de ellos.”

“¿Hay un método tan profundo?”

“Es por eso que dije que este mocoso tiene muchos secretos. Si no fuera por el hecho de que seguí silenciosamente detrás de ellos, ni siquiera yo conocería las muchas cosas extrañas que ha mantenido ocultas.”

Sus cejas se movieron ligeramente hacia arriba al pensar en el extraño resplandor que Yun Che había formado fusionando el hielo y las llamas.

“… Es sabio no exponer fácilmente las cartas ocultas de uno. Hermana Mayor, no deberías culparlo por esconderlas de ti.” Dijo Mu Bingyun en un tono ligero.

“Ten en mente no decirle a nadie que lo acompañé al Imperio del Viento Helado. Hablando de eso, él ya ha adivinado que alguien de la secta lo estaba siguiendo. Pero no importa cuán astuto sea, es imposible que sospeche de mí.”

Mu Xuanyin bajó sus brazos. Su cuerpo de hada se dio vuelta mientras miraba hacia el norte. “Deberían estar llegando aquí en cualquier momento. Bingyun, después de ver las cosas que él posee en el Imperio del Viento Helado, estoy pensando en cambiar mi plan inicial. Desde mañana en adelante, le daré entrenamiento personal.”

Mu Bingyun se sobresaltó. Poco después, ella respondió con una mirada de sorpresa. “Quieres decir… Pero recuerdo que nunca has entrenado a tus discípulos directos en el pasado.”

“Hay muchas cosas extraordinarias en su poder, mucho más que solo la herencia de la Perla del Veneno Celestial y el Dios Maligno.” La voz de Mu Xuanyin se fue apagando poco a poco. “Cuantos más secretos uno posee, más fácil se vuelve perder la vida. Debe aumentar su fuerza lo antes posible.”

Mu Bingyun estaba a punto de responder cuando repentinamente descubrió el leve cambio en los ojos de Mu Xuanyin y de inmediato se giró para mirar hacia atrás… Al siguiente momento, un resonante grito resonó por todo el cielo.

“El Enviado del Reino del Dios de la Luna, pide ver al Rey del Reino de la Canción de Nieve…”

La voz fue como un trueno repentino. En un instante, atravesó toda la Región del Fénix de Hielo. Las bestias profundas en el cielo estaban tan asustadas que comenzaron a rugir y a chillar desordenadamente.

“¿Reino del Dios de la Luna?”

Una mirada dudosa apareció en las caras de Mu Xuanyin y Mu Bingyun. Todas las personas en el Reino del Fénix de Hielo parecían sorprendidas mientras contemplaban el cielo en blanco. No podían creer lo que oían.

El Reino del Dios de la Luna, uno de los cuatro Grandes Reinos Rey de la Región Divina Oriental, era un reino por encima de los reinos estelares superiores. ¡Es el Reino Rey que gobierna la totalidad de la Región Divina Oriental!

¿Por qué el Reino del Dios de la Luna, un poderoso Reino Rey… enviaría a su enviado para visitar el Reino de la Canción de Nieve, un mero reino estelar intermedio?

Era un evento sin precedentes en la historia del Reino de la Canción de Nieve.

“¿Gente del Reino del Dios de la Luna? Muchas cosas extrañas han estado sucediendo últimamente.”

Incluso si solo era un enviado de un Reino Rey, el aura que emanaba de él todavía era aterrador e inigualable. El aura contenía la altivez de un ser de un Reino Rey, pero aun así no había hostilidad. A pesar de sentirse extraña, Mu Xuanyin se quedó quieta. “Bingyun, ve a ver para qué está aquí.”

Mu Bingyun asintió levemente antes de volar hacia los cielos. Su figura helada llegó muy lejos en un abrir y cerrar de ojos.

Después del corto período de cien respiraciones, el aura del enviado del Reino del Dios de la Luna se hizo más y más distante. Mu Bingyun regresó al lado de Mu Xuanyin, viajando a través del frío viento. En su mano había un jade negro con una luna llena tallada en él.

El sentido espiritual de Mu Xuanyin se apoderó de él. “¿Una tarjeta de invitación? ¿Oh? ¿Gran matrimonio del Rey del Reino del Dios de la Luna? ¡Qué extraño! ¿Cómo podríamos nosotros, un reino estelar intermedio, recibir una invitación al gran matrimonio del distinguido Rey del Reino de un Reino Rey?

“¿Podría ser debido a que la Hermana Mayor es una practicante del Reino Maestro Divino y todo el mundo sabe de ti en la Región Divina Oriental, que te invitaron especialmente?” Preguntó Mu Bingyun.

Mu Xuanyin reflexionó por un momento, pero finalmente negó con la cabeza. “No recibí ninguna invitación hace treinta años, cuando llegué a ese reino.”

Mu Bingyun. “…”

“Es bastante probable que no solo nosotros, sino todos los reinos estelares intermedios reciban la invitación. Si mi especulación es correcta, entonces podría haber una sola razón detrás de la invitación.”

Mu Bingyun pensó por un momento antes de asentir ligeramente. Ella dijo de acuerdo a las palabras de Mu Xuanyin: “Ciertamente, esa podría ser la única posibilidad.”

Mu Xuanyin tomó el jade negro en la mano de Mu Bingyun. “Todavía quedan veintisiete meses hasta la Convención del Dios Profundo, que se llevará a cabo por un período de alrededor de tres meses. Dado que el gran matrimonio de Rey del Reino del Dios de la Luna está planeado para llevarse a cabo justo después de treinta meses, es bastante conveniente asistir a él en ese momento.”

Afuera, una barca de hielo se aproximaba a ellas a gran velocidad, emitiendo silbidos mientras viajaba por el cielo. Muy pronto, la voz emocionada de Mu Xiaolan pudo escucharse desde la distancia. “¡Maestra, he regresado!”

“Sigh, solo mira lo malcriada que está tu Xiaolan’er. Ella no tiene idea de cómo mostrar respeto. Ese mocoso mío ni siquiera se atreve a levantar la cabeza ante mí sin obtener permiso.”

Mu Xuanyin le dedicó una sonrisa cautivadora mientras acariciaba suavemente la cara de Mu Bingyun en su pecho. “Mi Hermana Menor, no te olvides de mí, ¿de acuerdo?”

Mientras su encantadora voz reverberaba en los oídos de la otra parte, la figura de Mu Xuanyin desapareció, similar a la niebla que se disipaba bajo la cálida luz del sol.

Yun Che vio a Mu Xuanyin de pie justo frente al Salón Sagrado cuando regresaba al lugar. Todavía poseía la frialdad y la dignidad que incluso podrían sofocar el cielo y la tierra, pero la magnificencia de su belleza extraordinariamente soberbia era suficiente para causar incluso que la región de nieve ilimitada perdiera su brillo.

Yun Che rápidamente se acercó a ella y se arrodilló. “Discípulo Yun Che le rinde respeto a la Maestra… Afortunadamente, la tarea se ha llevado a cabo y el Cuerno de Qilin se ha traído sin problemas.”

El rostro de Mu Xuanyin estaba cubierto de frialdad, simplemente no había expresión en él. Ella dijo fríamente. “¿Escuché que no solo obtuviste el Cuerno de Qilin, sino que también mataste a Mu Hanyi?”

Su voz claramente tenía un tono duro y frío. Por lo general, los latidos del corazón de Yun Che habrían aumentado seguramente debido al miedo, pero en este momento no se veía ningún miedo en su cara. Asintió con la cabeza inmediatamente en reconocimiento. “Sí.”

Sin embargo, él no explicó por qué mató a Mu Hanyi y en cambio dijo repentinamente: “Discípulo está extremadamente agradecido de la Maestra por viajar con él a fin de mantener al discípulo a salvo del peligro. Discípulo definitivamente será más obediente con la Maestra a partir de ahora.”

“…” Los ojos de Mu Xuanyin lentamente se volvieron sombríos. “¿Viajé contigo? ¡¿Qué tipo de broma es esa?!”

“Acerca de eso…” Yun Che levantó la cabeza y miró de reojo su brazo derecho sin mangas. Dijo con una extraña expresión en sus ojos: “En el viaje de regreso a la secta, este discípulo repentinamente recordó un asunto. La túnica de Fénix de Hielo que el Discípulo está usando en este momento, fue otorgada personalmente por la Maestra, teniendo el mismo patrón de Fénix de Hielo que la túnica usada por la Maestra. Por lo tanto, incluso el Anciano Huanzhi, el Anciano de más alto rango en la secta, absolutamente no se atrevería a rasgar una manga con el patrón del Fénix de Hielo en ella. Sería una gran falta de respeto a la Maestra, después de todo. Por lo tanto…”

Una ráfaga de viento helado pasó junto a ellos con un débil silbido. Poco después, el silencio reinó en el lugar por un largo tiempo.

Mu Xuanyin se volteó y dijo con una voz lenta y fría: “Che’er, la Maestra nuevamente te enseñará una cosa ahora – ¡una persona realmente inteligente sabría cuándo fingir ser estúpida!”

La voz helada contenía un intento asesino desnudo y misterioso.

“Sí, el discípulo obedecerá cuidadosamente las enseñanzas de la Maestra.” Yun Che rápidamente asintió, luego dobló la mitad superior de su cuerpo. “Discípulo expresa su agradecimiento por la preocupación de la Maestra. La Maestra permitió que alguien protegiera en secreto al Discípulo, haciendo posible que la navegación fuera tranquila en su viaje.”

Mu Xuanyin. “~! @ # ¥% …”

Una vez más, varias ráfagas de viento pasaron volando, el silbido producido por ellas reveló espasmódicamente la extraña torpeza entre los dos. Todo el cuerpo de Mu Xuanyin rebosaba de frío mientras permanecía en silencio durante un largo tiempo. Después de mirar varias veces a la espalda de la persona ante sus ojos, Yun Che no pudo evitar decir: “Maestra, el Discípulo oyó esa transmisión de sonido justo después de llegar aquí… ¿Es esa persona realmente un enviado del Reino del Dios de la Luna?”

Al final, Mu Xuanyin se giró, pero sus ojos no lo miraban. Su mirada fría se centró en el horizonte. “Levántate.”

Yun Che prudentemente se puso de pie.

“Mira esto tú mismo.” Mu Xuanyin lanzó el jade negro dado por el enviado del Reino del Dios de la Luna a Yun Che.

Yun Che agarró el jade y su aura profunda barrió a través de él. “¿¡Rey del Reino… del Reino del Dios de la Luna!? Gran matrimonio… Treinta meses después…”

Yun Che levantó su cabeza. “Así que es una tarjeta de invitación y, de manera bastante inesperada, para el gran matrimonio del Rey del Reino del Dios de la Luna.”

El Rey del Reino del Dios de la Luna era un ser en la cima del Caos Primordial. Eran la existencia de más alto nivel en el universo ilimitado… Yun Che no tenía la menor idea de lo temible que sería esa persona.

El gran matrimonio de un Rey del Reino de un Reino Rey era indudablemente suficiente para causar sensación en toda la Región Divina Oriental. Podría considerarse un gran evento incluso en todo el Reino Divino. Pero, ¿no era un poco exagerado invitar a personas de un reino estelar intermedio al matrimonio del Rey del Reino de un Reino Rey?

Aunque Yun Che estaba pensando así en su corazón, obviamente no era tan tonto como para expresar sus pensamientos.

“¿No estás pensando que por qué la gente de un reino estelar intermedio sería invitada al gran matrimonio de un distinguido Rey del Reino de uno de los Reino Rey?”

Yun Che asintió antes de sacudir su cabeza rápidamente. “No, no, Discípulo absolutamente no tiene tales pensamientos. A pesar de que es un Reino Rey, dado el poder de la Maestra, no es ninguna sorpresa que hayamos recibido la invitación.”

“¿Quieres oír hablar de un escándalo?” Mu Xuanyin entrecerró los ojos. “Un escándalo relacionado con el Rey del Reino del Dios de la Luna.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s