Invincible – Capítulo 232 – ¡¿No eras un Xiantian de Tercer Orden?!

Mirando la versión mejorada del Divino Monte Xumi, Huang Xiaolong no podía evitar imaginar, si todos los Tesoros Celestiales de la lista se combinaran con el Divino Monte Xumi, ¡¿hasta qué punto fortalecería los poderes mágicos de esta pequeña montaña dorada?!

Entonces, Huang Xiaolong agitó la cabeza, esto era muy improbable, incluso para él.

Treinta y dos Tesoros Celestiales fueron esparcidos por todas partes, las posibilidades de reunirlos a todos eran casi nulas. Algunos de estos Tesoros Celestiales podrían ni siquiera estar en el Mundo del Espíritu Marcial. Además, había posibilidades de que algunos de estos Tesoros Celestiales ya estuvieran dominados por otros. Si él podía encontrarlos, otros también.

Enfocando sus pensamientos, Huang Xiaolong absorbió el ‘nuevo’ Monte Xumi en su cuerpo y dejó el área del bosque con un parpadeo.

Momentos después de que Huang Xiaolong desapareció, dos siluetas llegaron, atravesando el viento a una velocidad alarmante.

“¡Qué raro, estoy seguro de haber sentido las fluctuaciones de un tesoro desde aquí!”

“¿Podría alguien más haberlo hecho antes que nosotros?”

“¡Vamos, sigue buscando!”

Después de salir del denso bosque, Huang Xiaolong voló hacia el sur. Una hora después, se detuvo. Al llegar a la Ciudad Mercantil de la Delegación Norte, recordó el incidente cuando estaba recibiendo el ritual de santificación de la energía budista del Altar del Buda Bendito, la simple aguja venenosa con la que Chen Dingyuan lo emboscó. Un destello escalofriante recorrió sus ojos mientras caminaba hacia la Ciudad Mercantil de la Delegación Norte y preguntaba por la ubicación de la Mansión Chen.

En uno de los pequeños patios del lado norte de la Mansión Chen.

Chen Dingyuan descansaba tranquilamente en el salón principal del patio mientras escuchaba a su subordinado, Han Fei, darle un informe sobre la Reunión del Pináculo de las familias, que se realizaba anualmente.

Cada año, la generación más joven de la Familia Chen luchaba por clasificarse en un intento de arrebatarles el título de ‘Familia Pináculo’.

Joven Maestro, con su talento y habilidad, este año el título de Familia Pináculo sólo podría ser suyo.” Han Fei se sintió halagado.

Chen Dingyuan se reía con seguridad. “¡Claro que ganaré el primer lugar en la Reunión del Pináculo de este año, después de eso, también ganaré el primer lugar en la Reunión de las Cuatro Familias!”

Han Fei se rió. “¡Es como dijo el Joven Maestro, que Luo Wuyi sería definitivamente derrotado por el Joven Maestro!”

Chen Dingyuan asintió atentamente al comentario de Han Fei, y como si recordara algo, dijo: “¿Está ese chico todavía dentro de la Caverna de Buda?”

“Sí, así es, Joven Maestro. Han pasado cinco meses, pero aún no ha salido.” Contestó Han Fei. “¡He enviado gente a vigilar la entrada, mientras ese chico salga y muestre su cara, informaré inmediatamente al Joven Maestro!”

Chen Dingyuan asintió de manera satisfactoria: “¡Una vez que ese niño salga, lo ‘presentaré’ con un recuerdo inolvidable!”

“Oh, ¿en serio?” Una voz fría sonó ante la declaración de Chen Dingyuan.

“¡¿Quién?!” La fría voz sonó demasiado repentinamente, tanto Chen Dingyuan como Han Fei fueron pillados desprevenidos.

Ante las dos caras sorprendidas, una silueta emergió lentamente del vacío de arriba.

“¡Tú!” La cara de su invitado hizo exclamar al unísono a Chen Dingyuan y a Han Fei.

El huésped no invitado no era otro que Huang Xiaolong.

Los ojos de Huang Xiaolong estaban helados al caer sobre Chen Dingyuan: “Así es, soy yo.”

Después de un shock momentáneo, Chen Dingyuan se rió a carcajadas: “¡Mocoso, te atreviste a entrar en los patios de mi Mansión Chen! La última vez que un Xiantian de la etapa tardía del Décimo Orden intentó hacerlo, ¿quieres saber cuál fue su final? ¡Murió sin un cadáver para ser enterrado! Francamente, realmente admiro tu valor y tu estupidez.” Al terminar su discurso, Chen Dingyuan lentamente se levantó de su asiento, acercándose a Huang Xiaolong. Al mismo tiempo, Chen Dingyuan miró a Han Fei, quien asintió con la cabeza en comprensión, y en un desenfoque bloqueó la ruta de escape de Huang Xiaolong.

Aun así, Huang Xiaolong estaba tan tranquilo como el día.

Chen Dingyuan se detuvo a cinco metros de Huang Xiaolong, haciendo una mueca de desprecio antes de decir: “Basándome en el hecho de que te atreviste a entrar en mi Mansión Chen, te daré una oportunidad. ¡Si puedes recibir tres de mis golpes de palma, te dejaré ir, o sino, jeje…!”

“¡Una palma!” Dijo Huang Xiaolong.

“¿Una palma?” Chen Dingyuan estalló en otra carcajada después de una breve pausa: “Cierto, uno o tres golpes de palma es el mismo resultado para ti, porque un golpe mío es suficiente para lidiar contigo. Mocoso, ¿estás listo?”

Huang Xiaolong agitó la cabeza para aclarar: “¡Dije que sólo necesito una palma para lidiar contigo!”

“¡¿Qué?!” La cara de Chen Dingyuan se distorsionó ante la ira en un abrir y cerrar de ojos, un brillo cruel ardiendo en sus ojos: “Pequeño mocoso, fui tan amable de ser misericordioso, dándote una salida, pero desde que has hecho tu elección, entonces vete a morir.” Chen Dingyuan saltó en el aire, golpeando con un puño lleno de intención asesina en Huang Xiaolong.

Una enorme huella de puño atravesó el aire con un rastro de llama color lavanda, el espacio a su alrededor emitiendo ruidos chirriantes. Antes de que la primera huella llegara, una abrasadora oleada de calor estalló en dirección a Huang Xiaolong. Chen Dingyuan era un Xiantian en el pico de la etapa tardía del Tercer Orden, la fuerza de destrucción de un puñetazo no era ninguna broma.

Según el entendimiento de Chen Dingyuan, aunque Huang Xiaolong pasó por el ritual de santificación en el Altar del Buda Bendito y logró abrirse paso hasta el Tercer Orden Xiantian, un mocoso como él estaba todavía lejos de estar calificado para ser su oponente. Por eso fue que Chen Dingyuan no utilizó a su Espíritu Marcial, ni su Transformación de Alma.

Huang Xiaolong observó con indiferencia cómo el ataque de Chen Dingyuan se dirigía hacia él, y luego, con un movimiento de su mano, señaló con el dedo. Solo una simple puñalada con los dedos, una poderosa huella dactilar salió disparada a través del espacio, envolviendo la tierra como un furioso tsunami.

Dentro de la neblina gris oscuro y ondulante se escondían extrañas criaturas negras, chillando miserablemente, sacudiendo la mente de uno.

“¡Dedo del Alma Absoluta!”

Observando el gran impulso de la entrante niebla gris, acompañado por los chillidos estridentes de las extrañas criaturas negras, la cara de Chen Dingyuan se tensó. Volvió a saltar velozmente y gritó: “¡Vigor Vajra de la Extinción del Diablo!”

Chen Dingyuan estaba completamente envuelto en una membrana dorada que formaba una capa protectora de vigor qi.

Sin embargo, el ataque del Dedo del Alma Absoluta atravesó la capa protectora del Vigor Vajra de la Extinción del Diablo como si no fuera nada, penetrando a través del pecho de la persona y saliendo por la espalda. Luego hizo un agujero a través de la pared de la estructura.

¡Puf!

El cuerpo de Chen Dingyuan fue arrojado del impacto, chocando fuertemente mientras la sangre salía incontrolablemente de su boca.

“¡Joven Maestro!” Han Fei, quien fue señalado para bloquear la ruta de escape de Huang Xiaolong, vio la escena suceder en un abrir y cerrar de ojos. Cuando Chen Dingyuan fue enviado a volar, gritó con asombro y corrió al lado de su Joven Maestro.

Sobre la herida del pecho de Chen Dingyuan, circulaba un aire gris oscuro, emitiendo gritos estridentes, carne ensangrentada y una cara más pálida que una sábana blanca.

“¡Tú, tú no eres una Xiantian de Tercer Orden!” La voz que venía de la garganta de Chen Dingyuan era ronca mientras miraba con los ojos bien abiertos y sorprendido a Huang Xiaolong. No podía entender en absoluto, recordaba correctamente que cuando Huang Xiaolong estaba experimentando el ritual de santificación en la Plaza de las Mil Bendiciones, acababa de llegar al Tercer Orden Xiantian. ¡Cómo se convirtió en un Xiantian de Cuarto Orden ahora!

“¿Quién te dijo que soy un Xiantian de Tercer Orden?” Contestó Huang Xiaolong con una mueca de desprecio. Sin esperar, los Sables de Asura aparecieron en sus manos, y con un balanceo, una ominosa flor floreció en el aire, que desapareció en el momento siguiente de la misma manera fantasmal.

Chen Dingyuan gritó. Desde el centro de su frente, la sangre brotaba como una fuente de la marca de flor que allí había.

Chen Dingyuan se deslizó rígidamente hacia el suelo, los ojos abiertos por la falta de voluntad.

“¡Joven Maestro, Joven Maestro!” Han Fei gritó con temor, sacudiendo el cuerpo de Chen Dingyuan con temblorosas manos. Pero, no importaba lo duro que Han Fei lo sacudiera, no hubo respuesta de Chen Dingyuan.

En ese momento, Huang Xiaolong se acercó.

Han Fei giró asustado, mirando a Huang Xiaolong. En el siguiente instante gritó: “¡Alguien, hay un asesino!”

Aun así, no lo salvó. Justo cuando sus palabras terminaron, Huang Xiaolong señaló con el dedo, penetrando en su sien.

Después de tratar con Han Fei, Huang Xiaolong saltó hacia arriba, desapareciendo del lugar con el Ocultamiento Espacial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s