ATG – Capítulo 1030 – ¿Incriminado?

Las respuestas de los guardias causaron que la atmósfera se estancara una vez más cuando Feng Huita tristemente dijo: “Joven Yun, los guardias de este pequeño rey no pudieron protegerte bien, este pequeño rey es verdaderamente incapaz… sólo me pregunto ¿adónde fue el Joven Yun durante esta hora? No encontraste ningún peligro, ¿verdad?”

La voz de Feng Huita fue bastante cortés. Sin embargo, todos podían escuchar el dolor y el odio mezclados dentro. Estaba claro que Feng Huita ya había llegado a la conclusión de que la persona que había matado a Mu Hanyi era Yun Che. Como él había dicho antes, la única persona que podría hacer que Mu Hanyi abriera el pasaje secreto sin decirle a nadie más era Yun Che. Además, Yun Che había desaparecido misteriosamente solo una hora antes de que todo esto ocurriera.

Yun Che frunció el ceño, pero justo cuando estaba a punto de hablar, Mu Xiaolan dijo nerviosamente. “No… no hay forma. La relación entre Yun Che y el Hermano Mayor Hanyi era muy buena. Además, la fuerza profunda de Yun Che acaba de alcanzar el primer nivel del Reino del Origen Divino. No hay forma de que él haya podido matar al Hermano Mayor Hanyi. Todos ustedes… han incriminado verdaderamente a la persona equivocada.”

“Además… además…” La voz de Mu Xiaolan se calmó abruptamente. “Además, hace una hora, Yun Che… él… él… él estaba realmente… él estaba conmigo en mi habitación…”

Cuando Mu Xiaolan llegó al final de su declaración, su voz se volvió débil como un mosquito mientras bajaba profundamente su cabeza, sin atreverse a mirar a los ojos a los demás. Desde el punto de vista de todos, era solo la vergüenza de una chica… pero Yun Che sabía que era porque acababa de decir una mentira tan grande a pesar de que no era buena para mentir.

Sin embargo, la inocente Mu Xiaolan realmente lo había defendido en un momento tan crítico. Ella no había dudado en contar una mentira que echaba por la borda su pureza para protegerlo… ¡Su ‘cariñoso’ trato con ella todo este tiempo no se había desperdiciado!

Las palabras de Mu Xiaolan hicieron que todos se quedaran aturdidos de repente. En cuanto a Situ Xiongying, al principio se quedó atónito, pero luego, en sus ojos, aparecieron rastros de extrema alegría, ya que casi no pudo evitar saltar de alegría. Rápidamente caminó hacia adelante mientras decía con un poco de desconcierto. “Este… Emperador del Viento Helado, estimados invitados, con toda honestidad, el Joven Yun y mi hija, desde hace mucho tiempo… Ah, ambos son extremadamente apasionados el uno para el otro, y es por eso que los dos han decidido unirse. Sólo que mi hija es discípula del Palacio Fénix de Hielo. Su estatus no se puede comparar en absoluto con el del Joven Yun. Además, después de que el Gran Rey del Reino prometiera a la Hada Feixue al Joven Yun, se hizo aún más difícil para ellos hablar de este asunto. Pero… pero ahora es así, todo lo que no se podía decir se ha dicho. Antes, el Joven Yun estaba en la habitación de mi hija. Esto… espero que todos lo tomen en serio.”

Con su estatus de señor de una región independiente, Situ Xiongyang, naturalmente, no era tan inocente y tímido como Mu Xiaolan. El tono de su voz, su expresión e incluso la mirada en sus ojos eran extremadamente naturales, ya que usaba palabras perfectamente usadas en el orden correcto con la lógica correcta. De hecho, fue perfecto.

Cuando terminaron estas palabras, las expresiones de todos se volvieron ambiguas. Después de todo, la fuerza profunda de Yun Che estaba, de hecho, en el primer nivel del Reino del Origen Divino. Esto era algo que todos sabían. En cuanto a Mu Hanyi, él había estado en el quinto nivel del Reino de la Tribulación Divina. Aunque Yun Che se había convertido en el discípulo directo, fue solo por su increíble talento innato que superó a Mu Hanyi. Si los dos lucharan realmente, incluso si hubiera un centenar de él, todavía no sería rival para Mu Hanyi. Por lo tanto, cómo era posible que Yun Che hubiese matado a Mu Hanyi… y según las circunstancias, tendría que haberlo hecho por sí solo.

Como tal, les resultaba difícil creer la afirmación de Feng Huita de que Yun Che fue quien mató a Mu Hanyi. Para ellos, no era más que una salvaje especulación. Por el contrario, la explicación de Situ Xiongying fue mucho más razonable. Para empezar, muchos de ellos se habían preguntado por qué Yun Che, con su estatus increíblemente alto de discípulo directo, traería a una chica con él cuando visitaba el Imperio del Viento Helado. Para los dos estar en una relación tendría mucho sentido.

Ahora también tenía mucho más sentido por qué Yun Che no había dejado que otros lo siguieran cuando dejó el Palacio de la Doncella de Hielo una hora antes. Si este era el caso, su acción era realmente razonable.

“Entonces fue así. Señor de la Región Situ… ¡felicitaciones!” Exclamó una persona de mediana edad, quien estaba más cerca de Situ Xiongyang, con el rostro lleno de envidia. El hecho de que la hija de uno sea capaz de atrapar al discípulo directo del Gran Rey del Reino era realmente extraordinario… ¡era como si la virtud acumulada durante dieciocho generaciones de antepasados ​​hubiera llegado a buen término!

“Ah, no es nada, no es nada.” Situ Xiongyang agitó sus brazos apresuradamente, pero la expresión de su cara ya había florecido en una llena de alegría.

“Los dos son jóvenes después de todo, están en su mejor momento. Por lo tanto… es natural, es solo natural.” La persona que habló esta vez había hablado extremadamente severamente con Situ Xiongyang más temprano en el día, pero ahora, su voz contenía un poco de adulación.

“No me corresponde a mí dirigir a mi hija, no me corresponde a mí. Al final, aunque la crié, siempre será de otra persona. Olvídalo, dejémoslos hacer lo que quieran.” Una expresión de impotencia apareció en la cara de Situ Xiongyang.

“Mira, como te decía, ¿cómo es posible que alguien como el Señor Yun pueda hacer algo tan malvado? Creo que el ladrón todavía tiene que escapar de la ciudad imperial. Deberíamos inmediatamente cerrar la ciudad y registrarla.”

La cabeza de Mu Xiaolan todavía estaba colgando en ese momento, mientras rasgaba y retorcía la ropa con sus dedos.

“¿Eh? ¡Hay algo en la mano del decimotercer príncipe!”

El Anciano Yan, que todavía estaba observando el cadáver de Mu Hanyi, repentinamente frunció las cejas mientras recogía rápidamente la mano izquierda de Mu Hanyi. Agarrado entre los cinco dedos completamente deformados, había una pequeña pieza de seda blanca.

El Anciano Yan recuperó cuidadosamente la pequeña pieza de seda de los dedos de Mu Hanyi.

Era aproximadamente tres pulgadas, y estaba bordado con una imagen exquisita de un Fénix de Hielo. Por la rotura en el borde inferior, estaba claro que había sido arrancado con fuerza, y por el color, no había sido arrancado hace mucho tiempo.

Al ver esta pieza de seda, la mirada de Yun Che se movió mientras miraba rápidamente a su mano derecha.

“Esto es… parte de la manga del uniforme de la Secta del Divino Fénix de Hielo. ¡Además, está claro que acaba de ser arrancada!”

Cuando el Anciano Yan terminó de hablar, su mirada se volvió, al igual que la de los demás, e inconscientemente miró a Yun Che… Momentos después, las pupilas de todos se contrajeron simultáneamente, como si hubieran sido perforadas por finas agujas.

La manga de seda color nieve cubriendo su brazo izquierdo estaba bien, pero sobre su brazo derecho… no había una manga presente. De hecho, solo había un rasgón.

“! @ # ¥% …” Infinitas maldiciones pasaron por la mente de Yun Che.

Tan pronto como vio la manga, se dio cuenta de que realmente era suya… sin embargo, Mu Hanyi no la había arrancado del todo. Se hizo evidente que alguien más había logrado arrancársela de su cuerpo… ¡y lo habían hecho sin ser detectado!

¡Esto fue cientos de veces más difícil que matarlo en silencio!

Los latidos del corazón de Yun Che comenzaron a volverse más rápidos mientras absorbía una bocanada de aire frío a través de sus dientes.

Estaba claro que la persona que había logrado sacar silenciosamente el cadáver de Mu Hanyi justo debajo de su nariz era la misma persona que le arrancó la manga de seda sobre su brazo derecho… ¿Quién era esta persona aterradora que se escondía entre las sombras? Y, ¿por qué había hecho esto?

Para que el cadáver de Mu Hanyi fuera descubierto tan rápidamente, de modo que la sospecha de todos estuviera dirigida hacia él, y luego usar la manga como evidencia irrefutable, estaba claro que la persona deseaba ‘incriminarlo’. Sin embargo, si la persona realmente quisiera dañarlo, entonces ya habría tomado su vida con su poder aterrador que le hacía estremecerse. Habría estado más muerto que muerto sin dejar rastro alguno… así que, ¿por qué se habrían tomado tantas molestias?

La manga sostenida dentro de la mano de Mu Hanyi y la rasgadura en la ropa de color nieve de Yun Che hizo que todo el patio se silenciara abruptamente cuando todos hicieron la clara conexión. Nadie se atrevió a hablar. En cuanto a Situ Xiongyang, que había estado tan lleno de alegría, su rostro se puso rígido inmediatamente. Las pupilas de Mu Xiaolan se expandieron mientras miraba hacia adelante y caía en un estado de shock y pánico.

Joven Yun…” Feng Huita recuperó el trozo de tela del Anciano Yan, sus manos y su voz temblaron violentamente cuando dijo: “Eres el discípulo directo de un Gran Rey del Reino. Tu estatus es extremadamente respetado y sin precedentes. Mi Viento Helado te ve como un invitado de honor y no se ha atrevido ni siquiera a descuidarte levemente en tu tratamiento. Hanyi te trató aún más respetuosamente, y cuando hablaba de ti, siempre estaba lleno de elogios…”

“¡¿Dónde te ha ofendido mi Viento Helado?! ¿Qué tipo de error imperdonable hizo mi Hanyi? ¡¡Para que lo mates tan decisivamente!!”

Al principio, la voz de Feng Huita todavía estaba bastante contenida, pero hacia el final, no pudo evitarlo cuando comenzó a gritar roncamente.

Cuando estaba tranquilo, naturalmente no se atrevió a actuar tan irrespetuosamente hacia Yun Che… pero ante la muerte de su hijo más querido y la desaparición de la reliquia de su país justo bajo sus narices, había perdido por completo su razón.

De hecho, no era completamente imposible que él, en su estado actual de furia, dolor y depresión, intentara directamente matar a Yun Che. Aunque las consecuencias de tal acción serían increíblemente trágicas y probablemente resultarían en la destrucción completa del Imperio del Viento Helado, él todavía podría morir como un padre feliz.

Si Feng Huita perdiera realmente el control por enojo y eligiera la última opción, entonces es probable que los invitados presentes en el patio también resultasen implicados. Esto causó que muchas de las personas presentes sintieran miedo. Situ Xiongyang se adelantó apresuradamente mientras decía. “¡Emperador del Viento Helado, por favor cálmate primero! Hay muchos defectos en esta historia. No olvides que es imposible que el Joven Yun mate al Príncipe Hanyi con su fuerza actual. En cuanto a la manga, si fue arrancada, ¿cómo podría el propio Joven Yun no darse cuenta? Además, si el Príncipe Hanyi tenía la fuerza para arrancarle la manga, ¿por qué no intentó gritar pidiendo ayuda? Además, es solo la manga del brazo derecho, y…”

“¡¡Cállate!!”

La voz de Situ Xiongyang fue interrumpida por un rugido extremadamente ronco cuando una expresión increíblemente terrorífica y feroz apareció en la cara de Feng Huita. “¿¡Solo porque es el discípulo directo del Gran Rey del Reino, puede matar a quien quiera!? ¿¡Solo por su estatus, todos ustedes están dispuestos a renunciar a las morales y leyes más básicas!?”

El estado aterrador de Feng Huita hizo que Situ Xiongyang retrocediera rápidamente y no se atreviera a decir una palabra más.

“Está bien, ya no es necesario que me defienda.” Ahora que el asunto había llegado a este punto, Yun Che realmente se había calmado cuando dijo indiferentemente: “Confieso generosamente. ¡Mu Hanyi fue realmente asesinado por mí!”

Sus palabras sorprendieron a todos cuando aparecieron expresiones atónitas en las caras de todos. Incluso con la evidencia irrefutable, todavía era un asunto completamente diferente para él confesarse personalmente.

Yun Che…” Feng Huita dio un paso hacia adelante cuando extendió la mano con dedos temblorosos. “No somos tontos. Desde el principio, sentimos que algo andaba mal… era solo un asunto menor el cumpleaños de éste, ¿cómo podría calificar para que el Gran Rey del Reino le envíe sus felicitaciones? Así que… así que originalmente… ¡así que originalmente era para tomar la reliquia de mi Viento Helado!”

“Ja, jajajaja…” Feng Huita se rió entre dientes, pero sus carcajadas no eran de alegría, sino de tristeza. “Si el Gran Rey del Reino solo hubiera dicho esto, o si incluso tú lo hubieras dicho, entonces, a pesar de que es nuestra reliquia, nuestro país no se atrevería a no dárselo. No tendríamos la calificación para denegar la solicitud. Hanyi secretamente te llevó a la tesorería porque sabía que tendríamos los mismos pensamientos y tenía miedo de que nos avergonzáramos. Es por eso que lo hizo él mismo… ¡Pero tú! Recibiste la reliquia, pero ¿por qué tuviste que ir y matar a Hanyi? ¡Por qué!”

“¡Dale una razón a éste!”

“¡Una razón!”

“¡Padre Real!” Feng Hange se movió apresuradamente para sostener a su padre. Feng Huita estaba respirando extremadamente pesado, su cuerpo al borde del colapso. El aura que rodeaba su cuerpo se había vuelto increíblemente caótico. Si repentinamente atacara a Yun Che, nadie se sorprendería.

Yun Che… qué … ¿qué está pasando?” Mu Xiaolan estaba aterrorizada junto a Yun Che. Con el estatus de Yun Che, de hecho, era capaz de ir donde quisiera en el Reino de la Canción de Nieve. Pero en este momento, estaban aislados e impotentes en la base de operaciones del enemigo. Además, Feng Huita ya había perdido por completo el control de sus emociones.

En comparación con el Feng Huita completamente enloquecido, Yun Che estaba tranquilo mientras se burlaba. “¡Ya que tienes tantas ganas de saberlo, entonces te lo diré! Solo espero que una vez que lo sepas… ¡no te arrepientas de ello!”

One response to “ATG – Capítulo 1030 – ¿Incriminado?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s