ATG – Capítulo 1027 – 【Título al Final】

“¿Yo, loco?” Se rió burlonamente Mu Hanyi. “Eres aún más ingenuo de lo que había pensado. Todo lo que estoy haciendo es algo que una persona verdaderamente capaz necesita hacer. Incluso si mi Padre Real o mis Hermanos Reales murieran bajo la furia de la Maestra de la Secta, definitivamente me entenderían mientras viajan por el sendero de los Manantiales Amarillos. Después de todo, esto fue todo lo que me enseñó mi Padre Real.”

“Al mismo tiempo… ¡me obligaste a hacer todo esto por ti!”

La voz originalmente tranquila e indiferente de Mu Hanyi se volvió bruscamente aguda en este momento, mientras una expresión aterradoramente espeluznante y feroz aparecía en su rostro. En este lugar y tiempo, finalmente pudo despojarse completamente de todos sus semblantes sin ningún reparo. “¿Sabes cuánto he abandonado para convertirme en el discípulo directo de la Maestra de la Secta?”

“Tengo un talento innato que hace que todos me envidien, pero nunca me he atrevido a ser perezoso por ello. ¡De hecho, mientras que otros se cultivan de seis a ocho horas por día, yo cultivaría durante al menos dieciocho horas al día! ¡Y comencé esto cuando tenía cinco años! Todos los días, entrenaba hasta que me ponía negro y azul por templar mi cuerpo. ¡Ya he perdido la cuenta de cuántas veces casi me he congelado en el Manantial Invernal!”

“¡Después de ingresar a la Secta del Divino Fénix de Hielo más tarde, me volví aún menos atrevido a holgazanear! Aunque era un príncipe, me arrodillé miles y miles de veces delante de otros dentro de la secta para pedir enseñanzas. ¡Para ganar un lugar en los corazones de las personas, demostré favor incontables veces a aquellos intocables que podrían ser útiles para mí! Entonces, para obtener más esencia de sangre de Mu Yunzhi para espesar mi línea de sangre, incluso… ¡incluso estuve dispuesto a humillarme y convertirme en un juguete para ella en la cama!”

“! @ # ¥%…” Mientras Yun Che pensaba en la robusta Mu Yunzhi y su rostro masculino, sus ojos se abrieron de par en par y su boca cayó cuando una sensación abrumadoramente incómoda emergió en su estómago.

¡La ruta que Mu Hanyi había tomado para convertirse en el discípulo número uno de la Secta del Divino Fénix de Hielo no era realmente fácil!

La respiración de Mu Hanyi se hizo cada vez más pesada a medida que su expresión se volvía cada vez más sombría y horrible. Sus pupilas, llenas de rabia y furia, se movieron erráticamente al decir: “Ya lo había logrado… ¡mi éxito estaba cerca! ¡Estaba a punto de convertirme en el discípulo directo de la Maestra de la Secta, obteniendo un estatus distinguido y un futuro del que todos estarían celosos! La Maestra de la Secta me entregaría a Feixue, y mi patria subiría una vez más al pináculo. Debido a mi talento, mi sabiduría, mi esfuerzo y también mi prestigio, posiblemente también podría haber sido el sucesor del Gran Rey del Reino, gobernando sobre todo el Reino de la Canción de Nieve y convirtiéndome en una persona a la que todos tenían que inclinarse. Mi nombre se habría grabado para siempre en la historia del Reino de la Canción de Nieve, y habría alcanzado un estado de omnipotencia dentro de él. Hubiera sido capaz de matar a esa vieja perra de Mu Yunzhi utilizando los métodos más perversos sin ningún cuidado…”

Yun Che. “…”

“Todo había aparecido justo frente a mis ojos. Mientras siguiera trabajando duro, todo se habría vuelto mío. ¡No necesitarías morir, ni nadie más! ¡Pero tú… fuiste tú… quién lo arruinó todo!”

Oleadas de dolor, resentimiento y locura emanaron de Mu Hanyi mientras su voz se hacía ronca y retorcida. Como una bestia malvada, rugió. “Me has robado las recompensas por mi esfuerzo de toda la vida. ¡Te has llevado a Feixue, te has llevado todo!”

“Pero, afortunadamente, todo este asunto es solo una prueba que me dieron los cielos. No ha pasado mucho tiempo, sin embargo, una oportunidad para que yo pueda arrebatar todo me ha sido entregada directamente… ¡y es una oportunidad increíblemente perfecta!”

Las respiraciones de Mu Hanyi fueron irregulares mientras lentamente levantaba su palma cerrada hacia Yun Che. “¿Sabes lo perfecto que es esto? Tú, tú mismo echaste a tus guardias y nadie sabe a dónde te has ido o con quién te encuentras. En cuanto a mí, salí por un pasaje secreto dentro del palacio. Esto significa que nadie sabe que he dejado el palacio. Por lo tanto, todos creerán que durante los momentos críticos de tu muerte después de ‘irrumpir’ en la tesorería, yo estaba durmiendo tranquilamente en el palacio.”

“Incluso te ayudé a pensar en cómo entraste. Solo… tendré que sacrificar a mi pobre hermana real.”

“¡Tú!” Yun Che rechinó ferozmente sus dientes. Por las palabras de Mu Hanyi, estaba claro que después de matar a Yun Che y marcharse, enviaría una transmisión de sonido a Feng Hanjin y la llamaría, ¡antes de matarla también!

Debido a que la sangre de un miembro de la Familia Imperial del Viento Helado era necesaria para desbloquear la formación profunda del pasadizo secreto, Mu Hanyi quería que pareciera que Yun Che había matado a Feng Hanjin y luego había usado su sangre para entrar en la tesorería.

“Si me convierto en un Gran Rey del Reino en el futuro, ¿qué hay de malo en este pequeño sacrificio?”

Mu Hanyi caminó lentamente hacia adelante mientras una gélida luz azul rodeaba su mano. “Pregúntame cuánto te odio. Estos últimos días, he soñado con cortarte con miles de cuchillas. Pero ahora… siento que eres tan lamentable. Tienes todo lo que soñé, pero apenas medio mes después, estás a punto de perder todo, incluida tu vida. Heh, tus pérdidas superan tus ganancias.”

Más luz azul convergió rápidamente sobre la mano de Mu Hanyi y rápidamente alcanzó un nivel en el que podría tomar la vida de Yun Che de un solo golpe. Mu Hanyi estaba a solo diez pasos de él. “A decir verdad, todavía eres un tipo bastante inteligente. Constantemente pensé en matarte para arrebatártelo todo, pero hubo varias veces en las que me pregunté si era posible que nunca encontraría la oportunidad de matarte en toda mi vida. Nunca esperé que el cielo se compadecería de mí y me daría una oportunidad tan perfecta así de rápidamente.”

“Desde que llegaste al Imperio del Viento Helado, debes haber estado pensando amargamente cómo encontrar el paradero del Cuerno de Qilin, ¿verdad? En un momento como este, solo tenía que liderar un poco y naturalmente te pondrías eufórico. Después de todo, ¿cómo puedes dejar pasar esa oportunidad? Y así, obedientemente te trajiste a ti mismo aquí.”

“En tu próxima vida, harías bien en recordar una cosa. No seas tan impaciente al hacer las cosas. ¡Deberías usar tu cerebro un poco más!”

Yun Che. “…”

“Está bien, todo lo que debe decirse ha sido dicho. Puedes morir pacíficamente ahora.” Los cinco dedos de Mu Hanyi se abrieron lentamente mientras sus rasgos faciales se retorcían extremadamente. “No te sientas ansioso, no dejaré que mueras demasiado horriblemente. ¡De lo contrario, quizás no te veas lo suficientemente perfecto para mis planes después de que mueras!”

Las palabras de Mu Hanyi no habían caído cuando repentinamente se lanzó hacia adelante, sus cinco dedos con luz azul parpadeando entre ellos apuntaban directamente a la garganta de Yun Che.

El poder de un cultivador en la etapa intermedia del Reino de la Tribulación Divina, uno que superaba a Yun Che por dos reinos y medio completos, era indudablemente suficiente para matarlo, incluso si apenas lo golpeara.

Mientras Yun Che veía acercarse a Mu Hanyi, sintió el frío aura de la muerte. Sin embargo, un destello de luz brilló repentinamente a través de sus ojos mientras se tornaban volvieron increíblemente oscuros y fríos.

¡Sombra Rota del Dios de la Estrella!

¡¡¡Bang!!!

La palma y los dedos de Mu Hanyi rompieron instantáneamente la imagen residual de Yun Che y chocaron fuertemente contra la barrera. La barrera tembló ligeramente por la luz azul, pero no mostró signos de colapso. De hecho, ni una sola grieta apareció en la parte superior.

Como nunca había considerado que Yun Che podría esquivar su ataque, Mu Hanyi quedó claramente aturdido por un momento. Fue en ese momento cuando la imagen azul oscuro de un dragón brilló dentro de la barrera, seguido de un impactante rugido estremecedor que causó que toda el área temblara.

¡¡¡¡¡¡¡ROAR!!!!!!!

¡¡Dominio del Dios Dragón!!

El Dominio del Dios Dragón. Era un dominio aterrador que era el único método de Yun Che para reprimir enemigos que eran tres o más grandes reinos superiores a él. Olvídese de los cultivadores del Reino de la Tribulación Divina, incluso los cultivadores profundos del Reino del Espíritu Divino no serían capaces de resistirlo completamente.

Un poder inigualable que se originó a partir del alma verdadera del Dios Dragón hizo que Mu Hanyi sintiera como si su alma hubiera sido golpeada por un pesado martillo. Su visión repentinamente se volvió blanca cuando una sensación de debilidad y miedo sin precedentes rápidamente emergió en su corazón …

Y en este momento, Yun Che cargó hacia adelante como un rayo de luz, su mano izquierda se extendió mientras un resplandor verde brillaba en la palma de su mano. Un punto rojo aparentemente suave y fibroso, pero también líquido, voló desde la Perla del Veneno Celestial hacia la cara de Mu Hanyi. Tan pronto como el punto rojo colisionó con Mu Hanyi, inmediatamente entró a través de su piel y siete orificios en un frenesí, como si de repente hubiera ganado conciencia. En un abrir y cerrar de ojos, ya había desaparecido.

Quitando el Dominio del Dios Dragón, Yun Che volteó hacia atrás y luego aterrizó al otro lado de la barrera. Cuando aterrizó, su cuerpo se balanceó levemente mientras su visión se volvía borrosa – Para asegurar el éxito, había usado irrestrictamente la energía de su alma. Aunque el Dominio del Dios Dragón solo se había mantenido durante varias respiraciones, había consumido una gran cantidad de la energía de su alma.

Sin embargo, una sonrisa oscura e indiferente estaba presente en su rostro.

Las dos pupilas de Mu Hanyi se contrajeron rápidamente en miedo y conmoción. Acababa de darse la vuelta cuando de repente cayó de rodillas, expresiones de dolor extremo y pánico aparecieron repentinamente en su cara. Entonces, todo su cuerpo se desplomó en el suelo mientras comenzaba a rodar salvajemente y a convulsionarse. Empezó a gritar, su voz ronca y estridente mientras gritaba continuamente como si estuviera soportando los mayores dolores en el mundo.

“Ah… ah… ah ah… tú… tú… que has… has hecho… ah ah…”

“Es el aliento del dragón astado.” Respondió Yun Che fríamente.

“… ¡Uuugh!” Estas frías palabras causaron que las pupilas de Mu Hanyi se expandieran repentinamente varias veces más grandes a medida que los rastros de sangre escarlata se extendían abruptamente a través del blanco de sus ojos. Todos en la Secta del Divino Fénix de Hielo sabían que lo que casi había causado que Mu Bingyun perdiera la vida era el aliento del dragón astado. Su toxicidad era tan aterradora que incluso una potencia del Reino Soberano Divino como Mu Bingyun casi había muerto. ¿Cómo podría ser algo que Mu Hanyi pudiese soportar?

“No… no es posible… me estás mintiendo… ¡ESTÁS MINTIENDO!”

Como si innumerables demonios estuvieran invadiendo el alma de Mu Hanyi, sintió un dolor y un miedo extremo. Dejó salir otro ronco rugido y luego se abalanzó hacia Yun Che, pero justo cuando intentó hacer circular su energía profunda, la toxicidad del aliento del dragón astado estalló abruptamente y se volvió más intensa. Como si de repente le hubieran disparado en el corazón, cayó al suelo mientras rugía miserablemente. Todo su cuerpo se contrajo mientras rodaba por el suelo con un dolor extremo.

Su piel originalmente blanca se tornó rápidamente de un rojo apagado mientras el aura de energía profunda y vitalidad en su cuerpo se dispersaba rápidamente de su cuerpo como agua corriente.

La horrorosa toxicidad del aliento de un dragón astado estaba siendo claramente demostrada frente a los ojos de Yun Che.

Bajo la inmensa toxicidad del aliento del dragón astado, un cultivador profundo del Reino de la Tribulación Divina que una vez había sido el número uno entre los compañeros de su generación en el Reino de la Canción de Nieve, había sido reducido a un estado completamente impotente como si fuera una larva indefensa.

“Parece que la situación no se desarrolló como esperabas.”

Yun Che se acercó tranquila y lentamente, con los ojos indiferentes y desprovistos de misericordia, mientras decía: “Mu Hanyi, debo confesar que actuaste bastante bien. Solo sentí arrepentimiento y desprecio por ti mismo, y nunca sentí ningún odio ni aceptación hacia mí. Especialmente en el camino hacia el Imperio del Viento Helado, cuando ‘me expusiste el corazón y el alma’, hubo momentos en que casi creía que eras de mente abierta y capaz de aceptar todo con calma.”

“Tu capacidad para ocultar tus emociones es perfecta e inigualable. Incluso yo no puedo lograrlo.”

“Sin embargo, independientemente de cuán perfectamente te comportaste, no hay forma de que fuera inocente e ingenuo al creer que no guardabas odio hacia mí. Es aún más improbable que sea tan tonto como para venir a un lugar tan aislado y sin guardias cuando me invita alguien que me odia así.”

Yun Che se detuvo frente a Mu Hanyi y se inclinó ligeramente mientras decía burlonamente: “Parece que la persona impaciente no era yo, sino tú.”

“En tu próxima vida, harías bien en recordar una cosa. No seas tan impaciente al hacer las cosas. ¡Deberías usar tu cerebro un poco más!”

Las palabras que Mu Hanyi había usado para burlarse de Yun Che anteriormente le habían sido devueltas por completo.

“Tú… ah… ah…” Los ojos de Mu Hanyi se habían inyectado en sangre hasta el punto de parecer explotar. Sus luchas también se habían vuelto cada vez más y más débiles. Estaba tan dolorido que ya no podía decir nada.

“Este lugar es realmente increíblemente perfecto para matar a alguien, sin importar si me matas a mí o si yo te mato a ti.” Yun Che dijo fríamente: “Mu Hanyi, realmente escogiste un lugar perfecto para usar como tu tumba. ¡De lo contrario, tendría que usar más de mi cerebro y energía solo para encontrar una oportunidad y una razón para deshacerme de ti, una serpiente que podría morderme en cualquier momento!”

Título del Capítulo: Matando con Veneno

2 respuestas a “ATG – Capítulo 1027 – 【Título al Final】

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s