Invincible – Capítulo 230 – Practicando en el Divino Monte Xumi

Cuando la luz de la antigua formación sagrada desapareció, el salón del templo volvió a su calma anterior.

Huang Xiaolong se sentó en el trono, la sensación de ser uno con el Divino Monte Xumi inundándolo. ¡Él había tenido éxito en refinar el Divino Monte Xumi!

Inicialmente, Huang Xiaolong pensó que sería bastante problemático refinar la formación central del Divino Monte Xumi, al menos en el tiempo, podría tomar de diez días a medio mes. La facilidad fue una sorpresa para él.

Tal vez fue por el Altar del Buda Bendito. Un pensamiento repentinamente golpeó a Huang Xiaolong. Fue muy probablemente debido al ritual de santificación en la Plaza de las Mil Bendiciones que Huang Xiaolong pudo refinar el Divino Monte Xumi tan fácilmente, ya que tanto el Divino Monte Xumi como el Altar del Buda Bendito eran objetos relacionados con el budismo.

Mientras Huang Xiaolong estaba inmerso en estos pensamientos, un brillante pilar formado por el poder del budismo lo envolvió, transfiriendo recuerdos directamente a la conciencia de Huang Xiaolong.

¡Arte del Divino Xumi!

¡La habilidad de batalla más fuerte entre el cielo y la tierra!

De acuerdo con los recuerdos de herencia del Divino Monte Xumi, este Arte del Divino Xumi era una habilidad de batalla, y al mismo tiempo, una técnica de cultivo también.

Poco después, Huang Xiaolong se levantó del trono del salón del templo. Su pie golpeó el suelo, y con un balanceo, desapareció del salón del templo, entrando en una cámara secreta escondida en uno de los salones contiguos más pequeños. Dentro de esta cámara secreta había un pequeño estanque que contenía un líquido blanco nebuloso, emanando una tentadora fragancia que era suficiente para emborrachar a uno con euforia de un solo soplo, una gran sensación de comodidad se extendió hacia sus extremidades y su cuerpo.

¡Elixir de Buda Geocéntrico!

¡Una extraña maravilla nacida del cielo y la tierra, absorberla mejoraría el cultivo a la mitad del esfuerzo!

Huang Xiaolong se acercó al estanque con anticipación, mirando sin pestañear al fascinante Elixir de Buda Geocéntrico, la alegría loca haciendo latir su corazón. ¡El Elixir de Buda Geocéntrico en este pequeño estanque debería sumar más de mil gotas!

¡Tomando una gota cada día, sería suficiente para Huang Xiaolong durante tres o cuatro años de cultivo!

Huang Xiaolong juntó sus manos, separando una gota de Elixir de Buda Geocéntrico del estanque, llevándola directamente a su boca. Como un vino celestial que fluía de las copas de jade jaspe1, una exquisita fragancia agitó sus sentidos.

Huang Xiaolong no refinó la energía contenida en esa gota de Elixir de Buda Geocéntrico en el lugar, sino que regresó al amplio salón del templo donde estaba la formación central. Cuando Huang Xiaolong movió ambas manos, la Formación de Diez Budas en el centro estalló en una luz brillante, una energía budista ilimitada brotaba desde el vacío, separada por un número desconocido de dimensiones espaciales, envolviendo completamente a Huang Xiaolong.

Huang Xiaolong absorbió la energía del budismo que se derramaba del vacío, mientras que la gota del Elixir de Buda Geocéntrico se extendía y se mezclaba en los meridianos, el Mar de Qi y el dantian de Huang Xiaolong, fortaleciendo una y otra vez su físico.

Mientras Huang Xiaolong continuaba moviendo sus brazos, gradualmente, brazos ilusorios surgieron de su cuerpo. Al mismo tiempo, su cuerpo brillaba con la Luminiscencia de Buda como el legendario Buda de los Mil Brazos.

¡Esta era la habilidad heredada, el Arte del Divino Xumi!

Un día después, Huang Xiaolong pudo materializar más de sesenta brazos. Cuando estos brazos golpeaban, el viento silbaba en el espacio con una energía penetrante que producía una palpitación.

Le tomó a Huang Xiaolong una noche y un día refinar completamente la energía contenida en esa gota de Elixir de Buda Geocéntrico, solo entonces dejó de practicar.

Comprobando el resultado, Huang Xiaolong notó que había una mejora significativa en su cultivo de qi de batalla, y practicando en el núcleo de la Formación de Diez Budas con la energía budista vertiéndose interminablemente desde el vacío, su cuerpo físico fue templado todo el tiempo, incrementando una vez más su defensa física. Su cuerpo físico era más fuerte que el de un guerrero promedio. Con esta mejora, solo podría ser etiquetado como un raro monstruo.

Justo como la memoria heredada mostró, tragarse el Elixir de Buda Geocéntrico antes de practicar el Arte del Divino Xumi, duplicaba el resultado a la mitad del esfuerzo. Huang Xiaolong estaba encantado con el resultado hasta el momento.

Por el momento, podría proyectar una ilusión de más de sesenta brazos, lo que significaba que había completado el dominio básico de las habilidades. Una vez que el número de brazos alcanzaba los mil, era la etapa intermedia, y la última etapa, o la finalización mayor, sería cuando pudiera transformar estos mil brazos surrealistas en entidades reales y sólidas.

Sin embargo, de lo que la memoria mostraba, practicando hasta esa etapa era difícil.

¡Si Huang Xiaolong lograra alcanzar una finalización mayor, podría dividir su cuerpo en mil avatares de Buda! No solo eso, cada uno de estos mil avatares de Buda sería una existencia real, como si hubiera mil Huang Xiaolong.

El Arte del Divino Xumi fue aclamado como la habilidad de batalla más fuerte entre el cielo y la tierra, este era su punto más aterrador. Imagina, tener mil avatares y cada avatar tiene mil brazos para atacar, ¿quién podría defenderse?

¡Esto era similar a mil Huang Xiaolong lanzando un millón de ataques en un instante!

Además, mientras Huang Xiaolong practicara el Arte del Divino Xumi hasta su finalización mayor, su físico natural tomaría las características más categóricas, pero flexibles, conocidas como el Físico del Buda Dorado, donde nunca sufriría daños ni siquiera por los ataques más dañinos. En ese momento, para matar a Huang Xiaolong, solo habría un método: ¡atacar y destruir el alma de Huang Xiaolong!

Huang Xiaolong exhaló su qi sucio a través de su boca.

¡Arte del Divino Xumi!

Un enigmático aire de grandeza brotó de Huang Xiaolong. Una luz brilló en sus ojos, mostrando un filo agudo.

¡Templo de las Deidades, Ao Baixue, Yao Fei, Li Molin! ¡Llegará un día en que pisotearé a cada uno de ustedes bajo mis pies, matándolos uno por uno!

Después de un rato, Huang Xiaolong se calmó. Una vez más movió sus manos, juntando qi de batalla en sus palmas para activar la formación central. Desde el exterior, la montaña dorada en el centro del Mar del Sufrimiento se estremeció vigorosamente y salió volando del Mar del Sufrimiento, rompió el vacío y desapareció. Cuando apareció nuevamente, estaba fuera de la Caverna de Buda, sobre el yermo desierto en una determinada ubicación del Imperio del Buda Bendito.

Este era uno de los poderes del Divino Monte Xumi, Huang Xiaolong podía controlar el vuelo del Divino Monte Xumi a través de la formación central, pero su principal ventaja era su capacidad para penetrar en el espacio.

Aparte de eso, la formación central también controlaba el Divino Monte Xumi para atacar.

De acuerdo con la memoria heredada, el Divino Monte Xumi fue creado completamente a partir de materiales provenientes del Mundo de Buda, la Losa Divina Dorada Suave. Durante el proceso de refinamiento, diez mil gotas de sangre dorada de diez mil antiguos Budas se fundieron en él, inflexibles pero suaves. Era poco probable que algo existiera en el Mundo Espíritu Marcial que pudiera hacerle un arañazo al cuerpo del Divino Monte Xumi.

¡Ni siquiera un maestro del Reino de Dios podría hacerle una mella!

Después de desgarrar el vacío, el Divino Monte Xumi flotaba en lo alto del cielo, probablemente varios miles de zhang arriba, su gran masa borrando el sol. Huang Xiaolong solo podía imaginar cómo sería usar el Divino Monte Xumi para atacar.

Una montaña normal tan grande como esta era lo suficientemente aterradora, además, este era el Divino Monte Xumi.

“¡Pequeño, más pequeño, más pequeño, más!” Huang Xiaolong controlaba la formación central, reduciendo el tamaño del Divino Monte Xumi continuamente, hasta que la montaña de varios miles de zhang terminaron del tamaño de una palma al final!

“¡Todavía más pequeño!” Continuó reduciéndose al tamaño de un grano de arena.

Cuando eso sucedió, Huang Xiaolong eligió una dirección y controló el Divino Monte Xumi, volando hacia el denso bosque a cierta distancia. Aunque él había encontrado el Divino Monte Xumi, no tenía prisa por regresar al Imperio Duanren. ¡Primero, quería cultivar en paz y romper al Cuarto Orden Xiantian antes de decidir cualquier otra cosa!

El Cuarto Orden Xiantian era una línea divisoria. Una vez que Huang Xiaolong lo cruzara, sería un Guerrero Xiantian de nivel intermedio, su fuerza experimentaría una poderosa mejora.

Más de una hora después, Huang Xiaolong se detuvo sobre una región de bosque montañoso. Él controló al Divino Monte Xumi para que aterrizara en el suelo, mezclándose con el entorno de arena y tierra, extremadamente bien escondido.

Luego fue a la sala lateral contigua, se tragó una gota de Elixir de Buda Geocéntrico y regresó al salón del templo para practicar el Arte del Divino Xumi en la Formación Central de los Diez Budas.

 Notas:

1Jaspe es una piedra silícea de grano fino, opaca, que generalmente forma vetas de diversos colores; es apreciada en joyería y como material ornamental.

2 thoughts on “Invincible – Capítulo 230 – Practicando en el Divino Monte Xumi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s