ATG – Capítulo 1021 – La Fiesta de Cumpleaños del Emperador

Como el Imperio del Viento Helado llevaba el título de ‘imperio’, naturalmente poseía considerable poder nacional. Su territorio era incluso más grande que todo el Continente Profundo Cielo, y era públicamente reconocido como el segundo país más fuerte en el norte del Reino de la Canción de Nieve, junto al Imperio de la Amatista Sagrada que estaba en la frontera norte.

Además, debido a que los dos países estaban en las fronteras, ocasionalmente tendrían fricciones entre ellos, pero el Imperio de la Amatista Sagrada era definitivamente la facción más fuerte.

Sin embargo, Mu Hanyi apareció en el Imperio del Viento Helado, y cuando circularon los rumores de que Mu Hanyi era el candidato más probable para convertirse en el próximo discípulo directo del Rey del Reino, el Imperio de la Amatista Sagrada ya no se atrevía a actuar arrogantemente frente al Imperio del Viento Helado. Además, cada año, por su propia voluntad, incluso enviarían a un enviado para cruzar millones de kilómetros y ofrecer un regalo al Imperio del Viento Helado.

Debido a esto, aunque el poder nacional del Imperio del Viento Helado era más débil que el del Imperio de la Amatista Sagrada, en los últimos años, hubo una leve tendencia de que pronto se convertiría en el país más fuerte del norte. Y, si Mu Hanyi realmente se convertía en el discípulo directo del Rey del Reino, entonces convertirse en el país número uno en el Reino de la Canción de Nieve debido a la fama de su país no era más que algo natural.

El gran salón estaba lleno de gente. Los primeros mil años del Emperador del Viento Helado era un asunto considerablemente grande. Las personas que estaban sentadas en el salón eran todas figuras autorizadas del Viento Helado, figuras poderosas que seguían el camino profundo, junto con enviados de varios países.

En el momento en que uno ingresaba al gran salón, la persona más llamativa era un joven vestido completamente de púrpura. Estaba sentado en los altos asientos con una sonrisa vaga, llevando un comportamiento extravagante con el que parecía haber nacido. Al ver a Feng Huita y Feng Hange, que abandonaron sus asientos antes, regresando con la Familia Situ, Mu Hanyi y Yun Che, su mirada rápida y meticulosamente recorrió a cada uno de ellos. Después de eso, lentamente se levantó con una cara que mostraba una sonrisa traviesa y débil.

“¿Oh? ¿No es este el Señor de la Región Situ? Hace mucho que escuché que su hija poseía un talento extraordinario, y fue admitida en el Palacio Fénix de Hielo cuando era apenas una adolescente, y había sido admitida como la discípula de la Hada Bingyun. Un logro realmente digno de felicitaciones.”

En el momento en que vio a este joven vestido de púrpura, Situ Xiongying estaba claramente aturdido, mientras gritaba involuntariamente. “¡E-el Príncipe Heredero de la Amatista Sagrada!”

¡Este joven vestido de púrpura era en realidad el actual Príncipe Heredero del Imperio de la Amatista Sagrada!

Los primeros mil años del Emperador del Viento Helado no eran un asunto insignificante en el Imperio del Viento Helado, pero cuando se trataba de otros países, enviar a un enviado para pagar el tributo era todo lo que era necesario. Sin embargo, desde el Imperio de la Amatista Sagrada, el país con el mayor poder nacional al norte del Reino de la Canción de Nieve, el príncipe heredero personalmente había hecho una visita. Su llegada era realmente un asunto exagerado, y no era de extrañar que Situ Xiongying estuviera tan estupefacto.

El Príncipe Heredero de la Amatista Sagrada sonrió levemente, su mirada se movió hacia Mu Hanyi. “Decimotercer Príncipe, ha pasado mucho tiempo. Han pasado siete años desde la última vez que nos vimos, y como era de esperarse, su conducta actual ha superado con creces la del pasado. Solo mirándole, puedo ver que su título de ser el número uno en la generación más joven del Reino de la Canción de Nieve no es solo un rumor vacío. Sin embargo, es realmente un poco desafortunado que no haya podido convertirse en el discípulo directo del Rey del Reino.”

“Además del Príncipe Hanyi, otros dos preciados invitados de la Secta del Divino Fénix de Hielo también están aquí. No es de extrañar que el Emperador del Viento Helado personalmente le diera la bienvenida. ¡Mis disculpas! Parece que la Secta del Divino Fénix de Hielo realmente valora mucho a su estimado país.”

El Príncipe Heredero de la Amatista Sagrada sonrió y sus palabras se llenaron de cortesía al exudar la actitud del príncipe heredero de un país. Sin embargo, ni una sola persona presente era una figura simple, entonces ¿cómo sería posible que no entendieran el significado detrás de sus palabras? Cada una de sus palabras contenía burla y un sarcasmo desgarrador.

Estaba ridiculizando al Emperador del Viento Helado por decir a menudo que Mu Hanyi pronto se convertiría en el discípulo directo del Rey del Reino. Sin embargo, al final, todo quedó en nada. Como tal, la disuasión hacia el Imperio de la Amatista Sagrada que había durado durante muchos años, naturalmente, había desaparecido sin dejar rastro de ese momento.

Sin mencionar que la frase ‘parece que la Secta del Divino Fénix de Hielo realmente valora mucho a su estimado país’, dejaba incluso más perfectamente claro el sarcasmo.

Además, antes, cuando el Emperador del Viento Helado Feng Huita recibió la transmisión de voz de Mu Hanyi, que declaraba que ‘venía con dos preciados invitados de la Secta del Divino Fénix de Hielo’, era como si hubiera escuchado una melodía celestial y la había anunciado en el lugar de la emoción, antes de llevar a algunas personas y salir personalmente del gran salón para darles la bienvenida. Este evento incluso había despertado la ansiedad, el entusiasmo y la envidia de los invitados en el gran salón… Después de todo, recibir felicitaciones personales de importantes figuras de la Secta del Divino Fénix de Hielo por un cumpleaños era definitivamente un gran honor.

Sin embargo, las dos personas vestidas con las túnicas de nieve de la Secta del Divino Fénix de Hielo junto a Mu Hanyi no solo eran extremadamente jóvenes, sino que sus fuerzas profundas también estaban en el Reino del Origen Divino. ¿Cómo podrían ser figuras importantes? Eran solo dos discípulos, y además, discípulos de un rango bajo.

Despachar discípulos que estaban lejos de ser comparables a Mu Hanyi para participar en la fiesta de cumpleaños… Esto fue simplemente despreocupado al punto de estar más allá de lo despreocupado. Era similar a no enviarlos en primer lugar.

La gente en el gran salón presenció personalmente a estos dos ‘estimados invitados de la Secta del Divino Fénix de Hielo’, y su entusiasmo y envidia instantáneamente se convirtieron en conmoción y desilusión. Además, algunos de los enviados y señores de otros países suspiraban interiormente e incluso se reían en secreto para sí mismos.

Cuando las noticias de que Mu Hanyi no se convirtió en el discípulo directo del Rey del Reino se extendieron, el poder nacional del Imperio del Viento Helado ya había empeorado enormemente. Además, en esta Celebración del Milésimo Cumpleaños del Emperador del Viento Helado, la Secta del Divino Fénix de Hielo había despachado a dos discípulos de bajo rango… Si esta noticia se extendiera también, el poder nacional del Imperio del Viento Helado caería indudablemente una vez más. Incluso había una posibilidad de que se convirtieran en un hazmerreír.

En los últimos años, debido a Mu Hanyi, el Imperio de la Amatista Sagrada se había reducido significativamente frente al Imperio del Viento Helado. Pero ahora, el Imperio de la Amatista Sagrada despachando al príncipe heredero, era muy probable para ser testigo del ridículo estado del Imperio del Viento Helado. A los ojos de la multitud, la ridiculización que hizo antes fue más que una simple falta de escrúpulos.

Mu Hanyi devolvió una cortés reverencia mientras mostraba una elegante sonrisa, como si no se hubiera percatado por completo del ridículo detrás de esas palabras. “Muchas gracias al Príncipe Heredero de la Amatista Sagrada por su elogio, Hanyi se siente honrado por ellos. El inmenso amor que la Maestra de la Secta tiene hacia nuestro Imperio del Viento Helado es algo que no podemos esperar pagar. Para hacer que el Príncipe Heredero de la Amatista Sagrada personalmente haga una visita hoy, Hanyi está realmente gratamente sorprendido más allá de las palabras. Después de esta fiesta, debemos tener una pequeña charla sobre los viejos tiempos.”

“Jajajajaja.” El Príncipe Heredero de la Amatista Sagrada se echó a reír a carcajadas. Lentamente regresó a su asiento y ya no dijo una palabra. Sin embargo, continuó llevando esa sonrisa aparentemente significativa en su rostro.

Aunque Feng Huita estaba enojado en su corazón, mantuvo sus sentimientos bajo control en la superficie y levantó la mano. “Hange, lleva al Señor de la Región Situ y a su familia a sus asientos, este…”

Frente a Yun Che, la voz de Feng Huita se detuvo. Antes, debido a que estaba abrumado por la decepción, no prestó mucha al nombre de Yun Che. En este momento, realmente estaba teniendo problemas para recordarlo, pero afortunadamente, cambió rápidamente su forma de dirigirse a él. “Este estimado invitado del Fénix de Hielo, ¿por qué no toma asiento con el Señor de la Región Situ y su familia?”

Antes de que la voz de Feng Huita cayera por completo, Situ Xiongying ya se había girado, se había sentado en el asiento señalado por Feng Hange, había recogido una taza y bebido el contenido por completo… Claramente, rechazaba estar sentado con Yun Che.

Debido a la torpeza, por un momento, Feng Hange no supo si debía llamar a Yun Che para que tomara asiento. Entonces, escuchó la voz de Mu Hanyi. “Padre Real, es ligeramente inapropiado que el Hermano Mayor Yun Che, esté sentado con el Señor de la Región Situ.”

Mientras hablaba, extendió su mano. “Hermano Mayor Yun Che, por favor, toma los asientos altos. Si tienes alguna solicitud, simplemente hazla saber a Hanyi.”

La dirección hacia la que se encontraba la mano de Mu Hanyi estaba en realidad al lado del trono, ¡el asiento al lado del Emperador del Viento Helado, Feng Huita!

Su acción y palabras sorprendieron a todos los presentes. Feng Huita estaba inmensamente sorprendido, y luego, de manera alarmante, dijo: “Hanyi, tú… antes, ¿te dirigiste a él como… Hermano Mayor?”

No estaba claro si había intenciones detrás de esto, pero Mu Hanyi mostró una mirada de repentina comprensión en este momento. “E-esto… Ha pasado mucho tiempo desde que este hijo regresó al país, y estaba demasiado abrumado de la alegría al ver al Padre Real. Realmente me he olvidado de un asunto tan grande.”

Se paró junto a Yun Che y dijo con una mirada incomparablemente severa: “Padre Real, el Hermano Mayor Yun Che no es solo mi Hermano Mayor. Padre Real debe saber que el Rey del Reino acaba de tomar a un nuevo discípulo directo hace medio mes, y este discípulo directo es precisamente el Hermano Mayor Yun Che.”

Las palabras de Mu Hanyi silenciaron instantáneamente todo el gran salón. Las palabras ‘Rey del Reino’ y ‘discípulo directo’ habían conmocionado especialmente a todos como si un rayo hubiera caído repentinamente desde un cielo despejado, sus caras palidecieron.

Como el emperador de un país, incluso Feng Huita se quedó atónito por un largo tiempo antes de recuperar sus sentidos. La cara que estaba llena de valentía y poder antes estaba instantáneamente cubierta de miedo. Incluso su cuerpo, que tenía el prestigio de un emperador, se inclinó apresuradamente, mientras hablaba con sinceridad y temor. “J-Joven Yun… Así que en realidad eres… Nosotros … Ah, no, este pequeño rey no tenía los ojos para reconocer el Monte Tai. No solo no pude recibirte desde lejos, sino que muchas veces he mostrado mala conducta. Espero que el Joven Yun pueda perdonar… perdonar mis pecados…”

Feng Huita era un poco incoherente con sus palabras debido al miedo. Antes de que él hubiera terminado de hablar, la parte de atrás de su cabeza ya estaba empapada en sudor frío. Su mirada se desplazó, y con un tono de culpa, dijo: “Hanyi, el Joven Yun es un estimado invitado de un título celestial, ¿cómo… cómo no pudiste informarnos de este asunto en absoluto?”

Si hubiera sabido que el discípulo directo del Rey del Reino lo visitaría, no solo le habría dado la bienvenida personalmente, sino que recibirlo desde diez mil kilómetros era lo mínimo que podía hacer.

Mu Hanyi sonrió y dijo: “Padre Real, este hijo no es insensible. Aunque el Hermano Mayor Yun Che tiene un estatus estimado, él es modesto y amable, y nunca ha intimidado a otros con su estado. De hecho, siempre ha pensado en los demás. Temía que informarle prematuramente abrumaría e influiría en la celebración del cumpleaños de Padre Real, por lo que no quería que le informara de antemano. La orden del hermano mayor es algo que este hijo no puede desobedecer… Sin embargo, debido a la emoción, no pude informar al Padre Real rápidamente sobre el estado del Hermano Mayor Yun Che. Este es de hecho mi error, y estoy dispuesto a ser castigado por el Padre Real.”

Yun Che cortésmente dijo, “Emperador del Viento Helado, no hay necesidad de tales formalidades. Este menor está aquí para felicitarle en nombre de mi Maestra. Comportarse de esa manera, en cambio, haría que este menor se sintiera incómodo.”

Aunque Yun Che simplemente estaba haciendo una reverencia de cortesía típica de un menor, había sorprendido a Feng Huita para dar un paso atrás mientras devolvía el arco en un aturdimiento. “J-Joven Yun, ¿cómo puede ser eso? Fue este pequeño rey… que no dio una buena recepción, ven rápido… por favor, toma los altos asientos, toma los altos asientos altos.”

La cabeza de Feng Huita aún sudaba. Su voz y su cuerpo seguían temblando como antes. No era porque su fuerza mental fuese débil, sino que… ¡la persona que estaba frente a él era el discípulo directo del Rey del Reino! El señor de un país era de hecho un estatus respetable, pero comparado con el discípulo directo del Reino Rey, eso era simplemente la existencia de otro plano. Frente al discípulo directo, simplemente podría ser tratado como el ‘pequeño señor de un territorio’.

Olvídese de los primeros mil años, incluso la celebración de sus primeros diez mil años no sería un evento que alguien se atreviera a pensar en tener una persona de tal categoría para asistir. Si un Maestro de Salón lo visitara, ya podría considerarse un regalo celestial. La agitación, la conmoción y el miedo no eran más que una pequeña parte de lo que estaba sintiendo, ya que estaba abrumado por un sentimiento de pérdida y una total incredulidad.

Feng Huita no era el único que estaba conmocionado y perdido. El Príncipe Heredero Feng Hange parecía haber estado petrificado, mientras permanecía allí, sin atreverse a moverse ni a hablar. Los invitados en el gran salón se habían levantado desde hacía mucho tiempo, sus ojos hacia Yun Che llevaban un profundo temor y respeto.

La noticia de que el Rey del Reino de la Canción de Nieve había tomado a un nuevo discípulo directo, se había extendido por todo el Reino de la Canción de Nieve. No sabían su nombre, pero sabían que venía de un reino inferior y que, aunque su fuerza profunda estaba meramente en la entrada del camino divino, poseía un talento que podría decirse que no tenía precedentes. Derrotó completamente a Mu Hanyi y Mu Feixue en la prueba, y su futuro era ilimitado… Sin embargo, nunca esperaron, ni se atrevieron a creer, que asistiría a la fiesta de cumpleaños de un emperador. Además, él estaba parado ante sus ojos.

El Príncipe Heredero de la Amatista Sagrada también se había levantado, pero su cara ya no mostraba la más leve sonrisa de antes. Su cara de hermosos rasgos se había puesto pálida como la muerte y, bajo un inmenso temor, había perdido por completo el poder y el comportamiento de un príncipe heredero. Cada pelo de su cuerpo estaba cubierto por un escalofrío penetrante.

Nadie podría olvidar las arrogantes declaraciones de ridiculización que hizo frente a Yun Che antes.

“Él es… realmente… el discípulo directo del Rey del Reino de los rumores.” La boca de la Señora Situ estaba boquiabierta, y finalmente logró cerrarla después de un largo tiempo. “De hecho lo hicimos caminar detrás de nosotros antes, eso es realmente… una inmensa mala conducta. ¿Eh? ¿Xiongying? ¿Qué pasa?”

El cuerpo de Situ Xiongyang estaba recto y rígido, pero su rostro estaba pálido como el papel. Las pupilas en sus ojos se agrandaban y luego se contraían al momento siguiente. Todo su cuerpo temblaba como un colador, y la copa de vino en la que inconscientemente había agarrado su mano, había empapado su cuerpo con vino por el temblor, pero aún no se había dado cuenta de este asunto.

One response to “ATG – Capítulo 1021 – La Fiesta de Cumpleaños del Emperador

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s