WMW – Capítulo 416 – Nefas

Leylin recordó la información relevante.

Inmediatamente, miró a su alrededor. Efectivamente, los turistas que habían salido del coche tenían expresiones solemnes, un aura en sus cuerpos que indicaba claramente que no debían ser molestados. Algunos de ellos incluso cubrían sus rostros.

Esos eran los esclavos y los peones que habían estado transportando objetos bajo tierra. De vez en cuando clasificaban el grupo de turistas, y sus miradas dóciles ocultaban una maliciosa sed de sangre. Era como si estuvieran esperando que los turistas revelaran una pequeña abertura, para que los destrozaran y los devorasen como lobos.

‘¡Una región caótica donde la fuerza lo gobierna todo! ¡Un lugar que huele a pecado! Nefas es en verdad la Ciudad de los Pecados.’ Leylin pensó en la información mencionada anteriormente por su Chip de IA, y junto con Robin y el resto, se mezcló sutilmente con la multitud.

La Ciudad de Nefas no tenía guardia de la ciudad para hablar, y obviamente no había tarifa de entrada. Como resultado, había mucho tráfico humano, pero ninguno era particularmente bueno. Por supuesto, cualquiera que fue forzado a venir aquí no tenía exactamente un personaje estelar.

“Bribón, ¿qué estás mirando?” Un hombre extremadamente musculoso que medía cerca de dos metros miró a un niño con una expresión hostil.

“¡Oh! ¡Lo siento! ¡Lo siento!” El joven tenía ojos triangulares. Abrió la boca y comenzó a sonreír disculpándose, al mismo tiempo asintiendo con la cabeza e inclinándose.

Justo cuando se había inclinado ante su disculpa, un resplandor frío apareció en los ojos del joven. Violentamente sacó una daga negra y apuñaló al fuerte hombre en el estómago.

“¡Tú!” La cara del hombre fuerte se encendió de ira cuando fue tomado por sorpresa. Aun así, una delgada capa de defensa se formó en su cuerpo.

¡Ese hombre fuerte era en realidad un Gran Caballero que podía incitar a la fuerza de la vida! Una defensa hecha de fuerza de vida era muy útil para mitigar el daño de los palos y similares. Incluso para golpes fuertes, reducía en gran medida la fuerza.

* ¡Whoosh! * Los ojos del hombre fuerte brillaron ominosamente mientras decidía cómo torturar al joven hasta la muerte. Pero al instante, el brillo ominoso en sus ojos, desapareció, reemplazado por el terror.

La defensa de la que estaba tan orgulloso, la defensa de un Gran Caballero, fue cortada como un papel por la daga negra.

La daga negra repetidamente, como si siguiera una trayectoria, apuñaló el estómago del hombre fuerte antes de empujarla violentamente.

“Tu…” El hombre fuerte espumeó en su boca y se desplomó. Luchó con dolor en el suelo, y uno podía ver débilmente los órganos e intestinos rotos a través de la herida.

Con ese tipo de lesión, a menos que un Mago fuera a ayudar, el hombre no tendría ninguna posibilidad de sobrevivir.

El joven guardó su daga, y rápidamente se retiró de la multitud antes de desaparecer en una esquina.

“Qué pena. ¡El hombre fuerte era por lo menos un Caballero! ¡Si tuvieran que pelear adecuadamente, incluso 10 enanos no habrían podido ganar contra él!”

“¿Qué lástima? El arma de ese enano era algo que, como mínimo, se había filtrado fuera del Mundo Mago. Con algo así contra él, incluso un Gran Caballero sufriría si no tuviera cuidado.”

Los peatones de ambos lados no se asustaron en absoluto y se regocijaron por la desgracia del hombre fuerte que se había desplomado en el medio. Hubo incluso algunas personas que intercambiaron miradas antes de avanzar hacia la dirección en la que el enano había escapado.

Después de un largo tiempo, llegó un grupo de soldados que patrullaban, desempeñando bien sus funciones como limpiadores y recolectores de cadáveres.

El objeto al que el enano se aferraba era una daga con un débil hechizo. Aunque no había alcanzado el rango de un equipo mágico de bajo rango, por sí solo no era tan malo… Leylin vio la escena que se desarrollaba ante él y negó con la cabeza internamente.

Él había visto tal situación ocurrir cuatro o cinco veces desde que entró en la Ciudad de Nefas. Simplemente no había nadie vigilando este lugar.

Los caminos de la ciudad estaban pavimentados con raspaduras de cuchillo y golpes de martillo. Incluso habían manchas de sangre que no se pudieron lavar, ya que hace mucho tiempo se habían vuelto de color negro pardusco.

En general, esta era una ciudad criminal extremadamente caótica. Robo, asesinato, violación y comportamiento lascivo se podían ver en todas partes. Se estaban llevando a cabo negocios turbios en las esquinas, y se emitía una débil aura que incluso incomodaba a Leylin.

Afortunadamente, Leylin y el resto estaban disfrazados de mercenarios y tenían una fuerte aura. También estaban equipados con armas, y parecía que no debían jugar con ellos, lo que había eliminado muchos inconvenientes.

Sin embargo, aun así, todavía hubieron algunas personas que desconocían lo que era mejor y deseaban la belleza de Kesha y algunas otras Brujas. A menudo bloquearían inescrupulosamente el camino por delante y harían ciertas solicitudes a Leylin y al resto.

Por supuesto, todos se habían convertido en cadáveres, llevando sus remordimientos a sus lechos de muerte.

Robin, el aura de las sombras me hace sentir extremadamente incómodo.” Leylin se inclinó para decir mientras aceleraba.

“¡Muy aguda percepción!” Robin llevaba una capa negra que solo revelaba sus ojos. “¡Así es, estos tipos depravados están realizando rituales de invocación y ofreciendo sacrificios!”

“¿Eh?” Las pupilas de Leylin se agrandaron; él no pensaría en esa respuesta en un millón de años.

Similar a su exploración interdimensional a través de la puerta astral, los individuos poderosos de vez en cuando descargaban algunos de sus recuerdos o partículas de fuerza espiritual en la Ciudad de Nefas a través de otros planos de vez en cuando. ¡Incluso tentarían a los seres intelectuales para obtener mayor fuerza!

En resumen, era un ciclo constante de viaje a través de los pasillos respectivos de los lugares designados y la Ciudad de Nefas mientras se recolectaban almas depravadas y cosas por el estilo.

Los más famosos fueron los planos que tenían demonios. La leyenda decía que habían muchos de esos lugares, tanto en la Costa Sur como en el Continente Central.

Robin sonrió y comenzó a explicar: “Sabes, mientras más degenerados y pecaminosos sean los lugares, más atractivos serán para los demonios. El sacrificio del espíritu y la carne en estos entornos les brinda incluso más deleite, lo que lleva a sus duplicados, o incluso a sus cuerpos originales, a descender.”

“El gobernador de la Ciudad de Nefas es el poderoso cazador de demonios. ¡Señor Cyril, el Mago de la Estrella de la Mañana! Cuando el duplicado de un demonio desciende, inmediatamente lo captura, y lleva a cabo su propia investigación o lo vende. ¡Aparentemente, se venden como pan caliente!”

Leylin estaba un poco sin palabras después de escuchar todo eso.

El Señor Cyril actuaba como el mayor cebo de la totalidad de la Ciudad de Nefas, y atrajo a muchos demonios diferentes para que mordieran el anzuelo.

Cada vez que a estos demonios se les ofrecían tributos, y enviaban duplicados o incluso descendían ellos mismos, Cyril los aprovechaba inmediatamente. Para pensarlo, estos demonios debían tener muchos agravios.

“Bueno… ¿Acaso este poderoso cazador no tiene miedo del descenso de los demonios de un poder superior?” Leylin expresó sus preocupaciones.

¡Una ciudad como esa con adoradores de demonios en cada esquina era literalmente un volcán activo! ¿Acaso ese Mago de la Estrella de la Mañana no temía que al usarse a sí mismo como cebo atraería problemas?

“No te preocupes. ¡Este cazador tiene un conocimiento muy completo de los demonios, y muchos demonios formidables no son sus adversarios! Además…”

Robin lanzó una mirada a una esquina no muy lejos. “¡El plano de los demonios no es nada! Muchos Magos lo han estado mirando. ¡Si no fuera por los astutos comportamientos de los demonios, en el sentido de que prefieren abandonar sus duplicados antes que dejar huellas, los habríamos perseguido hace mucho tiempo y habríamos tomado su plano por completo!”

“Además, están luchando mientras están en la puerta de la muerte. ¡De acuerdo con nuestras predicciones, ese cazador es el Mago más cercano a encontrar el plano de esos demonios! ¡Es posible que ya lo haya encontrado!”

Esto dejó a Leylin sin palabras. Robin le demostró la confianza que tenían todos los Magos del Continente Central. Esa ambición y aspiración se cultivaron después de haber superado innumerables planos.

Tal estado solo se podía ver en los tiempos antiguos, pero la Gran Guerra había terminado el período dorado de los antiguos Magos. Ahora, con el recorrido interdimensional reanudado, el Continente Central había recuperado parte de la gloria de los antiguos.

“¡Tal vez, solo este estado mental lleno de ambición y emprendimiento puede llevar al Mundo Mago a mayores alturas!” Leylin suspiró internamente, y su espíritu se hizo aún más indomable.

¡Este fue el mejor período! ¡Todos los recursos, el conocimiento y las técnicas de meditación estaban disponibles para él, y había numerosos planos y reinos extraños afuera que esperaban ser explorados y conquistados!

‘¡Tengo que avanzar al Reino de la Estrella de la Mañana rápidamente!’ En el corazón de Leylin, la sed era cada vez más fuerte. ¡Esperaba poder dejar un legado, o incluso tomar la iniciativa en el rejuvenecimiento del Mundo Mago!

A pesar de que había hecho un trabajo similar en la Zona Crepuscular, eso fue a pequeña escala. ¿Dónde estaba el amplio escenario para el trabajo?

“¡La Tierra Olvidada está justo detrás de la Ciudad de Nefas! El efecto de fuga elemental es muy intenso allí, y me temo que solo queda menos del 1 por ciento de la concentración elemental del Continente Central. Solo podemos depender de las pociones y la esencia de los cristales mágicos para reponer nuestra fuerza y ​​poder espiritual. Todos, por favor tomen nota. Si es necesario, por favor rellenen rápidamente su fuerza espiritual aquí…” Robin señaló en voz baja.

“¡Además, no vayan demasiado lejos en la Ciudad de Nefas y no provoquen problemas deliberadamente! Después de todo, todavía hay un Mago de la Estrella de la Mañana aquí. Este cazador de demonios en particular es famoso incluso entre los Magos de la Estrella de la Mañana…”

Leylin, junto con los otros Brujos, asintió con la cabeza.

El Clan Ouroboros era considerado una fuerza a gran escala en el Continente Central, pero no dominaba todo el continente. Tampoco tenían tan alto rango.

Antes de partir, Robin le había explicado algunos tabúes a Leylin.

Primero, los pocos Emperadores de rango 6 eran una fuerza que no se tenía en cuenta, y para aquellos en el Reino de la Luna Radiante, tenían que evitar meterse en problemas con ellos tanto como fuera posible.

Las fuerzas restantes eran fundamentalmente del mismo rango que el Clan Ouroboros, y por lo tanto, no había nada que temer. ¡Mientras sus razones estuvieran justificadas, podrían tomar medidas si así lo deseaban! Los Brujos superaban a los Magos del mismo rango.

Aunque todos los Brujos habían declarado que sus fuerzas espirituales eran abundantes y sus poderes mágicos estaban llenos, Robin aún decidió residir en la Ciudad de Nefas por una noche antes de entrar en la verdadera Tierra Olvidada.

Como resultado, Leylin y el resto encontraron un hotel limpio en el cual residir, después de lo cual los Brujos meditaron, compraron o adquirieron algunas de sus necesidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s