ATG – Capítulo 1015 – La Belleza de Xuanyin

“¿Hay algún problema?” Mu Xuanyin frunció ligeramente el ceño al ver la reacción de Mu Huanzhi a sus palabras.

Mu Huanzhi rápidamente dijo: “Huanzhi lo ha recordado todo y de inmediato se dispondrá a hacer lo que se le ordenó. Solo que… los miembros de la Raza Espíritu de Madera generalmente permanecen ocultos en los reinos estelares inferiores, donde la situación es comparativamente menos amenazante para sus vidas. Además, ya sea un Espíritu de Madera o un Orbe de Espíritu de Madera, el negocio que los involucra siempre se ha llevado a cabo en privado. Todo lo que podemos hacer ahora es enviar a algunas personas a los reinos estelares inferiores y buscar secretamente lo que queremos. Sin embargo, poder tener en nuestras manos un orbe con al menos el setenta por ciento de su poder preservado dependerá en gran medida de nuestra suerte.”

“En cuanto al Jade de Buda de las Nueve Estrellas Divinas y a la Hierba Emperador Inmortal.” Exhaló Mu Huanzhi ligeramente. “Huanzhi intentará hacerlo lo mejor que pueda.”

No se atrevió a preguntarle a Mu Xuanyin por qué tenía que buscar tales cosas repentinamente.

“Hazlo lo antes posible.” Dijo Mu Xuanyin. “En caso de que obtengas información sobre sus paraderos, pero consideres que está más allá de tu habilidad para obtenerlos, hazlo saber a este rey inmediatamente.”

“Sí.” El corazón de Mu Huanzhi latió fuertemente. Sus palabras indicaban claramente que tenía prisa por obtener estas cosas. Pero los nombres que ella había mencionado eran cosas absolutamente extraordinarias, por lo que conseguir uno de ellos en poco tiempo era especialmente difícil, por no hablar de los cuatro.

Maestra de Secta, tengo una idea sobre el lugar donde podríamos encontrar el Cuerno de Qilin.”

“¿Oh?” Mu Xuanyin entrecerró los ojos. “¡Habla!”

“Sí.” Mu Huanzhi recolectó sus pensamientos por un momento antes de continuar respetuosamente: “Hace aproximadamente dos años, por casualidad, escuché de Yunzhi que la Familia Imperial del Viento Helado, de la que proviene Mu Hanyi, posee un objeto que se considera su reliquia. Siempre ha estado en su poder desde el momento en que se fundó el Imperio del Viento Helado. Supuestamente, fue casualmente desenterrado del firn1 sin fondo y es muy probable que sea un Cuerno de Qilin de Hielo intacto. Por lo tanto, fue visto como la reliquia que protege al imperio y ha sido transmitido generación por generación en la Familia Imperial del Viento Helado por los últimos setenta a ochenta mil años.”

“… Ya que consideran que es una reliquia que protege al imperio y lo han mantenido en secreto durante tanto tiempo, ¿cómo es que Mu Hanyi le reveló este asunto a Mu Yunzhi?” Preguntó Mu Xuanyin con voz fría. Sin dudas, Mu Yunzhi no lo hubiera sabido sin que Mu Hanyi lo dijera él mismo.

“Acerca de eso…” Mu Huanzhi parecía un poco incómodo. “De acuerdo con Yunzhi, Mu Hanyi le contó sobre el Cuerno del Qilin de Hielo debido a una decisión tomada por el monarca del Imperio del Viento Helado hace varios años. Si Mu Hanyi podía convertirse en el discípulo directo de la Maestra de la Secta, estaba dispuesto a ofrecer la reliquia, que han mantenido en secreto durante decenas de miles de años, a la Maestra de Secta como muestra de gratitud.”

“¡Hmph! ¡Entonces realmente reveló el secreto a propósito!” Dijo Mu Xuanyin en un tono frío.

Mu Huanzhi dijo: “Han pasado varios cientos de miles de años desde que los Qilins en la Región Divina Oriental se extinguieron. Nos obligaría a ir a la Región Divina Occidental para buscar un Cuerno de Qilin, que será extremadamente problemático. Si el Imperio del Viento Helada realmente tiene un Cuerno de Qilin, obtenerlo de ellos sería la mejor opción. En medio mes, Mu Hanyi regresará al imperio para participar en el cumpleaños de su padre, que se planea celebrar su milésimo cumpleaños. Solo necesitamos que lo traiga cuando regrese a la secta, o… ¿debería Huanzhi partir ahora mismo para obtenerlo?”

Si Mu Xuanyin los ordenara, el Imperio del Viento Helado se lo ofrecería obedientemente, incluso si tuvieran diez mil agallas.

“No es necesario.” Mu Xuanyin rechazó su propuesta. “No hables de las cosas que este rey ha discutido contigo hoy con nadie más.”

“Busca en los reinos estelares inferiores el Orbe del Espíritu de Madera y busca en secreto a través de los reinos estelares superiores para descubrir cualquier hallazgo del Jade de Buda de las Nueve Estrellas Divinas y la Hierba Emperador Inmortal. Recuerda asignar la tarea solo a aquellas personas que consideres suficientemente confiables. En cuanto al Cuerno de Qilin, no necesitas preocuparte por ello. Debes tener especial cuidado de no revelar el trabajo que le confié a Yunzhi y Mu Hanyi. Ahora puedes irte.”

“Sí.” Mu Huanzhi se sentía extremadamente dudoso en su corazón, pero solo podía retirarse apresuradamente.

En medio de la nieve y el viento, Mu Xuanyin se volvió lentamente y miró hacia el norte con sus fríos y estrellados ojos. Sus labios se abrieron débilmente para pronunciar las palabras: “Imperio del Viento Helado…”

Yun Che se despertó después de permanecer inconsciente durante un período de tiempo desconocido. Habiendo recuperado su conciencia, sintió innumerables vetas de energía refrescante, fría y penetrante que le inundaba el cuerpo, lo que le hizo tener la cabeza despejada enseguida.

Al abrir los ojos, vio un charco de aguas tranquilas. A lo lejos, también vio una gran cantidad de hierbas raras de varios colores magníficos. El aura infundida en el aire que entraba por sus fosas nasales era extremadamente fría y pura.

¡Era… el Lago Celestial del Frío Abisal!

Su cuerpo entero estaba empapado en el lago. Las heridas en su cuerpo habían desaparecido sin dejar rastro y su mente se sentía incomparablemente tranquila y clara.

Rápidamente recordó los eventos que sucedieron antes de desmayarse. Liberó el Alma de Dragón, que le ayudó a mantenerse sobrio por un breve momento y usó todo su poder para aplastar su cabeza. Después…

“¿Oh? ¿Te despertaste tan pronto?”

Una voz delicada y suave que recuerda la suavidad de la seda, hizo que el confuso Yun Che sintiera que su cuerpo se adormecía y sus huesos se debilitaban. Inconscientemente se volteó para ver a Mu Xuanyin tranquilamente recostada a la orilla del lago a cierta distancia. Su rostro extremadamente bello, que podía invocar una gran admiración en innumerables seres, parecía llevar una sonrisa casi imperceptible.

Ella se sentó lentamente al ver a Yun Che despertarse. Debajo de la túnica blanca como la nieve, sus largas y esbeltas piernas que excedían incluso en el tamaño y la proporción de Mu Feixue, naturalmente se desnudaron mientras estaba sentada en una postura con las piernas cruzadas. La mente de Yun Che estaba intoxicada por la fragancia de orquídea que se difuminaba en el aire mientras las dos piernas se frotaban una contra la otra, haciéndolo hundirse en un estado de trance.

Che’er, tu cuerpo parece estar absorbiendo la energía fría del agua del Lago Celestial. ¿También se debe al poder del Dios Maligno?”

En el Reino de la Canción de Nieve, todos sabían de la naturaleza cruel y despiadada de Mu Xuanyin y, por lo tanto, nadie se atrevía a ofenderla. Incluso alguien tan arrogante y orgulloso como Yun Che absolutamente no se atrevía a actuar precipitadamente frente a ella. Pero en este momento, la Mu Xuanyin ante él contenía una mirada ligeramente preocupada en sus ojos. Su hermoso rostro estaba rebosante de encanto y sus labios en movimiento emitían una impresión similar a un brote que expelía estambres. Cada palabra que escapaba de su boca tenía suavidad y calidez.

Parecía ser la misma mujer hermosa que cuando la había visto por primera vez e involuntariamente la llamó ‘Hermana Mayor de Grandes Pechos’.

Ni siquiera Yun Che sabía cuánto tiempo había pasado antes de entrar en razón. Pronto se puso de pie en el lago. “Mae…”

A mitad de sus palabras, sintió algo extraño sobre la refrescante y fría sensación en su cuerpo. Subconscientemente bajó la cabeza y descubrió que no estaba usando nada en este momento. Desconcertado por su estado actual, inmediatamente se devolvió al Lago Celestial como si hubiera sido electrocutado. Su mente estaba en tanto caos que incluso se olvidó de sacar un conjunto de ropa para usar dentro de la Perla del Veneno Celestial.

Mu Xuanyin dejó escapar una risa encantadora por su mirada avergonzada. Se rió tanto que su hermoso cuerpo tembló, haciendo que su pecho lleno, debajo de la túnica blanca como la nieve, rebotara continuamente mientras esos deslumbrantes montículos blancos como la nieve casi se derramaban fuera de la superposición.

Por el momento, Mu Xuanyin vestía una bata suelta y cómoda con el patrón del Fénix de Hielo en ella. Una seda de hielo extremadamente especial parecía haber sido utilizada para el diseño, ya que era particularmente deslumbrante para los ojos. Su cabello azul como el hielo se veía natural y hermoso al extenderse sobre su hombro aromático y su espalda de jade; estaba ligeramente mojado como si acabara de bañarse. Inesperadamente, sus hombros solo estaban cubiertos por mangas que parecían delgadas como las alas de una cigarra, haciendo que los brazos que eran rollizos y brillantes como una raíz blanca de loto, fueran apenas perceptibles.

“Mocoso, tu cuerpo estaba contaminado por la energía de la sangre del dragón astado, pero aun así te negaste a tocar siquiera a una mujer hermosa como Feixue. Eso me hizo preocuparme si tenías algún tipo de enfermedad y entonces inspeccioné cuidadosamente tu cuerpo para encargarme del problema. Sin embargo, parece que realmente no tienes ninguna dolencia preocupante.”

‘Inspeccionado… mi cuerpo…’

“~! @ # ¥% …” Yun Che una vez más se quedó aturdido después de haber recuperado el sentido hace un tiempo. Su mente pensó incontrolablemente en todo tipo de cosas que no deberían haber sucedido. En una ráfaga, cogió casualmente un juego de ropa para ponerse antes de salir del lago con mucho cuidado. “Discípulo… agradece la preocupación de la Maestra… Sobre Feixue, ella…”

Su memoria después de quedarse inconsciente era bastante borrosa. No tenía idea de si le hizo algo a Mu Feixue al final.

Además, incluso si era posible recordar las cosas que sucedieron más tarde, todavía era básicamente incapaz de hacerlo en el presente. Sus pensamientos eran un lío completo en ese momento y las llamas malvadas parecían estar locamente ardiendo por todo su cuerpo. Cuanto más intentaba suprimirlas, más fuertes e intensamente ardían. El fenómeno era bastante similar a la época en que la sangre del dragón astado se fusionaba en su cuerpo.

Mu Xuanyin poseía una belleza absoluta bajo los cielos, pero ella tenía un poder igualmente supremo y escalofriante, que provocaba un miedo extremo en todos. En el Reino de la Canción de Nieve, no había una sola persona que se atreviera a detener su mirada sobre ella por más de un respiro. Este hecho se hizo evidente cuando incluso los tres Maestros de Secta del Reino del Dios de la Llama no se atrevieron a mirarla a los ojos.

Pero la Mu Xuanyin ante Yun Che no emitía ningún aura que pudiera inducir presión o intimidación en otros. Sus cejas negras eran como la niebla y sus hermosos ojos eran amorosos. La mirada fría y majestuosa en sus ojos se había vuelto cautivadora para el alma. A pesar de que estaba en una postura sentada, las curvas de su cuerpo eran tan seductoras que podían hacer que los vasos sanguíneos de una persona se abrieran de golpe al hervir la temperatura de la sangre. Cada parte de su cuerpo y cada centímetro de su piel emanaban una seducción cautivadora y mágica.

La mirada de Yun Che cayó directamente sobre su encantador y atractivo cuerpo. No podía rechazarlo, sin importar cuánto lo intentara. El fuego maligno había comenzado a extenderse desde su abdomen inferior a cada centímetro de su cuerpo.

“¿Oh? Así que todavía tienes la conciencia de preocuparte por Feixue, eh.” Mu Xuanyin habló en voz baja. “Puedes descansar tranquilo, no ha perdido su yin vital. Es solo que has visto todo lo que hay que ver y la has sentido por todas partes, por lo que ya no se la puede llamar un jade blanco impecable. ¿No deberías estar explicándote ahora a la otra parte?”

“…” La voz tierna y suave de Mu Xuanyin era conmovedora y tentadora, pero Yun Che apenas escuchó sus palabras mientras miraba fijamente al… pecho de Mu Xuanyin. Cuando se inclinó hacia adelante en la postura sentada, la parte de la bata que rodeaba su pecho se deslizó un poco hacia abajo, revelando los dos montículos demasiado amplios y suaves. Al estar presionados desde ambos lados, se podía ver un valle brillante entre ellos; la profunda zanja que era suficiente para mordisquear la moderación y la cordura con solo echarle un vistazo, ahora estaba completamente expuesta ante sus ojos.

“¡Gulp!”

Un fuerte sonido de deglución salió de la garganta de Yun Che.

Era tan ruidoso que se podía oír desde incluso a seis kilómetros de distancia.

Inmediatamente, todo su cuerpo se estremeció, asustando el fuego maligno a tal punto que gran parte de él se extinguió. Esta no fue la única ocasión en la que tragó saliva delante de Mu Xuanyin, pero en aquel entonces era la primera vez que vio a Mu Xuanyin y, por lo tanto, no era consciente de su identidad; él pensó que ella era una hermana mayor del Salón Divina. ¡Sin embargo, en la actualidad, estaba bastante claro que la persona ante sus ojos era la Gobernante del Reino de la Canción de Nieve, la Maestro de la Secta del Divino Fénix de Hielo, así como su Maestra!

La mente de Yun Che había sido puesta en desorden. La figura blanca como la nieve sentada adelante destelló, y luego, un viento fragante golpeó su rostro. La cara de Mu Xuanyin se había acercado mucho a la suya y sus bellos ojos parecían estar llenos de niebla. Una mano de jade pellizcó ligeramente su cuello.

Tenía la boca muy abierta, incapaz de decir una palabra.

“Puedo pasar por alto las palabras frívolas que dijiste antes en el Palacio Fénix de Hielo, ya que no me has reconocido como tu Maestra en ese momento.” Mu Xuanyin habló con una voz débil y en un tono suave e íntimo. “Pero incluso ahora después convertirte en un discípulo, todavía te atreves a albergar pensamientos desviados hacia tu Maestra. Sí que tienes agallas.”

“…” Su rostro se acercó aún más a él, trayendo sus labios que parecían flores delicadas para casi hacer contacto con su mejilla. Sus labios se abrieron un poco, emitiendo una fragancia apasionante. “No estuviste dispuesto a hacerlo con Feixue, ¿podría ser que… quieres que la Maestra sea tu compañera de cultivo dual?”

La lengua y la boca de Yun Che se secaron cuando escuchó las palabras encantadoramente irreales y frívolas. El fuego maligno en su cuerpo se extendió desordenadamente, forzando a sus vasos sanguíneos en un alboroto cerca del punto de ruptura.

Mu Xuanyin estaba tan cerca de él que fácilmente podía mirar su bata suelta con solo bajar un poco la mirada. La suave luz de la luna iluminaba sus hombros, delineando los lustrosos arcos debajo de su clavícula. Mirando aún más hacia abajo, vio los dos deslumbrantes montículos blancos y erectos temblando y moviéndose con el más mínimo movimiento de su cuerpo debido a que estaban demasiado llenos y suaves.

“Eso suena plausible.” Como si no notara la mirada de Yun Che, Mu Xuanyin movió ligeramente el dedo que estaba colocado en su cuello. Sus formas de seducción seguían cambiando de una a otra, mientras decía en una voz soñadora y suave: “Si lo hicieras conmigo… no tendrías que esperar dos años; sólo una noche sería suficiente para entrar directamente en el Reino del Alma Divina.”

Una noche para entrar directamente al Reino del Alma Divina. Esas palabras ciertamente habrían hecho que Yun Che saltara en estado de shock y emoción si estuviera en una condición ‘normal’. Pero su corazón, alma y cuerpo estaban todos en un estado de confusión debido al fuego maligno. Aunque la estaba escuchando, lo que estaba pensando en querer hacer no era irrumpir en el Reino del Alma Divina sino totalmente otra cosa. Las cosas que estaba imaginando en su mente eran las imágenes de las piernas de Mu Xuanyin envueltas alrededor de su cintura, mientras ella volteaba las suyas… o las imágenes de ella gimiendo gentilmente con su cuerpo de jade debajo de él…

Cada pedazo de su piel y rostro era extremadamente hermoso, cada ceño fruncido y cada sonrisa abundaban en amor… Era una verdadera belleza del mundo, tan hermosa que era casi aterradora.

Notas:

1Firn o nieve firn, es un tipo de nieve recristalizada y parcialmente compactada, encontrándose en un estado intermedio entre nieve y hielo glacial. IMAGEN

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s