ATG – Capítulo 1014 – Rescindiendo la Orden

En contraste con la ardiente aura que emanaba de Yun Che, el cuerpo de Mu Feixue emitía un aura pura y fría. Después de que el primero se abalanzó sobre ella, no mostró ninguna resistencia a pesar de que iba a ser profanada por él.

Una serie de rasgaduras se escucharon una vez más; Las prendas blancas como la nieve de Mu Feixue se habían convertido en pedazos en muy poco tiempo. Su cuerpo impecable, parecido al jade, quedó inmediatamente expuesto al aire, revelando la piel lisa, deslumbrante y blanca como la nieve, frente a los ojos inyectados en sangre de Yun Che.

Ella silenciosamente permaneció debajo de él con su cuerpo completamente expuesto, sin luchar para detener a la otra parte o mostrar signos de sensualidad. Parecía una mujer de nieve, nacida de un loto de hielo del Lago Celestial, cuya belleza se mantendría pura y santa, aunque fuera mancillada por una bestia salvaje que había perdido su razón.

El color carmesí de las pupilas de Yun Che se hizo más intenso varias veces. Dejó escapar un rugido incontrolable mientras se abalanzaba hacia adelante para agarrar y amasar firmemente su pecho impecable de color blanco jade, haciendo que Mu Feixue tensase sus hermosas cejas de dolor.

Entonces, Yun Che bajó la cabeza con impaciencia para morder directamente en sus labios. Apenas había distancia entre los ojos de las dos personas.

Las pupilas de Yun Che resplandecían como llamas, aparentemente en un estado irritable de inquietud. Mu Feixue no cerró los ojos y simplemente las miró con una expresión vidriosa; se asemeja a un estanque de agua inmóvil, helado, santo y puro, provocando profunda tristeza y melancolía dentro de los demás.

Ella se parecía a la indefensa Chu Yuechan en el pasado cuando su cuerpo fue presionado por él en los terrenos de prueba del Dios Dragón.

En un instante, Yun Che dejó escapar un grito extraño como si innumerables rayos hubieran bombardeado implacablemente sus ojos y su alma. Su cuerpo se alejó de repente de su posición en Mu Feixue. Agarró su cabeza y rodó por el suelo, aullando y llorando incesantemente.

Venas azules aparecieron en su frente, teniendo una similitud con unas lombrices de tierra que luchaban desesperadamente. Sus ojos enrojecidos habían ganado algo de claridad, a pesar de que él había perdido totalmente el control hace un tiempo. Después de gritar por un largo tiempo, levantó su tembloroso brazo derecho y extendió sus cinco dedos antes de estrellarlos ferozmente contra su pecho.

¡¡Pftt!!

Los dedos estaban imbuidos de todo su poder mientras se clavaban firmemente en su pecho y excavaban cinco profundos agujeros sangrientos. De inmediato, la sangre brotó de los agujeros, provocando un dolor agudo que lo ayudó a recuperar la sobriedad incluso más que antes. Ejerció toda su fuerza para alejarse lo más posible de Mu Feixue mientras rodaba y gateaba por el suelo.

“…” Mu Feixue silenciosamente se puso de pie mientras miraba distraídamente a Yun Che haciendo todo lo posible para alejarse de ella lo más que podía. Dejó unas manchas de sangre incomparablemente escarlatas en el suelo a su paso mientras se arrastraba hacia la otra esquina de la habitación.

“No… qué… ame…”

Repentinamente, habló con su cuerpo acurrucado en la esquina. Dijo no más de tres palabras, pero su voz era tan ronca que no tenía ninguna similitud con la de un ser humano; sonaba más como si proviniera de una bestia salvaje en un momento de desesperación.

“…” Mu Feixue no movió un músculo, incluso se olvidó de cubrir su cuerpo desnudo como un jade. Había una marca roja como la sangre en sus labios cereza… dejada por nada menos que por Yun Che.

Dado que su fuerza profunda había sido sellada completamente por Mu Xuanyin, era imposible que lo noqueara, aunque ella quisiera hacerlo.

“Date prisa…. ¡¡AHHHH!!”

Yun Che rugió en un dolor enloquecedor. Su mente débilmente sobria le decía que su cordura podría ser tragada de nuevo por los instintos de la lujuria en cualquier momento.

Yo… no puedo…

¡No puedo!

Los ojos de Yun Che abruptamente se ampliaron hasta sus límites cuando la imagen de un Dragón Verdadero de color azul oscuro surgió inmediatamente en su cuerpo.

“¡¡¡¡ROAR!!!!”

Con el alma del dragón liberada, su mente se volvió extremadamente clara. Al menos, podría canalizar suficiente poder ahora.

“¡¡AHHHHHHH!!” Yun Che inmediatamente reunió todo su poder en su brazo derecho antes de lanzar un puñetazo a su sien.

¡¡¡BOOM!!!

Había tanto peso detrás de su golpe que sacudió toda la sala de hielo.

Afuera, la meditativa Mu Xuanyin repentinamente abrió sus ojos.

Este es… ¿el aura de un dragón verdadero?

Su mirada de inmediato se dirigió a la sala de hielo de abajo. ¡Inesperadamente, el aura de un Dragón Verdadero se originaba desde adentro!

El cuerpo de Mu Xuanyin destelló y llegó instantáneamente ante la sala de hielo. Con un golpe de su palma, la pared de hielo justo enfrente se derritió en poco tiempo.

Ella estaba momentáneamente estupefacta por la escena frente a sus ojos.

Yun Che estaba allí paralizado, con su cuerpo acurrucado en una esquina de la habitación. Todo su cuerpo estaba teñido de sangre y se podían ver cinco agujeros sangrientos en su pecho. Aunque la sangre había dejado de fluir de ellos, todavía era un espectáculo espantoso para la vista.

Tenía los ojos abiertos, pero habían perdido casi todo su brillo, y su estado mental ya había caído en un estado semi-consciente. Como la fuerza profunda de Mu Feixue había sido sellada, él podría ser el único en convertir su cuerpo en un desastre.

Mu Feixue estaba parada en otra esquina con todas sus prendas hechas pedazos. Su cuerpo desnudo de jade parecía tan espléndido que incluso Mu Xuanyin sintió admiración por él en su corazón. Era solo que, aunque le quedaban algunas marcas devastadoras, el aliento de su yin vital seguía siendo tan puro como antes.

Había grandes manchas de sangre en el suelo entre las dos personas.

“…” Mu Xuanyin permaneció en silencio por un largo tiempo, parada en su lugar, antes de caminar hacia el lado de Yun Che.

Su mano blanca como la nieve presionó ligeramente su pecho, enviando algo de energía helada en su cuerpo para disipar rápidamente la sangre del dragón astado que estaba causando estragos incluso en este momento.

Mu Feixue había estado mirando fijamente a Yun Che todo este tiempo. Sus ojos habían perdido su anterior expresión fría y calmada cuando fueron reemplazados por una confusión total. Era la primera vez que se olvidaba de doblegarse al ver a Mu Xuanyin.

Bajo el efecto de la energía helada de Mu Xuanyin, la respiración de Yun Che se recuperó a la normalidad. Su cuerpo dejó de convulsionarse y la expresión de dolor en su rostro desapareció gradualmente.

Che’er, ¿por qué no estás dispuesto a tocar a Feixue a pesar de que solo te causará tanto sufrimiento?”

Mu Xuanyin preguntó en voz baja.

Ella le inyectó la sangre de dragón astado y lo confinó en la sala de hielo con Mu Feixue debido a su desobediencia e incapacidad para apreciar su bondad. Sin embargo, viendo que no quería hacerle nada a Mu Feixue, incluso después de haber sido atormentado por la sangre del dragón astado durante media hora entera e incluso lastimar todo su cuerpo en el proceso, no podía enojarse con él, aunque ella debería enfurecerse aún más por sus acciones.

Yun Che abrió los labios para hablar. Estaba casi en un estado de estupor por el momento, pero aun así logró mantener una conciencia extremadamente vaga. “Si se trata de otra persona… discípulo… obedecerá las palabras de la Maestra… Pero el discípulo… no puede… hacerlo con ella…”

Mu Feixue. “…”

“¿Por qué razón?” Preguntó Mu Xuanyin.

“Porque… ella… se parece a… Pequeña Hada…”

La voz de Yun Che se detuvo cuando pronunció las dos palabras. ‘Pequeña Hada’. De repente, una expresión de dolor apareció en su rostro, sin mostrar signos de desaparecer en el corto plazo.

“¿Pequeña Hada? ¿Quién es ella?” La luz en los ojos de Mu Xuanyin parpadeó levemente. Ella no había escuchado este nombre cuando Mu Bingyun habló sobre Yun Che con ella.

“Ella… ya no está en este mundo…” Su conciencia se volvió aún más confusa, pero su voz se volvió aún más dolorida.

Era natural, ya que hablar de Pequeña Hada básicamente entraba en contacto con el lugar más profundo y doloroso, vergonzoso, arrepentido e intocable de su alma.

Mu Feixue. “…”

“…” Mu Xuanyin guardó silencio por un breve momento. Ella lentamente alejó sus manos de su pecho después de expulsar toda la sangre de dragón astado.

“Discípulo… le pide a la Maestra… que rescinda la orden…” La cara de Yun Che se puso pálida mientras cerraba los ojos y continuaba. “O si no… Jazmín… me odiaría… cuando se enterara…”

Sus párpados se cerraron por completo, ya que realmente se desmayó.

Las palabras que dijo provenían de lo más profundo de su alma, pero no recordaba haber dicho nada después del despertar, debido a que su conciencia estaba desvinculada de él.

Mu Xuanyin se levantó antes de girar en silencio para mirar a Mu Feixue.

Feixue, dile a tu abuelo que la decisión anterior ha sido cancelada.”

Su voz carecía de ira o majestad. Incluso ella se sorprendió la facilidad con la que decidió rescindir la orden.

Especialmente considerando que era una orden que la Maestra de la Secta había decidido en presencia de todos durante la Gran Asamblea de la Secta.

Después de que la prohibición fue levantada de su cuerpo, Mu Feixue agitó ligeramente su mano frente a su pecho; su cuerpo desnudo de jade ahora estaba cubierto con nuevas prendas blancas como la nieve. Ella se inclinó levemente sin hacer ningún sonido en respuesta y se volteó para irse.

“¡Espera un momento!” Dijo Mu Xuanyin de repente. Hizo una pausa por un momento antes de continuar. “Haz que Huanzhi venga aquí. Este rey quiere discutir algún asunto con él.”

Bañándose en la nieve que caía del cielo, Mu Feixue salió del salón sagrada. Luego, se detuvo en seco para mirar en silencio el mundo blanco pálido a su alrededor. Pero no fue capaz de permanecer tan silenciosa como la Región de Nieve dentro de su corazón.

“Solo… ¿qué tipo de persona es él…?”

Ella murmuró para sí misma.

Esa Pequeña Hada… ya no está en este mundo… pero él todavía desobedeció la orden de la Maestra de la Secta, sufrió voluntariamente un tormento tan grande, e incluso no dudó en auto mutilarse debido a ella.

¿Realmente me parezco tanto…?

Anteriormente, su mundo solo estaba lleno de nieve pura, sin la presencia de ninguna mancha o polvo.

Pero en algún momento, la figura del hombre que escogió sufrir un dolor devastador antes de tocarla, incluso después de recibir la orden directamente de la Maestra de la Secta, se había grabado profundamente en su corazón y alma… Tal vez, ahora era imposible para ella borrarla, por mucho que lo intentara.

Mu Huanzhi corrió hacia el Salón Sagrado ardiendo de impaciencia. Cuando llegó a la entrada, vio a Mu Xuanyin de pie con las manos en la espalda y con una mirada fría y clara en sus ojos. Aparentemente, estaba esperando su llegada.

Rápidamente se adelantó y realizó un saludo desde la distancia. “Huanzhi le rinde respeto a la Maestra de Secta. Huanzhi se siente extremadamente arrepentido de hacer que la Maestra de Secta espere tanto tiempo.”

“Levántate.” La voz de Mu Xuanyin viajó a través del viento nevado, llevando una pizca de cansancio.

Huanzhi, este rey te llamó aquí para confiarte una tarea.”

Mu Huanzhi se levantó y asintió con la cabeza. “Maestra de Secta, por favor déme sus instrucciones.”

Feixue…” Los fríos ojos de Mu Xuanyin se veían algo complicados. “Tendremos que abandonar temporalmente el asunto que se decidió para ella y Yun Che. ¡Sin embargo, no se te permite casarla con nadie en privado sin el permiso de este rey!”

La última parte de sus palabras fueron claramente dichas en un tono severo, haciendo que el corazón de Mu Huanzhi diera un vuelco. No tuvo tiempo de pensarlo mientras asentía con la cabeza y decía: “Entiendo.”

“Este rey quiere que busques cuatro cosas.”

Mu Huanzhi enfocó su mente y levantó sus orejas. Las cosas que la Maestra de Secta misma iba a instruirlo a buscar serían, después de todo, extraordinarias.

“Las cuatro cosas son: un Cuerno de Qilin, un Orbe de Espíritu de Madera con al menos un setenta por ciento de su poder espiritual preservado, un Jade de Buda de las Nueve Estrellas Divinas y… ¡una Hierba Emperador Inmortal intacta!”

Inicialmente, Mu Huanzhi escuchaba atentamente sus palabras. Pero cuando escuchó ‘Orbe de Espíritu de Madera’, no pudo evitar levantar la cabeza con sorpresa. Poco después, oyó su garganta hacer un profundo sonido involuntariamente, mientras sus oídos captaban los nombres de ‘Jade de Buda de las Nueve Estrellas Divinas’ y ‘Hierba Emperador Inmortal’.

Poniendo el Cuerno de Qilin a un lado, un ‘Orbe de Espíritu de Madera’ era la fuente de vida de la gente de la Raza Espíritu de Madera. Una vez que se les quitara, sus cuerpos morirían y su alma se disiparía en el aire. Su número estaba en declive continúo debido a la búsqueda a gran escala de ellos. Eso naturalmente conducía a un aumento incesante en el precio de venta del Orbe de Espíritu de Madera. Además, matar personas de su raza era ampliamente reconocido como poco ético e inhumano. Por lo tanto, los Orbes de Espíritu de Madera siempre se habían vendido en privado, sin que nadie se atreviera a hacerlo públicamente. Como resultado, se había vuelto extremadamente difícil obtener los orbes hoy en día, mucho menos uno con el setenta por ciento de su poder espiritual preservado.

También era una opción para él ir a cazar a un miembro de la Raza Espíritu de Madera, pero hacerlo sería igual a desafiar la ley celestial, y los practicantes profundos honrados, no lo harían abiertamente.

Ahora la posibilidad de poner sus manos sobre un Orbe de Espíritu de Madera todavía era viable, pero el Jade de Buda de las Nueve Estrellas Divinas y la Hierba Emperador Inmortal eran el tipo de cosas que solo podían verse en los registros antiguos. No estaba claro si incluso el rumor de su ubicación se podía escuchar una vez en varios miles de años. Era inmensamente difícil obtenerlos incluso en los reinos estelares superiores.

One response to “ATG – Capítulo 1014 – Rescindiendo la Orden

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s