WMW – Capítulo 397 – Brujo de Rango 4

Siguiendo a Robin, pasó por varios edificios extravagantes con estilos extraños. Había todo tipo de cosas allí, y antes de que Leylin tuviera tiempo de identificarlas, Robin lo condujo a otro edificio.

Después de pasar por una esquina, se encontró con otro Brujo vestido con ropa dorada y negra.

También había anillos de misteriosos patrones negros en su cara.

“¡Johnny!” Kubler, que había estado detrás de Leylin apretó sus puños, aparentemente aterrorizado mientras se escondía en la sombra de Leylin.

“¡Saludos al Marqués Robin!” Johnny se presentó ante Robin, y luego lo saludó usando la etiqueta de la nobleza.

“¡Es el Conde Johnny! ¡Eh, déjame presentarte a Leylin aquí! ¡Es un Brujo de rango 3 a punto de unirse a nuestro clan!” Robin sonrió levemente.

“¡Así que es el Señor Leylin!” Johnny hizo una reverencia. “Aunque es la primera vez que nos reunimos, tengo una petición. Me pregunto si podría aceptarla.”

“Si se trata de Kubler, me temo que no puedo estar de acuerdo.” Leylin respondió de inmediato.

“Es una verdadera lástima.” Respondió Johnny indiferentemente, sin parecer en absoluto exasperado, lo que provocó que Leylin se estremeciera interiormente.

“¿Y si digo que soy yo el que pregunta?” En este momento, otra voz interrumpió.

“¡Marqués Wood!” Además de Leylin y Robin, los otros Brujos inmediatamente se inclinaron.

Leylin lo miró. Era un hombre rubio de mediana edad, brillo y resolución en su expresión que también tenía un aura imponente. También estaba la línea de sangre de la Serpiente Gigante Kemoyin en su cuerpo, e incluso eclipsaba a Robin.

Kubler es un criminal que me robó un tesoro precioso. Espero que me lo puedas entregar.” Los ojos de Wood estaban fijos en Leylin, una presión emanaba de él.

Kubler había palidecido, y después de ver la expresión de satisfacción de Johnny, inmediatamente comprendió que después de ver que tenía un nuevo Maestro, Johnny inmediatamente le pidió ayuda a alguien más.

“¿Así que lo vas a entregar?” En ese momento, muchos pensamientos revolotearon en la mente de Leylin.

En la superficie, Wood era verdaderamente un Brujo de la Serpiente Gigante Kemoyin, en comparación con Johnny, que tenía la línea de sangre de la Serpiente Negra de Horall, su línea de sangre era más noble. Además, había ingresado en el rango 3, y desde la perspectiva de uno que miraba sólo las ganancias, era mejor darle a Kubler.

Intercambiar un Brujo de la Serpiente Mankestre de rango 1 que no tenía ninguna esperanza de avanzar para obtener una impresión favorable de un Brujo de la Serpiente Gigante Kemoyin de rango 3, había poco que considerar en este comercio.

Johnny, quien entendía esto, se mostró inmediatamente presumido, mientras que Kubler parecía derrotado.

“Mis disculpas, pero no.” La voz de Leylin sonó, permitiendo a Kubler recuperarse de su desesperación.

“¡Maestro!” Kubler dejó escapar un largo suspiro, parecía emocionado.

“¿Hm?” La mirada de Wood que era aguda como una espada que perforaba hacia Leylin. “¿Has pensado esto claramente?”

“¡Por supuesto! ¡Muy claramente!” Leylin no vaciló y se encontró con su mirada.

¡Se hablaba de tres formas de pensar en su mundo anterior, pero los principios de Leylin habían tomado forma desde hacía mucho tiempo, y debían priorizar los beneficios! En el momento en que tuviera que elegir, consideraría sus propios beneficios y elegiría el mejor curso de acción.

Tal línea de pensamiento no era puramente sobre beneficios tangibles; también tomaba en cuenta la reputación, el amor familiar y romántico, y otras cosas similares. Por supuesto, todo esto variaba de persona a persona.

Algunos sentían que el amor no tenía precio y decidían ser parciales hacia él, mientras que otros creían que valía 50,000 o 100,000 unidades. Luego harían la elección correspondiente.

Por ejemplo, si se pasaba tiempo trabajando o saliendo con la familia, Leylin creía que trabajar por un día equivalía a 100 unidades, pero con la familia, perdería 300 pero ganaría 600 por la felicidad en su corazón. El beneficio total sería de 200. Al comparar cosas, de hecho, era mejor salir con la familia.

Usando esta lógica, si su trabajo le valía 1000 y el valor de salir con su familia era 300, era una decisión obvia de seguir trabajando.

Ahora, entregar a Kubler podría darle a Wood una buena impresión de él y proporcionar una buena base para este período de tiempo. Sin embargo, a largo plazo, las ganancias no compensarían las pérdidas.

‘Kubler me siguió y me trajo al Clan Ouroboros. A cambio, garantizaré su seguridad. Todo esto cumple con el principio de un intercambio equitativo. Si lo abandono ahora, no solo se dañará mi reputación, también abandonaré mis propios valores.’

‘Además, definitivamente estoy siendo vigilado por muchos señores. Si parezco demasiado frío, definitivamente se sentirán decepcionados. Esto causará una eventual pérdida en el futuro, lo que es incluso peor que ofender a Wood.’

Aunque los Magos generalmente eran fríos y racionales, los líderes siempre tenían que abogar por la esperanza, la sangre caliente y el sacrificio. Si los rangos inferiores de la organización no se esforzaban por superarse a sí mismos, y no tenían la sangre caliente suficiente como para sacrificarse, ¿qué beneficios obtendrían al final?

La esencia de cualquier grupo eran las responsabilidades desiguales de los niveles superiores e inferiores.

Honestamente hablando, Wood era simplemente un Brujo de rango 3. En el momento en que Leylin ingresara, él tendría un estado similar. A lo sumo, habría una ligera diferencia en su fuerza. ¿Wood realmente se atrevería a hacer algo?

Si se retiraba en este momento, los espectadores se desilusionarían inmediatamente, y nadie confiaría en él.

Después de comparar esto, Leylin finalmente tomó la decisión que más le beneficiaba.

“¡Bien, muy bien! ¡Espero que no te arrepientas de esto en el futuro!”

Dos corrientes de aire blanco fueron expulsadas de las fosas nasales de Wood mientras miraba a Leylin. Con una sacudida de su túnica, salió por un lado, con Johnny siguiéndolo de cerca.

“¡No te preocupes! En el momento en que ingreses a nuestro Clan Ouroboros, se te asignará la posición de Marqués. Wood no se atrevería a hacerte nada abiertamente.” Robin creía que Leylin estaba preocupado por la venganza de Wood e inmediatamente lo consoló.

“Entonces, si no me uno, ¿eso significa que se vengará muy rápido?” Leylin rodó los ojos, pero se dio cuenta de que lo invitaban a su organización. Él respondió de inmediato. “¡Por supuesto! ¿A dónde más puedo ir si no al Clan Ouroboros?”

“Jaja…” Robin estalló en carcajadas y le dio unas palmaditas en el hombro a Leylin. “¡Exactamente! En todo el Continente Central, el Clan Ouroboros es el mejor lugar para que los Brujos de la Serpiente Gigante Kemoyin se unan. ¡Has hecho la elección correcta!”

“Está bien, no permitamos que el Señor espere demasiado.” Le recordó Leylin. Si no fuera por el hecho de que habían Brujos de rango 4 en la organización de Robin, no habría aceptado tan fácilmente.

“¡Correcto! ¡Sí, ven conmigo!” Recordando que había trabajo a mano, Robin inmediatamente abrió el camino.

Los dos charlaron mientras caminaban, y después de pasar por algunas obstrucciones, finalmente llegaron frente a una pequeña villa.

“Mi mentor, Gilbert, es una persona muy amable. No se requiere ninguna etiqueta, así que simplemente relájate.”

Robin sonrió a Leylin y luego abrió la puerta de la villa, llevando a Leylin adentro.

Los muebles en este piso eran todos ordinarios, pero se colocaron muy hábilmente, dando una atmósfera muy cálida. Robin dejó al resto de la gente afuera y llevó a Leylin directamente a una sala de estudio en el segundo piso.

“¡Mentor, he traído a Leylin aquí!”

Robin se dirigió levemente a la puerta de madera, la cual se abrió automáticamente con un chirrido.

“¡Saludos al Duque Gilbert!” En el momento en que Leylin entró, no examinó primero los alrededores o la apariencia del Duque Gilbert. En cambio, lo saludó.

“¡Buen chico! Levanta la cabeza y déjame mirarte correctamente.” Al oír esto, Leylin levantó la mirada, sus ojos revoloteando.

Este lugar estaba lleno de estanterías. El olor a trufas negras se extendía por la sala, y detrás del escritorio rojo había un viejo calvo con una bata. Estaba bien afeitado, con capas de finas arrugas en su cuerpo.

“¿Es este un Brujo de rango 4, un Mago de la Estrella de la Mañana?” Aunque los sentidos de Leylin eran más poderosos que el de los Brujos de rango 3 promedio, no había sentido a esta persona frente a él. En sus sentidos espirituales, no había nadie detrás del escritorio, pero lo que estaba frente a sus ojos le demostraba que realmente estaba allí. La disparidad de esto dejó a Leylin sintiéndose mareado.

Un destello de sabiduría brilló en los ojos de Gilbert. Escaneó a Leylin por un instante y luego concluyó: “¡Eres muy joven! Ni siquiera tienes cien años e incluso has avanzado para ser un Brujo de rango 3. Aunque hubo apoyo de la línea de sangre de la Serpiente Gigante Kemoyin, tu talento y tus esfuerzos son encomiables.”

“Hm… ¿Estás dispuesto a ser mi estudiante?” Preguntó Gilbert después de permanecer en silencio por un momento.

“Por supuesto. ¡Saludos al Mentor!” Leylin inmediatamente se inclinó.

Como ya había aceptado unirse a su organización, no había ninguna desventaja en tener otra persona en quien confiar. Además, este Brujo de rango 4 era más que capaz de guiarlo.

“¡Jaja bien! ¡Muy bien! Ya estaba planeando darme por vencido con los discípulos, pero me enviaron un genio…” Gilbert se rió entre dientes, las arrugas en su rostro se desplegaron.

“¡Felicidades, Leylin! ¡De ahora en adelante, eres mi Menor!” Robin lo felicitó.

“¡En! Este es tu Mayor, Robin. Hay algunos otros que no están aquí. Te presentaré a ellos en el futuro.” Gilbert evidentemente estaba eufórico.

“Además, tu título y territorio te serán dados pronto. Robin te llevará a encargarse de todos estos asuntos. Eres de otro continente, ¿verdad? ¡Robin! Llévalo a mi almacén, muéstrale el Cristal 1 y déjale tener una mejor comprensión de los Magos de nuestro Continente Central.”

Gilbert vio muchas cosas con una sola mirada, sin permitirle a Leylin refutar nada.

“¡Entendido, Mentor!” Robin y Leylin solo pudieron hacer una reverencia antes de salir de la habitación.

“¿Eso es… todo?” Leylin todavía estaba incrédulo. ¿No fue esto tan simple?

“Para unirte oficialmente a nosotros, obviamente hay más por hacer. ¡Sin embargo, ya que eres un estudiante del mentor, las cosas serán diferentes!” Robin dijo todo esto de manera práctica.

“Además, aún tienes que ocuparte de algunos asuntos diversos. El Mentor quiso decir que debes ocuparte de todo antes de volver a verlo. Luego considerará qué conocimiento te transmitirá.”

3 respuestas a “WMW – Capítulo 397 – Brujo de Rango 4

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s