RTW – Capítulo 261 – Regalos

Después de la cena, Nightingale regresó al dormitorio mientras sostenía la caja sin abrir en sus manos. Ella fue seguida por Relámpago, Maggie, Lily y Mystery Moon, quienes también entraron después de ella, manteniendo su atención enfocada en la caja todo el tiempo.

“¿Cómo es?” Wendy no pudo evitar burlarse de ellas. “¿Les gustaría echar un vistazo a lo que hay dentro?”

Excepto por Lily, las otras tres asintieron una y otra vez.

“¡Su Alteza es totalmente imparcial!” Relámpago murmuró. “¡Primero no nos deja probar el vino, y ahora ni siquiera recibimos un regalo!”

“Dijo que era solo para las brujas adultas, ah.” Suspiró Lily. “Solo espera hasta que seas lo suficientemente mayor, si le preguntas a él entonces, también obtendrás una. Además, no estoy interesada en absoluto sobre qué tipo de tela hay dentro, así que ¿por qué me arrastraste hasta aquí?”

“Eh.” Mystery Moon parecía sorprendida. “Simplemente te llamé, nadie te arrastró, ah.”

“Yo-”

“¡Para, ese no es el punto importante!” Relámpago gritó. “¡Mystery Moon ya es mayor de edad, y Maggie también es adulta, pero ambas no lo recibieron!”

“¡Así es, vaya!” Maggie empujó el pelo blanco que cubría su cara hacia atrás y levantó su barbilla en protesta. “¡Yo tampoco lo recibí, goo!”

“Esto… Su Alteza Real seguramente tiene sus propias razones para hacerlo.” Nightingale también sintió que era un poco extraño, previamente Roland nunca había tratado a alguien de manera diferente, entonces, ¿por qué lo hizo esta vez? “Por ahora, veamos lo que hay adentro.”

Cuando abrió la caja, todo lo que vio fue una extraña pieza de ‘ropa’, parecía algo hecho de unas pocas bandas y dos bolsillos. Cuando lo tocó, se sentía muy suave y evidentemente estaba hecho con la tela de seda de la más alta calidad, pero no importaba cómo lo mirara, no podía entender qué tipo de tela debería ser, simplemente era demasiado pequeña.

“Hay un trozo de papel debajo.” Gritó Relámpago repentinamente.

Después de repartir la hoja de papel, Nightingale descubrió que no solo contenía una descripción y uso del regalo, sino también un diagrama que describía cómo debería usarse.

“Uh…” Wendy, que había abierto su propia caja, preguntó confundida: “¿Esto se llama sostén?”

“… puede aliviar el área del pecho al reducir su peso, promueve la circulación sanguínea, estabiliza la postura y al mismo tiempo disminuye la incomodidad causada por la fricción con la piel.” Al leer la carta, la voz de Nightingale se hizo más y más débil, mientras sus mejillas se ponían calientes y rojas. ¿Esta cosa se usa para sostener el pecho? No podía evitar que sus ojos se acercaran a Wendy, solo para descubrir que las miradas de las otras brujas se habían movido simultáneamente hacia ella. Repentinamente, todas mostraron una expresión comprensiva.

“Pfft.” Lily no pudo reprimir su risa por más tiempo. “Ahora finalmente entiendes por qué no recibiste un regalo, ¿verdad? Tsk, ahora tengo que corregir mis palabras de antes, incluso si Relámpago fuese completamente adulta, es posible que todavía no reciba un regalo.”

“Lo mismo parece ser cierto para ti.” Dijo Mystery Moon mientras la miraba fijamente.

“No lo quiero de todos modos.” Esta última se alejó y mostró una expresión altanera.

“Esto debería ser similar a un corsé ceñido, ¿no?” Solo Relámpago parecía estar completamente inmóvil. Por el contrario, ella lo miraba con los ojos llenos de curiosidad y envidia. “¿Puedes usarlo para que pueda echar un vistazo?”

“¡Por supuesto que no!” Wendy repentinamente expuso una apariencia avergonzada raramente vista y luego comenzó a expulsar a las cuatro, solo entonces pudo sentirse aliviada. “¿Cómo puede ser que Su Alteza de repente… nos presente esto?”

Al pensarlo, Nightingale también se sintió un poco avergonzada. Si él nos hubiera dado ropa simple, todavía habría sido apropiado. Después de todo, normalmente tomamos la ropa del castillo de todos modos, por lo que nadie se sentiría demasiado avergonzada al respecto. Pero estas prendas están hechas con diferentes tamaños, ¿eso significa que antes de que Roland nos diera su regalo, él observó cuidadosamente el tamaño de cada una de nosotras? La idea de esto hizo que se sonrojara, y no pudo evitar querer esconderse en la niebla para escapar.

Por cierto, ¿qué hará Anna?

“Me voy, pero volveré rápido.” Dijo Nightingale, luego se adentró en la niebla y atravesó las paredes. Vacilando solo por un momento cuando fue a la habitación de Anna, pero aun así decidió llamar a la puerta.

Pronto se abrió la puerta, mostrando a Anna, vestida con un camisón, luciendo igual que de costumbre. “¿Hay pasado algo?”

“Uh, quiero preguntar…” Nightingale entró a la habitación y cerró la puerta. “Su Alteza Real también te envió un obsequio… ¿qué piensas al respecto?”

“Ya estoy usando el mío, es muy conveniente.”

La respuesta de Anna la tomó desprevenida. “¿Ya te lo colocaste?”

“Um.” Anna asintió. “¿Quieres ver?”

“No, no, eso no es necesario.” Agitó apresuradamente su mano para detener a Anna. “Solo quiero preguntar, ¿no crees que es extraño?”

“Por qué.” Anna quedó claramente desconcertada. “Su Alteza Real ya dijo que quería promocionarlo y venderlo como un producto para aún más personas. Entonces, tenemos que ayudarlo usándolos con anticipación. Y también, son bastante buenos.” Le dio unas palmaditas en el pecho. “Son suaves y flexibles. Además, con el gancho en la parte trasera, para otros no es tan fácil quitárselo, por lo que es mucho mejor que usar muchas capas de ropa interior.”

Entonces, así es como es… Nightingale no pudo evitar suspirar de tristeza, a ella no le importaban estas cosas insignificantes. En cambio, ella solo se enfocaba en alcanzar la meta de Su Alteza. Quizás esto era lo que la hacía tan única, ella era pura y directa. Dado que era un regalo de Roland, Nightingale sabía que ella lo intentaría al final, así que ¿qué razón había para estar tan avergonzada? Anteriormente también había sido lo mismo, era completamente innecesario desear que no me viera. En vez de eso, debería haberle contado mis pensamientos de inmediato: si hubiera sido Anna, eso hubiera sido definitivamente lo que ella hubiera hecho, ¿verdad?

Pensando en esto, Nightingale regresó a su habitación, recogió el sujetador y lo estudió durante un rato, luego se escondió en la niebla mientras se lo ponía, antes de cubrirse con su ropa exterior habitual, y finalmente reapareció ante Wendy después.

“Es un poco demasiado grande.” Trató de saltar. “Pero es muy cómodo de llevar. Al menos no es tan áspero como esas viejas ropas pesadas, siempre frotarían dolorosamente mi pecho. Además, no afectan el movimiento de uno, lo que hace innecesario atar una banda de tela alrededor del pecho, lo cual es bastante conveniente… También debes intentarlo.”

“No, todavía no los necesito…” Wendy negó con la cabeza.

“¿Cómo puede ser eso?” Rió Nightingale mientras tiraba de ella hacia la niebla. “Siempre siento que fue por ti, que Su Alteza diseñó esto.”

*

Sylvie sintió que hoy había visto cosas más maravillosas que en los últimos años juntos.

La tubería que liberaba agua con solo tirar de una palanca. El jabón que eliminaba la suciedad y dejaba un olor fragante. Y la bebida que le hacía arder la garganta, pero ¿podría ser que Evelyn ya hubiera terminado su tarea al acompañar a Su Alteza al beber las tres copas de vino?

Naturalmente, la parte más increíble fueron los obsequios que se habían dado después de la cena… Sabía que la nobleza tenía la práctica de enviar corsés cuando se acercaban a alguien, sin embargo, otros solían combinarlo con un ajustado vestido de cintura. ¿Quién simplemente regalaría esto por sí solo? E incluso si lo enviaban como regalo, solo se lo enviarían a personas con las que eran muy cercanas… por ejemplo, amantes.

Pero al escuchar la explicación de Su Alteza, no tenía intención de dar esta prenda tan ajustada solo a las brujas, sino de extenderla aún más.

¿Quiere diseminarlo por todo el Territorio Occidental? Sylvie podía sentir la piel de gallina en todo su cuerpo, qué clase de noble elegiría hacer este negocio, o ¿podría ser que… tiene algún tipo de interés inusual en los pechos y las nalgas?

Después de que Nightingale arrastrara a Wendy a la niebla, solo pudo ver vagamente dos manchas de luz y sombra flotando cerca de la cama, ya que no aparecieron después de un largo tiempo, era obvio que bajo la extorsión del Nightingale, Wendy finalmente había decidido aceptar el regalo. Entonces, ¿qué hay de las otras brujas? ¿Ninguna de ellas entiende el significado de enviar ropa personal?

Recordando la advertencia de Ashes, Sylvie no pudo evitar tragar.

Ella tenía razón: Su Alteza es de hecho una persona peligrosa. Si puedo, es mejor estar aún más lejos de él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s