Invincible – Capítulo 213 – Salón Descorazonado

Huang Xiaolong reprimió el éxtasis en su corazón y comenzó a enfocarse en el Mandato del Alma que obtuvo de la Perla del Alma Absoluta.

Varias horas más tarde, Huang Xiaolong, que estaba sentado con las piernas cruzadas en el suelo, apuntó con su dedo hacia el vacío. Una impresión de dedo perforó hacia afuera, con una niebla de color gris oscuro retumbando como olas en alta mar, extendiéndose hacia los alrededores. Al mismo tiempo, extrañas criaturas negras aparecieron desde el interior de la niebla.

Eran las mismas criaturas extrañas que Huang Xiaolong había encontrado cuando entró al valle dentro del Pabellón Santo.

¡Este movimiento se llamaba Dedo del Alma Absoluta!

¡La impresión de un dedo recorrió la niebla gris oscura en completo silencio y era indetectable, pero tenía el poder de penetrar el cielo y la tierra!

Aún más difícil de defender que el quinto movimiento de la Habilidad de Espada de Asura: Flor de la Otra Orilla.

Cada vez que Huang Xiaolong mostraba el Dedo del Alma Absoluta, la Perla del Alma Absoluta arrojaba energía de color púrpura para que Huang Xiaolong la asimilara y la refinara. Esto se llamaba qi del alma. ¡Según los recuerdos que recibió de la Perla del Alma Absoluta, el Dedo del Alma Absoluta que Huang Xiaolong acababa de utilizar se volvería más poderoso cuando la niebla se hiciera más y más oscura, aumentando la fuerza de las extrañas criaturas negras y, a su vez, incrementando el poder de ataque del Dedo del Alma Absoluta!

Tres días y tres noches pasaron.

Huang Xiaolong señaló con el dedo hacia el vacío, la niebla oscura se extendió instantáneamente con gritos estridentes de las extrañas criaturas negras que resonaban desde adentro. El poder del ataque del dedo traspasó la niebla sin que se produjeran fluctuaciones.

En comparación con el primer día, el poder del Dedo del Alma Absoluta de Huang Xiaolong había mejorado varias veces.

Huang Xiaolong pasó tres días practicando el Dedo del Alma Absoluta antes de pasar a la otra habilidad, Mandato del Alma.

Meditando un momento para recordar el flujo y la ruta meridiana del qi de batalla para el Mandato del Alma, los ojos de Huang Xiaolong se abrieron repentinamente. En el fondo de sus pupilas emergieron dos caracteres de ‘alma’ de color púrpura.

Una luz brilló en los ojos de Huang Xiaolong y los dos caracteres volaron desde sus pupilas, combinándose en un solo carácter y marcándose sobre una pieza de algunas ruinas en el antiguo campo de batalla. Instantáneamente, la pieza de ruinas explotó en fragmentos.

Además de controlar a todos los seres vivos con almas, el Mandato del Alma poseía una destreza terrorífica de ataque que no era más débil que el propio Dedo del Alma Absoluta. Quizás carecía del factor de imprevisibilidad cuando se comparaban los dos.

Huang Xiaolong se sumergió en la práctica del Dedo del Alma Absoluta y el Mandato del Alma en el antiguo campo de batalla. Al mismo tiempo, Huang Xiaolong notó que cuando el qi del alma se fusionaba a la perfección con sus meridianos y su Mar de Qi, su qi de batalla en realidad aumentaba a gran velocidad. ¡Era más rápido que Huang Xiaolong cultivando por sí solo mientras tragaba una píldora espiritual de grado cinco a diario!

Por supuesto, era perjudicial para el progreso del cultivo de Huang Xiaolong si tomaba demasiadas píldoras espirituales para ayudar su cultivo. Pero el qi del alma era diferente, no había efectos secundarios para Huang Xiaolong.

Este hallazgo lo deleitó.

Con su velocidad de cultivo actual, supuso que podría romper a la etapa intermedia del Segundo Orden Xiantian muy pronto. A continuación, la etapa tardía del Segundo Orden Xiantian, el pico de la etapa tardía del Segundo Orden Xiantian y luego el Tercer Orden Xiantian.

La Perla del Alma Absoluta estaba clasificada en el cuarto lugar de la Lista de los Tesoros Celestiales, Huang Xiaolong aún tenía al Tesoro Celestial número uno, el Divino Monte Xumi, por delante.

Pasó un mes.

En ese mes, Huang Xiaolong se abrió paso con éxito a la etapa intermedia del Segundo Orden Xiantian desde el pico de la etapa tardía del Primer Orden. Sin duda, el poder de su Dedo del Alma Absoluta había aumentado significativamente, de cinco a seis veces más fuerte que antes. Lo mismo podría decirse acerca de su progreso en el uso del Mandato del Alma.

Al principio, el plan de Huang Xiaolong era irse al Imperio del Buda Bendito después de controlar la Perla del Alma Absoluta una vez que saliera de la dimensión del Pabellón Santo. Al final, y después de pensarlo mucho, Huang Xiaolong decidió retrasar el viaje hasta que la Familia Huang llegara a la Ciudad Imperial.

Pasó otro mes en práctica mientras se concentraba en el Dedo del Alma Absoluta, el Mandato del Alma, la Escritura Sagrada del Cuerpo Metamórfico, las Tácticas de Asura y el sexto movimiento de la Habilidad de la Espada de Asura: Ojo de la Reencarnación.

El tiempo fluyó rápidamente. Parecía que en un abrir y cerrar de ojos, dos meses llegaron y se fueron.

Mientras Huang Xiaolong practicaba el Ojo de la Reencarnación, el talismán de transmisión cerca de su pecho vibró. Deteniendo sus movimientos, Huang Xiaolong sacó el talismán de transmisión.

Este talismán fue hecho específicamente para él por Zhao Shu. Un experto en el Reino Santo marcaría el talismán con leyes espaciales. Usando el talismán de transmisión, ambos lados podían comunicarse entre sí a pesar de que estaban en un espacio separado.

El remitente del mensaje del otro lado era Zhao Shu.

“¡Soberano, Yu Ming ha regresado, el Maestro de la Familia Huang y el resto se encontraron con un percance!”

La cara de Huang Xiaolong se tensó al leer el mensaje.

¡La Familia Huang se encontró con un percance!

Huang Xiaolong lo arrojó todo a la parte trasera de su mente y salió corriendo del antiguo campo de batalla. Apresurándose hacia el salón principal, cuando él entró, los tres ㅡ Zhao Shu, Yu Ming y Fei Hou estaban esperándolo allí.

Aparte de ellos, también habían varios guardias de la Familia Huang presentes.

De esos varios guardias, Huang Xiaolong pudo reconocerlos con una sola mirada. Cuando Huang Xiaolong entró, todos se pusieron de pie.

Cuando Yu Ming quiso salir y explicar la situación, Huang Xiaolong agitó su mano. “Todos deben sentarse primero.” Dijo mientras tomaba el asiento principal en el centro del salón principal.

Al ver esto, Yu Ming y el resto regresaron a sus asientos anteriores.

Yu Ming, dime, ¿qué pasó exactamente?” Después de tomar su asiento, Huang Xiaolong preguntó.

Yu Ming rápidamente se levantó de su asiento, informando respetuosamente. “Soberano, cuando pasábamos por el Reino Toli, fuimos emboscados por una docena de expertos en el Reino Xiantian.”

“¡Una emboscada de una docena de expertos en el Reino Xiantian!” Los ojos de Huang Xiaolong se entrecerraron pensativamente.

“Sí, y cuatro de ellos estaban en el Noveno Orden Xiantian. Aparte de ellos. ¡Había seis miembros del Octavo Orden Xiantian y seis expertos más del Séptimo Orden Xiantian!” Yu Ming enumeró.

La fría voz de Huang Xiaolong contenía certeza: “¿Fue Yao Fei?”

Para que alguien pudiera enviar a tantos Expertos Xiantian de alto nivel a secuestrar a sus padres y que guardara rencor con él, solo estaba Yao Fei.

Por supuesto, además de Yao Fei, la Familia Guo también tenía la capacidad de realizar la misma acción.

Yu Ming asintió. “Sí, Joven Señor. Fue Yao Fei. Además de las cuatro Xiantian de Noveno Orden que se llevaron al Maestro de la Casa Huang, éste subordinado mató a seis de su Expertos Xiantian de Séptimo Orden y a cuatro de los Xiantian de Octavo Orden, capturando a dos Xiantian de Octavo Orden con vida. ¡Durante el interrogatorio, admitieron que fueron enviados por Yao Fei!”

“¡Trae a esas dos personas!” Un intenso instinto asesino destelló rápidamente en los ojos de Huang Xiaolong y desapareció igual de rápido.

“¡Sí, Joven Señor!” Respondió Yu Ming y se retiró del salón principal. Luego, regresó con dos hombres de mediana edad vestidos de negro.

En el instante en que los dos hombres de mediana edad vieron a Huang Xiaolong, se burlaron. “Huang Xiaolong, si quieres que tus padres, tu hermana y tu hermano menor estén a salvo, mejor déjanos ir de inmediato.”

Uno de ellos emitió una descarada y despiadada risa. “Si volvemos tarde, no nos atrevemos a garantizar que nada les sucederá a tus padres. Tu mamá y tu hermana menor fueron muy agradables a los ojos. ¡Incluso estuve casi tentado, y ni hablar de los guardias de la Mansión Yao!”

Justo cuando sus voces cesaron, una sombra se desdibujó. Huang Xiaolong ya estaba de pie justo en frente de ellos, ambas manos extendidas, apretando sus gargantas.

Los ojos de los dos hombres de mediana edad sobresalieron de la fuerza.

Huang Xiaolong los miró con frialdad. “¡Primero los enviaré al infierno!” Ejerció fuerza entre sus dedos, aplastándoles la garganta con un giro. Sus cabezas colgaban flojas, habían muerto antes de que siquiera entendieran lo que sucedió.

Después de confirmar su muerte, Huang Xiaolong arrojó los dos cuerpos al Caldero de las Mil Bestias dentro de la Pagoda del Tesoro Linglong. Dirigiéndose a Yu Ming, preguntó: “¿Dónde está Yao Fei ahora?”

“Respondiendo al Joven Señor, Yao Fei se encuentra actualmente en el Salón Descorazonado del Instituto Duanren.” Respondió Yu Ming.

¡Salón Descorazonado!

“¡Todos ustedes vengan conmigo al Salón Descorazonado!” Declaró Huang Xiaolong con voz fría.

“¡Sí, Joven Señor!” Respondieron Zhao Shu, Yu Ming y Fei Hou al unísono.

Momentos después, los tres siguieron a Huang Xiaolong desde la Finca de la Colina Meridional, en dirección al Salón Descorazonado en el Instituto Duanren.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s