Invincible – Capítulo 212 – Mandato del Alma

Al notar la extraña expresión en la cara de Xie Puti, Huang Xiaolong inclinó la cabeza para comprobarse a sí mismo. Sus ropas seguían puestas, no había nada malo hasta donde podía observar.

En este punto, Xie Puti se acercó exageradamente para tocar la frente de Huang Xiaolong, diciendo: “Hermano, ¿todavía estás soñando?”

“¿Soñando?” Huang Xiaolong estaba genuinamente confundido.

“Ya estamos fuera del Pabellón Santo.” Xie Puti dijo: “¡Pero cuando te trasladaron, estabas durmiendo y sin importar cuanto lo intentara, no despertabas! Por favor, ¿no me digas que pasaste todo el mes dentro del Pabellón Santo… durmiendo?”

La culpa cruzó por la cara de Huang Xiaolong ante la expresión desconcertada de Xie Puti, y él sonrió y asintió torpemente en reconocimiento.

Los ojos de Xie Puti se cerraron en estado de shock y señaló con un dedo a Huang Xiaolong. Luego estalló en una carcajada: “¡Maldito hermano, eres demasiado feroz! Creo que eres la primera persona que ingresa al Pabellón Santo para dormir. ¡Además, dormiste todo el mes ~!”

Lo que Xie Puti dijo no fue más que la verdad. ¡En la historia de la apertura del Pabellón Santo del Instituto Duanren, no había habido ningún estudiante que entrara a tomar una siesta!

“Estamos en uno de los patios de mi Mansión Xie.” Aclaro Xie Puti después de que su risa se detuvo. “Hemos sido trasladados fuera por medio día. Viendo que no despertabas, te traje aquí a mi Mansión Xie primero. ¿Qué te parece si vamos a la Casa del Vino de la Sapidez para unos pocos cientos de jarras de vino de celebración!”

Huang Xiaolong asintió con la cabeza.

A pesar de que deseaba volver a la Finca de la Colina Meridional para comprobar si había algún problema extraño con su cuerpo, le había prometido a Xie Puti antes de entrar al Pabellón Santo que tomarían unas copas. Por lo tanto, estaba demasiado avergonzado para rechazar.

“¡Genial, buen hermano, vámonos!” Xie Puti sacó con entusiasmo a Huang Xiaolong de la Mansión Xie hacia la Casa del Vino de la Sapidez en el Instituto Duanren.

En su camino, Huang Xiaolong sumergió sutilmente su sentido espiritual en su cuerpo para comprobar su estado.

En el momento en que su sentido espiritual entró en su cuerpo, una ráfaga de alegría frenética golpeó a Huang Xiaolong.

¡La Perla del Alma Absoluta!

Justo encima de su Mar de Alma flotaban tres de los Tesoros Celestiales: la Pagoda del Tesoro Linglong, el Anillo de la Vinculación Divina y la Perla del Alma Absoluta. Los tres Tesoros Celestiales se colocaron en un triángulo, cada uno envuelto en un suave halo.

Un brillo rojo ámbar, un brillo dorado y un brillo púrpura oscuro. Tres halos de diferentes colores entremezclados, mezclándose.

La Perla del Alma Absoluta no presionó a la Pagoda del Tesoro Linglong y al Anillo de la Vinculación Divina como lo hizo en el valle de huesos, sino que coexistía pacíficamente con los demás.

¿Qué pasó? Huang Xiaolong estaba feliz, pero también confundido.

Cuando perdió el conocimiento, ahogándose en los miles de huesos blancos y la Energía Yin Maligna, pensó que iba a morir. Sin embargo, no solo no murió, sino que incluso logró retener en la Perla del Alma Absoluta.

¡La Perla del Alma Absoluta!

¡El cuarto tesoro en la Lista de Tesoros Celestiales!

Huang Xiaolong respiró profundamente.

¡Finalmente había puesto sus manos en la Perla del Alma Absoluta! Luego, viajaría al Imperio del Buda Bendito para buscar el Divino Monte Xumi!

¡Seis años!

¡Independientemente de cualquier otra cosa, debía llegar al Décimo Orden Xiantian para entonces!

Al seguir escaneando los cambios en su cuerpo, Huang Xiaolong notó que su cultivo de qi de batalla había roto a través del pico de la etapa tardía del Primer Orden Xiantian, moviéndose a través de la etapa temprana del Segundo Orden Xiantian… llegando eventualmente al pico de la etapa temprana del Segundo Orden Xiantian y podría irrumpir en la etapa intermedia del Segundo Orden Xiantian en cualquier momento. ¡Incluso su fuerza interna había avanzado a grandes pasos!

Su qi de batalla y su fuerza interna cada vez más fuertes no fueron más que buenas noticias para Huang Xiaolong.

¿Esa Energía Yin Maligna no era realmente dañina, sino beneficiosa? ¡De lo contrario, Huang Xiaolong no podría encontrar una explicación lógica para el drástico incremento de su qi de batalla y de su fuerza interna en tan solo un corto mes de tiempo!

“Hermano, ¿estás bien?” Xie Puti notó que los pensamientos de Huang Xiaolong parecían estar en algún lugar distante y preguntó por preocupación.

Al darse cuenta de dónde estaba, Huang Xiaolong volvió a centrar su atención en el presente mientras negaba con la cabeza a Xie Puti: “Estoy bien.”

¡Obtuvo una buena cosecha de este mes en el Pabellón Santo! ¡Había valido la pena dormir!

Al escuchar eso, Xie Puti se rió. “Ha pasado bastante tiempo desde que llegamos aquí; ¡Nosotros, los hermanos, disfrutaremos hasta que ambos estemos ebrios o ninguno de nosotros pueda ir a casa!”

Huang Xiaolong se rió: “¡No nos emborracharemos, aunque bebamos durante meses!”

Ambos estallaron en carcajadas.

De hecho, con su cultivo en el Reino Xiantian, sería difícil emborracharse, aunque bebieran sin parar durante varios meses.

Poco tiempo después, los dos entraron en la Casa del Vino de la Sapidez, y debido a que estaban a principios de este mes, aún quedaban más de cuatrocientas jarras. Huang Xiaolong ordenó al camarero: “¡Envía todas las cuatrocientas botellas de Vino de la Sapidez restantes hasta aquí!”

¡Más de cuatrocientas jarras, que sumaron más de cuatro millones de monedas de oro!

El camarero quedó atónito y se volvió para mirar a Xie Puti.

Xie Puti se rió: “Esta vez mi hermano me está invitando. ¡Como él te dijo que las sirvieras, entonces sirvelas!”

El camarero miró a Huang Xiaolong con incredulidad y conmoción.

Huang Xiaolong le arrojó una tarjeta dorada.

Al atrapar la tarjeta dorada con perplejidad, el camarero dijo: “Joven Noble Xie, Joven Noble Huang, esperen un momento. ¡Iré a enviar todo el Vino de la Sapidez restante!” Rápidamente se dio vuelta, el camarero fue a preparar el vino, sin olvidarse de preparar una mesa de excelentes platillos para ellos.

Sin perder el tiempo, Huang Xiaolong y Xie Puti chocaron sus copas de vino, saboreando el vino y la comida.

Esta vez, Huang Xiaolong logró su propósito de ingresar al Pabellón Santo, controlar la Perla del Alma Absoluta e incrementar su qi de batalla y su fuerza interna. Estos buenos eventos contribuyeron a su buen humor.

Pero no mucho después de que comenzaron a beber, Guo Zhi y Guo Fei fueron vistos caminando hacia la Casa de Vino de la Sapidez, caminando y conversando al mismo tiempo.

“No esperaba que en la apertura del Pabellón Santo de esta vez, Duan Wuhen organizara a Jiang Yang y a Liu Zhi para proteger a su perrito Huang. ¡Maldita sea, Guo Xufei no pudo matarlo!”

“¡No te preocupes, cuando el Ancestro salga después de entrar con éxito en el Reino Santo, eso hará que Huang Xiaolong y Zhao Shu conozcan a su creador!”

“Escuché que el perrito Huang fue al Pabellón Santo a dormir. ¡Ahora, toda la Ciudad Imperial está rumoreando de que el perrito Huang es un cerdo durmiente!”

Ambos rieron siniestramente mientras hablaban y no se dieron cuenta de que Huang Xiaolong y Xie Puti estaban sentados dentro del restaurante. Tal vez era más exacto decir que los Hermanos Guo nunca imaginaron que Huang Xiaolong y Xie Puti estarían aquí bebiendo el mismo día que salieron del Pabellón Santo.

Al entrar en el establecimiento, Guo Zhi y Guo Fei sintieron un aire gélido rodearlos, así levantaron sus cabezas. Solo en ese momento finalmente notaron la presencia de Huang Xiaolong y Xie Puti.

Los hermanos palidecieron instantáneamente, sacudiéndose de miedo. Sin esperar, ambos se dieron la vuelta y huyeron presas del pánico.

“No te preocupes por ello.” Cuando Xie Puti quiso levantarse, Huang Xiaolong lo empujó hacia abajo diciendo: “No dejes que dos payasos humedezcan nuestro espíritu bebedor.”

Xie Puti se rió a carcajadas ante este comentario: “¡Como quieras!”

Las copas siguieron tintineando.

Varias horas más tarde, cuando salieron del restaurante, dejando el Instituto, Huang Xiaolong regresó a la Finca de la Colina Meridional.

Ya era tarde cuando Huang Xiaolong llegó a la Finca de la Colina Meridional. Después de llamar a Fei Hou y discutir asuntos relacionados con la Finca de la Colina Meridional durante el mes pasado, Huang Xiaolong activó el Anillo de la Vinculación Divina y entró en el antiguo campo de batalla. Allí, convocó a la Perla del Alma Absoluta fuera de su cuerpo.

Sosteniendo la perla púrpura del tamaño de un puño en su mano, Huang Xiaolong goteó una gota de sangre sobre su superficie lisa. Cuando la sangre se filtró en la perla, estalló una brillante luz púrpura. Al mismo tiempo, el mismo carácter ‘alma’ de color púrpura salió volando, entrando en el alma de Huang Xiaolong desde el medio de sus cejas. Otra secuencia de recuerdos destelló en la mente de Huang Xiaolong relacionada con la Perla del Alma Absoluta, incluidos los métodos para controlarla.

Huang Xiaolong descubrió algo de estos recuerdos. ¡Aparte del Dedo del Alma Absoluta, la Perla del Alma Absoluta contenía otra ley secreta profunda llamada el Mandato del Alma!

¡Este Mandato del Alma era una ley secreta para controlar el alma de una persona!

Huang Xiaolong quedó estupefacto por esta nueva información. Si lo que le mostraron era cierto, ¿no significaba eso que podría controlar a otras personas después de haber practicado esta ley secreta?

¡Además, este Mandato del Alma se aplicaba tanto a humanos como a bestias, se aplicaba a todos los seres vivientes!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s