Invincible – Capítulo 211 – Permutaciones

En el largo túnel negro, no había nada más que un tramo de oscuridad interminable.

¡Este era, en resumen, un tormento psicológico!

Imagínense a alguien avanzando en un pequeño espacio que no diferenciaba entre el día y la noche durante varias horas en alta vigilancia por cualquier peligro inesperado que pudiera aparecer. Una persona normal se habría vuelto loca.

Huang Xiaolong se obligó a seguir adelante.

Sin embargo, aparte del primer paso que dio, no hubo ni una sola reacción de la Pagoda del Tesoro Linglong y del Anillo de la Vinculación Divina, ambos habían estado en silencio desde entonces.

Aproximadamente un día pasó en el oscuro túnel.

Huang Xiaolong había pasado un día caminando en la oscuridad, pero aún no había señales de un final. Incluso para alguien tan fuerte como Huang Xiaolong, comenzó a sentir ira e irritación.

Al final, Huang Xiaolong simplemente dejó de caminar y se sentó con las piernas cruzadas en el lugar, meditando y ajustando su respiración para eliminar la ira y la molestia que sentía dentro de su corazón.

De esta manera, el tiempo pasó inadvertidamente. Sólo cuando se había calmado, Huang Xiaolong se levantó y siguió adelante.

Horas y días pasaron de esta forma; avanzando en la oscuridad y deteniéndose a meditar. Esto sucedió en tantos intervalos que Huang Xiaolong incluso perdió la cuenta de los días.

Cuando comenzaba a sentirse entumecido, repentinamente vislumbró la luz en la interminable oscuridad.

¡Luz, esperanza!

¡Para el actual Huang Xiaolong, la más mínima chispa de luz representaba una esperanza ilimitada!

Huang Xiaolong saltó hacia adelante, no, corrió hacia la fuente de luz con todas sus fuerzas.

Sin embargo, aunque esa pequeña luz se veía cercana, estaba más allá de lo que Huang Xiaolong había esperado. Incluso después de una hora de vuelo, aún no había llegado a donde estaba la luz.

Cuando Huang Xiaolong voló persistentemente, la ‘esperanza’ del tamaño de un grano de arena se hizo más grande, alcanzando el tamaño de una gran esfera.

Y se hizo cada vez más grande, envolviendo gradualmente a Huang Xiaolong. La escena ante él cambió en un instante cuando la luz envolvió su cuerpo. Salió del interminable túnel negro y llegó a un abierto espacio montañoso.

¡La superficie del terreno estaba llena de huesos blancos por todas partes!

Habían huesos humanos, de bestias y de algunas criaturas desconocidas.

Montones sobre montones, montañas apiladas una al lado de la otra.

¡Algunas montañas de huesos alcanzaron un máximo de cien zhang! (N/T: 320 metros)

Estos huesos blancos emanaban una Energía Yin Maligna, que formaba un vendaval diabólico que se arremolinaba en el aire como lamentos fantasmales.

Mirando esta escena, Huang Xiaolong frunció el ceño.

¿Qué tipo de lugar era este? ¿Cómo podría existir un lugar así en el Pabellón Santo? Estos montones y montones de huesos blancos de humanos, bestias y extrañas criaturas no deberían existir en el Pabellón Santo.

Quizás… ¿este espacio ya no era parte del Pabellón Santo? Repentinamente, un pensamiento brilló en la mente de Huang Xiaolong.

Huang Xiaolong siguió caminando como si hubiera llegado a un submundo de huesos blancos.

En el momento siguiente, la Pagoda del Tesoro Linglong y el Anillo de la Vinculación Divina en su cuerpo temblaron violentamente. Los ojos de Huang Xiaolong se iluminaron. Obteniendo una idea de la ubicación de la Perla del Alma Absoluta, las Alas de Demonio se extendieron y salió disparado en una dirección determinada.

Esta vez, la Pagoda del Tesoro Linglong y el Anillo de la Vinculación Divina no se comportaron como lo habían hecho antes, deteniéndose después de una pequeña reacción. Ambos temblaron con mayor intensidad. ¡Al final, ambos volaron del cuerpo de Huang Xiaolong!

Flotando en el aire, la Pagoda del Tesoro Linglong y el Anillo de la Vinculación Divina arrojaron una luz cegadora antes de que ambos volaran hacia adelante por sí solos, silbando a través del viento.

Al ver esto, Huang Xiaolong rápidamente los persiguió.

Huang Xiaolong había volado por un corto tiempo cuando la Pagoda del Tesoro Linglong y el Anillo de la Vinculación Divina emitieron un largo zumbido. Su velocidad aumentó aún más.

Huang Xiaolong necesitaba exudar todo su esfuerzo para mantenerse al día con la Pagoda del Tesoro Linglong y el Anillo de la Vinculación Divina.

De la misma manera y de forma abrupta, los dos Tesoros Celestiales se detuvieron en el aire a cierta distancia, incitando a Huang Xiaolong a buscar pistas. Casi inmediatamente, vio una perla morada del tamaño de un puño humano flotando no muy lejos.

¡La Perla del Alma Absoluta!

¡Sin duda, esta perla de color púrpura ante él era la Perla del Alma Absoluta!

Pero Huang Xiaolong tenía una expresión grave en su rostro. Una niebla gris oscura se arremolinaba alrededor de la superficie de la Perla del Alma Absoluta. La misma niebla espesa que Huang Xiaolong se encontró cuando entró por primera vez en el valle, pero estaba mucho más condensada y tenía una apariencia gris parecido a un líquido.

De vez en cuando, sombras oscuras parpadeaban en la superficie, acompañadas de chirridos resonantes. Esas no eran otras que las extrañas criaturas oscuras contra las que Huang Xiaolong era impotente… y un poco temeroso.

Bajo la observación de Huang Xiaolong, la Pagoda del Tesoro Linglong y el Anillo de la Vinculación Divina volaron hacia la Perla del Alma Absoluta, flotando en círculos sobre la perla púrpura del tamaño de un puño. Sin embargo, cuando los dos Tesoros Celestiales se acercaron demasiado, la niebla gris oscura alrededor de la superficie de la Perla del Alma Absoluta comenzó a aumentar, bloqueando la aproximación de la Pagoda del Tesoro Linglong y del Anillo de la Vinculación Divina.

Los gritos de las extrañas criaturas oscuras se hicieron más frecuentes y crecieron en intensidad, casi como si pudieran escapar y salir de la niebla gris en cualquier momento.

En el aire, el resplandor brillante de tres Tesoros Celestiales resplandecía.

La Pagoda del Tesoro Linglong brillaba de un rojo ámbar, el Anillo de la Vinculación Divina irradiaba una brillante luz dorada, y la Perla del Alma Absoluta brillaba con un color púrpura hipnótico.

Tres colores diferentes de luz entrelazados.

Mientras Huang Xiaolong observaba, sus Espíritus Marciales del dragón negro y azul en su cuerpo volaron hacia la Perla del Alma Absoluta.

Con los dragones gemelos uniéndose a la refriega, el frágil equilibrio y la calma entre los tres Tesoros Celestiales se rompió. La luz de la Pagoda del Tesoro Linglong y del Anillo de la Vinculación Divina se dispararon, mientras que el resplandor púrpura de la Perla Absoluta disminuía gradualmente.

A medida que la luz sobre la Perla del Alma Absoluta se volvía sombría, las pilas de huesos blancos que rodeaban la espaciosa montaña – los huesos de seres humanos, bestias y extrañas criaturas – se movieron.

La cara de Huang Xiaolong se tensó.

Estos huesos blancos eran probablemente numerados en millones, por lo menos cientos de miles. Cientos de miles de huesos blancos se estrellaron sobre Huang Xiaolong como una ola gigante. La terrorífica Energía Yin Maligna llenó el área, transformándose en un feroz demonio y mostrando sus afilados dientes a Huang Xiaolong.

Sin lugar para retirarse o esquivar, se ahogó en la ola de huesos blancos, abrumado por la Energía Yin Maligna. Su visión se oscureció, la conciencia hundiéndose en el olvido.

Hubo una sensación de entrar en un sueño por mucho, mucho tiempo. En ese sueño, estaba rodeado de innumerables huesos blancos. Cuando los huesos blancos desaparecieron, un vasto mar de sangre se manifestó. Después apareció un infierno de demonios malvados con garras afiladas y dientes feroces. Escena tras escena cambió, todos representando la sangre derramada y la carnicería del infierno. Espíritus malignos, los mitos chinos de los guardianes del Infierno, Cabeza de Buey y Cara de Caballo1, fantasmas sin cabeza, etc.

Imágenes repetidas, superpuestas e incluso entrelazadas.

Huang Xiaolong fue arrastrado por un río de recuerdos que no le pertenecían, incapaz de retraerse mientras flotaba.

Pasó un largo período de tiempo antes de que una luz cegadora iluminara sus ojos. La claridad volvió lentamente y se despertó.

Abriendo los ojos, había una cara frente a él, una imagen borrosa que lentamente se volvió más clara.

¡Xie Puti!

Huang Xiaolong agitó la cabeza para despejarla más. Tratando de levantarse, se acercó y preguntó al mismo tiempo:”¿Dónde estamos?”

Xie Puti miró a Huang Xiaolong con una extraña expresión cuando escuchó su pregunta.

Nota:

1Cabeza de Buey y Cara de Caballo, en la mitología china, son dos guardianes del inframundo, acompañando al recién muerto al infierno. (IMAGEN)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s