ATG – Capítulo 1004 – Formación de Sellado del Cielo del Final Congelado, Cenizas del Manantial Amarillo

Yun Che se retiró al lado de Mu Xuanyin, silenciosamente mirando hacia adelante. Su línea de visión, sin embargo, no cayó sobre Mu Hanyi; más bien, fue fijada en su oponente, Huo Poyun.

Entre el trío de Yan Zhuo, Yan Mingxuan y Huo Poyun, la fuerza profunda de Huo Poyun era la más débil y, por lo tanto, relativamente la más insignificante. La mayoría de la gente concentró sus miradas de sorpresa en Yan Zhuo, el que tenía la mayor fuerza profunda, pero Yun Che, desde el principio, solo había prestado atención a Huo Poyun.

Yun Che era extremadamente sensible a la fuerza de las llamas. Aunque la fuerza profunda de Huo Poyun era la más débil, Yun Che claramente sintió que el aura de la llama en su cuerpo era más pura que la de Yan Zhuo o Yan Mingxuan… Además, no era solo por un poco.

“¿Por qué no atacas primero?” Preguntó Huo Poyun.

A diferencia de la conducta habitual mientras se enfrentaba a Yun Che, la voz de Huo Poyun frente a Mu Hanyi era helada y un poco dominante, y su expresión reflejaba claramente una luz escarlata que hacía palpitar el corazón de uno. Evidentemente, las palabras anteriores de Mu Hanyi lo habían enfurecido un poco… seguramente este era un hombre con una dignidad extrema.

“No, eres un invitado de lejos. Claramente, tú deberías ser el primero en atacar.”

Anteriormente se había declarado que no podría haber enfrentamientos frente al Salón Sagrado. Aunque Mu Hanyi fue plantado como una asta de bandera, todavía tenía que cumplir con la regla previamente establecida.

Dos personas intercambiarían golpes tres veces… ¡El que estaba siendo atacado solo podía bloquear y no podía contraatacar ni eludir!

Bajo este tipo de regla, la persona que atacara primero naturalmente tendría una ventaja considerable. Pero ambos tenían mucho talento y eran igual de orgullosos, así que ninguno de los dos quería tomar la ventaja.

Hanyi, golpéalo directamente. No tiene sentido discutir palabras con él.” Pronunció Mu Xuanyin con frialdad.

El cuerpo de Mu Hanyi se estremeció levemente, luego respondió respetuosamente. “¡Sí!”

¡Ding!

Con un tintineo como la fractura de un cristal de hielo, Mu Hanyi atacó hacia delante. La energía helada irradiaba por todas partes y la capa de hielo debajo de los pies de Huo Poyun explotó. Tres árboles de cristal de hielo se elevaron abruptamente desde el suelo, formando un triángulo y atrapando a Huo Poyun en el centro. Tras el rápido crecimiento de los árboles de cristal de hielo, una aterradora energía helada y un frio potencialmente mortal descendió despiadadamente.

Árbol del Final Congelado.” Murmuró Yun Che. Mirando la apariencia de Mu Hanyi, fue solo una acción casual, sin embargo, el Árbol del Final Congelado que había liberado y la fuerza de la energía helada había superado sus expectativas por decenas de veces.

Después de todo, Mu Hanyi tenía la rara sangre del Fénix de Hielo y su fuerza profunda en el Reino de la Tribulación Divina era algo que el actual Yun Che simplemente no podía esperar alcanzar.

Sin embargo, Huo Poyun no se movió en absoluto, ni siquiera levantó la mano, eligiendo solo fruncir el ceño.

¡¡Boom!!

Una racha de llamas explotó violentamente de su cuerpo, luego dispersándose y extinguiéndose en un instante. Al mismo tiempo, los tres Árboles del Final Congelado también explotaron directamente, llenando el cielo con cristales de hielo que se quemaron completamente en la nada antes de que pudieran aterrizar en el suelo.

“Los saludos no serán necesarios.” Las cejas de Huo Poyun estaban fruncidas. “¿Por qué no usas honesta y apropiadamente toda tu fuerza y me dejas experimentar tu presuntuoso yo?”

“Jajaja, no merezco ser llamado presuntuoso.” Mu Hanyi soltó una larga carcajada. Justo cuando su risa cesó, su expresión también se volvió fría de repente. “Como esto es así, entonces no seré cortés… ¡Mi segundo golpe!”

La rica energía de hielo se convirtió en una sustancia con luz azul, expandiéndose rápidamente desde el cuerpo de Mu Hanyi. El aire dejó de circular por completo y el cielo se llenó de nieve flotante, también ralentizándose por completo hasta quedar inmóvil. Una asombrosa energía helada, con una velocidad similarmente impactante, se extendió hacia afuera, y en un abrir y cerrar de ojos, cubrió toda la región del Salón Sagrado.

Hanyi finalmente está empezando a ponerse serio.” Dijo un Maestro de Palacio en voz baja.

“Veamos cómo lo recibirá ese Huo Poyun.” Dijo otro Maestro de Palacio Fénix de Hielo con confianza. En esta región del Salón Sagrado, la energía profunda del atributo hielo de Mu Hanyi tuvo un aumento considerable en su poder.

En este momento, las manos de Mu Hanyi se entrelazaron repentinamente y la devastadora energía helada se concentró frenéticamente siguiendo sus movimientos, lanzándose directamente contra Huo Poyun.

Este ataque fue incoloro y sin forma.

Esta era la suprema energía helada, capaz de congelar el cielo y la tierra.

La expresión de Huo Poyun se volvió un poco más cautelosa. Reaccionando a la compresión y al acercamiento de la energía helada, bajó su figura y comenzó a girar en el aire. Siguiendo la rotación de su cuerpo, las furiosas Llamas del Cuervo Dorado comenzaron a encenderse violentamente en medio de la energía helada, convirtiéndose en rachas de llamas en forma de dragón que revoloteaban a su alrededor.

La energía helada se abalanzó hacia delante, aparentemente congelando el vacío. Una niebla incomparablemente fuerte surgió de las llamas en forma de dragón, sin embargo, todavía no tenían la menor indicación de estar siendo extinguidas. Incluso la velocidad a la que danzaban y la asombrosa aura del Cuervo Dorado no disminuyeron en absoluto.

“¡Haah!”

Después de varias respiraciones de tiempo de estancamiento, la energía helada fue forzada a desaparecer capa por capa, en realidad no pudo persistir. Huo Poyun dejó escapar un rugido bajo en este momento y las llamas que revoloteaban repentinamente explotaron. Las llamas se dispararon y un rojo escarlata apareció en el cielo blanco por un instante. La energía helada que venía de Mu Hanyi fue barrida instantáneamente por una espesa niebla, como una tormenta.

El aire, junto con la energía helada, rápidamente se volvió abrasador.

“Todavía tienes un último movimiento.” Huo Poyun aterrizó lentamente. Su punto de aterrizaje y su posición anterior no tuvieron la más mínima diferencia.

“Digno de ser el gran discípulo del Maestro de Secta Huo, realmente eres extraordinario.” Alabó sinceramente Mu Hanyi.

Hanyi, no hay necesidad de contenerse. ¡Déjale experimentar lo que realmente es el Canon de la Investidura del Dios Fénix de Hielo!” Dijo Mu Yunzhi en voz baja.

Mu Hanyi asintió lentamente. La expresión de su cara desapareció mientras apretaba sus manos pausadamente.

Si alguien dijera que acababa de retener el treinta por ciento, seguramente daría lo mejor de sí en este ataque final.

Por el contrario, Huo Poyun permaneció allí, parado recto. Sólo una capa de débiles llamas salpicada de agujeros rodeaba todo su cuerpo y no parecía estar en ninguna posición para defenderse con la energía profunda del Cuervo Dorado.

Mu Hanyi frunció el ceño mientras sus gestos de mano se ralentizaban. Mirando sus acciones, Huo Poyun dijo en un tono incomparablemente aburrido: “¡Ya he terminado mis preparativos, no dudes en hacer tu jugada!”

Su actitud, así como sus palabras, hicieron que la frente de Mu Hanyi se arrugase enormemente. La mitad de la Secta del Divino Fénix de Hielo estaba conmocionada, mientras que la otra mitad tenía expresiones llenas de ira.

“¿Qué quiere decir este mocoso? ¿Está mirando en menos al Hermano Mayor Hanyi?”

“¡Tch! Él piensa que se lo merece. ¡Creo que ya no quiere vivir! Hermano Mayor Hanyi, tus dos ataques anteriores fueron muy corteses; no te contengas más, golpéalo directamente.”

En comparación con la furia y las burlas de la Secta del Divino Fénix de Hielo, ante la clara arrogancia y acciones desdeñosas de Huo Poyun, Huo Rulie no solo no reprendió a Huo Poyun, sino que reveló una leve sonrisa.

Mu Hanyi inhaló ligeramente y no dijo nada más. Su mirada, sin embargo, ocultaba una sensación de ira. Silenciosamente, la luz fría que rodeaba su cuerpo se hizo mucho más profunda.

Este ligero cambio en la atmósfera hizo que todos los sonidos de descontento de los discípulos del Fénix de Hielo desaparecieran como si hubieran sido congelados. Una vez que la energía helada se había vuelto pesada hasta un punto crítico, las pupilas de Mu Hanyi se volvieron repentinamente azules como el hielo. Su cabello, ondeando contra el frio viento, rápidamente se tornó de en un brillante color blanco azulado en medio de la luz azul.

Esta acción hizo que todos los discípulos, e incluso los Maestros de Palacio y los Ancianos, contuvieran la respiración.

¡Este era un estado en el cual la energía profunda del atributo hielo había sido canalizada al límite extremo! ¡Mu Hanyi no se contuvo ni un poco en este ataque!

Un enorme halo de luz azul, centrado en el cuerpo de Huo Poyun, apareció silenciosamente en el aire. Este halo era inicialmente de un color azul celeste, luego se volvió más claro y leve. Finalmente, era más ligero, aparentemente sería incoloro y sin forma.

Pero en el centro del halo azul, la energía helada en realidad se había acumulado violentamente a una velocidad aterradora e indescriptible.

“Este es … la séptima etapa del Canon de la Investidura del Dios Fénix de Hielo… la Formación de Sellado del Cielo del Final Congelado… dentro del Salón Divino, parece que solo el Hermano Mayor Hanyi y la Hermana Mayor Feixue han sido capaces de cultivarlo…”

“¡Ss! El Hermano Mayor Hanyi está enojado… Huo Poyun… no va a morir, ¿verdad?”

“¡Le sirve bien si muere! Solo he visto a un Maestro De Palacio usarlo una vez. No pensé que el Hermano Mayor Hanyi, que no tiene la herencia de la línea de sangre, pudiera cultivar la séptima etapa basándose únicamente en la esencia de sangre de los Ancianos… es demasiado aterrador.”

Todos los discípulos del Fénix de Hielo tenían los ojos abiertos de par en par y la respiración entrecortada, temerosos de perderse esta escena en medio de su extrema excitación y espíritus animados.

Sin embargo, Huo Poyun aún permanecía de pie perfectamente recto, su cuerpo no se había movido ni siquiera una pulgada. Solo su línea de visión mostraba una pequeña desviación.

“¡¡Formación – de Sellado – del Cielo – del Final Congelado!!”

Cuando Mu Hanyi recitó en voz baja, la sombra de un Fénix de Hielo ilusorio brilló en su cuerpo.

En ese instante, el cielo y la tierra se quedaron en silencio mientras el halo azul del aire repentinamente se juntaba y la región dentro del halo se convertía en un infierno helado. Innumerables capas y conos de hielo aparecieron de la nada en un instante y una temible tormenta se levantó, como si el día del juicio final hubiera llegado, arrastrándose despiadadamente hacia el Huo Poyun, quien estaba de pie en el centro del infierno helado.

“Ahhh-” Los discípulos del Fénix de Hielo lanzaron una serie ininterrumpida de sonidos temerosos.

Huo Poyun levantó levemente la cabeza, su mirada se concentró en el desastre glacial que se aproximaba. Entonces, aparentemente sin previo aviso… dejó escapar un rugido estremecedor.

“¡Haahhhh!”

¡¡Boom!!

En ese momento, su cuerpo entero estaba inmóvil y solo contenía una débil aura de llama, pero con un rugido, las llamas que se escabullían a varios cientos de metros de distancia explotaron de su cuerpo. Estas llamas fueron solo el comienzo.

¡Boom!

¡¡Boom!!

¡¡¡Boom!!!

Boom boom boom boom boom boom…

La explosión de las Llamas del Cuervo Dorado resonó intensa e incomparablemente. Bajo la Formación de Sellado del Cielo del Final Congelado de Mu Hanyi, la extremadamente fuerte energía de hielo provocaría que los practicantes profundos del atributo fuego con una energía profunda ligeramente más débil fuesen incapaces de encender una llama ni por un instante. Pero estas Llamas del Cuervo Dorado, situadas en el centro de la Formación de Sellado del Cielo del Final Congelado, en realidad se encendieron ferozmente en un destello y se rompieron violentamente, llenando el cielo con las Llamas Divinas del Cuervo Dorado en medio de la tormenta helada.

El aire, la atmósfera y las ínfimas partículas, incluso la nieve y la energía helada, se convirtieron en un medio para la combustión e ignición de las Llamas del Cuervo Dorado. En el centro del infierno helado y de la glacial tormenta, capas tras capas de llamas doradas se iluminaron… además, se extendieron hacia afuera a una velocidad considerable.

“¡Qué…!” Mu Yunzhi dejó escapar un grito de sorpresa. Incluso como un Anciano del Salón Divino, sus ojos claramente se abultaron en este momento.

“Esto es…” La expresión de Mu Bingyun también reveló un cambio violento. Miró a Mu Xuanyin y captó una expresión de asombro en sus ojos.

“¡Cenizas del Manantial Amarillo!” Murmuró Yun Che en voz baja. Su mirada pasó a través de las capas de la energía helada y de las llamas, firmemente fijada en Huo Poyun.

¡La velocidad con la que Huo Poyun lanzó las Cenizas del Manantial Amarillo no fue mucho más lenta que él!

No sólo su velocidad de liberación fue extremadamente rápida, sino que bajo la supresión de Mu Hanyi, el primer instante de la liberación de las Cenizas del Manantial Amarillo ya le había permitido resistirse a la Formación de Sellado del Cielo del Final Congelado en su estado completo y posteriormente contrarrestar enérgicamente la fuerza central de la Formación de Sellado del Cielo del Final Congelado gradualmente… además, fue una contra-supresión inconmensurable y feroz.

En el breve lapso de cinco respiraciones, la región central de la Formación de Sellado del Cielo del Final Congelado fue llenada con las Llamas del Cuervo Dorado, y la energía helada fue simplemente incapaz de entrar siquiera un poco.

¡Después de diez respiraciones, las llamas doradas en realidad erosionaron casi la mitad del Dominio de Hielo!

Esta persona llamada Huo Poyun

“¡¡¡¡Haah!!!!”

Con otro rugido ensangrentado, apareció una silueta flameante del Cuervo Dorado en el cuerpo de Huo Poyun. Esta silueta del Cuervo Dorado provocó que llamas doradas cubrieran su cuerpo y se dispararon hacia el cielo en medio del explosivo rugido de Huo Poyun. El largo grito de un Cuervo Dorado atravesó el horizonte, penetrando directamente en el corazón y el alma de uno.

“¡¡Scree!!”

Boom–

Con el sonido de una explosión opresiva, la Formación de Sellado del Cielo del Final Congelado se derrumbó completamente por el rayo de llamas que se disparaba hacia el cielo. La energía helada, cargada con el límite de la fuerza de Mu Hanyi, fue rápidamente devorada por las llamas hasta que no quedó nada, e incluso las capas de hielo y los conos de hielo llenos de energía del Fénix de Hielo también fueron derrumbados por las Llamas del Cuervo Dorado, derritiéndose en un instante.

El dominio se había roto y Mu Hanyi parecía como si hubiera sido golpeado por un fuerte ataque. El enorme retroceso hizo que todo su cuerpo se parase rígidamente. Una corriente de sangre burbujeó en su garganta, llenándole la boca, pero inmediatamente fue tragada de manera forzada. Sólo una capa de palidez apareció en su rostro.

Las llamas se dispersaron y la energía helada había sido eliminada hace mucho tiempo. Huo Poyun aún estaba parado allí fijamente… la ubicación en la que se encontraba no tenía ni siquiera medio paso de desviación. Comparado con la tez pálida y mortal de Mu Hanyi, podría decirse que no tenía ningún cambio.

“Parece que este debería ser el límite de tu fuerza.” Dijo Huo Poyun sin entusiasmo. El significado detrás de estas palabras era claramente ‘era solo esto’.

“Ahora es mi turno de atacar.” Huo Poyun extendió lentamente una mano.

“…” La tez de Mu Hanyi estaba tranquila como siempre, pero no pudo hablar durante un buen rato.

Todo el mundo en la Secta del Divino Fénix de Hielo había sido congelado por sorpresa… Mu Hanyi había construido la Formación de Sellado del Cielo del Final Congelado usando la energía del Fénix de Hielo condensada durante más de diez respiraciones, pero Huo Poyun, quien estaba situado justo en el centro del dominio, completamente reprimido y encerrado, había derrotado la Formación de Sellado del Cielo del Final Congelado de Mu Hanyi en no más de veinte respiraciones.

Ambas energías profundas estaban en el quinto nivel del Reino de la Tribulación Divina.

Pero en cuanto a quién era más fuerte y quién era más débil, incluso un ciego podría decirlo con claridad.

Los logros de Mu Hanyi en la energía helada se consideraron primero o segundo en esta generación de discípulos en el Reino de la Canción de Nieve; solo Mu Feixue era comparable. Esto solo significaba que, sin mencionar el mismo rango, incluso alguien cuya fuerza profunda fuera uno o dos niveles más alta que la suya no sería necesariamente un oponente capaz.

Sin embargo, en el campo de batalla en ese momento, frente a un oponente con la misma fuerza profunda, estaba en desventaja.

¡Y fue una desventaja considerable!

En contraste con el shock de la Secta del Divino Fénix de Hielo, Yan Wancang tenía una expresión imperturbable… era evidente que había anticipado esta situación por mucho tiempo.

Innumerables miradas frías cayeron sobre Huo Poyun… ¡Una liberación extremadamente rápida de las Llamas Divinas del Cuervo Dorado con una fuerza tan grande que no debería pertenecer a nadie en el quinto nivel del Reino de la Tribulación Divina! Huo Poyun era alguien que había sido aceptado recientemente por Huo Rulie, especialmente traído a presumir…

Haber dominado las Llamas del Cuervo Dorado en esta medida era algo que incluso el Huo Rulie de entonces definitivamente no habría sido capaz de lograr.

¡Tal existencia realmente apareció en esta generación de la Secta del Cuervo Dorado del Reino del Dios de la Llama!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s