ATG – Capítulo 1003 – ¡Una Apuesta!

“Éste es Hou Poyun de la Secta del Cuervo Dorado del Reino del Dios de la Llama.” Huo Poyun se enfrentó a Yun Che mientras decía gentilmente y con cortesía: “¿Cuál es el nombre de mi estimado oponente?”

Yun Che. Nací en un reino inferior, pero ahora soy un discípulo de la Secta del Divino Fénix de Hielo.” Respondió educadamente Yun Che. En su mente, sin embargo, estaba reflexionando repetidamente sobre las posibles intenciones de Mu Xuanyin.

“¿Yun Che?” Repentinamente, Huo Rulie comenzó a reírse. “Pensar que tendrías el apellido Yun (nube) mientras el nombre de mi discípulo es Poyun (romper la nube). Es realmente muy adecuado para la ocasión, jajajaja.”

Huo Rulie, ¿no tienes miedo de perder la lengua si te ríes tan fuerte?” La mirada de Mu Xuanyin se volvió helada. “¡Yun’er, comienza!”

“~! @ # ¥% …” ¡Yun Che solo pudo morder la bala mientras movía su cuerpo y tomaba una posición de combate… después de todo, su oponente estaba en el Reino de la Tribulación Divina! Incluso si fuera diez veces más fuerte, aún no sería un oponente para Huo Poyun. ¿Cuáles eran exactamente las intenciones de Mu Xuanyin…? No podía ser que ella quisiera que él se hiciera el ridículo intencionalmente, ¿verdad?

Huo Poyun ahuecó ligeramente sus manos mientras un resplandor ardiente envolvía su cuerpo. “¡Por favor ilumíname!”

A pesar de que había tomado una posición de combate, naturalmente esperaría a que Yun Che diera el primer paso. Después de todo, él era un digno practicante en la etapa intermedia del Reino de la Tribulación Divina. ¿Cómo podría tomar la iniciativa de dar el primer paso contra alguien que acaba de ingresar al Reino del Origen Divino?

La flecha ya había sido dibujada. Por lo tanto, Yun Che ya no tenía forma de echarse atrás. Era imposible que él lo desafiara, y en términos de estrategias… la diferencia en sus puntos fuertes era demasiado grande. Además, con todo el mundo observándolo y el prestigio de Mu Xuanyin en juego… sentía que aunque repentinamente le crecieran diez cabezas más, todavía no podría encontrar un método para ganar.

Maestra de Secta.” Justo cuando el corazón de Yun Che ardía con llamas de nerviosismo, una voz fría, que contenía toques de gentileza, resonó repentinamente en las cercanías cuando Mu Bingyun se adelantó y dijo calmadamente: “Este sigue siendo el Salón Sagrado, no deberíamos pelear aquí. Además, ambos son discípulos directos que fueron elegidos con sumo cuidado. En un enfrentamiento entre el hielo y el fuego, es extremadamente fácil causar lesiones graves de forma accidental. Si eso ocurriera, sería una pérdida irreparable para ambos Maestros de Secta.”

“¿Qué? ¿Quieres cancelarlo forzosamente?” Huo Rulie se burló.

“¿Cómo podríamos volver atrás en las palabras pronunciadas por nuestra Maestra de Secta?” Las cejas de Mu Bingyun se fruncieron. “Sin embargo, este es el Salón Sagrado de mi secta, no un campo de batalla. Además, sus discípulos sólo se enfrentan por superioridad y no por la vida del otro. En este caso, ¿por qué no usamos un método más simple?”

Hada Bingyun, por favor habla.” Respondió Yan Wancang rápidamente.

Mu Bingyun se volteó hacia Huo Rulie y los otros dos y dijo con indiferencia: “El arte profundo de mi secta es el Canon de la Investidura del Dios Fénix de Hielo, mientras que el de la Secta del Cuervo Dorado es el famoso Registro del Mundo Ardiendo del Cuervo Dorado. Entonces, ¿por qué no dejar que nuestros dos discípulos demuestren el principal arte profundo de su secta? Los dos se moverán varios cientos de metros uno del otro y cada uno tendrá tres oportunidades para usar el arte profundo de su secta para atacar al otro. El que defiende solo puede defenderse. Una vez que cada lado haya realizado sus tres ataques, el resultado se decidirá por la puntuación. Como tal, podemos evitar un enfrentamiento desagradable. Usemos el arte profundo de cada secta para determinar el final de este asunto.”

Antes de que Mu Bingyun hubiera terminado de hablar, Yan Wancang ya había empezado a asentir con la cabeza cuando dijo: “La idea de la Hada Bingyun es muy inteligente. No solo aborda todos los puntos principales, como evitar lesiones y arruinar la atmósfera, sino que también nos presenta una forma realista de competir. Maestro de Secta Huo… si realmente tienes que forzar una competencia, entonces deja que sea así.”

Mientras Yan Wancang hablaba, sus ojos miraban a Huo Rulie, aparentemente insinuando… después de todo, simplemente no podía estar más de acuerdo con las reglas propuestas por Mu Bingyun. Porque este era el dominio del Reino de la Canción de Nieve. Con la personalidad de Mu Xuanyin, si estos dos discípulos realmente comenzaran a pelear, independientemente de quién ganara o perdiera, habría graves consecuencias. Por lo tanto, este método más ‘moderado’ era claramente incontables veces mejor.

“¡Bien! ¡Muy bien!” Huo Rulie no dudó mientras asentía lentamente con la cabeza. “Esto también evitará que ciertas personas se pongan demasiado feas y enojadas… ¡Sin embargo!”

El sonido de la voz de Huo Rulie cambió abruptamente. “Ya que estamos dejando que nuestros discípulos compitan para terminar con este asunto, ¿cómo no podemos apostar? Mu Xuanyin, si mi discípulo, quien ni siquiera es digno de llegarle a la suela de los zapatos a tu discípulo, fuera a ganar de algún modo, ¿qué debería pasar?”

“¿Qué quieres?” La cara de Mu Xuanyin era inexpresiva.

“¡Jajaja, es muy simple!” Huo Rulie se rió. “¡Si mi discípulo, que ni siquiera es digno de llegar a la suela de los zapatos de tu discípulo fuera a ganar, entonces debes reconocer que tú, Mu Xuanyin, eres inferior a mí, Huo Rulie, delante de todos aquí!”

¡Huo Rulie una vez más hizo hincapié en ‘no es digno de llegar a la suela de sus zapatos’ para recordarle a Mu Xuanyin una y otra vez las palabras que ella había dicho personalmente! ¡Palabras que salieron de su boca!

Huo Rulie, tú…” Gritó Mu Huanzhi con furia.

“¿Qué hay de mí?” Huo Rulie replicó: “Su Maestra de Secta dijo personalmente que mi discípulo ni siquiera es digno de llegarle a la suela de los zapatos a su discípulo, ¿cómo podría tener miedo a perder? ¡Ella no se atreverá a no aceptar!”

“¡Tú!” El cuerpo de Mu Huanzhi tembló cuando las venas de su frente sobresalieron.

Comparado con el estado agitado de Mu Huanzhi, Mu Xuanyin todavía parecía tranquila e inexpresiva mientras preguntaba con frialdad: “¿Y si el discípulo de este Rey ganara?”

“¿Ganar?” Las comisuras de la boca de Huo Rulie se alzaron y sus ojos se entrecerraron mientras respondía: “Entonces haré lo que sea que ordenes sin dudarlo.”

“¡Huo Rulie!” Exclamó Yan Wancang en estado de shock. Sin embargo, acababa de gritar cuando la voz de Mu Xuanyin lo interrumpió bruscamente.

“¡Bueno! ¡Recuerda lo que dijiste!” Un destello helado destelló a través de las gélidas pupilas de Mu Xuanyin.

“Yo, Huo Rulie, soy un hombre de palabra. ¡Nunca volveré a ellas!” Huo Rulie ignoró a Yan Wancang mientras decía solemnemente: “¡Me temo que no te atreverás a aceptar!”

“¡Ustedes dos ni siquiera son dignos de tener miedo!” Mu Xuanyin gentilmente agitó su palma, haciendo que la tormenta descendiera mientras su voz se extendía por todo el espacio. “¡Si el discípulo de este Rey pierde ante el tuyo, este Rey reconocerá personalmente, aquí y ahora, que soy inferior a ti! ¡¿Contento?!”

“Así es-” Huo Rulie asintió lentamente con la cabeza mientras su par de ojos ardientes se abrían de par en par.

“Ah.” Habiendo sido obstruido una y otra vez, Yan Wancang solo pudo suspirar mientras veía la situación desarrollarse continuamente hasta este punto. Sin poder hacer nada, se volvió hacia Huo Rulie y dijo: “Mu Xuanyin no es en absoluto una persona impulsiva que haría cualquier cosa por mantener la cara. Ella es aún menos una persona que cavaría su propio agujero y saltaría en él. Tú… ¡ay!”

Como todo tipo de palabras desagradables ya habían sido dichas, era inútil que dijera algo más.

“¡Hmph! ¿Podría ser que creas que ese discípulo basura que ella tomó puede compararse con mi Poyun?” Preguntó solemnemente Huo Rulie.

“…” Yan Wancang se quedó sin palabras. Por lo que sabía, habían varios discípulos talentosos que tenían menos de treinta años en la Secta del Divino Fénix de Hielo, cuya fuerza profunda había alcanzado el Reino de la Tribulación Divina, pero Mu Xuanyin había elegido a alguien que había nacido en un reino inferior. Además, la fuerza profunda de la persona que ella había elegido como su discípulo directo acababa de entrar en el camino divino. Como tal, estaba claro que este ‘Yun Che’ definitivamente tenía algo extraordinario sobre él.

Tal vez Yun Che era extremadamente sabio o tal vez tenía un físico anormal. Tal vez era especialmente talentoso en la manipulación de hielo.

A pesar de todo, considerando que solo tenía un cultivo del Reino del Origen Divino, no había absolutamente ninguna forma de que fuera el partido para Hou Poyun, que estaba en la etapa intermedia del Reino de la Tribulación Divina… No importaba cuánto pensara Yan Wancang, él no tenía ni la más mínima duda con respecto a la derrota de Yun Che.

Además, los dos estaban compitiendo en las artes profundas de sus sectas. La diferencia entre ellos solo podría describirse como un ‘mundo de diferencia’. Independientemente de si era el Registro del Mundo Ardiendo del Cuervo Dorado o el Canon de la Investidura del Dios Fénix de Hielo, el poder y el control que podía ejercerse estaba estrechamente relacionado con la fuerza de la línea de sangre de uno.

Huo Poyun era el heredero directo de la línea de sangre del Cuervo Dorado.

En cuanto a la herencia de la línea de sangre del Fénix de Hielo del Reino de la Canción de Nieve… podría ser ignorada. Después de todo, la mayor razón por la cual la fuerza total del Reino de la Canción de Nieve era solo una décima parte del Reino del Dios de la Llama eran las grandes restricciones sobre la herencia de la línea de sangre del Fénix de Hielo.

“¡Permíteme recordarte de nuevo, este es el Reino de la Canción de Nieve!” Aunque Yan Wancang creía que era imposible que Huo Poyun perdiera, tampoco podía dejar de sentir el miedo en su corazón cuando pensaba en el carácter de Mu Xuanyin. “Entonces ¿y si gana Poyun? ¿¡Realmente crees que Mu Xuanyin admitirá ante todos que ella es inferior a ti!?

“¡No puedo esperar a que ella se coma sus propias palabras!” Dijo en voz baja Huo Rulie. “¡Si se atreve a no admitirlo, a menos que se atreva a mantenernos a todos aquí por el resto de nuestras vidas, definitivamente dejaré que todo el Reino Divino se entere de lo que pasó aquí el día de hoy! ¡Dejaré que todo el Reino Divino sepa que Mu Xuanyin es alguien que lanza extravagantes desatinos y mentiras! ¡Puede ser considerado… ayudar a mi hijo a desahogar sus frustraciones!”

“…” Yan Wancang negó con la cabeza, pero permaneció en silencio. Sin embargo, su corazón todavía sentía que algo estaba mal.

… En cuanto a Yun Che, de repente se había calmado en este momento. En medio de su preocupación, su mente se había inundado de frialdad.

¡Las maquinaciones de la mente eran tan terroríficas!

Huo Rulie había sido engañado como un mono todo el tiempo, pero aún no lo sabía.

Sin embargo, para Mu Xuanyin incitar a Huo Rulie y luego hacer que sus emociones se descontrolaran gradualmente… ¿qué era exactamente lo que ella quería lograr?

Los rostros de tanto los Ancianos como los Maestros de Palacio estaban pálidos.

Por un lado, estaba Yun Che y por el otro estaba Huo Poyun

Los pensamientos que corrían por sus mentes eran los mismos que habían estado pasando por la mente de Yun Che cuando había salido por primera vez… ¿cómo se suponía que Yun Che debía pelear?

Además, Yun Che acababa de completar su ceremonia de discipulado hoy y aún no había obtenido la sangre del Dios Fénix de Hielo. Era imposible para él exhibir el Canon de la Investidura del Dios Fénix de Hielo.

¡¿Qué estaba haciendo la Maestra de Secta?!

¡¿Podría ser que una vez dichas las palabras, ella no pudo evitar aceptar los continuos ataques de Huo Rulie?!

Parecía que esta podía ser la única explicación.

Huo Rulie, recuerda lo que dijiste hace un momento.” Dijo solemnemente Mu Xuanyin. “¡Deja que comience!”

“Por favor, ilumíname.” Huo Poyun una vez más tomó una posición de combate… y fue claramente una postura defensiva.

“¡Espera, espera!”

En este momento, otra voz repentinamente los interrumpió cuando la figura de Mu Hanyi destelló, dejando atrás una luz azul extremadamente hermosa mientras flotaba suavemente junto a Yun Che.

Mu Hanyi saludó profundamente a Mu Xuanyin y luego se volteó hacia Huo Rulie, diciendo: “Maestro de Secta Huo, este menor es Mu Hanyi, de la Secta del Divino Fénix de Hielo. Puede ser presuntuoso, pero me gustaría que el Maestro de Secta Huo me deje decir algo.”

Las cejas de Mu Xuanyin se fruncieron levemente, pero ella permaneció en silencio.

“¡Ah!” Se burló Huo Rulie. Estaba claro que pensaba que Mu Hanyi era alguien a quien Mu Xuanyin había arreglado en silencio para interrumpir el enfrentamiento entre los dos. “Está bien, entonces escucharé lo que tienes que decir.”

Mu Hanyi dijo. “Este Menor una vez quiso convertirse en el discípulo directo de la Maestra de la Secta, pero fui demasiado mediocre y perdí ante el Hermano Yun Che en la competencia. Como Yun Che es el discípulo directo de la Maestra de la Secta, este Menor está completamente convencido de que este Menor no puede ser comparado con Yun Che. El discípulo del Maestra de Secta Huo es sin dudas extraordinariamente talentoso y eso ha causado que las manos de este Menor empiecen a picar. No debería haber ningún daño al permitir que este Menor intercambie un par de golpes con el Hermano Poyun, para aprender el uno del otro, ¿verdad?”

“Si este Menor, por casualidad, lograra derrotar afortunadamente a su preciado discípulo…” Mu Hanyi sonrió casualmente mientras decía con arrogancia. “Entonces, me temo que su discípulo simplemente no está calificado para intercambiar golpes con el discípulo directo de mi adorada Maestra de Secta.”

Una vez que Mu Hanyi terminó de hablar, las cejas de Huo Poyun se fruncieron considerablemente mientras surgían indicios de ira en su rostro.

En cuanto a todos los Ancianos de la Secta del Divino Fénix de Hielo que tenían extrañas luces en los ojos, aquellos Ancianos cuyos corazones habían sido fuertemente apretados, sus expresiones parecían ser más cómodas mientras silenciosamente asentían con alivio. Parecía que de repente todos se habían relajado mucho.

Mu Hanyi era de hecho Mu Hanyi… su confianza en sí mismo y sus palabras ingeniosas habían causado que esta situación, que parecía tan perdida para la Secta del Divino Fénix de Hielo, se volteara repentinamente.

Especialmente su ‘si este Menor, por casualidad, lograra derrotar afortunadamente a su preciado discípulo… Entonces, me temo que su discípulo simplemente no está calificado para intercambiar golpes con el discípulo directo de mi adorada Maestra de Secta.Esto hizo que Huo Rulie no pudiera negarse incluso si quisiera.

Además, si Mu Hanyi derrotara a Huo Poyun, entonces también se resolvería la peligrosa cuestión de la cara entre los dos maestros de la secta.

“¡Hanyi, lo has hecho bien!” Mu Huanzhi alabó generosamente, enormemente aliviado.

Huo Rulie aún no había hablado cuando Huo Poyun dio un paso adelante y dijo con severidad: “¡Está bien! ¡Entonces, yo, Huo Poyun, le pediré al Hermano Hanyi que me ilumine primero!

“¡No podría estar más dispuesto!” La expresión de Mu Hanyi se volvió seria cuando se volvió hacia Yun Che y luego dijo gentilmente. “Hermano Mayor Yun Che, desde este momento, él todavía no merece intercambiar golpes contigo. Déjame pelear con él por un tiempo primero.”

“… Entonces, por favor, ten cuidado.” Yun Che se retiró en silencio.

Yun Che acababa de retroceder varios pasos cuando las luces profundas explotaron simultáneamente de las figuras de Mu Hanyi y Huo Poyun mientras dos energías profundas igual de impactantes y de atributos opuestos comenzaron a emanar de sus cuerpos… las energías liberadas eran tan tiránicas y autoritarias que nadie podía creer que vinieran de dos jóvenes que todavía no tenían treinta años.

En términos de cultivo, los dos estaban en la quinta etapa del Reino de la Tribulación Divina. La única diferencia entre ellos era que Mu Hanyi era tres años mayor que Huo Poyun.

Pero en términos de líneas de sangre, Mu Hanyi era naturalmente inferior a la de Huo Poyun.

Sin embargo, la mirada fría de Mu Hanyi aún contenía indicios de confianza, porque este era el Reino de la Canción de Nieve y, además, en el Salón Sagrado, el lugar más cercano al Lago Celestial del Frío Abisal. Podría decirse que este era el lugar más frío en el Reino de la Canción de Nieve fuera del Lago Celestial del Frío Abisal.

El aura helada aquí era muy beneficiosa para el Canon de la Investidura del Dios Fénix de Hielo de Mu Hanyi, mientras que también era muy perjudicial para el Registro del Mundo Ardiendo del Cuervo Dorado de Huo Poyun.

Por lo tanto, él creía que tenía suficiente control.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s