ATG – Capítulo 998 – Los Tres Maestros de Secta del Reino del Dios de la Llama

Cuando faltaba menos de una hora para el comienzo de la Gran Asamblea de la Secta, Yun Che finalmente partió con Mu Bingyun desde el Palacio Fénix de Hielo. Mu Xiaolan, naturalmente, los siguió.

Pasaron volando por la Región de la Ciudad del Fénix de Hielo, en línea recta hacia el norte. Mientras se acercaban a la región del Salón Sagrado, una figura también volaba en la misma dirección detrás de ellos.

Viendo a Yun Che, la figura se detuvo por un instante antes de acelerar inmediatamente y llegar ante ellos.

Vestido completamente de blanco, parecía encantador y su cuerpo entero emitía un aura elegante; era Mu Hanyi.

Maestra de Palacio Bingyun, Hermana Menor Xiaolan y Hermano Menor Yun Che… Oh no.” Se rió Mu Hanyi mientras negaba con la cabeza. “Desde hoy en adelante, debería llamarte Hermano Mayor Yun Che.”

Mu Bingyun asintió con la cabeza, Mu Xiaolan devolvió el saludo, mientras que Yun Che se rió y dijo: “El Hermano Mayor Hanyi es muy amable. Soy más joven que el Hermano Mayor Hanyi y también entré en la secta mucho más tarde, realmente no puedo aceptar el título de Mayor. ¿Por qué el Hermano Mayor Hanyi está solo el día de hoy?”

“Anteriormente, estaba discutiendo algunas cosas triviales con mi hermano real a través de una transmisión de sonido, de ahí el retraso.” Mu Hanyi explicó casualmente, antes de agregar con sinceridad: “Todavía tengo que felicitar al Hermano Menor Yun Che por convertirse en el discípulo directo de la Maestra de la Secta. En cuanto a esto, estoy bastante avergonzado. Ese día, después de perder contra el Hermano Menor Yun Che, la sorpresa que recibí fue demasiado grande y permanecí en un estado apático y confundido durante incontables días. Fue solo hace unos días que logré salir de allí. Ahora que lo pienso, aunque el nivel de cultivación del Hermano Menor Yun Che todavía es bajo, basado en el talento, simplemente ser capaz de bucear miles de kilómetros dentro del lago celestial… probablemente no sea una exageración decir que serás incomparable en el futuro y que no serás igualado. Es algo con lo que Hanyi nunca podrá competir. Perder también fue solo natural. Es solo que… espero que no haya sido muy risible para ti cuando planteé el darte un ochenta por ciento de ventaja ese día.”

“¿Qué está diciendo el Hermano Mayor Hanyi?” Yun Che sonrió amablemente y respondió: “En el futuro, todavía tengo que confiar en la guía del Hermano Mayor Hanyi dentro de la secta.”

Mu Hanyi se rió mientras negaba con la cabeza. Levantó las manos para decir adiós y justo cuando estaba a punto de irse, repentinamente pensó en algo y dijo: “Oh, dentro de quince días, será el milésimo cumpleaños del padre real de Hanyi. Ya que el Hermano Menor Yun Che estará a menudo junto a la Maestra de la Secta de ahora en adelante, si hay tiempo libre, ¿podría informarle a la Maestra de la Secta al respecto?”

“Está bien, lo entiendo.” Yun Che asintió. “Encontraré una oportunidad adecuada para que la Maestra de la Secta sepa sobre esto.”

A juzgar por la mirada de Mu Hanyi, era obvio que no esperaba que el majestuoso Rey del Reino de la Canción de Nieve asistiera a la celebración del milésimo cumpleaños de su padre real. Simplemente había querido transmitir el mensaje por respeto.

Hanyi se retirará entonces. Anhelo ver la gracia del Hermano Menor Yun Che en la Gran Asamblea de la Secta más tarde.”

Mu Hanyi presentó sus respetos y voló hacia el Salón Sagrado.

Yun Che, junto con las otras dos, también comenzaron a volar hacia el Salón Sagrado. De repente, Mu Bingyun preguntó: “Yun Che, ¿cómo encuentras a Hanyi como persona?”

Yun Che se volteó, pensó por un momento y respondió: “Basado en lo que sé, debería tener una obsesión muy firme por convertirse en el discípulo directo y debería haber sido muy confiado. Sin embargo, hace una semana, estaba solo a un paso del éxito y la razón por la que falló fui yo… En tan solo siete días, no solo lo ha aceptado con calma, de hecho, no mostró enemistad cuando me enfrentó e incluso se acercó por su propia cuenta a saludar…”

“Honestamente hablando, si fuera yo, definitivamente no podría hacerlo.”

“Así es, el Mayor Hanyi es realmente una buena persona.” Mu Xiaolan asintió.

Mu Bingyun miró a Mu Xiaolan antes de cambiar el tema: “En realidad, hace siete días en el Lago Celestial del Frío Abisal, en la batalla de espíritus de hielo entre Mu Hanyi y Mu Feixue, el ganador debería haber sido Mu Feixue.”

“¿Ahh?” La boca de Mu Xiaolan se volvió atónita en shock.

“… ¿Eso significa que la Maestra de la Secta estaba manipulando los resultados en la oscuridad?” Preguntó Yun Che en estado de shock. Con la fuerza de la Maestra de la Secta, si ella quería manipular los resultados, no requeriría ningún esfuerzo de su parte. Además, ella podría hacerlo sin que fuese detectada.

“Esa es de hecho la verdad.” Mu Bingyun asintió. “En términos de talento, Mu Feixue definitivamente vence a Mu Hanyi por un poco. Sin embargo, la personalidad de Mu Hanyi… sin considerar el bien o el mal, es la más adecuada para ser el discípulo directo.”

“…” Yun Che permaneció en silencio, pero no se sintió conmocionado.

“Sin embargo, inesperadamente, debido al giro de los acontecimientos, en realidad fuiste seleccionado.” Mu Bingyun lo miró fija y silenciosamente antes de dar un ligero suspiro. “Aunque la Maestra de la Secta sabía que tu físico era especial desde el principio, todavía eras alguien que pertenecía a los reinos inferiores. Todavía regresarás en unos años ya sea que hayas alcanzado tu objetivo o no. Puesto que no planeabas quedarte en el Reino de la Canción de Nieve, no había ninguna consideración para hacerte un discípulo directo. Sin embargo… este es quizás el destino.”

“Además, sentí que el eventual cambio de planes haya ido de acuerdo con este ‘giro de los acontecimientos’ fue más importante no por tu físico, sino por tus agallas para enfrentar a los Maestros de Palacio y a los Ancianos e incluso para refutarla a ella.”

“Eso… ¿no debería ser?” Murmuró Yun Che, antes de burlarse de sí mismo. “Puede decir que son agallas… pero sin suficiente fuerza para respaldarlo, esto sigue siendo una estupidez que no conoce la muerte. La Maestra de la Secta todavía me regañó dos veces.”

Mu Bingyun agitó la cabeza, pero no se lo explicó. “Parece que no tengo que recordarte nada sobre Mu Hanyi. Sin embargo, con respecto a Feixue, ella es la más adecuada para ti.”

“¿Eh? ¿La más adecuada para mí? ¿Qué significa eso?” Yun Che estaba aturdido.

“Deberías saberlo en unos días.” Mu Bingyun reveló una sonrisa muy débil.

Yun Che. “???”

Maestra, después de que Yun Che se convierta en el discípulo directo de la Maestra de la Secta, ¿será… muy difícil verlo?” Preguntó repentinamente Mu Xiaolan.

“Mn.” Mu Bingyun asintió suavemente: “Desde hoy en adelante, Yun Che se quedará en el Salón Sagrado junto a la Maestra de la Secta. Debería ser muy difícil volver a verlo.”

“Oh.” Dijo Mu Xiaolan antes de mirar hacia abajo otra vez.

“¿Ehh? Hermana Mayor Xiaolan ~ lan ~, ¿podría ser… que me extrañarás?” Yun Che se inclinó hacia ella y preguntó descaradamente.

“¿Quién… quién te va a extrañar?” Mu Xiaolan dio un paso atrás frenéticamente y respondió con ansiedad: “Después de que te vayas, puedo acompañar a la Maestra sola. Estoy muy feliz. ¡Hmph!”

“Oh…” Yun Che dejó escapar un suspiro con una expresión decepcionada. “Está bien, está bien. Originalmente había planeado volver al Palacio Fénix de Hielo a menudo para mirar alrededor, pero como me odias tanto, es mejor no volver sin haber sido invitado.”

“Tú… que vuelvas a ver que a la Maestra es natural, yo… no puedo detenerte de todos modos.” La voz de Mu Xiaolan se debilitó inmediatamente.

Salón Sagrado del Fénix de Hielo, a las diez de la mañana. Tras el largo grito del enorme Dragón de Hielo, el Rey del Reino de la Canción de Nieve descendió de los cielos y se sentó en su trono sagrado, comenzando oficialmente la Gran Asamblea de la Secta.

Los de alto rango estaban todos presentes, los de rango medio ocupaban casi la mitad del salón y millones de discípulos estaban presentes. Toda la Arena del Salón Sagrado estaba lleno de un vasto océano de aura helada. Sin embargo, el que más llamaba la atención de esta Gran Asamblea de Secta no era el Rey del Reino de la Canción de Nieve, sino Yun Che.

Después de que Mu Huanzhi leyó personalmente la decisión de hace siete días y el decreto de discípulo directo, Yun Che caminó lentamente bajo las diversas miradas diferentes de todos los presentes. Llegó ante el Rey del Reino de la Canción de Nieve y se inclinó solemnemente.

No había niebla alrededor del Rey del Reino de la Canción de Nieve el día de hoy. Mientras Yun Che caminaba hacia ella, su mente y sus emociones eran un completo desastre.

Ella era hermosa como un hada, como si estuviera tallada en jade de hielo. Sin embargo, bajo su mirada, cada poro de Yun Che podía sentir una intención fría y penetrante hasta los huesos.

Dentro del Reino de la Canción de Nieve, ella podía determinar la vida y la muerte de cualquier persona. Ahora, ella se había convertido en su Maestra… Anteriormente, él había estado interactuando estrechamente con ella. No solo había actuado mal, también había sido irrespetuoso e incluso la había llamado ‘Hermana Mayor de Grandes Pechos’ varias veces. La última vez, él también la había molestado.

¡Hasta ahora, Yun Che aún no podía aceptar completamente que ella era en realidad el Rey del Reino de la Canción de Nieve, la evidencia más ‘vital’ era el hecho de que, aunque había burlado al Rey del Reino de la Canción de Nieve… incluso después de convertirse en su Maestra, todavía estaba completamente sano y salvo!

Yun Che, a pesar de que tu tiempo en la secta ha sido corto y tu cultivo es pobre, posees un físico excepcional y un talento para el elemento hielo. Tu futuro no tiene límites.”

Cuando el Rey del Reino de la Canción de Nieve habló, todos en la Arena del Salón Sagrado escucharon: “Hoy, este rey te tomará como su discípulo directo y te otorgará la línea de sangre del Fénix de Hielo. Tendrás que seguir las reglas estrictamente y cultivar nuestras Artes Profundas del Fénix de Hielo diligentemente. Si vas a holgazanear, este rey personalmente te castigara.”

“¡Sí!” El rostro de Yun Che era severo al recordar lo que Mu Bingyun le había dicho: “Este discípulo deberá estar a la altura de su talento y no defraudar a la Maestra o a la Secta.”

“¡Paga tus respetos!” Repitió Mu Huanzhi en voz alta mientras miraba a Yun Che, su expresión era complicada.

La mirada de todos estaba fija en Yun Che, viéndolo realizar la ceremonia de discipulado con Mu Xuanyin. Envidia, celos, conmoción e incredulidad… Todos creían firmemente que el discípulo directo sería Mu Hanyi o Mu Feixue. Nadie hubiera imaginado que sería alguien que acababa de ingresar a la secta, que acababa de ingresar al Reino del Origen Divino.

No solo había venido de los reinos inferiores, solo habían pasado solo tres meses desde que había llegado a la Secta del Divino Fénix de Hielo. Solo había usado tres meses para pasar sobre Mu Hanyi, Mu Feixue y todos los discípulos de la secta para llegar a la cima.

Incluso cuando Yun Che completó la ceremonia, su corazón todavía no podía calmarse y todavía no se atrevía a mirar a Mu Xuanyin. Incluso cuando estaba sirviendo té, esperaba poder esconder su cabeza en alguna parte… y estaba extremadamente preocupado por su futuro.

Entonces, una súbita ráfaga de frío sopló. Un diácono desde el frente del salón descendió rápidamente y se arrodilló, hablando rápidamente: “Maestra de Secta, invitados del Reino del Dios de la Llama piden verla… ya están fuera del Salón Sagrado.”

“¿Qué? ¿Fuera del Salón Sagrado?” La expresión de Mu Huanzhi cambió y los Ancianos a su lado se pusieron de pie.

“¡Hmph!” Mu Xuanyin resopló. “Para poder irrumpir en este lugar sin ninguna conmoción, parece que esos tres vejestorios han venido personalmente.”

“Sí, Maestra de Secta, los tres líderes son los tres Maestros de Secta del Reino del Dios de la Llama.” El diácono respondió suavemente.

¿¡Los tres Maestros de Secta del Reino del Dios de la Llama habían venido todos personalmente!?

El shock y una sensación inusual se extendió instantáneamente a través del viento frío.

“¿Cuántas personas han traído?” Preguntó Mu Huanzhi.

“Los tres Maestros de Secta solo trajeron a otros tres… Además, son tres personas con auras muy jóvenes.”

“¿Seis personas? Parece que los tres viejos han obtenido algunas agallas.”

Mu Xuanyin no se puso de pie, pero su voz helada penetró en el cielo. “¡Déjalos entrar!”

Che’er ven al lado de la Maestra.”

La fría voz tenía una majestuosidad irresistible y cómo se había dirigido Yun Che también había cambiado. Yun Che quedó atónito por un momento. Poco después, se levantó y caminó con cuidado hacia Mu Xuanyin, finalmente parándose a su derecha.

Al ver a Yun Che parado al costado del Rey del Reino de la Canción de Nieve… todos los discípulos estaban llenos de envidia. Incluso los Ancianos de mayor rango y los Maestros de Palacio también revelaron señales de envidia en sus ojos.

La fría brisa se detuvo y repentinamente fue reemplazada por varias oleadas de aire caliente. Bajo las oleadas de aire caliente, seis personas descendieron de los cielos, tres personas al frente y otras tres detrás. Sus pasos se ralentizaron cuando tomaron el sendero de hielo central y caminaban hacia Mu Xuanyin.

El aire de todos los lugares por donde pasaban instantáneamente se volvió caótico y abrasador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s