WMW – Capítulo 389 – Continente Central

Kubler afirmó ser un Mago del Continente Central.

¡La ciudad natal del Gran Mago Serholm, el núcleo de todo el Mundo Mago, la tierra sagrada de los Magos, el Continente Central!

En cuanto a por qué Kubler estaba en este lugar, a Leylin no le importaba nada. Por el contrario, estaba muy interesado en la ruta que Kubler había tomado para llegar hasta aquí.

Si tuvieran que caminar este camino en la dirección opuesta, ¿podrían alcanzar con éxito el Continente Central? Leylin se preguntó en su mente.

El rostro de Kubler mostró un momento de vacilación antes de divulgar respetuosamente la verdad: “¡De hecho, la superficie que se encuentra justo sobre este mundo subterráneo es el Continente Central! Me enteré del lugar exacto donde la lava entra en erupción a partir de un manual de investigación transmitido a través de mi familia. Después de calcular los puntos más débiles en la lava, seguí el camino para llegar a este lugar.

Habiendo escuchado la versión de Kubler, Leylin entendió más o menos el procedimiento de su entrada.

En general, esto era como lo que había previsto anteriormente, y también explicaría por qué el cuerpo de la otra parte tenía horribles heridas de quemaduras, sin importar cuán precisos fueran sus cálculos de los puntos débiles de la lava, las llamas y la alta temperatura no eran algo que un Mago de rango 1 pudiese soportar.

¡Si él no hubiera tropezado con la Fruta de Vid de Vitalidad, ya podría haberse convertido en un cadáver carbonizado!

“¡Mmm! Ya resolví el inconveniente con los elfos oscuros y los enanos. ¡Puedes tener esto como recompensa por haber sido abierto con tu información!” Leylin agitó sus manos y arrojó la Fruta de Vid de Vitalidad a las manos de Kubler.

“¡Gracias, Mi Señor!” Un matiz de gratitud apareció en la cara de Kubler.

Para él, lograr mantener su vida ya había sido una gran recompensa. En cuanto a la fruta que estaba llena de vitalidad, fue una grata sorpresa.

* ¡Sizzle! * Unos pocos vasos sanguíneos rojos brotaron de sus dedos, perforaron el interior de la fruta y comenzaron a extraer grandes cantidades de esencia vital.

Con un vivo resplandor verde apareciendo en su cuerpo, sus quemaduras se recuperaron rápidamente. Las cicatrices se desvanecieron gradualmente, eventualmente desapareciendo sin dejar rastro.

La escena le recordó a Leylin el cuerpo parásito de la Enorme Serpiente Mankestre que había visto como un acólito. Los dos parecían tener un cierto nivel de similitud en sus habilidades.

Además, el método de atraer directamente la vitalidad parecía estar inspirado en las técnicas de meditación que podrían absorber la fuerza espiritual de los demás.

Por supuesto, esos eran asuntos pequeños.

Después de ver cómo mejoraba el estado de Kubler, Leylin le preguntó sobre el emblema de la Serpiente Negra: “También, este símbolo. ¿Qué significado tiene realmente?”

“¿Qué? ¿Mi Señor en realidad no sabe?” Su respuesta sorprendió a Leylin, pero Kubler se calmó un momento después de su reacción. “No importa, la línea de sangre no puede ser fingida.”

Después de ver la expresión de desconcierto de Leylin, Kubler le explicó inmediatamente a Leylin: “¡Este es un símbolo de nuestra organización, el Clan Ouroboros!”

“¿El Clan Ouroboros?” Leylin asintió, ese nombre era de hecho muy vívido: “¿Es eso una organización de Brujos de Líneas de Sangre?”

“¡Sí! ¡Además, dentro del Clan Ouroboros, solo aceptamos Brujos que tienen la línea de sangre de la Serpiente Gigante Kemoyin o sus descendientes!” Con seguridad Kubler respondió.

“Además, un Brujo de la Serpiente Gigante Kemoyin con gran poder, simplemente uniéndose al Clan Ouroboros, podría obtener instantáneamente un rango relativamente alto…” Agregó después de dispararle a Leylin una mirada.

“¡Dado que este es el caso, entonces no tengo mucho que esconder!” Leylin se rió. “En realidad, yo también soy un Mago Errante. Llegué a la Zona Crepuscular por accidente y me topé con la herencia de la Serpiente Gigante Kemoyin entre los restos históricos. ¡Fue allí donde vi por primera vez el símbolo del Clan Ouroboros!”

Leylin habló honestamente. A pesar de que habló vagamente, y no reveló ningún detalle real, Kubler fue lo suficientemente inteligente como para no preguntar más.

Por el contrario, alimentó a Leylin con una gran cantidad de información sobre el Continente Central.

A partir de esta información y registros que había obtenido de libros antiguos, Leylin finalmente reconstruyó una imagen de la Tierra Sagrada de los Magos.

El Continente Central era el núcleo del Mundo Mago. Atravesaba una gran área y tenía una abundancia de recursos preciosos.

¡Allí, los Magos Oficiales eran tan comunes como las nubes, y los Magos de rango 2 eran las élites! Los Magos de rango 3 eran respetados, aunque había diferentes rangos para ellos. Solo los Magos de la Estrella de la Mañana realmente tenían influencia.

Las organizaciones en el Continente Central necesitaban un Mago de la Estrella de la Mañana para supervisar su desarrollo si esperaban crecer en poder. Algunas organizaciones pequeñas fueron ocasionalmente construidas por Magos de rango 2 o rango 3, pero fueron efímeras, típicamente destruidas después de un corto período de tiempo.

“¿Dices que tenemos Brujos de la Estrella de la Mañana supervisando al Clan Ouroboros?” Leylin estaba muy interesado en esto.

¡Después de todo, eran Brujos de rango 4 con la línea de sangre de las Serpientes Gigantes Kemoyin! ¡Este era claramente su camino!

“¡Sí!” Kubler estaba claramente muy satisfecho con el uso de ‘nosotros’ de Leylin, con su tono y expresiones siendo muy íntimos.

“Entre los rangos de nuestro Clan Ouroboros, el Gran Anciano, el Segundo Anciano y el Tercer Anciano han alcanzado el rango 4. ¡Si unieran fuerzas, incluso podrían competir con un Mago de la Luna Radiante de rango 5! ¡Como resultado, se podría decir que nuestro Clan Ouroboros tiene algo de fama en el Continente Central!” Habiendo dicho esto, Kubler claramente se sintió orgulloso.

“¡Rango 5! ¿Mago de la Luna Radiante?” Una expresión dudosa cruzó la cara de Leylin, y le pidió a Kubler que aclarara la clasificación de los Magos después del Reino de la Estrella de la Mañana.

Los Magos Oficiales tenían un total de 9 rangos, y se les denominaba respectivamente Magos del rango 1 al 9.

Y por cada 3 rangos, habría un cuello de botella extremadamente grande.

Desde un Mago de rango 1 hasta el rango 3, y desde el rango 4 hasta el rango 6, y finalmente el rango 7 y superior, las diferencias entre ellos fueron extremadamente aterradoras.

El Continente Central estaba recuperando lentamente el esplendor de la antigüedad.

No solo los Magos de la Estrella de la Mañana se volvieron comunes, incluso los Magos de la Luna Radiante de rango 5 y los Magos del Amanecer de rango 6 aparecerían periódicamente.

Estrella de la Mañana, Luna Radiante y Amanecer fueron los títulos honoríficos de los Magos de rango 4, 5 y 6, respectivamente.

“¿Soy similar a una luna o un sol?” Leylin se rió en su corazón. “Sin embargo, solo un Mago de la Estrella de la Mañana tiene una vida útil de más de mil años y posee una fuerza tremenda. La aún mayor gloria y resplandor que poseen los Magos de rango 5 y 6 puede ser comprendida por eso mismo…”

Kubler no había descubierto los pensamientos de Leylin y continuó narrando: “No califico para saber lo que viene después del Reino del Amanecer. ¡Además, los pocos Magos que están en el rango 6 son los líderes más influyentes del Continente Central, y se titulan nuestros ‘Reyes’!”

“¿Reyes de los Magos? ¡Este término tiene mucho significado!” Leylin asintió.

“Hay tres poderes principales en el Continente Central. Los Brujos atados por sus líneas de sangre, las organizaciones de Magos que tienen muchas técnicas de meditación de alto grado, y las academias donde se mezclan varios poderes entre sí. Juntos, estos tres conjuntos controlan más del 70 por ciento de los recursos y la tierra de todo el continente. El resto está ocupado por una variedad de Magos humanos y otras especies… ”

Con la descripción de Kubler, un patrón del Continente Central apareció gradualmente en la mente de Leylin.

¡Especie extraña! ¡Grandes cantidades de recursos! ¡Magos de alto rango! ¡Y un escenario más grande y espacio para la mejora!

Una llama se encendió en los ojos de Leylin, así como un deseo aún más fuerte de apresurarse inmediatamente hacia el Continente Central.

Inmediatamente, suprimió el deseo y el impulso.

“¡Bien! ¿Ahora puedes explicarme por qué arriesgarías tu vida para escapar del Continente Central? ”

Los ojos de Leylin que irradiaban frialdad miraron a los de Kubler, lo que inmediatamente hizo que este sintiera un escalofrío en su corazón.

“En… En realidad…” Kubler no se veía bien. Después de lo cual se arrodilló ante Leylin, y colocó su frente firmemente en el suelo.

“¡Señor Leylin! ¡Por favor acépteme como uno de sus secuaces!”

“¿Qué quieres decir? ¡Por favor explícate con claridad!” La cara de Leylin permaneció sin cambios. Después de lo cual, escuchó algunas historias desagradables de Kubler.

Para decirlo simplemente, Kubler había ofendido a alguien en el Clan Ouroboros, que no le había dejado más opción que irse. Ahora, deseaba obtener la protección de Leylin para volver una vez más.

Honestamente hablando, desde el punto de vista de los Magos del Continente Central, el mundo subterráneo y otras áreas estaban todas desoladas. Si no fuera por el hecho de que se vio obligado a hacerlo, ¿por qué abandonaría su ciudad natal?

“¿Por qué crees que puedo protegerte?” Leylin deseaba saber. Antes de preguntar claramente, no prometería nada fácilmente.

“¡Por supuesto! Mi Señor ya ha alcanzado el rango 3, y es un Brujo de la Serpiente Gigante Kemoyin, con un futuro brillante. ¿Cómo pueden las personas como nosotros rivalizar con eso?” Kubler dijo con naturalidad, y tenía un ligero tono de admiración e inferioridad.

“Este subordinado ha ofendido a un Brujo con la línea de sangre de la Serpiente Negra de Horrall, que tiene el potencial de llegar al rango 3. Los altos oficiales del Clan Ouroboros definitivamente no estarían de su lado…”

“¿Potencial de crecimiento?” Leylin se alarmó y entendió que había escuchado algo extremadamente importante.

“¿Mi Señor no sabe aún?” Kubler, por otro lado, ya se había favorecido a sí mismo, cambió su dirección de Leylin.

“La herencia que obtuve no contiene ningún objeto en esta área, por favor explica detalladamente.” La cara de Leylin se veía alterada. Su corazón tenía un mal presagio.

“¡Sí! ¡Éste subordinado no ocultará nada!” La actitud de Kubler era extremadamente recta, y él había comenzado a seguir los estándares de los vasallos; Leylin no podría molestarse en corregirlo.

Cuando Kubler narró, la cara de Leylin se puso más triste, y finalmente fue como la del cielo ante una tormenta inminente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s