RTW – Capítulo 254 – Alianza

El clima del Fiordo era muy extraño, ayer había sido un día soleado y sin nubes, con un cielo infinitamente azul. Pero el cielo estaba sombrío hoy, el viento soplaba y los truenos rodaban, pareciendo una inminente tormenta de lluvia.

Ashes agarró su cabello para evitar que se moviera salvajemente al viento y luego entró en la casa de Tilly para descubrir que había una paloma gorda sentada en el hombro de Tilly.

“¿Maggie?”

“¡Goo!” La paloma alzó la cabeza, sus ojos se volvieron brillantes, abrió sus alas e inmediatamente se arrojó a la puerta, solo para ser suavemente bloqueada por la mano de Ashes. “Conviértete en tu forma humana para que podamos hablar.”

“Woo… Goo.” Con sus alas revoloteando, Maggie aterrizó en el suelo, mudando sus plumas para revelar su apariencia original. Ella abrió la boca y, tristemente, le preguntó: “¿Tienes odio por las palomas?

“Siempre he sentido que un pájaro que puede hablar es demasiado extraño.” Dijo Ashes riéndose y levantó a la chica que estaba sentada en el suelo. “¿A qué hora has vuelto?”

“Hace un momento, temía que la tormenta me atrapara, mi ala casi se rompió.” Se dio unas palmaditas en el pecho. “Afortunadamente, pude llegar a la Isla Durmiente antes de que comenzara a llover.”

“¿Volaste de regreso… así?” Ashes le dio un golpecito en la frente. “¿Por qué no te convertiste en una golondrina? ¿No habría sido mucho más rápido?”

“Oh…” Los ojos de Maggie se agrandaron, como si de repente solo se hubiera dado cuenta de algo. “Lo olvidé, vaya.”

Tilly no pudo evitar reírse, luego dejó la carta en su mano y dijo: “Te estoy metiendo en muchos problemas. Ya conozco las noticias de esa zona, así que por ahora, puedes ir a buscar a Lotus o a Molly y jugar con ellas, pensaré en una buena respuesta y te notificaré más tarde.”

“¡Bien, goo!” Maggie saludó y luego saltó mientras salía de la habitación.

“¿Qué tiene que decir Roland Wimbledon?” Esperando a que las dos fueran las únicas que quedaran en la habitación, Ashes se acercó a Tilly y se sentó junto a ella en la estera tejida. Allí, en el suelo frente a ellas, había un mapa extendido. Mirando de cerca, descubrió que representaba el terreno que rodeaba al Pueblo Fronterizo.

“Esta es su carta.” Tilly le entregó un pedazo de papel. “Tengo que decir que las brujas que eligió son… muy especiales…”

Ashes rápidamente terminó de leer la carta que se le había dado, incapaz de mantener el ceño fruncido en su frente, le preguntó: “¿Realmente eligió a Sylvie? ¿Simplemente no le importa exponer su identidad?”

“No lo sé.” Dijo Tilly, sin expresar su opinión. “¿Tal vez mi resumen sobre sus habilidades era demasiado vago, por lo que no pudo hacer una investigación en profundidad? ¿O podría ser que simplemente no le importa si su identidad es expuesta a nosotras, y podría estar tratando de mostrar su sinceridad en la cooperación? Por supuesto, todavía hay otra posibilidad…”

“Realmente podría ser tu hermano mayor.” Ashes terminó su frase. “Y debido a esto no le importa en absoluto la capacidad de Sylvie.”

“Pero esta posibilidad es casi nula.” Se rió de sí misma. “¿Quién sabría mejor que yo el tipo de persona que es mi hermano mayor? Si él fuera realmente Roland Wimbledon, nunca elegiría ir contra la Iglesia para proteger a las brujas. De joven a viejo, para lo que siempre ha sido mejor es para escaparse. Sin importar los desafíos o dificultades que enfrentaba… Incluso cuando el rey lo envió al Pueblo Fronterizo, nunca fue a encontrarse con ‘padre’ ni intentó organizar cualquier tipo de protesta, incluso si solo fuera simbólica.”

Ashes alzó una ceja. “En resumen, tomar la iniciativa para elegir a Sylvie es algo bueno para nosotras. De esa forma, no necesitamos pensar en una excusa para enviarle una bruja adicional, pero esas otras brujas… ¿no me digas que realmente quieres aceptar enviárselas?”

“¿Por qué no?”

Lotus es una de las brujas más talentosas de la Isla Durmiente. Si ella se va, ¿quién construirá nuevas casas de barro o restaurará las viejas? Si quieres crear algo, o transformar el terreno de la isla, no tener su habilidad para remodelar el terreno sería extremadamente inconveniente. Después de todo, actualmente estamos usando menos del 30% del terreno de la Isla Durmiente, todavía hay muchos lugares que se pueden transformar.” Mientras decía esto levantó un dedo.

“También está Honey, ella puede pedirle al águila pescadora que capture pescado para todos, la razón por la que podemos disfrutar de una variedad de deliciosas sopas de pescado todos los días es por su crédito. En cuanto a Candle y Evelyn, enviándolas, no sería un gran problema… En caso de que no puedas rechazar su pedido, ¿no podemos simplemente intercambiar esas dos brujas por otras que no son tan útiles?”

“¿Qué es útil? ¿Qué es inútil? Al enviarlas al Pueblo Fronterizo, espero obtener un nuevo aliado, en lugar de abandonar a nuestras hermanas.” La expresión de Tilly se volvió grave. “No importa qué tipo de habilidad tengan, al elegir venir a la Isla Durmiente, todas las brujas se han convertido en nuestras hermanas. Si queremos convertir la Isla Durmiente en el hogar de las brujas, ¿cómo podríamos permitirnos el lujo de filtrar al ya pequeño número de brujas según si sus habilidades son útiles o no?”

Ashes ya la había visto exponiendo este tipo de expresión durante su estancia en el palacio – era la expresión que la Quinta Princesa mostraría cada vez que estuviera indignada, al ver esto, Ashes no pudo evitar cambiar su forma de hablar: “Lo siento… Su Majestad, yo solo…”

Tilly suspiró y luego comenzó sin prisas: “Además, es difícil medir la capacidad de cada una de acuerdo con algún tipo de estándar. De entre las más de cien brujas, Roland ha seleccionado esas cinco brujas. Incluso incluyendo a Candle y a Evelyn, dos que has considerado inútiles.”

“¿Puedes estar realmente segura de que son inútiles? Quizás a través de este intercambio, podamos determinar si él eligió a las dos por accidente, o si él vio algo dentro de ellas que simplemente nosotras no pudimos reconocer.” Hizo una pausa. “No importa qué, ya somos un número tan pequeño de brujas, cada bruja merece ser peleada. No son herramientas para ser usadas, para construir nuestro nuevo hogar. Somos camaradas que tenemos el mismo objetivo en la mira, así que nunca digas esas cosas.”

“Sí, Su Majestad.” Respondió Ashes con una voz dócil.

En este momento, un rayo rompió las nubes, directamente sobre el mar. Como si se tratara de un decreto dado por los dioses, fue seguido inmediatamente con un trueno ensordecedor. Y junto con el eco de las explosiones, la lluvia también comenzó a caer sobre la Isla Durmiente. Al principio, cayó raras veces, pero luego rápidamente se convirtió en un alboroto. Y la densa lluvia pronto cubrió el paisaje exterior con una capa de niebla y lluvia, incluso a veces ensombreciendo la conversación entre las dos.

Ashes se levantó y cerró la ventana, para evitar que la lluvia entrara a la habitación. Cuando se dio la vuelta, vio a Tilly tambalearse dos veces, mostrando una expresión algo pálida y apagada en su rostro.

“¿Estuviste despierta toda la noche?”

“Bueno.” Tilly bostezó. “Todos los libros que trajimos de las ruinas fueron escritos en el mismo idioma. Además, ya encontré algunos puntos en común, siempre que tenga tiempo suficiente, estoy segura de que puedo traducirlos todos.”

“Sí, con tiempo suficiente… ahora, después de deshacernos de la molesta Iglesia, sin duda habrá tiempo suficiente para ti, no necesitas estudiarlos durante toda la noche.” Ashes frunció el ceño. “Podría tener un tremendo impacto en tu cuerpo.”

“Quédate tranquila, soy una bruja, mi cuerpo no colapsará tan rápido.” La 5ª Princesa respiró hondo. “Además, tengo una vaga premonición – ver la escena dentro de las ruinas me dio una sensación incómoda, así que tengo que descifrar el contenido de estos libros lo antes posible… Oh, por cierto, esta vez, cuando las brujas se vayan al Pueblo Fronterizo, también lleva uno de los libros junto con ellas.”

“Si ni siquiera tú lo puedes leer, la posibilidad de que las brujas de la Asociación de Cooperación de Brujas lo sepan es aún peor.”

“Bueno, tendremos que correr el riesgo.” Dijo Tilly. “Escuché que se han encontrado ruinas antiguas en el bosque oriental. Además, el origen de la Asociación de Cooperación de Brujas se encuentra en la Región de la Brisa del Mar, que está casi al lado del bosque, no podemos decir con certeza si alguna de ellas aún no ha visto este idioma. Y si podemos demostrar que usaron el mismo idioma, debería significar que todos estos restos pertenecen al mismo grupo de personas.”

“Sí, lo tengo.” Asintió Ashes.

“Además, no es el caso que te culpe por tus anteriores palabras, algunas de las que dijiste son razonables, pero eso no está relacionado con la parte del significado de sus habilidades.” Tilly extendió la mano para que Ashes no hablara. “He llegado a un acuerdo con la cámara de comercio de la Caravana de la Bahía de la Luna Creciente. Empezarán a emigrar a la Isla Durmiente para la próxima primavera. Así que si Lotus se va por mucho tiempo, afectaría a la construcción de la isla, así que antes del invierno tendrán que volver al fiordo.”

Al escuchar las palabras de Tilly, Ashes dijo con alivio: “Entonces todo debería estar bien.”

“Pero para evitar cualquier tipo de malentendido, llevaré varias brujas de combate al Pueblo Fronterizo y les ayudaré a resistir los ataques de las Bestias Demoníacas durante los Meses de los Demonios.” Tilly expuso una sonrisa astuta. “Cuando llegue ese momento, ¿estás dispuesta a ir junto a mí?”

Ashes se congeló por un momento, pero al final no tuvo otra opción que responder impotentemente. “Por supuesto, Su Majestad.”

One response to “RTW – Capítulo 254 – Alianza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s