Invincible – Capítulo 208 – Apertura del Pabellón Santo

Cuando Huang Xiaolong llegó a la montaña trasera de la división externa, se dio cuenta de que la zona montañosa, normalmente animada, estaba realmente vacía.

Los terrenos de la división externa habían sido cerrados para la apertura del Pabellón Santo. Huang Xiaolong solo pudo ingresar a los terrenos de la montaña trasera de la división externa luego de que se confirmara su identidad.

“¡Xiaolong!” Justo cuando Huang Xiaolong llegó a la montaña trasera, se encontró con Xie Puti, quien se acercó a él con una cara llena de sonrisas.

Huang Xiaolong también sonrió cuando vio a Xie Puti.

“Mocoso, escondido en la Finca de la Colina Meridional durante un par de meses en la práctica, sin siquiera mostrar tu sombra. ¡Tuve que beber tanto Vino de la Sapidez solo hasta el punto de que es casi insípido!” Xie Puti se rió y dijo, aterrizando un golpe en el hombro de Huang Xiaolong.

Huang Xiaolong respondió: “¡Iremos a tomar unas copas después de dejar el Pabellón Santo!”

Xie Puti estalló en una risa bulliciosa al escuchar las palabras de Huang Xiaolong. “¡Bueno, es un trato! Pero, ¿cómo pueden ser suficientes unas cuantas copas? ¡En ese momento, limpiaremos el lugar!”

Huang Xiaolong sonrió de acuerdo. “La próxima vez invito yo.”

“Razón de más para que beba más.” Xie Puti se rió.

Los dos se rieron, hablando mientras caminaban hacia el punto de encuentro.

“Escuché que Duan Wuhen incluso te dio su Ficha Dorada.” Xie Puti sonrió. “¿Y hasta te llamó hermano?”

Al ver que Xie Puti también había malinterpretado que Duan Wuhen le había entregado la Ficha Dorada en sus manos, Huang Xiaolong solo sonrió sin dar una explicación. “Esta vez Yao Fei y el Guo Xufei de la Familia Guo también irán, ¿eh?”

Xie Puti asintió. “Debes tener más cuidado, aunque está prohibido que los estudiantes que entran al Pabellón Santo peleen y se maten entre ellos, cualquier cosa puede pasar. Yao Fei es como una serpiente venenosa. Siendo marcado por él… no estará satisfecho a menos que mueras.”

“Lo tendré.” Huang Xiaolong asintió.

Poco tiempo después, ambos llegaron a la zona predeterminada en la montaña trasera. Notaron que Yao Fei ya había llegado, junto con otros siete estudiantes que esperaban en el lugar también.

Incluyendo a Huang Xiaolong y Xie Puti, que hicieron un total de diez personas. Todos estaban ahora presentes.

Cuando Huang Xiaolong y Xie Puti aparecieron, todos voltearon a mirarlos, cada uno tenía un significado diferente en sus miradas.

Una luz asesina revoloteó rápidamente a través de los ojos de Yao Fei. Aunque estaba bien escondido, Huang Xiaolong aún lo captó, y además de Yao Fei, Huang Xiaolong detectó un fuerte intento asesino por parte de otra persona. Un joven que parecía tener entre veintiocho y veintinueve años, vestido con una túnica gris oscuro. Arriba en su sien, había una cicatriz roja descolorida de espada.

“Es Guo Xufei de la Familia Guo.” Xie Puti le recordó a Huang Xiaolong desde un costado.

Huang Xiaolong asintió.

Incluso si Xie Puti no lo hubiera dicho, ya había adivinado quién era esa persona. Después de todo, solo Yao Fei y la Familia Guo lo querían muerto.

Cuando Huang Xiaolong apareció, dos hombres de mediana edad vestidos con túnicas púrpuras asintieron ligeramente hacia él, a lo que Huang Xiaolong respondió. Según Zhao Shu, estos dos serían las personas que Duan Ren había arreglado para protegerlo dentro del espacio del Pabellón Santo.

Aunque los diez estaban ahora presentes y contados, ninguno de ellos hablaba o emitía un sonido. La atmósfera parecía algo incómoda.

En este momento, una inmensa presión descendió repentinamente como la infinita vía láctea del vacío de arriba, rodando y extendiéndose a cada centímetro de espacio en la montaña trasera.

Huang Xiaolong y el resto miraron hacia el cielo donde surgió la proyección de seis figuras altas. El aura emanada por estas seis figuras parecía surrealista como si existieran en otro espacio. Huang Xiaolong y las nueve personas de abajo no pudieron distinguir claramente las caras de estas seis siluetas.

“¡Saludo al Emperador y a todos los Honorables Maestros Santos!” Xie Puti y el resto rápidamente saludaron respetuosamente hacia el cielo, Huang Xiaolong solo pudo emular sus acciones.

Aunque las caras de estas seis figuras eran indistinguibles, todos sabían que eran el Emperador Duanren y los cinco protectores del Instituto Duanren. Los cinco protectores fueron referidos como Maestros Santos por todos los estudiantes del Instituto Duanren.

“Levántense.” Una voz distante salió del vacío de arriba. Las diez personas a continuación, incluido Huang Xiaolong, se levantaron.

Posteriormente, una luz dorada de 3,2 kilómetros surgió de las seis figuras de arriba mientras movían sus manos. Entonces, un prisma de colores destelló desde el vacío sobre ellos.

Múltiples rayos de luz formaron un diagrama en el cielo, y frente a los estudiantes de abajo, se convirtieron en una formación hexagonal.

“¡¿Esto es?!” Los ojos de Huang Xiaolong se entrecerraron.

“Este es una antigua formación sagrada.” Xie Puti informó a Huang Xiaolong a través de la transmisión de voz.

“¡Antigua formación sagrada!” Huang Xiaolong se sorprendió. No esperaba que existiera una antigua formación sagrada en el Instituto Duanren.

Cada antigua formación sagrada contenía una masiva cantidad de energía. Una vez iniciado, podría producir un poder inimaginable.

“Esta antigua formación sagrada se llama Formación de la Estrella Hexagonal. El Emperador Duanren la obtuvo de una antigua cueva hace más de una década, pero escuché que la Formación de la Estrella Hexagonal está incompleta y que le falta una parte determinada. Aun así, cuando es iniciada por el Emperador y los cinco Maestros Santos, su poder es asombroso.” La voz de Xie Puti volvió a sonar en los oídos de Huang Xiaolong.

¡Incompleta!

Huang Xiaolong asintió con una expresión digna.

Arriba, en este momento, Duan Ren y las otras cinco personas estaban de pie en seis diferentes esquinas brillantes de la formación hexagonal. Cada persona disparó un patrón rúnico de sus manos que se reunieron en el medio de la gran formación, rodando y girando. Con un estallido cegador de luz, una gran puerta espacial se materializó en el aire.

Hilos de energía espiritual santa flotaban desde la puerta espacial.

¡Pabellón Santo!

Huang Xiaolong miró fijamente a la puerta espacial.

“El Pabellón Santo se ha abierto, los estudiantes que ingresen al Pabellón Santo tienen prohibido luchar y matarse entre sí. Cualquiera que viole esta regla será expulsado del Instituto Duanren, ¿está claro?” En este momento, la voz distante pero digna del Emperador Duanren flotó desde el vacío.

Todos estaban perplejos.

“¡Sí, Emperador!”

“Bien, entren entonces. Cuando finalice el período de un mes, todos ustedes serán enviados fuera de inmediato independientemente de lo que estén haciendo.”

Cuando el Emperador Duanren terminó, uno de los estudiantes saltó y se desdibujó a través de la puerta espacial, seguido por un segundo estudiante, y luego el resto.

“Vamos a entrar.” Xie Puti le dijo a Huang Xiaolong.

Huang Xiaolong asintió.

Ambos saltaron juntos y con un destello, desaparecieron por la puerta espacial.

Al ver esto, Yao Fei y Guo Xufei, quienes aún no se habían movido de su lugar, también los siguieron, ingresando al espacio del Pabellón Santo justo detrás de Huang Xiaolong y Xie Puti.

Cuando los diez estudiantes entraron, la puerta espacial se cerró lentamente y desapareció de la vista. Todo en el área circundante volvió a la normalidad.

En el instante en que Huang Xiaolong ingresó al Pabellón Santo, un estallido de energía espiritual santa invadió su cuerpo. Cuando uno inhalaba profundamente, la energía los hacía sentir extremadamente cómodos en cada rincón de su cuerpo. Examinando los alrededores, este Pabellón Santo era básicamente un pequeño mundo independiente; había colinas verdes y aguas de color esmeralda. Elevados árboles antiguos se extendían por el lugar, e incluso muchas bestias demoníacas de nivel medio y bajo existían en su interior.

Sin previo aviso, la Pagoda del Tesoro Linglong y el Anillo de la Vinculación Divina en el cuerpo de Huang Xiaolong temblaron una vez. Detectando los cambios de la Pagoda del Tesoro Linglong y del Anillo de la Vinculación Divina, Huang Xiaolong se llenó de alegría por dentro. ¡Parecía que su suposición era correcta, la Perla del Alma Absoluta estaba realmente dentro del Pabellón Santo!

Huang Xiaolong y Xie Puti flotaron hasta el suelo.

Pero, en la misma instancia, dos figuras parpadearon y se bloquearon justo en frente de ellos. ¿Quién más podría ser sino Yao Fei y Guo Xufei?

Al verlos, Xie Puti se burló. “Yao Fei, Guo Xufei, ¿qué quieren hacer? ¡Los estudiantes que ingresan al Pabellón Santo no pueden pelear ni matarse entre sí, estas son las reglas del Instituto! ¿Te atreves a violar las reglas del Instituto?”

“¿Las reglas del Instituto?” Yao Fei rió engreídamente. “No me hables sobre las reglas del Instituto de esto y aquello. ¡Si yo, Yao Fei quiero matar a alguien, ni siquiera un experto en el Reino Santo puede detenerme! Xie Puti, solo quiero matar a Huang Xiaolong, aún puedes sobrevivir si te largas ahora. ¡De lo contrario, no puedo garantizar que no te mataré por error, ni siquiera a ti!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s