ATG – Capítulo 997 – Gran Asamblea de la Secta

“¿Eh?” Yun Che rápidamente negó con la cabeza. “No, no, no… esto… es solo porque la Hermana Mayor es demasiado bella. No puedo evitar… decir tonterías descuidadamente… cada vez… “

Los seductores ojos de la mujer se estrecharon cuando las comisuras de sus labios se levantaron y formaron una encantadora sonrisa que contenía indicios de anormalidad. “Escuché que estás a punto de convertirte en el discípulo directo de la Maestra de la Secta. Es verdaderamente envidiable, eh.”

“Ahaha, tan grandes… Cough, quiero decir, la Hermana Mayor ya lo sabía. Eso solo se debe a la suerte.” Yun Che forzó una sonrisa, pero los latidos de su corazón ya eran un desastre. Solo podía seguir maldiciendo en su corazón… esta mujer era realmente demasiado mortífera… ¿era esta la legendaria mujer fatal?

En este momento, la mujer se rió dulcemente cuando de repente comenzó a caminar lentamente hacia Yun Che… parecía haber dado solo dos pasos, pero su figura se volvió borrosa y luego apareció abruptamente frente a Yun Che.

Yun Che, que de repente estaba tan cerca de ella, no reaccionó en absoluto y se quedó allí aturdido. El rostro que tenía ante sus ojos era lo suficientemente hermoso como para encantar todo lo que había bajo los cielos, especialmente ese par de ojos acuosos y de fénix que brillaban; eran excepcionalmente encantadores. Aparentemente se arrojó a sus brazos, haciendo que las sensaciones amorosas se esparcieran por el cuerpo de Yun Che.

Yun Che no pudo controlarse a sí mismo mientras sus ojos miraban hacia abajo… observando desde tan cerca, se dio cuenta de que el patrón de Fénix de Hielo en su pecho no solo estaba deformado, sino también lleno hasta reventar. Los dos picos redondos debajo de la ropa blanca como la nieve estaban extremadamente llenos y parecían dos grandes bolas de jade blanco como la nieve. Eran tan grandes que eran impactantes, pero al parecer no se caían en absoluto, sino que permanecían extremadamente apretados.

Estaban tan cerca que Yun Che también podía oler el aroma de un incienso extremadamente fragante y lujoso.

Mientras Yun Che permanecía estupefacto, la seductora mujer levantó lentamente una de sus pequeñas y suaves manos blancas y gentilmente le dio un pequeño golpecito en el pecho con la punta de sus finos dedos, que eran como delicados brotes blancos de bambú, y sus uñas, que eran como el jade.

“Entonces es mejor que escuches a la Maestra de la Secta, a ella le gustan más los niños obedientes.”

Yun Che. “…”

El sonido de su encantadora voz se hundió en los huesos de Yun Che y le hizo sentir repentinamente una especie de dolor cuando un intenso entumecimiento se extendió desde su corazón y a través de todo su cuerpo.

El dedo de jade solo lo había golpeado suavemente en el pecho, sin embargo, sintió como si su sangre se hubiera despertado repentinamente. Una sensación de calor siguió a su sangre hirviendo y rápidamente se extendió por todo su cuerpo. Esta repentina pérdida de control hizo que Yun Che se aterrorizara, ya que, en el breve instante de un respiro, resistió el impulso de arrojar ferozmente a la mujer frente a él al suelo y arrasarla docenas de veces hasta que su corazón estuviera satisfecho.

“¡Maestra, he regresado!”

La alegre voz de Mu Xiaolan resonó desde afuera, haciendo que Yun Che despertara rápidamente de su aturdimiento.

Mu Xiaolan parecía estar de muy buen humor, ya que saltó hasta el salón principal. Al ver a Yun Che y a la figura femenina medio oculta, que estaba muy cerca de él, ella no pudo evitar preguntarle directamente: “¿Eh? Qué hermana mayor o menor está visitando…”

Pero antes de que Mu Xiaolan pudiera terminar de decir lo que iba a decir, toda su figura se puso rígida y se detuvo en su lugar. Sus pupilas heladas se contrajeron como si fueran pinchadas por agujas…

¡Thud!

Mu Xiaolan cayó pesadamente sobre sus rodillas y se inclinó, su hermosa cabeza cayendo hacia el suelo mientras todo su cuerpo se encogía y comenzaba a temblar. “M-m-m-maestra… maestra… ¡Maestra de Secta!”

Yun Che coincidentemente acababa de darse la vuelta en ese momento. Así, una inexplicable expresión apareció en su cara mientras miraba a Mu Xiaolan y le preguntaba: “¿Qué Maestra de Secta? ¿Has perdido la cabeza…”

Entonces, la voz de Yun Che murió repentinamente cuando se congeló y se volteó abruptamente.

Ante él todavía estaba la ‘mujer seductora’ y su mano que todavía le pinchaba suavemente el pecho. Sin embargo, su aura había cambiado… había cambiado completamente….

Su mortal seducción había desaparecido. Había desaparecido por completo y, en su lugar, había una sensación dominante de poder que hizo que el alma de Yun Che se sintiera como si hubiera sido enterrada por una montaña de decenas de miles de metros de altura. Los ojos, antes ligeramente curvados, se habían vuelto estrechos y rectos, presentando una majestuosidad que hacía temblar inconscientemente a otros con miedo. La encantadora mirada se había transformado en un gélido resplandor que podía congelar el alma, con sólo una mirada.

El dedo de jade en su pecho ya no le transfería un flujo de calor que le hacía hervir la sangre, sino una frialdad glacial, como si hubiera caído en una cueva de hielo, causando instantáneamente que su sangre hirviente se congelara a medida que se extendía rápidamente por su cuerpo.

“…” La boca de Yun Che se abrió y luego volvió a abrirse. Sus ojos revoloteaban salvajemente, pero ni una palabra salió de su boca, como si algo se hubiera quedado atrapado en su garganta.

Esta inigualable y aterradora presión fue una que acababa de experimentar personalmente hoy.

¡No era otra cosa… nada menos que la presión que era única del Rey del Reino de la Canción de Nieve!

El dedo se alejó paulatinamente del pecho de Yun Che mientras la figura de Mu Xuanyin se movía lentamente por el cuerpo inmóvil de Yun Che con pasos dignos.

“¡No olvides las palabras que este rey te impartió!”

Esta voz estaba completamente desprovista de gentileza y la coquetería de antes, en cambio, era tan fría como el frío viento ártico. Cada palabra estaba llena de poder y magnificencia.

“¡Yo… me despido de la Maestra de la Secta!”

La figura nevada se desdibujó ligeramente y se movió instantáneamente cientos de metros. Mu Xiaolan todavía estaba temblando y permaneció inclinada hasta mucho después de que la Maestra de la Secta se hubiera ido, antes de levantarse cuidadosamente del suelo. Sin embargo, el color en su pequeña cara nunca regresó. Estaba claro que ella había estado muy asustada.

“Uuu…” Mu Xiaolan chilló de miedo. “Que la Maestra de la Secta realmente estuviera aquí, me asustó hasta la muerte. Justo ahora, fui casi irrespetuosa con ella. Yun Che, ¿la Maestra de la Secta vino aquí específicamente para verte?”

Todo el tiempo que habló Mu Xiaolan, Yun Che, cuya espalda estaba de cara a ella, permaneció inmóvil como una estaca de madera. Mu Xiaolan caminó hacia el frente de Yun Che en tres pequeños pasos y descubrió que su expresión era de pánico y terror extremos.

“¿Ah? ¿Yun Che? ¿Qué pasa?” Muy asustada por la apariencia actual de Yun Che, Mu Xiaolan agitó rápidamente su mano frente a su rostro. “¡Oye! ¡Oye!”

“…” Yun Che lentamente levantó su mano, sus movimientos eran rígidos mientras usaba su mano para levantar lentamente su barbilla y cerrar su boca que había quedado abierta de par en par.

Con un crack, su boca, que había estado abierta por tanto tiempo, finalmente se cerró… excepto que estaba ligeramente descentrado.

Su otra mano también se levantó lentamente y presionó el lado izquierdo de su rostro. Otro crack resonó en el salón cuando su cara volvió a la normalidad.

“T-tu… tú… no pudiste… haberte asustado tontamente por la Maestra de la Secta, ¿verdad?” Preguntó misteriosamente Xiaolan.

“Uf…” Yun Che lentamente exhaló y luego silenciosamente preguntó. “La Maestra de la Secta… ¿cuál es su verdadero nombre?”

“Eh, esto…” Mu Xiaolan se acercó un poco más a Yun Che, y luego dijo en voz extremadamente baja. “El verdadero nombre de la Maestra de la Secta es Mu Xuanyin. ¡Sin embargo, incluso si eres el discípulo directo de la Maestra de la Secta, no debes llamarla por su nombre real! Es extremadamente irrespetuoso.”

Yun Che. “~! @ # ¥% … & *”

“Tú… ¿por qué… no lo dijiste antes?” Yun Che miró con resentimiento a Mu Xiaolan.

“¿No me preguntaste nunca?” Mu Xiaolan parpadeó inocentemente cuando una confusión apareció en sus ojos.

Yun Che. “…”

“¿Estás… estás bien?” Preguntó tímidamente Mu Xiaolan con preocupación. Nunca antes había visto a Yun Che en ese estado. Hoy, en el Lago Celestial del Frío Abisal, incluso se había atrevido a replicarle a la Maestra de la Secta, pero actualmente, parecía haberse asustado.

“¿Me veo como si estuviera bien?” Yun Che usó su mano para cubrirse la cara, su corazón era un desastre mientras murmuraba. “El hecho de que todavía este vivo en este momento… realmente es… un completo milagro…”

Terminado de hablar, su cuerpo repentinamente se tambaleó mientras caía directamente hacia Mu Xiaolan.

“¿Ah?” Mu Xiaolan gritó levemente mientras subconscientemente se movía hacia delante y apoyaba a Yun Che. Como resultado, sin embargo, sintió que todo su cuerpo se entumecía como si hubiera sido electrocutado. Después de un breve momento de rigidez, dejó escapar un largo grito.

“Ahhhhh… !!”

Esto fue porque la cabeza de Yun Che se había caído directamente sobre su pecho y estaba aplastándolo.

Mu Xiaolan retrocedió apresuradamente mientras su cara y cuello se sonrojaban. “Tú… tú… ¡Lo hiciste a propósito!”

Después, ella pisoteó ferozmente en el suelo antes de huir nerviosamente sin molestarse en volver a mirar a Yun Che.

“…” Yun Che se sentó en el suelo por un largo tiempo y silenciosamente contempló su existencia.

¿Esa mujer era… la Maestra de la Secta… el Rey del Reino de la Canción de Nieve?

Exactamente cómo …

¿Cómo podrían ser ambas la misma persona…? ¿Cómo?

Pero justo ahora, cuando volvió a darse la vuelta, la coqueta mujer se había convertido en el Rey del Reino de la Canción de Nieve… y durante este proceso, su dedo nunca había abandonado su pecho, deshaciéndose por completo de la posibilidad de una gemela.

Pensando en las voces de las ‘dos personas’, de hecho, sonaron bastante similares… sin embargo, una hablaba tan delicada y suavemente mientras que la otra hablaba con digna e intimidantemente. La voz de una se derretía en los huesos, mientras que la voz de la otra era tan fría que desgarraba el corazón de uno. ¡No importaba cuánto pensara al respecto, era imposible asociar ambas a una persona!

¡No! No importa cuánto se piense al respecto, era imposible que las dos voces pertenecieran a una sola persona.

La clave era… si ella era de hecho el Rey del Reino de la Canción de Nieve, que mataba todo a miles de metros cuando se enojaba, y luego, en base a lo que él le había dicho…

¿Cómo estaba él todavía vivo?

¿Y cómo se había convertido en su discípulo directo?

¿Y por qué el Rey del Reino de la Canción de Nieve había venido personalmente varios días atrás para darle a él y a Mu Xiaolan el Rocío de Escarcha Amorosa?

¡Espera! Ese día que vino a dar el Rocío de Escarcha Amorosa, dijo que había venido a ver a una persona… ¿podría ser que la persona que quería ver era…? ¡Mierda!

Yun Che se dio una palmada en la frente y finalmente lo descubrió todo. ¡Ese día, la persona que Mu Xuanyin personalmente había venido a ver no era otro que él mismo!

Probablemente fue porque Mu Bingyun se había dado cuenta de las anormalidades extremas en su cuerpo en ese momento. Por lo tanto, ella había derramado todo a Mu Xuanyin… eh, el Rey del Reino de la Canción de Nieve. Por lo tanto, en ese momento, el Rey del Reino de la Canción de Nieve debería haber aprendido sobre todo y vagamente había adivinado que el cuerpo de Yun Che podría contener el legado del antiguo Dios Maligno. Por eso, ella había venido personalmente a verlo.

Y la razón por la cual Mu Xiaolan no sabía lo que había sucedido ese día fue porque Mu Xuanyin había aislado la sala de cultivo en la que estaba Mu Xiaolan. Con su fuerza, era bastante fácil para ella.

“Mis Maestros… cada uno es aún más aterrador que el anterior.” Yun Che silenciosamente suspiró cuando los recuerdos de sus primeros encuentros con Jazmín surgieron en su mente. Durante ese tiempo, casi todo lo que Jazmín le había dicho estaba lleno de desprecio y expresaba su aversión por él mientras también lo reprendía… Después de todo, en la cima en la que había estado una vez, olvídate de lo inútil que él era en ese momento, incluso los practicantes más poderosos en el Continente Profundo Cielo no eran más que insectos insignificantes en sus ojos. Ella solo se había unido a él y lo había aceptado como discípulo porque ella misma fue forzada por su propia impotencia en ese momento.

En este momento, mientras recordaba esos recuerdos de un período de tiempo ‘humillante’, era como si hubiera caído en un hermoso sueño.

Jazmín, definitivamente me reuniré contigo otra vez…”

————————————

Siete días después, Salón Sagrado del Reino Fénix de Hielo.

El Salón Sagrado estaba ubicado en el extremo norte del Reino Fénix de Hielo y era el lugar más cercano al Lago Celestial del Frío Abisal en términos de distancia. También era el lugar donde residía la Maestra de la Secta y era el lugar más sagrado dentro de todo el Reino Fénix de Hielo, sino de todo el Reino de la Canción de Nieve. A menos que alguien fuera convocado, nadie se atrevía a acercarse a él.

Pero hoy era la Gran Asamblea de la Secta del Divino Fénix de Hielo, una reunión rara vez vista ni siquiera en mil años. Y para un evento tan grandioso, que reunía a toda la secta, solo tenía una razón extremadamente simple: ¡La ceremonia de discipulado del discípulo directo de la Maestra de la Secta!

Todavía era temprano en la mañana, pero el patio gigante frente al palacio ya estaba completamente cubierto con decenas de millones de discípulos, Ancianos, Maestros de Palacio, Vice Maestros de Palacio, Diáconos, etc. Incluso la mayor parte de los Maestros de Salón habían llegado. Sin embargo, mientras la multitud era enorme, era extremadamente silenciosa, lo suficientemente silenciosa como para escuchar caer una aguja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s