ATG – Capítulo 989 – Enorme Desastre

(5/5)

“¿Oh?” Las cejas de Mu Huanzhi se movieron al escuchar el helado rechazo de Yun Che, pero no reveló la más mínima conmoción porque había anticipado su reacción. “¿Por qué? Mu Hanyi ya te ha dado el ochenta por ciento. ¿Podría ser que no crees que sea suficiente?”

“No tiene nada que ver con eso.” Dijo Yun Che con las cejas fruncidas. “Quiero preguntar por qué, durante la batalla de los espíritus de hielo, cuando apenas había disparidad entre Mu Hanyi y Mu Feixue, cuando el resultado final dependía más de la suerte, ¿por qué ninguno de ustedes propuso una prueba adicional? Cuando mi recuento de espíritus de hielo superó por completo a Mu Hanyi, todos ustedes forzaron a Mu Hanyi a ser el vencedor y ahora, todos ustedes nuevamente han propuesto una prueba adicional… ¿¡sobre qué base!?”

“Esto…” Mu Huanzhi se quedó sin palabras durante un período de tiempo después de ser interrogado.

Muchos tipos diferentes de miradas se concentraron en el cuerpo de Yun Che. La mayoría de ellas eran de burla… y lástima.

“Hehehe, yo sabía que él no se atrevería a hacerlo.” Un discípulo del Palacio Fénix de Hielo rió humildemente.

“¿Incluso tienes que preguntar? ¿Ni siquiera se atrevió a entrar al lago celestial antes y crees que merece una comparación con el Hermano Mayor Hanyi? Obviamente, él no estará de acuerdo y se apegará firmemente al resultado anterior… Sigh, acaba de entrar en el camino divino y en realidad sueña con ser el discípulo directo de la Maestra de la Secta como un sapo que desea comer carne de cisne. Demasiado risible.”

“No puedo hacer nada al respecto. Después de todo, ser capaz de convertirse en el discípulo directo de la Maestra de la Secta es una gran tentación. Alguien más lo hubiera rechazado también si estuvieran en su lugar.”

Muchos discípulos se burlaron e incluso Mu Hanyi negó con la cabeza y suspiró para sus adentros.

“¿Darme el ochenta por ciento? ¡Ah, qué gran coraje, qué cara tan grande!” Yun Che ignoró por completo las voces de los alrededores mientras liberaba el vientre de una furia apenas reprimida que antes estaba ocultando. “Entonces, ¿puede ser justo para mí? Pero esta prueba adicional ya es injusta para mí. Esta supuesta justicia al darme el ochenta por ciento… ¡es simplemente una broma! ¿Por qué debería aceptarlo?”

“Todos siguen diciendo que tiene que ser justo e imparcial, diciendo repetidamente que es el gran asunto de la secta, pero ignoran por la fuerza el hecho de que ya había ganado contra Mu Hanyi en la batalla de los espíritus de hielo y desean una prueba adicional. ¡¿Es esta la supuesta justicia de la Secta del Divino Fénix de Hielo?!”

Yun Che estaba claramente gritando la última parte de su oración… incluso estaba dirigido a todos los Ancianos y Maestros de Palacio. Las caras de todos Ancianos y Maestros de Palacio cambiaron al mismo tiempo. Mu Bingyun también reveló sorpresa cuando ella dijo apresuradamente. “¡Yun Che, detente!”

“¡¡Insolencia!!”

El sonido de cólera instantáneamente silenció el Lago Celestial del Frío Abisal. Era como si todos los espíritus de hielo en la superficie del lago estuvieran congelados, ya que todos se detuvieron en su lugar. Esta sola palabra hizo que los discípulos secretamente burlones palidecieran de espanto. Los Ancianos y Maestros de Palacio que estaban a punto de hablar colgaron sus cabezas rápidamente y se callaron por miedo.

Fue porque esta reprimenda airada había venido sorprendentemente del Rey del Reino de la Canción de Nieve.

Yun Che, este rey ya ha dado su consentimiento para la prueba adicional, ¡¿cómo puedes rechazarla?! Eres solo un pequeño discípulo. ¡No solo estás desobedeciendo órdenes, incluso tienes la audacia de decir desvaríos delirantes que deshonran a la secta! ¿¡Quién te dio tantas agallas!?”

La temperatura se desplomó rápidamente y la atmósfera quieta se volvió muy fría. Desde hace mucho tiempo, ha habido un dicho en el Reino de la Canción de Nieve – La furia del Rey del Reino no deja a nadie con vida.

El Rey del Reino de la Canción de Nieve rara vez estaba enojada, pero cada vez que se enojaba, las consecuencias eran extremadamente aterradoras, aterradoras hasta el punto de que nadie se atrevía a pensar en lo que había pasado. Incluso aquellos que habían residido durante mucho tiempo en las altas esferas del Reino Fénix de Hielo rara vez vieron al Rey del Reino de la Canción de Nieve enojarse, tal vez algunas veces en varios miles de años.

Pero hoy, debido a un pequeño discípulo del Palacio Fénix de Hielo que era incluso de los reinos inferiores, ella en realidad… ¡se enojó!

Todos sus corazones quedaron atrapados en sus gargantas cuando todos los pelos de sus cuerpos se pusieron de punta… Estaban algo enojados por las salvajes proclamaciones de Yun Che, pero ahora, solo tenían simpatía por él dentro de su terror.

Condenado, este chico ya está condenado… solo por favor no dañes a los peces en el lago.

La reprimenda airada que vino del Rey del Reino de la Canción de Nieve hizo que Yun Che sintiera que había sido aplastado en la cabeza por una montaña pesada, ya que todos los huesos de su cuerpo estaban al borde del colapso. Sin embargo, levantó la cabeza por la fuerza y ​​lentamente dijo con voz decidida: “¡Eres el Rey del Reino de la Canción de Nieve, así que debes hacer lo que dices! Si gano, entonces gano… ¿sobre qué base debo realizar esta prueba adicional?”

“…” Todos los presentes se quedaron estupefactos.

Frente al Rey del Reino de la Canción de Nieve, que ya estaba enojada, en realidad había respondido… ¡En realidad había respondido!

Definitivamente estaba condenado esta vez, completamente condenado seguro.

La cara helada de Mu Bingyun había perdido completamente el color. Rápidamente se acercó al lado de Yun Che y dijo. “Maestra de Secta, la personalidad de Yun Che es así. Definitivamente no quiere ofenderte, le pido a la Maestra de la Secta…”

“¿Personalidad?” La voz del Rey del Reino de la Canción de Nieve trajo una burla extremadamente desdeñosa. “¿Un joven ignorante que acaba de entrar en el camino divino, alguien que es tan débil como una hormiga, en realidad se atreve a actuar contra mí y, de hecho, se atreve a discutir conmigo? ¡Bingyun, la única persona que has traído de los reinos inferiores es en realidad un tonto temerariamente imprudente!”

“¿Quieres que este rey haga lo que ella dice? Hmph, ¿con qué habilidad? Este rey puede decir que ella va a proteger a tu familia antes de matarlos en el siguiente aliento, pero ¿qué puedes hacer para mí? En mi opinión, ni siquiera eres comparable a una pequeña hormiga. Sin mencionar que te mataría, si este rey desea destruir el planeta del que vienes, solo necesitaría un simple pensamiento. En lugar de atesorar tu oportunidad aquí, en realidad te atreves a actuar delante de mí. ¡Este tipo de tonto convirtiéndose en un discípulo del Palacio Fénix de Hielo ya ha mancillado el Trigésimo Sexto Palacio Fénix de Hielo, pero en realidad se atreve a fantasear con convertirse en el discípulo de este rey!”

“¡Bang!”

Mu Bingyun se arrodilló pesadamente sobre una rodilla y suplicó: “Maestra de Secta, Yun Che fue traído aquí por mí desde los reinos inferiores. Él tiene un temperamento naturalmente inquebrantable y nunca pensé que fuera algo malo, así que nunca lo restringí demasiado. Todo es porque fui incapaz de disciplinarlo. Le pido a la Maestra de la Secta que me castigue y aligere su castigo… por lo menos, déjelo con vida.”

Cuando Yun Che había ‘causado problemas’ todas las veces anteriores, Mu Bingyun realmente nunca lo había obstruido. En cambio, ella siempre había estado secretamente protegiéndolo porque de alguna manera admiraba el temperamento de Yun Che. Sin embargo, antes de que hubieran ingresado al Lago Celestial del Frío Abisal, ella ya había advertido severamente a Yun Che que no debía ir en contra de las reglas… Ella nunca esperó que Yun Che siguiera causando problemas e incluso un gran desastre.

¡En verdad había enojado al Rey del Reino!

¡Yun Che acababa de llegar al Reino de la Canción de Nieve, por lo que no entendía el concepto de enojar al Rey del Reino… e incluso le había respondido después de haberse enojado!

Como si muchos cubos llenos de agua fría se derramaran sobre él, el cuerpo de Yun Che se volvió helado, todo el camino hasta su alma. Todo el orgullo, la arrogancia, la inflexibilidad y los agravios se disiparon por completo… lo que lo reemplazó fue solo un despertar repentino y helado, así como un auténtico terror.

La escena de cuando él había hecho a Jazmín su Maestra en aquel entonces brilló en su mente. En ese momento, era engreído y orgulloso, decidido a no arrodillarse, pero Jazmín le dio un golpe en la cabeza, completando así los ritos de discipulado. Las palabras burlonas de ese tiempo también sonaron claramente en su oído:

“¿Pensaste que tienes una gran integridad, que eres extraordinario? Sin fuerza, ni siquiera tienes la capacidad de rehusarte a postrarte ante mí. ¿Qué derecho tienes para actuar altivo en frente de mí? ¡Sin fuerza, tu orgullo y tu dignidad no son más que una broma frente a los fuertes!”

Yun Che inspiró profundamente. Cuando el aire entró en su pecho, el frío pasó por todo su cuerpo… En la Estrella del Polo Azul, él estaba parado en su cima para poder hacer lo que quisiera. Podía hacer cualquier cosa sin límites y era capaz de actuar de acuerdo con su temperamento sin restricciones, porque tenía la fuerza absoluta.

Pero aquí, ante el Rey del Reino de la Canción de Nieve, que era lo suficientemente fuerte como para gobernar este mundo, ¿qué era él?

Olvídate de una existencia firme como el Rey del Reino de la Canción de Nieve, aunque fueran estos Ancianos, Maestros de Palacio o los discípulos aquí presentes, ¿cuántos de ellos realmente la respetaban? ¿Por qué iban a ignorar su recuento de espíritus de hielo y declarar a Mu Hanyi vencedor? Porque él era débil. Porque a los ojos de todos aquí, ni siquiera era digno de ser comparado con Mu Hanyi.

¿Por qué querían una prueba adicional? ¡Porque él era demasiado débil, porque nadie creía que mereciera convertirse en el discípulo directo de la Maestra de la Secta! Si tenía una fuerza suficientemente alta, ¿cómo podría tener que tomar una prueba adicional?

En sus ojos, la inflexibilidad, la arrogancia y la dignidad que él pensó que realmente tenía eran solo una broma para ellos. Su resistencia, incluso si era completamente lógica, solo atrajo su burla y desdén en lugar de su aprobación.

¿En qué parte del mundo estaba calificado para discutir con el Rey del Reino con confianza? La única consecuencia sería cortejar la muerte. Al final, incluso había cargado a Mu Bingyun, haciendo que implorase piedad arrodillándose por su bien.

El Rey del Reino de la Canción de Nieve dijo que era un tonto extremo… tenía razón…

Yun Che, rápido… rápido, admite tu error y pide perdón… rápido…” Mu Xiaolan se había asustado por mucho tiempo. Ante la ira del Rey del Reino de la Canción de Nieve, ella todavía despertó lealmente un coraje nunca antes visto para enviar a Yun Che una transmisión de sonido.

Las reacciones de la multitud circundante también hicieron que Yun Che se diera cuenta de cuán grande era el desastre que había causado esta vez. A pesar de que había salvado a Mu Bingyun… ¿qué clase de existencia era el Rey del Reino de la Canción de Nieve? Si ella quisiera matarlo, aunque lo matara diez mil veces, no requeriría ningún esfuerzo.

No puedo morir… Ni siquiera he visto a Jazmín, entonces ¿cómo puedo morir aquí?

Con un golpe, Yun Che también se arrodilló junto a Mu Bingyun. Bajó la cabeza profundamente. “Este discípulo hizo un comentario presuntuoso. Le pido a la Maestra de la Secta que me perdone.”

Un discípulo arrodillado ante el Gran Rey del Reino debería ser una cuestión de rutina, pero nadie sabía que, aparte de sus padres, Jazmín era la única persona a la que Yun Che se había arrodillado en toda su vida.

El silencio en el Lago Celestial del Frío Abisal era aterrador, ni siquiera podía oírse el sonido de la respiración o el latido del corazón de nadie. La multitud contenía un pensamiento – ¡Perdona mi trasero! ¡Si puedes mantener intacto tu cadáver después de enojar a la Maestra de la Secta, tomaré tu apellido!

“Deberías haber muerto diez mil veces más, pero dado que Bingyun es la hermana menor de este rey, en nombre de ella, que busca perdón por ti, este rey te dará la oportunidad de vivir.” Cada una de las palabras del Rey del Reino tuvo un poder celestial. “En el encuentre entre Mu Hanyi y tú, si ganas, no solo te perdonaré la vida, sino que también dejaré que todo pase de largo y te aceptaré como mi discípulo directo.”

“Pero si pierdes… ¡ya no existirás en el Reino de la Canción de Nieve!”

Las primeras palabras del Rey del Reino de la Canción de Nieve conmocionaron a la multitud, pero luego las siguientes palabras hicieron que todos comprendieran que… como era de esperar, era imposible que la Maestra de la Secta perdonara a cualquiera que la hubiera enojado. Todos en la secta sabían que ella era extremadamente protectora de Mu Bingyun, pero esta supuesta oportunidad de vivir era solo su consideración por sus sentimientos. Al final, ella todavía quería que Yun Che muriera.

Después de todo, ¿cómo podría Yun Che vencer a Mu Hanyi?

Todos los Ancianos y Maestros de Palacio se relajaron en secreto mientras todos levantaban sus cabezas para limpiarse el sudor frío en sus frentes… Aunque Yun Che estaba destinado a una muerte segura, al menos no los había implicado junto con él. Bajo la ira de la Maestra de la Secta, esto ya era una suerte extraordinaria.

Mu Bingyun rápidamente dijo: “Maestra de la Secta, esto…”

“¡No digas más!” La voz severa del Rey del Reino de la Canción de Nieve interrumpió a Mu Bingyun. “Yun Che, esta es la única oportunidad que tienes de vivir. ¡Puedes aceptar esto o este rey también puede aniquilarte ahora mismo!”

Habiendo aprendido de la experiencia, Yun Che dijo sin vacilación. “Sí, obedeceré las órdenes de la Maestra de la Secta.”

“Hmph, Huanzhi, ve a arreglar su encuentro.” Ordenó el Rey del Reino de la Canción de Nieve.

“Sí, Maestra de Secta.” La voz de Mu Huanzhi era aún más cautelosa de lo que era antes. Él enderezó cuidadosamente su espalda y levantó una mano, sin atreverse a retrasar nada. “Hanyi, Yun Che, síganme al lago celestial.”

One response to “ATG – Capítulo 989 – Enorme Desastre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s