ATG – Capítulo 984 – Batalla de Espíritus de Hielo

(5/5)

El Rey del Reino de la Canción de Nieve sobre el enorme Dragón de Hielo no tenía aura ni presión, pero Yun Che claramente sintió que su alma había sido presionada firmemente por una montaña extremadamente pesada. Incluso su fuerza de voluntad y sus creencias temblaban levemente.

Yun Che nunca se había sentido así antes.

Este era el reino más elevado dentro del camino divino – ¡Este era el poder del Reino Maestro Divino! Cuando ella alcanzó tal reino, ya no necesitaba liberar deliberadamente su aura. Su mera existencia por sí sola era capaz de hacer que otros se sometieran a ella en medio de su terror y reverencia.

Yun Che se levantó junto con todos los demás, su corazón latía incesantemente… Era la primera vez que claramente sentía su propia pequeñez. El Rey del Reino de la Canción de Nieve sobre él estaba situado en la cima del camino divino, mientras que él era alguien que aún no había entrado en sus puertas. Aunque ambos eran humanos, la diferencia entre ellos era demasiado grande. La diferencia total entre millones de nubes y lodo no era suficiente para describir esta disparidad. Si se hubiera quedado toda la vida en el Continente Profundo Cielo y en el Reino Demonio Ilusorio, entonces solo habría vivido una vida desde el fondo de un pozo.

Fue sólo que… no poder ver cómo se veía era un poco lamentable.

El Gran Anciano Mu Huanzhi dio un paso adelante. Con la cabeza levantada, dijo solemnemente: “Reportando a la Maestra de la Secta, setenta y dos Ancianos del Salón Divino, treinta y seis Maestros del Palacio Fénix de Hielo, la Maestra Principal del Salón Helado y el Diácono en Jefe, los dos mil discípulos del Salón Divino y los tres mil quinientos… dos discípulos han llegado todos. ¡Todos esperamos las órdenes de la Maestra de la Secta!”

“Muy bien.”

La voz como de un oráculo portaba un poder celestial supremo a medida que descendía. “La vena divina de nuestro Reino de la Canción de Nieve está en nuestro Lago Celestial del Frío Abisal. Es nuestra tierra santa en la que solo se permite entrar a una persona una vez cada tres años y nunca se ha excedido. Hace tres meses, la Voz del Cielo Eterno claramente le dijo a todos los reinos que algo inmenso está a punto de suceder y que es extremadamente posible que esté cerca.”

Las palabras del Rey del Reino de la Canción de Nieve eran pesadas y opresivas al extremo. Cada palabra se clavó despiadadamente en las profundidades del alma de todos. Esta voz, que era opresiva hasta el punto de hacer temblar al mundo, hizo que la mente de Yun Che formara la imagen de la cara de una mujer extremadamente fría y despiadada que poseía una mirada lo suficientemente atemorizante como para destrozar las agallas de uno.

“Debido a esto, el Reino del Cielo Eterno no ha dudado en compartir el poder de la Perla del Cielo Eterno con los practicantes profundos de otros reinos. El Reino del Cielo Eterno nunca ha hecho esto antes en toda su historia. Dado que ese es el caso, entonces nuestro Reino de la Canción de Nieve tampoco debería ser tacaño sobre el poder divino del Lago Celestial del Frío Abisal.

“¡La cantidad de beneficios que recibirán al poder ingresar hoy al Lago Celestial del Frío Abisal dependerá de su buena suerte! Huanzhi, organízalos para que puedan entrar al lago.”

“¡Sí!” Mu Huanzhi contestó profundamente mientras todo su cuerpo temblaba una vez que su nombre fue llamado. Entonces se dio la vuelta y dijo gravemente. “Todos aquí son la piedra angular del futuro de nuestra Secta del Divino Fénix de Hielo. La Maestra de la Secta nos ha concedido un gran favor, permitiéndonos a todos entrar en el Lago Celestial del Frío Abisal. ¡Esto es una buena suerte sin precedentes! El poder divino del Lago Celestial les permitirá nacer de nuevo y será extremadamente beneficioso para sus cultivos de las artes profundas del atributo hielo en el futuro.”

“Las selecciones preliminares de la Convención del Dios Profundo, que sucederán dentro de la Perla del Cielo Eterno, se realizarán dentro de dos años. Una vez que alguien ingresa, cualquiera puede beneficiarse de sus leyes exclusivas de poder y la reunión del Lago Celestial de hoy permitirá que incluso más de ustedes califiquen para entrar en la Perla del Cielo Eterno. La constitución de todos, el talento innato y la comprensión son diferentes. Lo que todos puedan ganar del evento de hoy dependerá de ustedes mismos. ¡Solo recuerden que este tipo de oportunidad no volverá a ocurrir en el futuro!”

Cuando terminó su seria advertencia, Mu Huanzhi agitó su mano.

Con el Salón Divino en la parte delantera y los Palacios Fénix de Hielo detrás de ellos, fueron conducidos uniformemente por sus respectivos Ancianos y Maestros de Palacio mientras volaban sobre el Lago Celestial del Frío Abisal.

Cuanto más se acercaban al Lago Celestial del Frío Abisal, más pura y densa se volvía la aura helada. El cultivo de Mu Xiaolan estaba solo en la etapa intermedia del Reino del Origen Divino. Aparte de Yun Che, su fuerza profunda era la más débil del grupo, por lo que su resistencia contra la energía fría también era naturalmente la peor. En este punto, no tuvo más remedio que hacer circular toda su energía profunda para resistir el frío. Sin embargo, al mismo tiempo, también estaba incomparablemente emocionada al sentir que su circulación de energía profunda del atributo hielo y la velocidad a la que se recuperaba era varias veces mayor de lo que era normalmente.

Mu Bingyun llevó a Yun Che y a Mu Xiaolan al final de la procesión, pero ella no hizo volar a los dos sobre el Lago Celestial del Frío Abisal. En cambio, se había detenido en la orilla del lago.

Xiaolan, Yun Che.” Mu Bingyun volteó y miró a Mu Xiaolan y a Yun Che. De los dos, uno estaba usando toda la energía profunda en su cuerpo, pero todavía temblaba por el frío. El otro, sin embargo, parecía tranquilo, como si nada le hubiera sucedido. “Sus niveles de cultivación son demasiado bajos, por lo que entrar forzosamente en el Lago Celestial del Frío Abisal haría más daño que bien. Ustedes dos deberían quedarse aquí. La energía fría aquí también proviene del Lago Celestial del Frío Abisal. Sumergirse en él y templar su cuerpo con la energía fría es suficiente para mejorar enormemente su control de las artes profundas del atributo hielo. Esto traerá grandes beneficios a su cultivo más adelante.”

“Sí Maestra.”

Mu Xiaolan dijo sin ninguna objeción. Ella era muy consciente de sus propias habilidades y sabía que no era lo suficientemente fuerte como para sumergirse en el agua del lago celestial. Ser capaz de sumergirse en la energía fría que contenía leyes de hielo extremadamente altas ya era una buena suerte con la que ni siquiera se atrevería a soñar.

Se sentó tranquilamente. Después de respirar rápidamente, cerró los ojos, sin atreverse a desperdiciar ni un segundo que pasara aquí.

Con el agua del lago celestial tan cerca de sus ojos, después de un momento de vacilación, Yun Che todavía se manifestó al final: “Maestra de Palacio, quiero intentar…”

“Recuerda lo que me prometiste antes.” Mu Bingyun parecía saber lo que estaba a punto de decir y lo interrumpió directamente con una cara solemne. “Harán todo lo que les pida y no se les permitirá hacer nada que yo no quiera que hagan.”

Yun Che abrió su boca, pero solo pudo asentir con la cabeza. “Sí.”

Justo cuando fue a sentarse junto a Mu Xiaolan, la transmisión de sonido de Mu Bingyun repentinamente sonó junto a su oreja.

“Tienes una constitución extraña. Puedes cultivar forzosamente el Canon de la Investidura del Dios Fénix de Hielo sin necesitar la línea de sangre del Fénix de Hielo. La energía fría aquí tampoco te afectará, así que, aunque tu fuerza profunda sea débil, el agua del lago celestial no debería hacerte daño. Sin embargo, tu reputación ya te ha precedido. Si se escucha que tu cuerpo en el Reino Profundo Soberano es capaz de sumergirse exitosamente en el agua del lago celestial, seguramente causará grandes olas una vez más. Esto ciertamente no te traerá ningún beneficio.”

“La Maestra de la Secta y yo tenemos una deuda contigo, así que ella elegirá un día y te permitirá venir solo.”

“…” Yun Che levantó la cabeza y miró la figura trasera de Mu Bingyun, que no había dado la vuelta todo este tiempo. Su corazón se calentó y rápidamente se calmó y cerró los ojos. Ya no se preocupaba más por su entorno, ya que empezó a concentrar sus sentidos en sentir la energía pura y fría en esta área y comprender las leyes de hielo dentro de él.

Este era el Lago Celestial del Frío Abisal. Con Mu Bingyun a su lado, Yun Che no necesitaba establecer ninguna defensa en absoluto. Muy pronto, su conciencia inconscientemente se había sumergido e incluso había aislado todos los sonidos externos.

Mu Bingyun no ingresó al Lago Celestial del Frío Abisal y en su lugar hizo guardia frente al dúo. En este momento, Mu Sushan vino detrás de ellos. Su mirada se movió hacia Yun Che y en medio de su conmoción, sus pasos se detuvieron antes de exclamar: “En un corto período de tres meses, ya ha alcanzado la cima del Reino Profundo Soberano. Además, su energía profunda es así de estable… Maestra de Palacio Bingyun, realmente no sé cómo exactamente le has enseñado a producir esos resultados.”

Mu Bingyun negó con la cabeza. “Eso no tiene nada que ver conmigo.”

“Jaja, entonces esto solo podría significar que este chico es un fenómeno que va en contra del sentido común.” Afirmó Mu Sushan.

Mu Bingyun sonrió increíblemente indiferente, pero no hizo ningún comentario.

Los otros treinta y cinco Palacios Fénix de Hielo ya habían llegado arriba del Lago Celestial del Frío Abisal. En la ubicación del primer palacio, Mu Yizhou miró a Yun Che, que estaba sentado al borde del lago. Después de que una sonrisa burlona y desdeñosa brillara en su rostro, ya no se molestó en mirarlo por segunda vez. Siguiendo la guía de su Maestro de Palacio, luego descendió lentamente, bajando pausadamente su cuerpo hacia el Lago Celestial del Frío Abisal.

En el instante en que la punta de su pie tocó el Lago Celestial del Frío Abisal, una corriente de energía fría instantáneamente estalló, extendiéndose de inmediato por cada esquina de su cuerpo. Era como si hubiera sido instantáneamente sellado en el infierno helado de las leyendas. La energía profunda en todo su cuerpo pareció hervir repentinamente como fuego cuando empezó a circular rápidamente.

Las ondas continuamente venían del Lago Celestial del Frío Abisal y los espíritus de hielo bailando se dispersaron en la distancia de su impacto. Aparte del Trigésimo Sexto Palacio, todos los discípulos del Salón Divino y del Palacio Fénix de Hielo estaban ahora sumergidos en el lago. La aterradora energía fría los hizo caer instantáneamente en una prisión de hielo en el instante en que ingresaron. El dolor era intolerable, pero sus corazones estaban emocionados hasta el punto de que estaban a punto de estallar. Todos y cada uno de ellos movilizaron inmediatamente sus pensamientos y sus energías profundas, tratando de contener y guiar la energía fría dentro de ellos.

A pesar de que acababan de entrar, fueron capaces de sentir los cambios extremadamente distintos que ocurrían en sus cuerpos y en sus venas profundas provocados por la energía extremadamente pura del Lago Celestial del Frío Abisal.

A pesar de que habían escuchado mucho sobre el milagroso Lago Celestial del Frío Abisal, todavía estaban felices más allá de sus sueños después de experimentar de primera mano. En su alegría, con gusto soportaron el dolor provocado por el frío extremo.

Comparados con los discípulos del Palacio Fénix de Hielo, las expresiones de los discípulos del Salón Divino eran relativamente normales. No hubo cambios en los rostros y expresiones de Mu Hanyi y Mu Feixue, que fueron el centro de atención, cuando se sumergieron en el agua del lago.

Además de Mu Bingyun, Yun Che y Mu Xiaolan, todos los demás ya habían ingresado al lago celestial. Sin embargo, los varios Ancianos y Maestros de Palacio no entraron inmediatamente al lago para templar sus cuerpos. Después de esperar un largo rato, todas sus miradas se dirigieron hacia el Gran Anciano Mu Huanzhi.

La respiración del Trigésimo Noveno Anciano Mu Yunzhi estaba algo desordenada.

El Gran Anciano Mu Huanzhi también estaba ardiendo de ansiedad. Entonces, finalmente armó su corazón, levantó la cabeza y dijo: “Maestra de Secta, sobre el discípulo directo…”

Una vez que estas palabras salieron, la mayoría de los discípulos del Salón Divino abrieron inmediatamente sus ojos y miraron hacia Mu Hanyi y Mu Feixue.

“Este rey obviamente no lo ha olvidado.”

La voz del Rey del Reino de la Canción de Nieve vino desde lo alto del enorme Dragón de Hielo. “¡Ya que hemos llegado al Lago Celestial del Frío Abisal, entonces el asunto de la selección del discípulo directo de este rey no necesita tantas pruebas!”

Una raya de luz azul repentinamente brilló desde arriba y luego se convirtió en una formación profunda de forma extraña. Después de eso, una enorme ola se levantó abruptamente, aterrizando en la formación profunda en el cielo.

El agua encerrada del lago comenzó a gotear lentamente desde el final de la formación profunda, produciendo un sonido crujiente y tintineante que no se asemejaba en absoluto al sonido del goteo del agua. Era claro, como la colisión de cristales de hielo.

Maestra de Secta, ¿cuál es el significado de esto?” Mu Huanzhi estaba en una pérdida completa.

Mu Hanyi levantó su cabeza mientras sus ojos, normalmente límpidos, liberaban un intenso fervor.

“El agua del lago en la formación se agotará dentro de seis horas. Una vez que todo haya caído, quien atraiga a más espíritus de hielo del lago celestial se convertirá en el próximo discípulo directo de este rey.”

Después de un breve período de aturdimiento, todos reaccionaron de inmediato. Mu Huanzhi lo aceptó alegremente con un: ‘la Maestra de Secta es sabia’ y luego se dio la vuelta rápidamente. Gritó con una voz atronadora: “¡Feixue!”

A un lado, Mu Yunzhi también cargó contra Mu Hanyi desde arriba. Con un gesto de su mano, empujó por completo a todos los discípulos que estaban a menos de trescientos metros de Mu Hanyi. “Hanyi, comienza ahora!”

Los espíritus de hielo del Lago Celestial del Frío Abisal no eran espíritus de hielo ordinarios. Todos y cada uno de ellos estaban formados por la energía fría del lago celestial y poseían conciencia de alto nivel y almas cercanas. Incluso si se tratara de un practicante profundo que solo cultivaba las artes profundas del atributo hielo, no ser rechazado por este tipo de espíritus de hielo ya era extremadamente difícil, y mucho menos comunicarse con ellos.

Como resultado, a pesar de que esta ‘prueba’ que vino del Rey del Reino de la Canción de Nieve parecía ser extremadamente simple, era una prueba general de la constitución, el talento innato, la comprensión de las leyes y el control.

Cuanto mayor fuese la afinidad del cuerpo por los poderes del atributo hielo, cuanto mayor fuese la compresión de las leyes del atributo hielo y cuanto mayor fuese el control que se tenía sobre el poder del atributo hielo, naturalmente significaba que era mucho más probable que no fueran rechazados por los espíritus de hielo del lago celestial. Después de eso, podrían tratar de comunicarse con ellos y atraerlos lentamente… si el control de los poderes del atributo de hielo fueran lo suficientemente grandes, podrían incluso dominar estos espíritus de hielo y usarlos como propios.

En comparación, el cultivo de uno en el camino profundo no era realmente importante en esta prueba.

Cada vez que el Rey del Reino seleccionaba a un discípulo directo, nunca había puesto ninguna importancia en su nivel de cultivación en ese momento. Esto se debió a que el nivel de cultivo en un momento determinado era solo el nivel de cultivo en un momento determinado. La comprensión de las leyes y el dominio del control era lo que decidía la velocidad de cultivo y los límites que uno sería capaz de alcanzar en el futuro.

Esta fue la razón por la cual Mu Hanyi y Mu Feixue fueron reconocidos públicamente como las dos personas más calificadas para convertirse en el discípulo directo del Rey del Reino, a pesar de estar en el medio de la clasificación en términos de fuerza.

Dicho esto, los que tenían un gran talento innato nunca tendrían un cultivo bajo en comparación con sus pares de la misma edad. También fueron Mu Hanyi y Mu Feixue quienes eran incomparables en términos de cultivo en comparación con sus pares de la misma edad en todo el Reino de la Canción de Nieve. Después de todo, el talento innato y la fuerza solían ir de la mano.

Mu Hanyi no necesitaba el recordatorio de Mu Yunzhi, ya que su cuerpo ya estaba a la deriva con luz azul. Después de varias respiraciones, ya había canalizado sus poderes de hielo hasta sus límites. La rica y pura energía fría llevaba la energía del alma, esparciéndola hacia su entorno.

En el otro lado, los ojos de Mu Feixue estaban cerrados, su tranquila expresión poseía la pureza de un loto de nieve. Sólo un kilómetro por delante de ella, un espíritu de hielo que originalmente estaba a punto de volar repentinamente se ralentizó. Luego, se detuvo gradualmente y después de un largo período de silencio, voló lentamente hacia Mu Feixue con cierta vacilación.

Obviamente, no solo Mu Hanyi y Mu Feixue atraían a los espíritus del hielo. Casi todos los discípulos del Salón Divino estaban haciendo todo lo posible para liberar tanta energía profunda y energía del alma como podían… Aunque sabían que sus posibilidades eran inciertas, si podían convertirse en el discípulo directo de la Maestra de la Secta, eso sería indudablemente lo mismo que alcanzar el cielo en un solo paso. Incluso si sus posibilidades eran escasas, aún querían dar lo mejor de sí mismos.

El agua del lago en la formación profunda goteaba continuamente, provocando el paso del tiempo. Encima del Lago Celestial del Frío Abisal, la feroz batalla sobre los espíritus de hielo del lago celestial comenzó su primer acto. Fue incomparablemente silencioso e incomparablemente intenso.

En el borde del lago celestial, la conciencia de Yun Che se había sumergido por completo hacia sus adentro. No estaba al tanto de nada de lo que sucedía en el mundo exterior, completamente ajeno a la feroz batalla en el Lago Celestial del Frío Abisal y no estaba al tanto de lo que el Rey del Reino de la Canción de Nieve había dicho anteriormente.

Debajo de sus cinco sentidos vaciados, la velocidad con la cual la energía fría del lago celestial surcaba su cuerpo era varias decenas de veces más veloz que Mu Xiaolan a su lado. Bajo la energía fría extremadamente pura y limpia que contenía leyes de poder de muy alto nivel, la energía profunda en el cuerpo de Yun Che circuló rápidamente la energía fría una y otra vez, produciendo un cambio silencioso cada vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s