ATG – Capítulo 982 – Gran Ocasión

(3/5)

Mientras Yun Che todavía estaba aturdido, un viento helado pasó y otra silueta cayó del cielo. Este era hombre y tenía el noble emblema de Jade Grabado que marcaba su estado de un discípulo del Salón Divino en su hombro. Sus ropas blancas revoloteaban en el viento, haciéndolo lucir especialmente guapo y elegante mientras exudaba un aura trascendente, noble y elegante.

“¡Es el Hermano Mayor Hanyi!” Gritó involuntariamente Mu Xiaolan.

El Salón Divino… Ah, no. Fueron solo los dos discípulos más destacados dentro de toda la secta e incluso en todo el Reino de la Canción de la Nieve, los que podían convertirse en el discípulo heredero directo del Rey del Reino, quienes casualmente llegaron primero. Ser capaz de encontrar a ambas personas cuando aún tenían que entrar en el Lago Celeste Niebla Helada fue increíblemente afortunado.

Mu Hanyi flotó hacia abajo y luego se inclinó respetuosamente hacia Mu Bingyun. “Discípulo Mu Hanyi saluda a la Maestra del Palacio Bingyun. Escuché que el cuerpo celestial de la Maestra del Palacio Bingyun está mejorando con cada día que pasa. Hanyi está muy feliz.”

Mu Bingyun asintió levemente. “Los resultados de hoy determinarán el camino por el que caminarás por el resto de tu vida. No te descuides.”

“Sí.” Respondió seriamente Mu Hanyi. Luego, se enderezó y se volteó hacia Mu Feixue, quien todavía estaba tan quieta como el agua. Alegría había dentro de su cálida sonrisa cuando dijo: “Hermana Menor Feixue, has llegado tan temprano. ¿No viniste con el Gran Anciano y los demás?”

“¿Acaso el Hermano Mayor Hanyi no llegó muy temprano también?” La voz de Mu Feixue era tan fría como el hielo. A pesar de que estaba respondiendo a Mu Hanyi, su mirada no titubeó en absoluto cuando se enfrentó a su actitud.

“Mi corazón estuvo inquieto durante toda la noche cuando pensaba en el día de hoy, así que vine tan temprano con la esperanza de que el viento frío me ayudara a calmarme un poco. Parece que mi cultivo todavía no es suficiente. Si tengo la suerte de poder convertirme en el discípulo directo de la Maestra de la Secta, entonces habré obtenido el deseo de mi vida. Si soy derrotado por la Hermana Menor Feixue, sin embargo, tampoco me sentiré ni un poco indispuesto o arrepentido. Incluso podría ser realmente feliz en su lugar.” Mu Hanyi suspiró ligeramente, sus palabras eran calmadas y sinceras mientras miraba a Mu Feixue todo el tiempo, sin apartarle sus ojos en ningún momento.

A pesar de que hacía frío como para penetrar en el corazón, lo que liberaba esta intención fría fue en realidad el paisaje excesivamente hermoso. Si él fuera capaz de obtener incluso la más leve sonrisa de ella, probablemente estaría encantado de congelarse aquí por toda la eternidad.

Lo que le respondió fue el silencio de Mu Feixue. Sus ojos helados se cerraron suavemente al volver a su anterior silencio, sin prestarle atención. Era como si ella no hubiera oído lo que acababa de decir antes… de hecho, no parecía que le hubiera mirado ni una sola vez desde el principio.

La sonrisa de Mu Hanyi persistió en su rostro, pero una melancolía adicional surgió entre sus cejas… a pesar de que hacía mucho tiempo que se había acostumbrado a ser tratado así por Mu Feixue.

En la Secta del Divino Fénix de Hielo, había innumerables chicas que lo adoraban. Mientras él estuviera interesado, incluso estarían dispuestas a convertirse en sus concubinas o criadas. Sin embargo, la única persona a quien su corazón ansiaba lo trataba como si nada.

Ella trataba a todos de esa manera. Ella era una niña nacida con la línea de sangre del Fénix de Hielo. Era como si su corazón y su alma hubieran estado sellados por el poder del Fénix de Hielo desde su nacimiento y nunca se descongelarían. Por otro lado, un hombre nunca sería así. Esto quizás estuviese relacionado con las diferencias en el yin y el yang de ambos sexos.

A un lado, Yun Che estaba igual que Mu Hanyi. Su mirada había estado firmemente fija en Mu Feixue. Mientras miraba, gradualmente se quedó completamente estupefacto.

Aunque Mu Feixue era extremadamente bella y no era inferior a Mu Bingyun, todavía no era tan fantásticamente hermosa como la que se hacía llamar ‘Mu Xuanyin’. Tampoco era tan diabólicamente encantadora que lo haría perder el control de sí mismo. No pudo apartar la mirada hasta el punto en que quedó estupefacto, porque se parecía a alguien.

A diferencia de la ‘tranquila’ y ‘suave’ Mu Bingyun, Mu Feixue era extremadamente ‘helada’ y ‘fría’… como la primera vez que había conocido a Chu Yuechan cuando repelía a otras sonrisas con solo su aura. Ella tenía la misma mirada helada de alma y la misma belleza celestial de otro mundo que parecía provenir de la luna fría del Palacio Celestial

Al darse cuenta de que estaba mirando a Mu Feixue con una mirada estúpida, Mu Xiaolan rápidamente se acercó y agitó su mano ante él. “¡Oye! ¡Oye! ¡Date prisa y recupera tus sentidos! ¡Mirarla así es demasiado descortés!”

“Jajaja.” Mu Hanyi se acercó con una sonrisa. “La Hermana Menor Feixue es como una diosa humanizada. Mientras sea la primera vez que vean a la Hermana Menor Feixue, a todos los hombres les quitará el corazón. Perder sus almas es demasiado común.”

Hermano Mayor Hanyi.” Mu Xiaolan rápidamente saludó nerviosamente. Luego pinchó en secreto la cintura de Yun Che varias veces con los dedos. A pesar de que Mu Hanyi dijo eso, todos en la secta sabían que le gustaba Mu Feixue, y Yun Che realmente la había mirado así frente a él. Eso fue… muy vergonzoso, ¡ahhh!

“…” La expresión de Yun Che gradualmente recuperó su enfoque. Cuando bajó la mirada, murmuró distraídamente: “No es como si fuera Pequeña Hada.”

“¿Ah? ¿Qué dijiste? ¿Pequeña Hada? ¿Qué Pequeña Hada?” Preguntó Mu Xiaolan subconscientemente.

Pequeña Hada es Pequeña Hada, la única Pequeña Hada en el mundo, ¿lo entiendes ahora?” Dijo Yun Che a regañadientes.

Mu Xiaolan miró al repentinamente loco Yun Che con una mirada ligeramente en blanco… Sería mucho más extraño si ella realmente hubiera entendido eso.

Hermano Mayor Hanyi.Yun Che habló activamente con Mu Hanyi. “Fui influenciado por mi estado de ánimo hace unos días e incluso me fui bastante rápido, nunca llegué a agradecerte adecuadamente. Hoy, me gustaría agradecer oficialmente al Hermano Mayor Hanyi por su ayuda ese día.”

Mu Hanyi agitó ligeramente la mano. “Todos estamos en la misma secta y no tomó mucho esfuerzo. No necesitas ser tan cortés.”

“Jeje, hablando de eso, pudimos encontrarnos una vez más en solo siete días dentro de una secta tan grande como la nuestra. Parece que realmente tenemos un destino el uno para el otro.” Mu Hanyi sonrió y luego palmeó ligeramente el hombro de Yun Che. “Hermano Menor Yun Che, a pesar de que eres de los reinos inferiores y tu fuerza profunda es baja, estás obligado a ser extraordinario y brillar dentro de la secta si haces un esfuerzo con tu inusual talento innato. Creo en mis ojos. Esas palabras que dije la última vez seguirán siendo efectivas ya sea que me convierta o no en el discípulo directo de la Maestra de la Secta. Si tienes alguna dificultad que sea compleja de resolver en el futuro, me aseguraré de ayudarte con lo mejor de mis capacidades. Debes hacer tu mejor esfuerzo para trabajar duro y no desperdiciar tu talento innato altamente inusual.”

“Recordaré el consejo del Hermano Mayor Hanyi.” Yun Che asintió.

“Mn.” Mu Hanyi asintió y luego instruyó. “Para ti, poder ingresar al Lago Celestial del Frío Abisal es una oportunidad única. Debes aferrarte a ella.”

Como estaban extremadamente cerca del Lago Celestial del Frío Abisal, esta área era terriblemente fría. Mu Xiaolan casi había circulado más de la mitad de su fuerza para defenderse del frío. No mucho después, un viento frío vino del sur cuando un grupo de personas en una barca de hielo se acercó.

“¡Jajajaja!”

Un estallido de risa extremadamente sincero vino desde los cielos de arriba, dispersando en gran medida la fuerte frialdad en esta área. En medio de la gran risa, un hombre voluminoso descendió del cielo.

El hombre parecía haber pasado su mejor momento. Su barba se estaba poniendo gris, pero el cabello en su cabeza todavía estaba negro como la brea. Su rostro estaba lleno de arrugas y sus ojos eran tan brillantes como los de un tigre feroz. Su audaz risa y su aura contundente parecían contrarrestar el arte profundo que la Secta del Divino Fénix de Hielo cultivaba.

¡Cuando aterrizó, las otras treinta personas que lo acompañaban también aterrizaron detrás de él simultáneamente, y los Jades Grabados que significaban que eran discípulos del Salón Divino estaban sorprendentemente sobre sus hombros!

Gran Anciano.” Esta vez, fue Mu Bingyun quien ejecutó un saludo.

“¡GranAnciano!” Mu Xiaolan también arrastró a Yun Che hacia adelante mientras Mu Hanyi también se inclinaba profundamente… Solo Mu Feixue seguía tan silenciosa como la nieve y no miraba a ninguna parte.

¿Gran Anciano? La mirada de Yun Che rápidamente evaluó a este hombre inusualmente imponente… ¡Era el anciano líder de la Secta del Divino Fénix de Hielo y en realidad era un hombre!

En la Secta del Divino Fénix de Hielo, los setenta y dos ancianos del Salón Divino tenían el mismo estatus que los treinta y seis Maestros del Palacio de Hielo. Pero en términos de fuerza, los ancianos sobrepasaban en cierta medida a los Maestros de Palacio. Sin embargo, esta diferencia en la fuerza no se debía al talento innato sino a la edad. Esto se debía a que solo los mayores de diez mil años podían considerarse ancianos y la edad promedio de los Maestros de Palacio solo se contaba en unos pocos miles.

El deber principal de los setenta y dos ancianos del Salón Divino era entrenar a los dos mil discípulos del Salón Divino. Cada Maestro del Palacio Fénix de Hielo tenía tres mil discípulos debajo de ellos, pero en el Salón Divino, cada anciano no tenía más de treinta discípulos. El trato de la Secta del Divino Fénix de Hielo hacia sus discípulos superiores podía verse claramente por este hecho… y esto podría decirse de cualquier otra secta.

Después de todo, la era actual estaba marcada por el poder y eso era difícil de cambiar. Siempre había sido la generación joven la que había decidido el futuro de una secta. Si la generación joven no era buena, la secta sólo podía declinar. El Gran Anciano Mu Huanzhi dio grandes pasos hacia adelante y dijo con voz potente: “Bingyun, has venido muy temprano, eh.”

“Recién llegamos, hace poco.” Respondió Mu Bingyun.

“¿Oh?” La mirada de Mu Huanzhi aterrizó en Yun Che. “Este Menor debe de ser esa persona que trajiste de los reinos inferiores. Recuerdo que su nombre era Yun Che. Jajajaja, he escuchado que este chico fue capaz de vencer a un discípulo del Salón de la Nieve Helada con una fuerza profunda en el Reino Profundo Soberano. Muy impresionante.”

Aunque el Palacio Fénix de Hielo no tenía tantos discípulos, cada palacio todavía tenía tres mil. Ser capaz de recordar un nombre no era fácil… Era solo que aparte de Mu Xiaolan, el Trigésimo Sexto Palacio Fénix de Hielo solo tenía a Yun Che.

Yun Che respondió rápidamente: “Me siento honrado de que el Gran Anciano realmente conozca el nombre de este discípulo.”

Mu Huanzhi agitó su gran mano. “Niño, tu reputación te supera en los últimos tiempos. Después de todo, Bingyun solo te ha traído a ti de vuelta, después de todos estos años. Ser capaz de derrotar a alguien en el Reino del Origen Divino estando en el Reino Profundo Soberano también es realmente impresionante. Merece la pena entrenar y los ojos de Bingyun, bueno, ¿cómo podrían ser malos?”

Cuando dijo el nombre ‘Yun Che’, los discípulos del Salón Divino detrás de él también cambiaron sus miradas hacia él… Se podía ver claramente que se había vuelto bastante famoso durante este período de tiempo.

“… Agradezco al Gran Anciano por los elogios.” Dado que los miembros de la Secta del Divino Fénix de Hielo cultivaban artes profundas del atributo hielo, la mayoría de ellos eran callados y fríos. Sin embargo, este Mu Huanzhi era una rara rareza.

“Pero Bingyun, a pesar de que las aptitudes de estos dos niños no son malas, su cultivo es un poco bajo. Me temo que no podrán soportar el agua del Lago Celestial.” Las cejas de Mu Huanzhi se arrugaron.

“Estoy de acuerdo.” Mu Bingyun asintió ligeramente. “Pero no planeo dejarlos absorber el agua del Lago Celestial. No solo no es beneficioso para ellos, será extremadamente fácil para ellos recibir lesiones. Solo el aura helada es beneficiosa para ellos.”

“Jajajaja.” Mu Huanzhi de repente se rió a carcajadas. “Solo mira mi cerebro. Me he vuelto tan viejo que ni siquiera puedo pensar correctamente. Contigo aquí, ¿no me estoy preocupando tontamente?”

Hanyi, hoy podría decirse que es un día extremadamente importante para ti.” Mu Huanzhi luego se volvió hacia Mu Hanyi, su rostro se volvió un poco más solemne. “Aunque Feixue es mi nieta, si eres tú… puedo reconocerte sin sentirme mal. En resumen, haz tu mejor esfuerzo. El futuro de nuestra secta probablemente será asumido por ustedes dos.”

Mu Hanyi se inclinó profundamente. “Este discípulo hará todo lo posible.”

“Cough, cough, Feixue. Obviamente, el abuelo quiere que te conviertas en la discípula directa de la Maestra de la Secta, así que tienes que… ah, ah, Feixue…”

Mu Feixue continuó caminando en la nieve, dándole a Mu Huanzhi su espalda, que se estaba volviendo más distante.

Mu Huanzhi retiró su mano medio extendida y se frotó la nariz avergonzado. Dijo deprimente: “El temperamento de esta niña realmente se está volviendo más y más severo. Si ella realmente se vuelve como la niña Bingyun que nunca se ha casado en toda su vida… Sigh, eso realmente me preocupa.”

Mu Bingyun. “…”

Mu Huanzhi era mayor que Mu Bingyun por seis mil años. En aquel entonces, él también era en parte su maestro, por lo que estaba calificado para llamarla ‘niña’.

La hora de la apertura del Lago Celestial del Frío Abisal se acercaba. Varios ancianos del Salón Divino, discípulos y varios Palacio Fénix de Hielo comenzaron a llegar en sucesión.

Dos mil discípulos del Salón Divino fueron guiados por setenta y dos ancianos. Detrás de ellos estaban los treinta y seis palacios dirigidos por cada uno de los Maestros de Palacio. A pesar de que habían meditado de antemano durante siete días, todos los discípulos del Palacio Fénix de Hielo seguían siendo incapaces de contener la emoción en sus caras. La ocasión de hoy hizo que todos los ancianos, los Maestros de Palacio y los discípulos del Salón Divino estuvieran presentes. Incluso el discípulo más experimentado nunca había visto tal espectáculo.

Esto incluía a los diversos discípulos del Salón Divino también.

A pesar de que eran discípulos similares y había solo un rango de diferencia entre el Salón Divino y el Palacio Fénix de Hielo, era una diferencia entre las nubes y el barro. De los discípulos del Palacio Fénix de Hielo que estaban detrás de los discípulos del Salón Divino, ninguno no estaba nervioso, hasta el punto en que no se atrevían a respirar con fuerza. Se alinearon en treinta y cinco grupos y cada paso era como un clavo martillado en el suelo. Ni siquiera se atrevieron a moverse.

En cierta esquina, solo había dos personas en el ‘grupo’ Trigésimo Sexto, por lo que parecía especialmente llamativo. Los ojos de Yun Che brillaron mientras observaba su entorno y sentía las auras que eran tan ilimitadas como un sueño, suspirando y exclamando en cada segundo. Sin embargo, Mu Xiaolan se sintió especialmente incómoda, su pequeña mano firmemente agarrada a la manga de Yun Che todo este tiempo.

Los treinta y seis Palacios Fénix de Hielo habían llegado y Mu Fengshu y Mu Sushan del Salón Principal de la Nieve Helada también habían llegado juntos.

El último anciano del Salón Divino llegó a través de los cielos quince minutos antes de que se abriera el Lago Celestial del Frío Abisal y aterrizara ante los diversos discípulos… o para ser más precisos, aterrizó justo en frente de Mu Hanyi.

Era una mujer bastante alta, con una cara que había visto muchos cambios en la vida y que poseía cierta majestuosidad. Sus ojos escalofriantes emanaban un aire imponente sin ningún cambio de expresión. Su llegada causó que el aura circundante se congelara en un lugar.

La trigésima novena anciana del Salón Divino: Mu Yunzhi

Además de ser la trigésima novena anciana, ella tenía un estado que toda la secta conocía.

¡Maestra directa de Mu Hanyi!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s