RTW – Capítulo 249 – Nueva Aguas Claras

Lurixer
(1/4)

Los escalones de granito del templo de la Capital del Invierno Eterno estaban teñidos de rojo por la sangre, y el dulce y fuerte olor a pescado en el aire asaltaba las fosas nasales.

El suelo estaba cubierto de cadáveres: había antiguos miembros del Ejército de la Retribución de Dios, seguidores de la Iglesia, personas de su propio lado y también Moradores de las Arenas del Clan Mojin. Habían muerto de muchas maneras, pero la mayoría tenía rastros de quemaduras, sus extremidades habían quedado hechas añicos y sus vísceras se extendían por todas partes. Ryan sabía que habían muerto bajo el fuego y el impacto de la feroz nieve en polvo.

Cada vez que daba otro paso por la ciudad, sentía como si estuviera colocando sus pies sobre una montaña de pegajosas entrañas. Esta batalla había demostrado que la voluntad de batalla del Ejército de Jueces y creyentes de la Iglesia solo podía describirse como una locura. Incluso frente a tantas drogas que fortalecían a los esclavos, todavía no se habían encogido para nada. Más bien usaron sus propios cuerpos como escudos de carne y se envolvieron firmemente alrededor del enemigo, tratando de crear una oportunidad para que sus camaradas causaran una lesión fatal a su enemigo, aunque las píldoras permitieron a las personas volverse poderosas y sin miedo al dolor, sus corazones, sus cuellos y sus cabezas seguían siendo áreas cruciales como antes. Su Majestad, la Reina García, simplemente no tenía ninguna armadura adicional para equipar a esos esclavos baratos.

Si no hubieran tenido la nieve en polvo, hubiera sido muy difícil decir cómo podría haberse desarrollado esta batalla.

Pero ganamos… El corazón de Ryan se sentía como si estuviera ardiendo, ¡al final, todavía ganamos!

La bandera de la Reina de Aguas Claras ya estaba flameando sobre las murallas de la ciudad, e incluso el bastión más inflexible de la Iglesia se había roto bajo las oleadas de sus ataques. De esta forma, la Flota de la Vela Negra había roto el asedio bajo el que se encontraban y se había liberado de la situación de punto muerto en la que se encontraba en la esquina de Graycastle. Lo que les permitió no tener miedo de que se consumieran en una interminable guerra de desgaste.

Incluso al entrar en el salón del templo, todavía era capaz de ver la imagen del caos puro, en todas partes en el suelo habían fragmentos de cristales rotos y corrientes de sangre, pero todo esto no le importaba. Se dirigió directamente a la mujer que estaba en el otro extremo del salón y se arrodilló ante ella: “Su Majestad, las cuatro puertas de la ciudad han caído y ahora están en manos de su Flota de Vela Negra, la capital del Reino del Invierno Eterno ahora es suya.”

“Gracias por tu esfuerzo, puedes levantarte.” García levantó su brazo, sosteniendo su mano frente a él.

Ryan tomó suavemente la mano de la Reina, le dio un beso simbólico en el dorso de su mano, y luego se levantó para pararse a su lado.

“Extraña ceremonia.” Kabala abrió la boca y dijo: “Ni siquiera le has tocado el dorso de la mano, ¿por qué entonces pones una pantalla así?”

La pregunta fue tan repentina que no pudo evitar fruncir el ceño, pero el otro lado era el patriarca del Clan de los Moradores de las Arenas, por lo que no era bueno reprender groseramente en público, sin una mejor opción, dijo con frialdad: “Esto es una cortesía de uso común entre aristócratas, y representa cortesía y respeto, tocarla mostraría la falta de modales de alguien, pero como Morador de las Arenas eres incapaz de entender esto, entonces es normal.”

“¿Es eso así?” Ella alzó una ceja, luego señaló su propio cuello. “Obviamente somos aliados de guerra, la cual acabamos de terminar hace un momento, sin embargo, todavía me pones este tipo de cosas en mí. La cortesía y el respeto de los ciudadanos de su continente son realmente incomprensibles para mí.”

El cuello de Kabala estaba encerrado por un anillo de hierro, con un bulto en el medio, aparentemente parecido a un adorno, pero Ryan sabía que dentro de él había una Piedra de la Retribución de Dios incrustada. Que con la excepción de una llave única era difícil de deshacer, pero esta llave siempre estuvo en manos de García. Como la otra era una bruja, era natural tener cuidado al tratar con ella, pero de hecho se esforzó mucho durante la pelea. En caso de que no tuvieran su método de comando, Ryan temía que sus esclavos, que habían estado llevando el feroz polvo de nieve, nunca se hubieran atrevido a cargar contra la fuerte línea defensiva de sus creyentes. Al final, incluso después de abrir su boca, no supo cómo refutarla.

“Bueno, no discutas sobre un tema tan trivial.” Interrumpió García. “No debes olvidar el propósito de nuestra venida – comparado con esta vasta tierra, ¿es imposible para ti tolerar la piedra?”

“Simplemente hablé sin pensar en el asunto.” Kabala se encogió de hombros: “Espero que cumplas tu promesa.”

“Por supuesto, este es el fundamento de nuestra cooperación.” Sonrió la Reina.

“¿Cuál es tu próxima tarea para la Flota de la Vela Negra?” Preguntó Ryan.

“Dejemos la discusión sobre los planes del próximo paso para más tarde, por ahora, todos deberíamos echar un vistazo a un buen espectáculo que está a punto de celebrarse.” García aplaudió, instruyendo a su guardia personal: “Tráela.”

No mucho después, dos guardias armados condujeron a una mujer con las manos atadas a la espalda al templo.

Tenía alrededor de treinta años, tenía un aspecto normal, con el cabello castaño desordenado y esparcido sobre las mejillas y vestía la túnica dorada de la Iglesia. La túnica era de un trabajo manual exquisito y estaba hecho de materiales que generalmente solo podían usar los arzobispos de Hermes. Sin embargo, en este momento, esta hermosa túnica había sido rasgada en varios lugares, y estaba manchada con sangre.

“Esta mujer es un… ¿Arzobispo?”

“Sí.” La Reina de Aguas Claras alzó la comisura de sus labios: “He ido a varios de los nobles locales y les hice confirmar si ella era de hecho una de los tres Arzobispos de la Iglesia, la Excelencia Heather.” Miró a la otra mujer y preguntó: “¿Qué te parece, estoy diciendo la verdad?”

“…” Heather no respondió, pero Ryan pudo ver una gran burla y desdén en sus ojos.

Aparentemente, García también había visto la expresión en sus ojos y se rió entre dientes dos veces: “Ya sabía que no te rendirías tan fácilmente, esa también es la razón por la que fui tan amable y te traje a la iglesia. Fue para poder llevarte de vuelta a tu Reino de Dios. Aquí puedes rogar por la redención de Dios mientras me pides perdón. Primero, cortaré lentamente tus dedos. Luego iré a tus cuatro extremidades y luego destruiré tus cinco sentidos. De esta manera, experimentarás por completo el sufrimiento y la impotencia de los ciudadanos del Puerto de Aguas Claras por ti misma.”

“¿Y luego?”, Preguntó la Arzobispa de repente: “¿Qué harás cuando te aplaste el ejército de la Iglesia? ¿Pretendes cruzar el mar por el resto de tu vida, no volviendo a acercarte nunca más a la orilla?”

“No hace falta que te preocupes por eso.” García hizo un gesto con la mano hacia los guardias. “En comparación, el Ejército de la Iglesia también está atacando los muros del Reino Corazón de Lobo, y de esta forma convierte a Hermes en una ciudad indefensa. Esto debería ser mucho más importante para que pienses sobre esto que sobre mi destino personal. Es posible que no pueda poner un pie en la tierra de la Nueva Ciudad Santa. Sin embargo, al menos debería poder llegar a las ruinas de la Antigua Ciudad Santa al pie de la meseta. Ya deberías haber oído que el agua del Río Styx en el extremo sur de Graycastle es fácil de prender, pero difícil de extinguir. Esta vez llevé todo un cargamento conmigo.”

Uno de los guardias personales sacó su daga, se acercó al obispo que estaba tirado en el suelo y le cortó dos dedos.

Heather, sin embargo, se limitó a morderse los dientes sin soltar ningún grito.

Al ver esto, la Reina de Aguas Claras subió la escalera, se sentó en el gran trono, usó su mano derecha para apoyar su barbilla y mostró una expresión que estaba llena de interés.

… pronto se cortaron otros tres dedos, de esta manera, su mano izquierda ahora se había convertido en una palma de carne desnuda, lo cual hizo que las gotas de sudor aparecieran sobre la frente de Heather.

“¿Debes hacer esto?” Kabala negó con la cabeza: “Si no quieres intimidar al enemigo o recibir inteligencia mediante la tortura, este tipo de tormento puro es innecesario.”

“¿Innecesario?” García se rió fríamente: “¿Deberías preguntarle qué hacen con todas las brujas que caen en manos de la Iglesia? Pero supongo que no te interesaría saber eso.”

“Jajaja…” En ese momento, Heather, después de haber perdido todos sus dedos, de repente comenzó a reír. “Simplemente eres incapaz de comprender la grandeza de la Iglesia. Y claramente, nunca entenderás cuán importante es en realidad la Ciudad Santa. ¡La ignorancia es tu compañera de toda la vida, incluso en la víspera de tu destrucción, todavía no lo sabrás! Hermes te permitirá ver lo que significa ejercer un verdadero poder – ¡Además de la destrucción, no hay otro final para las personas que van contra la Iglesia!”

“¿Es eso así?” García levantó las piernas y sonrió. “Entonces tendré que esperar y ver, ¿no?”

Hasta que la Arzobispa murió, ella nunca clamó ninguna súplica de misericordia. Sin embargo, lo que sorprendió a Ryan aún más, fue que ella nunca había llorado por Dios tampoco, o le había rogado por su salvación. Al final, cuando Heather ya estaba perdiendo la conciencia debido a la pérdida excesiva de sangre, su expresión cambió de fría a desagradable. Como si no estuviera sufriendo ningún castigo, sino que estaba más bien de pie en la banca y mirando una farsa que no tenía nada que ver con ella; en sus dos ojos, Ryan ya podía ver su propio futuro condenado.

Sentir este tipo de sensación de opresión indescriptible, casi lo hizo sentir sin aliento.

“Córtale la cabeza y cuélgala sobre la puerta de la iglesia.” Después de confirmar la muerte de la Arzobispa, García dio una orden. Luego miró a Ryan. “Ahora, podemos comenzar a hablar sobre el próximo paso.”

“Sí, Su Majestad.” reprimió con fuerza la incomodidad dentro de su pecho. “¿Intenta atacar a Hermes?”

“Sí, pero no despacharemos a todo nuestro ejército.” Ella desplegó un mapa de cuero portátil. “Llevándose consigo la menor cantidad de marineros requeridos y los esclavos de la Región Oriental, la Flota de la Vela Negra seguirá el Río hacia el oeste, e irá a la Antigua Ciudad Santa. Sin embargo, en vez de eso, nos dirigiremos directamente al sur, cruzando la frontera de Reino del Invierno Eterno, con la capital del Reino Corazón de Lobo como nuestro destino.”

“¿Reino Corazónde Lobo?” Ryan comenzó.

“El Rey Corazón de Lobo y yo ya hemos llegado a un acuerdo.” Explicó García. “En caso de que lo ayude a protegerse de la Iglesia, él me ayudará a conquistar todo el Reino del Invierno Eterno. Entonces, si la Iglesia no retira a sus tropas, los barcos cargados con polvo de nieve y agua del Río Styx convertirán a la Ciudad Santa en un mar de llamas, a diferencia de la Nueva Ciudad Santa, que está rodeada por altas murallas, la antiguo ciudad no tiene paredes. Por lo tanto, sin suficiente mano de obra, no podrán detener el ataque de los esclavos desde todas las direcciones.”

“Sin embargo, si se retiran, el borde occidental del Reino Corazón de Lobo podrá recibir espacio para respirar, y con la frontera unida de los dos países, también podremos trabajar juntos contra la Iglesia en el futuro.”

“De hecho.” Asintió la Reina de Aguas Claras. “También podremos obtener un control firme sobre el Reino del Invierno Eterno para nosotros.”

One response to “RTW – Capítulo 249 – Nueva Aguas Claras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s