Invincible – Capítulo 201 – Los métodos de Chen Qingfeng

(1/4)

“¿Acaso fue un malentendido?” La mirada gélida de Huang Xiaolong recorrió sus rostros como una tormenta de nieve, sin desacelerar su ritmo mientras continuaba caminando cerca de los Hermanos Guo.

“¡Sí, sí, por supuesto que fue un malentendido!” Guo Zhi hizo todo lo posible para mantener la sonrisa en su rostro.

Para empezar, Guo Zhi tenía una gran estatura. Añadiendo la sonrisa enérgica en su rostro, su apariencia era un espectáculo para la vista.

“Así es Hermano Xiaolong, cuando tu hermana se case con nuestra Familia Guo, todos seremos hermanos.” Guo Fei se rió: “Somos una familia.”

“¡Bien, correcto, una familia!” Guo Zhi asintió con la cabeza con vigor.

En este punto, Huang Xiaolong se encontraba a unos tres metros de ellos, observando el pánico y el miedo escritos en las caras de los hermanos, se rió, pero no llegó a sus ojos: “¿Cuáles fueron las palabras que usaron antes? Una miserable e insignificante Familia Huang quiere entrar en nuestra Familia Guo… ¿O tuve un problema con mis oídos y escuché equivocadamente?”

Las caras de Guo Zhi y Guo Fei se nublaron como cielos oscuros.

Ante la multitud que miraba, Guo Zhi repentinamente levantó la mano y golpeó fuertemente su propio rostro. Luego sonrió amablemente a Huang Xiaolong. “Es mi boca la que tiene un problema, puse mi pie en mi boca. ¡Hermano Xiaolong, espero que no tengas malos sentimientos por esto!”

(N/T: ‘Puse mi pie en mi boca’, quiere decir que metió la pata, habló demás…)

Guo Fei siguió la acción de Guo Zhi, armándose de valor, levantó una mano y ejecutó una bofetada despiadada en su propia cara. Después de eso, se obligó a sí mismo a sonreírle a Huang Xiaolong. “Es cierto Hermano Xiaolong, eres generoso y magnánimo, seguramente no te importarán estos pequeños asuntos con nosotros ¿verdad?”

Cuando la gente alrededor vio a los dos Hermanos Guo, Guo Zhi y Guo Fei abofeteándose en sus caras, había una sensación de absurda ironía.

Pero Huang Xiaolong sacudió su cabeza hacia ellos. “Desafortunadamente, ser magnánimo no es algo que practique, por lo tanto…” Hasta aquí, Huang Xiaolong suavemente levantó ambas manos, y una aterradora fluctuación de qi de batalla se unió en el centro de las palmas de Huang Xiaolong.

Las caras de los Hermanos Guo se volvieron pálidas, retrocediendo rápidamente de manera nerviosa.

En ese preciso momento, una voz digna tronó: “¡¿Quién se atreve a dañar a mi Joven Señor?!” Seguido por el sonido del silbido del viento mientras dos figuras volaban a gran velocidad.

Cuando los Hermanos Guo vieron a los recién llegados, sus caras se iluminaron.

Huang Xiaolong retrajo el qi de batalla girando en sus palmas.

Entonces, la visión de todos se volvió borrosa cuando dos ancianos vestidos con túnicas negras aparecieron en la calle: uno tenía cejas blancas muy largas y llamativas mientras que el otro en realidad tenía el iris de sus ojos de color blanco.

Guo Zhi y Guo Fei corrieron a su seguridad al lado de estos dos ancianos. “¡Asistente Chen, Asistente Lu!

Los dos eran el Imperio Duanren, los asistentes de la Mansión de la Familia Guo. ¡La Mansión Guo tenía cuatro asistentes principales y también cuatro grandes expertos!

El que tenía las largas cejas blancas era el Asistente Chen, Chen Qingfeng, y el anciano de los iris blancos era el Asistente Lu, Lu Yifan.

Jóvenes Señores, ¿están bien?” Chen Qingfeng asintió hacia Guo Zhi y Guo Fei mientras preguntaba.

Los cuatro asistentes principales de la Familia Guo ocupaban una posición elevada, por lo que no necesitaron saludar como los otros guardias y sirvientes al encontrarse con Guo Zhi y Guo Fei.

Al escuchar esto, Guo Zhi respondió en un instante. Un dedo señaló a Huang Xiaolong con los ojos arrojando veneno, rugió. “¡Afortunadamente, ambos Asistentes se precipitaron aquí a tiempo, de lo contrario, este bastardo nos habría matado!”

“Este bastardo casi nos aplastó la garganta en este momento. ¡Dos Asistentes, absolutamente deben acabar con él aquí!” Guo Fei rápidamente agregó.

“No, no lo maten. ¡Captúrenlo a él y a esos dos perros viejos, déjenos el resto!” Guo Zhi repentinamente intervino, señalando a Huang Xiaolong, Zhao Shu y Fei Hou.

Si Huang Xiaolong simplemente muriera, no sería suficiente para calmar el odio que ardía en su corazón.

Al pensar en la escena anterior donde fue levantado en el aire por el cuello en público, esa humillación hizo que el frío que brillara en los ojos de Guo Zhi alcanzara su cenit. Sus ojos fijaron una mirada mortal en Huang Xiaolong, deseando poder roer su carne cruda.

¡Por no mencionar que cuando él y su hermano suplicaron misericordia de Huang Xiaolong, incluso llegaron a abofetearse sus caras!

Guo Zhi tocó su mejilla donde un punzante dolor latía bajo la piel. Para asegurar su vida, ejerció pleno poder sobre esa bofetada antes.

Chen Qingfeng y Lu Yifan observaron a las tres personas del otro lado, Huang Xiaolong, Zhao Shu y Fei Hou.

“¡Tengan la seguridad Jóvenes Señores, ninguno de ellos podrá escapar!” Lu Yifan miró al grupo de Huang Xiaolong y dijo con total confianza y frialdad.

Chen Qingfeng sonrió mientras miraba a Huang Xiaolong. “¡Pequeño mocoso, esta es la primera vez que alguien se atreve a lastimar a los Jóvenes Señores de mi Familia Guo en la Ciudad Imperial Duanren! ¿Te vas a rendir o quieres que haga un movimiento?” En este punto, Cheng Qingfeng se jactó. “¡Francamente, espero que elijas rendirte, porque si tuviera que actuar, sufrirías mucho!”

La multitud también se movió, susurrando entre ellos.

“No esperaba que Chen Qingfeng y Lu Yifan de la Mansión Guo vinieran personalmente.” ¡Huang Xiaolong había llegado a un callejón sin salida ahora! ¡El Asistente Chen Qingfeng era un Guerrero Xiantian del Noveno Orden!

“Este Huang Xiaolong es realmente demasiado orgulloso e imprudente. ¡Escuché algunos rumores que decían que no hace mucho tiempo en el Instituto Duanren, realmente ordenó al Joven Noble Descorazonado a arrodillarse y a disculparse! ¡Cuántos días ha pasado, pero ya provocó a la Familia Guo!”

“¡Ofender a la Familia Guo y Yao… no importa cuán bueno sea su talento, todo es en vano!”

La mayoría de los expertos en la multitud negaron con la cabeza, mientras que las personas de la generación más joven que estaban celosas del talento de Huang Xiaolong se regodeaban en sus corazones.

Huang Xiaolong permaneció inmóvil, el aire sonó con sus frías palabras mientras miraba a Chen Qingfeng y Lu Yifan. “¡Si todos ustedes actúan como un perro, arrodíllense y ladren como uno un par de veces, luego lárguense, entonces puedo perdonarles la vida!”

En la fracción de segundo las palabras de Huang Xiaolong sonaron en la calle, la multitud estalló en un alboroto. Se escucharon fuertes jadeos de sorpresa y los guerreros negaron con la cabeza aún más obviamente mientras cubrían a Huang Xiaolong con miradas de compasión. En su opinión, habían visto a muchos jóvenes orgullosos y arrogantes, sin embargo, no habían visto a alguien tan imprudente y arrogante como este. Él realmente no sabía la inmensidad de los cielos.

Sin embargo, esto deleitó a Guo Zhi y Guo Fei, que estaban mirando desde un costado.

Estaban muy al tanto de los métodos del Asistente Chen Qingfeng, era extremadamente cruel. Una vez, los hermanos vieron con sus propios ojos cómo Chen Qingfeng torturaba a un enemigo hasta que estuvo a una pulgada de la muerte, pero sin morir. Recordando esa escena, escalofríos recorrieron su espina dorsal.

¡Las palabras de Huang Xiaolong definitivamente enojaron a Chen Qingfeng, y una vez que Chen Qingfeng se enojó, Huang Xiaolong moriría de una manera miserable!

Fue exactamente como los hermanos predijeron. Una presión horrible explotó de Chen Qingfeng, aumentando inmensamente. Un helado intento asesino salió de su cuerpo. El cielo despejado de arriba se oscureció abruptamente, y luego cayeron fragmentos de nieve de color negro.

Los espectadores en las cuatro direcciones se retiraron inmediatamente más atrás.

“¡Pequeño mocoso, parece que no entiendes mis métodos!” Dijo con una voz que hacía juego con la nieve negra que caía: “¡Te haré saber por qué estás aquí!”

Pero, antes de que pudiera cumplir sus palabras, una gigantesca huella de palma descendió del vacío de arriba, cubriendo todo el cielo, similar a una montaña antigua y poderosa, golpeando sobre la cabeza de Chen Qingfeng.

Un sonido retumbante resonó en el aire que hizo temblar toda la calle. La duradera Piedra de Mármol Brillante Stone se agrietó y se desmoronó.

Una cortina de polvo y arena cubrió la calle.

Cuando la espesa nube de polvo se disipó, lo que entró en su visión fue Chen Qingfeng, plano como un panqueque, incrustado a varios metros de profundidad en el piso de la calle. ¡Se creó un cráter gigante en forma humana!

Todos miraron con asombro ese cráter con forma de humano, así como a Chen Qingfeng dentro de ese cráter.

En el siguiente momento, todos aspiraron una fría bocanada de aire mientras miraban a Zhao Shu. Justo ahora, fue Zhao Shu quien atacó.

Guo Zhi y Guo Fei, que esperaban ver un buen espectáculo acerca de cómo Chen Qingfeng torturaría a Huang Xiaolong, ahora estaban estupefactos mirando el enorme agujero en la calle. El dominio exudaba frio en las ocho direcciones, Chen Qingfeng ni siquiera tenía la energía para tirarse un pedo. Los dos Hermanos Guo estaban estupefactos en el acto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s