ATG – Capítulo 978 – ¿Reina Dragón y la Diosa?

(19/20)

“Hablando de eso, ¿no significaría… que el Gran Rey del Reino es una persona realmente aterradora?” Pensó Yun Che, sin darse cuenta de que había preguntado en voz alta.

Cuando dijo que Mu Hanyi era ‘aterrador’, Mu Xiaolan se burló de él. Sin embargo, cuando preguntó por el Gran Rey del Reino, Mu Xiaolan parpadeó y respondió con cuidado: “Sí… parece un poco aterradora. Tuve la suerte de ver al Gran Rey del Reino una vez. A pesar de que fue muy breve, sentí como si alguien realmente pesado estuviera presionando mi cuerpo. No podía respirar para nada. Ese sentimiento da un poco de miedo. Después de eso no me recuperé en muchos días.”

Yun Che. “…”

“Además, escuché que cuando el Gran Rey del Reino se enoja, ella se volverá realmente terrorífica. Cuando se enojó una vez hace varios miles de años, congeló completamente el diez por ciento del Reino de la Canción de Nieve y extinguió muchos países. Hace mil años, cuando la vida y muerte de la Maestra era incierta, el Gran Rey del Reino hirió gravemente a los tres grandes maestros de secta del Reino del Dios de la Llama en su territorio e incluso destruyó por completo trece reinos estelares que el Reino del Dios de la Llama controlaba… Si no fuera por el hecho de que la Maestra recuperó sus recuerdos y su poder, las consecuencias habrían sido aún más aterradoras.”

“Ssss…” Yun Che inspiró una bocanada de aire frío… ¡Mi*rda! ¡Tan jodidamente aterrador! Congelar una décima parte del Reino de la Canción de Nieve ya es bastante aterrador, pero destruir trece pequeños reinos estelares… esta hija de…

Aquellos que toman vidas como si fueran pasto eran extremadamente brutales hasta el extremo, pero el solo hecho de ser infeliz significaba un reino estelar destruido… ¿no significaría que quitar vidas sería tan fácil como volar?

Una solterona de diez mil años… era una criatura extremadamente terrorífica. ¡Definitivamente su alma tenía que ser retorcida y su mente tenía que ser anormal!

Los cien años de viudez de Caiyi hicieron que su temperamento se volviera algo extremo… Diez mil años… ¡Eso era simplemente inimaginable!

“¡Ah! ¿P-p-por qué suena como si estuviera hablando mal del Gran Rey del Reino!” Mu Xiaolan estaba asustada por sus propias palabras. Ella agitó fieramente la cabeza y rápidamente lo negó. “El Gran Rey del Reino no es aterrador en absoluto. En cambio… en cambio debería decirse que ella tiene el poder que debería tener. El Gran Rey del Reino es también una persona increíble. Hasta la fecha, nuestro Reino de la Canción de Nieve tiene casi novecientos mil años de historia y el Gran Rey del Reino es la única persona que ha alcanzado el Reino Maestro Divino en todos esos años. También es debido al Gran Rey del Reino que la posición de nuestro Reino de la Canción de Nieve ha aumentado mucho y esos reinos estelares que nos rodeaban no se atrevieron a ofendernos durante estos diez mil años.”

Reino Maestro DivinoYun Che inconscientemente sacudió la cabeza, suspirando por dentro. Este era el reino más elevado dentro de los Siete Reinos Profundo Divino que Mu Bingyun había mencionado anteriormente. Era un dominio supremo suficiente para gobernar el mundo.

Pero para Yun Che, quien veía el Reino de la Tribulación Divina como una esperanza extravagante, ese reino era demasiado indiscernible. No fue capaz de imaginar qué tan fuerte sería una persona después de llegar a tal reino… Tal vez realmente eran dioses entre los humanos, capaces de mover estrellas y lunas fácilmente, capaces de destruir mundos.

En cuanto a Jazmín que tenía la identidad de un dios estelar, ella también estaba en ese tipo de reino ilusorio.

En la Estrella del Polo Azul, él estaba en la cima de la era actual. Pero fue solo cuando llegó al Reino Divino que descubrió lo minúsculo que realmente era. Jazmín, sin embargo, seguía siendo una existencia suprema.

En realidad, había estado junto a esa Jazmín día y noche durante siete años. Pensar en los siete años que estuvo con Jazmín ahora parecía un sueño.

“Además, el Gran Rey del Reino es una belleza famosa dentro del Reino Divino, ya sabes.” Los ojos de Mu Xiaolan se iluminaron con profundo anhelo.

“¿Eh? ¿Belleza?” Yun Che estaba un poco asombrado.

“Por supuesto.” La expresión de Mu Xiaolan se volvió un poco brumosa mientras continuaba en voz baja. “Una vez pensé que la Hermana Mayor Feixue era la persona más hermosa que había visto en toda mi vida. Entonces, gracias a la Maestra, tuve la suerte de ver al Gran Rey del Reino. Fue entonces cuando me di cuenta de que alguien podía ser tan hermoso que parecía… hmm, que parecía un sueño. Aunque nunca he visto a la legendaria Reina del Dragón y a la Diosa, estoy segura de que el Gran Rey del Reino no es menos inferior.”

“¿Reina Dragón y a la Diosa? ¿Quiénes son?” Preguntó una persona que no sabía nada sobre el Reino Divino.

“¿Mn? En serio, ni siquiera sabes quién es la Reina del Dragón y la Diosa…” Mu Xiaolan recuperó el sentido mientras cambiaba su mirada. “¡Oh! Casi me olvido de que eres un tonto que acaba de llegar al Reino Divino.”

Yun Che. “…”

“Te lo diré ya que soy tu hermana mayor. La Reina del Dragón y la Diosa, como ves, son dos diosas incomparables que todos en el Reino Divino conocen. Todo sobre ellas circula en el Reino Divino. Si los cielos fueran a adular a todos en esta palabra, el sesenta por ciento de ellas sería otorgado a la Reina del Dragón y a la Diosa.”

“¿Es así de exagerado?” Aunque no lo creía, todavía sentía curiosidad por ellas.

“La Diosa, como ves, está en nuestra Región Divina Oriental.” Dijo Mu Xiaolan con cierto orgullo en su rostro. “El Reino del Dios Monarca Brahma es la cabeza de los cuatro grandes Reinos Rey y ella es la hija de su reino. Todos la llaman la Diosa Monarca Brahma. Se ha dicho que tiene los ojos y el cabello dorado y un rostro tan celestial que ninguna palabra en el Reino Divino podría pudo describirlo. Es hermosa hasta el punto en que incluso las estrellas se oscurecen. Hay tantos hombres… y también son personas muy poderosas, que están dispuestas a morir por ella y morirían sin remordimientos.”

“Tch.” Yun Che secretamente curvó sus labios, mirando a los hombres que nunca habían visto el mundo. Había visto muchas bellezas y todas sus esposas también eran bellezas sin par. Aunque este era el Reino Divino… incluso si el rostro de una mujer era aún mejor, nunca ganaría contra su Xue’er y Caiyi.

“No es solo eso. Ella tiene el más alto talento innato que el Reino del Dios Monarca Brahma ha visto en sus millones de años de historia. Cuando tenía solo nueve años, completó la ceremonia de sucesor y fue el ajuste más perfecto y completo. En el actual Reino del Monarca Brahma, la fama de la Diosa Monarca Brahma casi ha superado la fama del Rey del Reino del Monarca Brahma. También se ha dicho que su cultivación no está lejos del Rey del Reino tampoco. Es simplemente un milagro que los cielos han otorgado a la Región Divina Oriental.”

“En cuanto a la Reina del Dragón, ella es de la Región Divina Occidental… ¡Ah! ¡Maestra!”

Los dos ya habían regresado involuntariamente al Palacio Fénix de Hielo. Mu Bingyun estaba silenciosamente frente a las puertas del Trigésimo Sexto Palacio en silencio dentro de la nieve. Como el hada de los mitos, su cuerpo de nieve era una belleza santa que hacía que uno no se atreviera a mancillar con sus ojos.

Maestra, ¿cuándo regresaste?” Mu Xiaolan detuvo su explicación y rápidamente se presentó ante Mu Bingyun. Ella también no se olvidó hablar sobre Yun Che. “¡Maestra, el Hermano Menor Yun Che causó un gran problema otra vez! Si no nos hubiésemos encontrado con el Hermano Mayor Hanyi, ni siquiera sé lo que hubiéramos hecho.”

“Lo sé.” Mu Bingyun asintió levemente. “Siempre he estado a su lado.”

“¿Ah?” Mu Xiaolan quedó boquiabierta.

“O bien, ¿por qué crees que me atrevería a meterme con Mu Yizhou? No es como si fuera alguien que corteja la muerte.” Yun Che explicó como si fuera natural. “Incluso si Mu Hanyi no apareciera, la Maestra lo haría. Y si la Maestra hubiera aparecido, definitivamente hubiera resultado mucho mejor que Mu Hanyi.”

“¿Hah?” Mu Xiaolan estaba completamente aturdida. “Maestra, el Hermano Menor Yun Che, tú…”

Yun Che no había salido nunca del Palacio Fénix de Hielo en tres meses. Después de sentir que su aura repentinamente se fue de prisa y también al Salón de la Nieve Helada, pensé que debería ser un asunto urgente, así que lo acompañé.” Los ojos nevados de Mu Bingyun miraron a Yun Che con profundo significado.

“…” Pasó un largo tiempo antes de que la boca de Mu Xiaolan se cerrara. Entonces, ella murmuró en voz baja. “Maestra, lo tratas muy bien.”

Yun Che, ven.” Dijo Mu Bingyun.

“Sí.” Respondió Yun Che mientras iba y llegaba ante Mu Bingyun.

Mu Bingyun extendió una mano nevada y presionó gentilmente un dedo de jade en su pecho antes de alejarse rápidamente. Un oculto asombro brilló profundamente en sus ojos y luego dijo. “Xiaolan, Yun Che, en los próximos siete días, permanecerán dentro de las salas de cultivo. Pero en lugar de cultivar, concéntrese en reunir energía. Después de siete días, tanto sus fuerzas profundas como sus almas alcanzarán sus estados más perfectos.”

Yun Che no entendió, pero Mu Xiaolan se llenó de alegría. “Podría ser…”

Una leve sonrisa apareció en los labios de Mu Bingyun. “Sí, el Maestro de Secta finalmente ha decidido que los discípulos del Palacio Fénix de Hielo podrán entrar al Lago Celestial del Frío Abisal en siete días. Por ahora, todos los Palacios Fénix de Hielo deberían haber recibido esta noticia.”

“¡Eso es maravilloso!” Mu Xiaolan rebotó como un pequeño conejo mientras la emoción florecía en su pequeña cara. “No me atreví a creerlo cuando la Maestra dijo eso hace tres meses. Pero nunca esperé… que fuera cierto.”

Lago Celestial del Frío Abisal… ¿qué es eso?” Preguntó el campesino de los reinos inferiores.

Yun Che, ¿te acuerdas de la antigua Cárcel de Inferno de la Sepultura de Dios que te mencioné antes?” Preguntó Mu Bingyun.

Yun Che asintió. “Sí. Ese lugar tiene un antiguo dragón astado que tiene al menos varios cientos de miles de años y debajo está la vena de llama que fue dejada atrás de la Era de los Dioses…”

Cuando dijo eso, Yun Che entendió algo. “¿Podría ser que lo que hay debajo del Lago Celestial del Frío Abisal sea…?”

“Correcto.” Mu Bingyun asintió ligeramente. “Nuestro Reino de la Canción de Nieve también tiene una vena divina dejada atrás por la Era de los Dioses, una vena fría que va en contra de la vena de fuego del Reino del Dios de la Llama. Esta vena fría es la razón del clima del Reino de la Canción de Nieve y después de un largo período de tiempo, dio lugar al Lago Celestial del Frío Abisal.”

“El poder del primer ancestro del Reino de la Canción de Nieve se origina en esta vena fría. De los recuerdos que el ancestro dejó en los registros, es muy probable que esta vena fría haya sido dejada atrás por el Fénix de Hielo Divino Primordial, y que el Lago Celestial del Frío Abisal haya sido el lugar donde vivía. Si eso es cierto, entonces el Reino de la Canción de Nieve debería haber sido el territorio de los Dioses Fénix de Hielo en la Era de los Dioses.”

“Ya veo.” Dijo Yun Che con una mirada pensativa.

“Pero en comparación con la Cárcel de Inferno de la Sepultura de Dios de quinientos mil kilómetros de ancho en el Reino del Dios de la Llama, nuestro Lago Celestial del Frío Abisal del Reino de la Canción de Nieve es mucho más pequeño. Tiene solo quince kilómetros de ancho, ni siquiera diezmilésimas del tamaño de la antigua Cárcel de Inferno de la Sepultura de Dios. La vena fría también es mucho más débil. Una vez que el agua del Lago Celestial del Frío Abisal se ha contaminado o ha sido absorbida su energía fría, el proceso de purificación y restauración lleva un largo período de tiempo. Debido a ello, el Lago Celestial del Frío Abisal rara vez se abre. Incluso si se trata de los ancianos y los maestros de palacio, solo se les permite entrar si se enfrentan con un avance.”

“En cuanto a los discípulos, solo a los discípulos del Salón Divino y a los discípulos principales también se les permite entrar ocasionalmente. Esa es probablemente la mayor recompensa otorgada por la secta. Sin embargo, para los discípulos del Palacio Fénix de Hielo, esta es quizás la primera vez que ocurre. Además, cada palacio tiene permitido seleccionar a cien de sus discípulos más destacados.” Una mirada compleja brilló más allá de la cara de Mu Bingyun.

Su Trigésimo Sexto Palacio solo tenía a Yun Che y a Mu Xiaolan como discípulos, así que no tenían que escoger.

“Oh.” Yun Che asintió. No era de extrañar que Mu Xiaolan se emocionara ante tal estado. “¿Por qué se les permite a los discípulos del Palacio Fénix de Hielo entrar en este momento… y en una cantidad tan grande?”

“Tengo curiosidad por eso también.” Intervino Mu Xiaolan.

Mu Bingyun realmente lo miró. “Deberías tener una suposición vaga, ¿verdad?”

“¿La Voz del Cielo Eterno?” Preguntó Yun Che.

Incluso si se cultivaran durante otros mil años, un experto de diez mil años no progresaría mucho. Sin embargo, aquellos practicantes profundos de menos de sesenta años que se cultivaran durante mil años dentro de la Perla del Cielo Eterno sin duda avanzarían muchos niveles, dando a la Región Divina Oriental mil expertos más. El Reino del Cielo Eterno que raramente permitía que otros obtuvieran una parte del poder de la Perla del Cielo Eterno realmente no dudara en nutrir a practicantes profundos de otros reinos, por lo que nuestro Reino de la Canción de Nieve tampoco dudara en usar el poder del Lago Celestial del Frío Abisal. Aunque todavía no sabemos qué hay detrás, si no nos preparamos lo antes posible, sería demasiado tarde cuando llegue el momento.”

Yun Che. “…”

“También es debido a la Voz del Cielo Eterno que la Maestra de la Secta ha cambiado la selección de discípulos directos a una fecha mucho más temprana. La razón principal para abrir el Lago Celestial del Frío Abisal en siete días es seleccionar un discípulo directo. Pero esto no tiene nada que ver con ustedes dos. Lo que tienen que hacer es no desperdiciar ni un segundo en el Lago Celestial del Frío Abisal. Es poco probable que este tipo de oportunidad llegue una segunda vez.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s