ATG – Capítulo 973 – Odio Extremo

(14/20)

¡¡Bang!!

Una figura humana de repente cayó del cielo como un meteorito, haciendo temblar toda la tierra.

El joven alto medía más de dos metros y medio, era voluminoso y tenía unas cejas tan gruesas como la tinta negra. Cuando llegó, trajo consigo una pesada y casi sofocante supresión. Aterrizó al lado de Liu Hang, sin embargo, no le dedicó una sola mirada a Yun Che y los demás mientras se inclinaba directamente para controlar las heridas de Liu Hang.

“Primo…” Dijo Liu Hang con un tono de voz lloroso. Detuvo su temblor anterior, y luego luchó por girar su cuerpo para señalar a Yun Che. “¡Es él! ¡Es Yun Che! ¡Él es el que me lastimó tanto!”

MuMu… ¡Mu Yizhou!” Palideció Mu Xiaolan. En el momento en que reconoció a Liu Hang, se dio cuenta de la gravedad del problema. No esperaba que el gran problema llegara tan rápido, sin darle tiempo a reaccionar.

“¡Ah! Él… Él es…” Feng Mo estaba sorprendido en su lugar. El discípulo principal del Primer Palacio Fénix de Hielo… para todos los discípulos recién ingresados en el Salón de la Nieve Helada, esa era una existencia montañosa.

Yun Che. “…”

Este hombre voluminoso con un aura sorprendente era en realidad el primo de Liu Hang… el discípulo principal del Primer Palacio Fénix de Hielo – ¡Mu Yizhou!

Mu Yizhou extendió una mano y una luz fría y helada envolvió inmediatamente la pierna de Liu Hang, aliviando su herida. Entonces, sus cejas se hundieron cuando miró el hombro de Liu Hang, murmuró: “En realidad fue tan despiadado, hmph.”

“¡Ese Yun Che… simplemente es un loco!” Liu Hang gritó enfadado. “No solo me hirió a tal estado, incluso él…”

“¡Suficiente!” Mu Yizhou dijo en voz profunda. “¿Tu estado actual no es lo suficientemente embarazoso?”

“¡No, primo, no lo entiendes!” Dijo Liu Hang asustado. “¡No solo me hirió a tal estado, él… ni siquiera nos pone en sus ojos! Le dije tu nombre y estado, pero él todavía no me soltó. En cambio… estaba a punto de paralizarme ahora mismo. Incluso… incluso preguntó quién demonios era Mu Yizhou.”

“¡¿Qué?!” La expresión de Mu Yizhou se oscureció instantáneamente. La otra parte hiriendo intencionadamente a Liu Hang a sabiendas de su identidad era completamente diferente de si no lo hacía.

“Sí, eso es… eso es exactamente lo que dijo.” Di Kui, que todavía estaba a un lado también asintió apresuradamente. “Hermano Mayor Yizhou, está bien si sufrimos tal humillación, pero él ni siquiera te puso en sus ojos e incluso dijo palabras tan humillantes. Hermano Mayor Yizhou, no puedes dejarlo ir.”

Mu Xiaolan estaba muerta de miedo cuando escuchó esto. Preguntó a Yun Che en voz baja y alarmada: “¿Realmente dijiste eso?”

Yun Che sostuvo sus dos manos en su pecho y resopló, sin molestarse en responder. Le dijo a Feng Mo detrás de él: “Feng Mo, puedes irte primero.”

A pesar de que la cara de Feng Mo se veía terrible y estaba muy asustado, todavía negó resueltamente con la cabeza. También fue en este momento que Mu Yizhou se levantó lentamente, su mirada apagada se volvió tan firme como una montaña pesada, provocando que los corazones de ambos, Feng Mo y Mu Xiaolan, se detuvieran de repente. Subconscientemente dieron un paso atrás.

Esta fue la disuasión experimentada cuando los fuertes despreciaban a los débiles. A pesar de que Mu Xiaolan también era una discípula del Fénix de Hielo, ella entró como una concesión y estaba en un nivel completamente diferente de Mu Yizhou, quien era un discípulo principal.

“¿Yun Che?” Los ojos de Mu Yizhou se entrecerraron, su peligrosa mirada teñida de ridículo. “He estado escuchando este nombre mucho recientemente, hm. Escuché que el primer día que llegaste al Reino Fénix de Hielo, confiaste en la protección de la Maestra del Palacio Bingyun y fuiste lo suficientemente arrogante como para ofender a la Maestra del Salón Fengshu. ¿¡Y ahora, eres lo suficientemente arrogante como para desafiarme!?”

Mu Xiaolan respondió rápidamente. “Hermano Mayor Yizhou, no es como piensas que es, fue el Hermano Menor Liu Hang quien…”

“¡No me importa eso!” Mu Yizhou interrumpió bruscamente a Mu Xiaolan. Era muy consciente de qué clase de basura era Liu Hang. Pero no importaba la razón, alguien solo en el Reino Profundo Soberano e incluso un practicante profundo de un reino inferior además, en realidad se atrevió a ir en contra de su nombre y lastimar a Liu Hang a tal estado. Desde que ingresó en el Palacio Fénix de Hielo, nunca hubo nadie que se atreviera a no respetarlo. ¿Cómo podría dejarlo ir voluntariamente?

“Solo veo la cantidad masiva de lesiones en mi primo en este momento. ¿No tienen que darme un recuento?”

“¿No estás diciendo esto en el orden equivocado?” Dijo Yun Che apaciblemente ante la mirada atemorizante de Mu Yizhou. “Tu primo Liu Hang maliciosamente robó los recursos de los otros discípulos en el Salón de la Nieve Helada. Incluso hirió a la otra parte y luego fue capturado por mí. Como discípulo del Palacio Fénix de Hielo, obviamente tuve que tomar medidas. La condición actual de Liu Hang es lo que justificadamente se merece, no hay nada de malo en ello. Como primo mayor de Liu Hang, si te avergüenzas de no poder disciplinarlo bien, deberías disculparte sinceramente con los hermanos menores que Liu Hang intimidó y darles una compensación. Entonces si te llevas a Liu Hang y lo restringes severamente, es posible que yo te llame respetuosamente hermano mayor. Sin embargo, en vez de avergonzarte ahora mismo, estás siendo agresivo y nos pides cuentas.”

Yun Che se rió fríamente. “Hah, oh espera. Si no te tuviera a ti, a su primo, como respaldo, ¿cómo podría Liu Hang posiblemente atreverse a correr desenfrenado en el Salón de la Nieve Helada? Supongo que al final, la basura está relacionada con la basura. Si el discípulo principal del Primer Palacio Fénix de Hielo es así de impulsivo, entonces eso es realmente trágico.”

Yun Che sorprendió a Mu Yizhou y casi hizo que el corazón de Mu Xiaolan saltara de su pecho. Ella rápidamente empujó a Yun Che hacia atrás y rápidamente dijo mientras se paraba frente a él. “Hermano Mayor Yizhou, Yun Che es… é-él acaba de llegar al Reino Fénix de Hielo, por lo que no entiende nada, ni siquiera sabe acerca de tu estado. Además… además, él tiene problemas en el cerebro, así que no debes rebajarte para discutir con él. S-s-sobre el asunto de hoy, lo reportaré inmediatamente a la Maestra y definitivamente le daré una contabilidad al hermano mayor y al Hermano Menor Liu Hang.”

“¿No me he explicado bien? ¡Sólo Liu Hang tiene la culpa! ¡Usé tanta energía para disciplinarlo! Está bien si no me lo agradece, pero ¿en qué se basa para exigirme una contabilidad?” Dijo Yun Che con un frío resoplido.

“T-tú… ¿por qué no te callas?” Mu Xiaolan realmente quería patearlo volando en este momento. No hubo practicantes profundos del reino inferior que no se contuvieran al llegar al Reino Divino. Siempre fueron tan cautelosos, pero Yun Che… los superó a todos.

¡Estaba frente al discípulo principal del Primer Palacio Fénix de Hielo! Ser capaz de convertirse en el discípulo principal de un Palacio Fénix de Hielo en la Secta del Divino Fénix de Hielo era absolutamente suficiente para sobresalir sobre todo el Reino de la Canción de Nieve. Estaba seguro de que se convertiría en una hegemonía que podría sacudir a todo el reino en el futuro. Incluso las potencias reinantes dentro de los diversos dominios y países del Reino de la Canción de Nieve serían respetuosas ante él.

¿Podría ser posible que él… realmente tuviera problemas cerebrales? Mu Xiaolan gritó internamente.

“Hehehehehehehe…”

La temeraria risa de una mujer sonó desde lo alto de los cielos mientras una figura femenina aterrizaba lentamente. “Un niño de los reinos inferiores se atreve a ser tan arrogante delante de su hermano mayor, realmente tiene algunos problemas cerebrales. Hehehe.”

Cuando oyó esta voz, Liu Hang se alegró una vez más cuando gritó: “¡Prima!”

H-Hermana Mayor Luoqiu.” Mu Xiaolan volvió a quedar atónita una vez más.

La mujer aterrizó suavemente junto a Mu Yizhou. Usando una túnica de ave fénix de hielo, era una hermosa mujer alta que parecía tener unos treinta años. Sus ojos ligeramente inclinados llevaban una profunda arrogancia y dominio.

Mu Yizhou le echó un vistazo: “¿Qué estás haciendo aquí?”

“Vi al hermano mayor entrar apresuradamente en una formación de teletransportación, así que me preguntaba qué había pasado. No tenía nada que hacer, te seguí para comprobarlo, pero nunca pensé que encontraría una escena tan interesante.”

Mu Luoqiu se inclinó para examinar las heridas de Liu Hang y luego sus cejas se fruncieron instantáneamente. “Debe haber sido bastante brutal si sus heridas son tan graves. Pequeño Hang, no te preocupes. Quienquiera que te haya herido, tendrá heridas diez veces más pesadas que las tuyas.”

“Prima, tú… no puedes dejarlo ir.” Dijo Liu Hang en voz alta con la cara dolorida.

Mu Luoqiu se puso de pie, su mirada al instante se convirtió en dos rayos de luz fría como el hielo cuando se volvió para mirar a Mu Xiaolan y Yun Che. “No sólo actuaron con crueldad hacia un miembro de nuestra Familia Liu, sino que incluso se atrevieron a decir tonterías ante mi hermano mayor. Ustedes, los del Trigésimo Sexto Palacio, son prometedores.”

“¿Trigésimo Sexto Palacio?” Mu Yizhou se mofó: “Durante varios cientos de años, sólo ha habido treinta y cinco palacios. ¡Nuestro Palacio Fénix de Hielo no es algo al que cualquier persona pueda entrar! El llamado Trigésimo Sexto Palacio… heh. ¡Parece una broma humillante!”

“¿Cómo puedes decir eso?” Esas palabras no sólo estaban dirigidas a Che Yun, sino también a todo el Trigésimo Sexto Palacio, lo que implicaba a Mu Bingyun. Mu Xiaolan instantáneamente se sonrojó de ira.

“¿Me equivoco?” La sonrisa de Mu Yizhou se volvió aún más desdeñosa. “Tu llamado Trigésimo Sexto Palacio originalmente sólo te tenía a ti como única discípula y eso está bien, pero ahora tiene una persona adicional de los reinos inferiores. No sólo su nivel de cultivo es una broma, sino que también es un humilde imbécil incapaz de apreciar los favores y disfruta cortejando la muerte. Si no es la desgracia de nuestros Palacios Fénix de Hielo, ¿entonces qué es?”

“El Hermano Mayor no puede decirlo así.” Dijo Mu Luoqiu con una sonrisa. “Aunque este Mocoso Yun realmente tiene una cultivación en el Reino Profundo Soberano como lo dicen los rumores, el hecho de que él sea capaz de dañar al Pequeño Hang a tal estado significa que tiene alguna habilidad. ¿Oh? Recuerdo que los rumores decían que estaba en la etapa intermedia del Reino Profundo Soberano… parece que estaban equivocados.”

“¡Hmph!” Para ellos, no había diferencia entre la etapa intermedia del Reino Profundo Soberano y la etapa final. Mu Yizhou levantó su mirada y lentamente dijo con una aterradora oscuridad en su voz. “Mu Xiaolan, el asunto de hoy no tiene nada que ver contigo, así que será mejor que te vayas rápido. En cuanto a Yun Che… heh, no te preocupes. Él todavía es un discípulo que la Maestra del Palacio Bingyun personalmente aceptó. En nombre de la Maestra del Palacio Bingyun, lo dejaré con medio aliento.”

“¡No!” Mu Xiaolan bloqueó el frente de Yun Che y suplicó: “Hermano Mayor Yizhou, Yun Che acaba de llegar aquí, así que realmente no sabe nada. Eres un hermano mayor de alto rango en el Palacio Fénix de Hielo, así que… sé tan magnánimo como tu condición y no te rebajes a su nivel. Haré… inmediatamente haré que se disculpe contigo y con el Hermano Menor Liu Hang.”

“¡Hah, ya es demasiado tarde!” Se burló Mu Yizhou, su palma también se apretó lentamente en un puño. “¡Basándome en lo que me dijo antes, ni siquiera debería pensar en irse!”

“¡Espera!” Feng Mo sostuvo su brazo y se tambaleó. “Hermano y hermana mayor, todo esto pasó por mi culpa. El Hermano Mayor Yun Che accidentalmente hirió al Hermano Mayor Liu Hang por mi culpa también. Si quieren desahogarse, sólo háganlo conmigo. Esto no tiene nada que ver con el…”

“¿Quién demonios eres tú?” La mirada de Mu Luoqiu se inclinó hacia un lado. “¿Desde cuándo puedes hablar?”

Feng Mo se quedó perplejo al instante y perdió la voz.

“Muévete.” Yun Che en realidad dejó de lado a Mu Xiaolan y se enfrentó directamente a Mu Yizhou y Mu Luoqiu. “¿Quieren dejarme sin aliento? Me temo que no tienen lo que se necesita.”

“¡Yun Che! ¡Idiota!” Mu Xiaolan estaba a punto de llorar. “El Hermano Mayor Yizhou está en el décimo nivel del Reino del Alma Divina, mientras que la Hermana Mayor Luoqiu está en el octavo. Tratar contigo es tan fácil… ¿Qué deberíamos hacer? ¿qué deberíamos hacer?”

“Hah, realmente es un completo idiota.” Mu Yizhou lo encontró inferior a él para incluso reírse. Inclinó la cabeza. “Luoqiu, te lo dejo a ti. Un imbécil de un reino inferior en el Reino Profundo Soberano… me ensuciaría las manos.”

“Oh, Hermano Mayor, tú.” Mu Luoqiu se dio vuelta y dijo sin prisa: “Las mujeres tenemos aún más miedo de ensuciarnos las manos. No puedes ser considerado.”

“Tsk, no tengo tantas preocupaciones como ustedes. Mis manos no tienen miedo de ensuciarse en absoluto.” De hecho, Yun Che dejó escapar una extraña risa fría. La energía profunda en todo su cuerpo estalló instantáneamente, liberando una luz profunda color escarlata. Toda su persona se había convertido en una rápida y violenta veta de luz mientras cargaba contra Mu Yizhou y Mu Luoqiu.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s