Invincible – Capítulo 198 – Ao Baixue

(2/4)

Huang Xiaolong se frotó los ojos y volvió a mirar hacia el otro lado de la calle. La figura vestida de blanco todavía estaba allí. ¡Li Lu todavía estaba allí!

Una ola de éxtasis se apoderó de su corazón y Huang Xiaolong prácticamente salió volando de la entrada principal de la Finca de la Colina Meridional, deslizándose a través de la calle para pararse frente a Li Lu, mirándola fijamente.

Li Lu estaba mirando a Huang Xiaolong también. Sus ojos se pusieron rojos.

Sin previo aviso, Huang Xiaolong abrió los brazos y envolvió con fuerza a Li Lu en su abrazo, como si fuese a desaparecer en el próximo instante si no la agarraba lo suficiente. Quería derretir a Li Lu en su alma, en su carne, sangre y huesos, no queriendo que se fuera.

Li Lu, ¿eres realmente tú?” La voz de Huang Xiaolong tembló cuando preguntó.

“Soy yo.” En el abrazo de Huang Xiaolong, el cuerpo de Li Lu se estremeció. Su voz sonaba ahogada por las emociones mientras afirmaba.

Habían pasado tres años.

¡Finalmente se habían reunido!

En estos tres años, casi todos los días y las noches estaba llena de pensamientos sobre la silueta de Huang Xiaolong en su mente. Hoy, ella consiguió su deseo de volver a verlo. Al ser abrazada por Huang Xiaolong, sintiendo su pecho ancho y musculoso y el calor de su cuerpo, Li Lu nunca se sintió tan segura y cálida.

Tres años, Huang Xiaolong también había crecido mucho más. Incluso sus rasgos faciales habían cambiado mucho, más galante. Especialmente sus ojos abisales, parecían aún más insondables y encantadores.

En el abrazo de Huang Xiaolong, ella podía sentir sus poderosos brazos.

Huang Xiaolong respiró hondo y olfateó el aroma de la persona en sus brazos, una fragancia pura e inmaculada entró en su nariz. Debido a su entusiasmo anterior, ignoró un hecho importante ㅡ Li Lu había crecido. La niña entre sus brazos era tan suave y flexible, similar al agua que fluye. Era como si no hubieran huesos en su cuerpo, y su piel era muy suave… Si él apretaba su diminuta cintura un poco más, tal vez el agua estallaría por todas partes. Especialmente si se incluía su voluptuoso pecho, el que estaba presionando contra el pecho de Huang Xiaolong. Habían transcurrido tres años, y este fue uno de los desarrollos más obvios en el cuerpo de Li Lu.

La parte inferior del cuerpo de Huang Xiaolong reaccionó gradualmente.

Sintiendo la reacción de Huang Xiaolong abajo, Li Lu enterró su cabeza más profundamente en el pecho de Huang Xiaolong sin atreverse a mirar su cara, mientras ella se había sonrojado de un color carmesí intenso hasta las orejas.

Sintiéndose avergonzado, Huang Xiaolong liberó a Li Lu y sus cuerpos se separaron.

“¿Sabías que estaba aquí, en la Ciudad Imperial de Duanren?” Preguntó Huang Xiaolong con una voz suave mientras miraba la cara de Li Lu.

Tal vez afectado por la reacción física de Huang Xiaolong, el enrojecimiento en la cara de Li Lu aún tenía que retroceder. Por lo tanto, ella solo asintió tímidamente en respuesta.

“Entonces, ¿esta vez estás…?” La voz de Huang Xiaolong se calló aquí.

Li Lu levantó la cabeza y miró a Huang Xiaolong. “Llegué al Reino Xiantian, así que mi Maestra me permitió irme y exigir mi venganza.” Sin embargo, hubo una última parte que ella no mencionó; después de tomar su venganza, ella necesitaba regresar al Templo de las Deidades.

Huang Xiaolong asintió.

Rompiendo al Reino Xiantian… Con los Espíritus Marciales de las espadas gemelas de Li Lu, ella definitivamente era capaz de vengar el resentimiento de sangre de su familia.

“¿Después de eso, volverás al Templo de las Deidades?” Continuó Huang Xiaolong, su voz cambió y sonó triste. Aunque Li Lu no lo dijo en voz alta, ¿cómo podría ser ignorante al respecto?

Li Lu se estremeció ante sus palabras. Mirando a Huang Xiaolong, sus ojos una vez más se volvieron rojos, asintiendo ligeramente con la cabeza.

Ella logró encontrar al culpable de la aniquilación de la Familia Li ese año. Después de resolver ese asunto, se dio tiempo para ver a Huang Xiaolong. Solo para echarle un vistazo.

“¿Puedes irte mañana?” Preguntó Huang Xiaolong. Un dolor repentino serpenteó en su corazón.

Ante su suplicante voz, las lágrimas se juntaron en los ojos de Li Lu. Pero en este momento, un resoplido frío vino desde el vacío de arriba. Sonaba como un resoplido, pero Huang Xiaolong sintió como si recibiera un golpe poderoso. Su cuerpo se sacudió, sintiendo el peso de una montaña que lo golpeaba. El cuerpo de Huang Xiaolong se dobló de forma invertida mientras volaba hacia atrás, lanzando una bocanada de sangre al aterrizar.

“¡Xiaolong!” La cara de Li Lu instantáneamente se volvió mortalmente pálida mientras gritaba. Cuando quiso apresurarse al lado de Huang Xiaolong, un joven de aspecto suave y agraciado vestido de blanco salió del vacío. Con un leve estiramiento de su brazo, había bloqueado el camino de Li Lu.

El joven vestido de blanco tenía una marca dorada en el centro de sus cejas, sus pupilas eran de un llamativo color azul que emanaba un encanto exótico y diabólico.

El joven miró condescendientemente a Huang Xiaolong después de bloquear a Li Lu. “Un mísero mocoso del Primer Orden Xiantian, ¿cree que está calificado para estar con la Hermana Menor Li Lu? ¡Pequeño mocoso, si te atreves a tocar siquiera un cabello de la Hermana Menor Li Lu, haré que desees estar muerto!” Para mostrar su destreza, el joven señaló con el dedo hacia la puerta principal de la Finca de la Colina Meridional al otro lado del vacío. Instantáneamente, se abrió un agujero gigante. El poder de ese dedo perforó un agujero gigante a través de las puertas, atravesando la Finca de la Colina Meridional y creando un agujero negro en el espacio.

¡El poder de un dedo atravesó el espacio!

¡Esta era la fuerza del Reino Santo! ¡Solo un maestro del Reino Santo tendría la capacidad de hacer esto!

Huang Xiaolong se levantó del suelo. Sus ojos contenían una frialdad glacial y miró bruscamente al joven. “¿Un experto en el Reino Santo?”

El joven estaba un poco atónito al ver la calma de Huang Xiaolong después de enterarse de que era un maestro del Reino Santo. Su voz distante sonó. “Así es, soy un experto en el Reino Santo. Si quiero matarte, ni siquiera necesito mover un dedo, una mirada podría exterminarte hasta la nada. Pequeño mocoso, ¿eres Huang Xiaolong? Dándole cara a Li Lu, te perdonaré la vida hoy. Sin embargo, si tratas de volver a ver a la Hermana Menor Li Lu, te despellejaré capa por capa y luego te convertiré en un cadáver ambulante.”

“¡Hermano Mayor Ao Baixue, te lo ruego, deja ir a Huang Xiaolong!” Las lágrimas mancharon la cara de Li Lu. “¡No es culpa de Xiaolong!”

Ao Baixue permaneció indiferente, volviéndose una vez más hacia Huang Xiaolong. “Déjame que te lo diga, la Hermana Menor Li Lu ya es una discípula del Templo de las Deidades. Un discípulo del Templo de las Deidades solo puede ser un compañero de otro discípulo del Templo. ¡Esta es una férrea regla divina del Templo de las Deidades!”

“No digas que no te mostré un camino. Si eres elegido y te conviertes en un discípulo de del Templo de las Deidades la próxima vez que el Templo de las Deidades tenga una selección de discípulos, te daré una oportunidad.”

Lanzando esta frase a Huang Xiaolong, la mano de Ao Baixue tiró de Li Lu, queriendo llevársela.

“¡Xiaolong!” Li Lu gritó ansiosamente, sus manos extendidas hacia él.

De prisa, Huang Xiaolong extendió la mano, pero una fuerza aterradora se apoderó de él y lo arrojó lejos.

Ao Baixue miró fríamente a Huang Xiaolong, “¡No te sobreestimes!” Sosteniendo a Li Lu, ambos se fueron volando.

Justo en este momento, una voz rugió. “¡Baja tu trasero aquí abajo!” Una palma gigante se materializó en el vacío de arriba, golpeando sobre la cabeza de Ao Baixue.

La cara de Ao Baixue se puso pálida, liberando inmediatamente a Li Lu para contrarrestar el ataque con ambas palmas.

¡Boom! Una explosión estruendosa resonó en el aire, y una silueta se vio caer desde el cielo. La sangre brotó de su boca cuando Ao Baixue se estrelló contra el suelo.

Otra silueta aterrizó suavemente en el suelo, era Zhao Shu. Acababa de regresar del Palacio Imperial Duanren y se precipitó cuando sintió la fuerte fluctuación de energía en la Finca de la Colina Meridional.

Ao Baixue miró con cara de sorpresa a Zhao Shu: “¡Reino Santo de alto nivel!”

Alguien que podría lastimarlo gravemente en un solo movimiento… ¡solo un experto en el Reino Santo de alto nivel era capaz de hacer eso! En realidad, ¿había un experto en el Reino Santo de alto nivel al lado de Huang Xiaolong?

A pesar de sus sentimientos de shock debido a que Zhao Shu era un experto en el Reino Santo, la cara de Ao Baixue recuperó su habitual calma. “La fortaleza de este amigo no está mal, pero si te atreves a oponerte a mi Templo de las Deidades, solo hay un final ㅡ la muerte absoluta. ¡Incluso si eres un experto en el Reino Santo de alto nivel, no hay ninguna excepción!”

Zhao Shu se burló. “¿De verdad? Entonces me gustaría experimentar cómo me encontraría con la muerte absoluta.” Sin esperar, Zhao Shu atacó nuevamente con otra palma hacia Ao Baixue. La palma salió disparada sin fluctuaciones, no emitió ningún silbido mientras atravesaba el aire y ni siquiera formó ondas en la estructura del espacio. Pero, la expresión de Ao Baixue era extremadamente fea mientras miraba esto.

En este momento, un resplandor verde vino perforando el espacio, chocando con la huella de la palma de Zhao Shu.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s