ATG – Capítulo 948 – Difícil de Cambiar la Propia Naturaleza

(6/10)

“Hmph, el Asistente General Sushan tiene toda la razón.” Mu Fengshu resopló ligeramente. “Mu Bingyun es la Maestra del Trigésimo Sexto Palacio del Fénix de Hielo y también es el pariente cercano del Gran Reino Rey. Aunque como la Maestra Principal del Salón de la Nieve Helada no puedo permitir que este egoísmo ocurra, ¿cómo podría atreverme a no mostrar mi cara?”

Mu Fengshu cambió su mirada hacia Yun Che y dijo: “Tu nombre es Yun Che, ¿verdad? De acuerdo, ya que es una orden de la Maestra del Palacio Bingyun, te daré una oportunidad. Aquellos que deseen ingresar a mi Salón de la Nieve Helada deben pasar tres exámenes. Todos los que están aquí hoy han pasado la primera prueba, puesto que la primera prueba es una evaluación de la fuerza profunda. Cualquier persona con una fuerza profunda inferior al Reino del Origen Divino ha sido descalificada, porque alguien que ni siquiera ha tocado el camino divino no puede recibir la próxima prueba. En cuanto a alguien de tu nivel de cultivación, je…”

Mu Fengshu apenas ocultaba la profunda burla dentro de su débil risa. Con su posición, obviamente no se estaba burlando de Yun Che… sino de Mu Bingyun, quien lo había traído aquí.

“…” Yun Che no dijo ninguna palabra.

“Sin embargo, haré una excepción hoy y te eximiré directamente de la primera prueba. Te permitiré estar junto a todos los demás que participarán en la segunda y la tercera prueba. Si pasas, obviamente serás capaz de entrar honorablemente al Salón de la Nieve Helada y no diré ni una palabra en contra. ¿Qué te parece eso? Como Maestra del Salón de la Nieve Helada, ni siquiera le doy el más mínimo margen a mi propio sobrino, sin embargo, voy a romper un precedente para ti… ¡No puedes decir que no le estoy dando ninguna cara a Mu Bingyun!”

“Pfft…”

“Haha… hahahahahahaha…”

Las palabras de Mu Fengshu provocaron que los practicantes profundos que observaban el espectáculo se echaran a reir cada vez más fuerte por segunda vez.

Hasta un tonto podía oírlo claro. Esto no era una concesión, sino una burla obvia… hasta podría decirse que era una humillación. Permitir a una persona en el quinto nivel del Reino Profundo Soberano participar en la segunda y tercera prueba del Salón de la Nieve Helada… esto era simplemente una broma.

“Sigh.” Mu Sushan negó con la cabeza, sin decir más palabras. Los discípulos del Salón de la Nieve Helada que asistieron a los exámenes tampoco pudieron resistir la risa mientras miraban con lástima a Yun Che.

La tez de Mu Xiaolan se volvió verde inmediatamente. Pero la persona que estaba frente a ella era la Maestra Principal del Salón de la Nieve Helada. Incluso si ella ardía en un nido de rabia, no se atrevía a maldecir en voz alta. Ella solo apretó los dientes, se dio la vuelta y dijo furiosa: “¡Yun Che, vamos!”

“¿Oh? ¿Significa esto que estás rechazando las buenas intenciones de esta Maestra de Salón?” Mu Fengshu se giró con desdén mientras una expresión complacida brillaba en sus ojos. “¡Luego, cuando regreses, no olvides contarle a Mu Bingyun las buenas intenciones y la cara que le di!”

Mu Xiaolan arrastró a Yun Che muy lejos, pero el sonido de la risa aún se escuchaba detrás de ellos. Las manos de Mu Xiaolan se apretaron en puños mientras su cara alternaba entre rojo y blanco. “¡Ha ido demasiado lejos… ha ido demasiado lejos!”

Ella gritó furiosamente mientras lágrimas brillantes revoloteaban en sus ojos.

En comparación, Yun Che estaba mucho más tranquilo. Agitó su mano frente a los ojos de Mu Xiaolan y preguntó confundido: “Esa Maestra Principal del Salón, ella no puede tener algún tipo de animosidad por la Hada Mu, ¿o sí?”

“¿¡Qué animosidad!?” Mu Xiaolan se secó las lágrimas, luego se desahogó mientras gritaba: “¡¿No es solo porque ella quiere tomar el lugar de la Maestra para convertirse en la Maestra del Palacio del Fénix de Hielo?!”

“La Maestra fue infectada por el veneno de la llama hace más de mil años, y debido a que perdió sus poderes, el veneno de la llama invadió su alma. Cuando regresó al Reino de la Canción de Nieve, ya no era curable y estaba condenada a morir. Si la Maestra hubiera muerto, entonces ella, como la Maestra Principal del Salón de la Nieve Helada, habría heredado fácilmente la posición de Maestra de Palacio. Un Maestro de Palacio está en un rango más alto que un Maestro Principal de Salón. Por lo tanto, desde hace mil años, ella hace mucho tiempo que se ha preparado para convertirse en la Maestra de Palacio del Fénix de Hielo. Todo el mundo en la Secta Divino Fénix de Hielo lo sabe. Pero al final, debido a la estrecha relación de hermana entre la Maestra y el Gran Rey del Reino, el Gran Rey del Reino no dudó en pagar cualquier costo para prolongar la vida de la Maestra. Cualquier objeto en toda la secta que pudiera prolongar una vida fue tomado por el Gran Rey del Reino para salvar a la Maestra. Como resultado, cada año que la Maestra se mantuvo a salvo, causó que Mu Fengshu, quien hace mucho tiempo había declarado que ella se convertiría en la Maestra del Palacio, perdiera la cara. Parece que ha recibido bastante burla.”

“También escuché que Mu Fengshu obtuvo una rara Flor Creciente de la Fría Oscuridad Primordial en los campos de entrenamiento. Ayudaría a su fuerza profunda a hacer un gran avance, pero una vez que el Gran Rey del Reino se enteró, se la llevó para reponer la vida de la Maestra… Todas estas cosas la hicieron tener un profundo rencor contra la Maestra. ¡No se atreve a hacerle nada a ella en público, pero la mayoría de los rumores maliciosos han provenido de ella! La Maestra es demasiado amable. La Maestra cree que le debe, por lo que nunca respondió, haciendo que ella se irritara aún más.”

“… Ya veo.” Yun Che asintió levemente.

“Pero hoy… en serio fue demasiado lejos.” Mu Xiaolan dio un fuerte paso y dijo enfadada: “La Maestra sigue siendo un Maestro del Palacio Fénix de Hielo y la hermana del Gran Rey del Reino, así que aunque Mu Fengshu fue así en el pasado, nunca se ha atrevido a apuntar a la Maestra en público… pero hoy… hoy… ¡Esto me enfurece tanto!”

“Es sencillo. Es porque fue completamente razonable esta vez.” Respondió Yun Che mientras extendía sus manos. “Obviamente no hablaría públicamente palabras de calumnia. Sin embargo, sus palabras de hoy fueron justas y rectas. Pasar por la puerta trasera es un comportamiento vergonzoso después de todo. Ella tenía toda la razón y su propio sobrino estaba dentro de los equipos esperando ser evaluados. Cualquiera podría ver que no estaba siendo egoísta con eso. Si se distribuyera, incluso si supieran que tiene como objetivo a la Hada Mu, la opinión pública aún la favorecerá… Este fue especialmente el caso de los practicantes profundos que sufrieron dificultades indescriptibles al intentar entrar en el Salón de la Nieve Helada. Escuchaste su risa antes. Honestamente, si yo fuera uno de ellos, probablemente también me habría reído.”

“Tú… ¿no está la Maestra haciendo esto por ti? Sin embargo, en realidad estás hablando en defensa de Mu Fengshu.” Dijo Mu Xiaolan con enojo.

“Vámonos, volveremos allí.” Yun Che dejó de caminar y de repente se volteó.

“¿Volver? ¿Ah? ¿Qué vas a hacer?” Mu Xiaolan apresuradamente lo detuvo.

“Aunque mi primera regla en el Reino Divino es no causar problemas…” Yun Che inhaló levemente. “Todavía soy la causa de este asunto. La Hada Mu hizo todo esto por mí. No puedo permitir que sea humillada por mí nunca más.”

“¿Qué… qué quieres hacer? ¡Oi! ¡No te metas! Esto es el Reino de la Canción de Nieve, no tu Continente Profundo Cielo. Incluso si no fuera un Maestro de Palacio, cualquier discípulo del Salón de la Nieve Helada podría… ¡ahhhhh! ¡Detenteeee!”

Yun Che actuó como si no hubiera escuchado lo que Mu Xiaolan había dicho y aceleró el paso. En un instante, ya había regresado a donde Mu Sushan y Mu Fengshu habían estado. Aunque Mu Xiaolan había querido detener a Yun Che, ella fue demasiado tarde y solo podía apretar los dientes y seguir detrás de Yun Che.

Sus auras nunca escaparon a los sentidos de Mu Fengshu y cuando ambos regresaron, Mu Fengshu ya se había girado cuando dijo fríamente: “¿Qué pasa? ¿Todavía tienes cosas que decir?”

Maestra de Salón Fengshu.Yun Che adoptó la forma en que Mu Xiaolan se había referido a Mu Fengshu. “Antes dijo que podría eximirme de participar en el primer examen y permitirme ingresar directamente al segundo y tercer examen. ¿Aún sigue su palabra?”

“Heh.” Resopló Mu Fengshu. “Las palabras de esta Maestra de Salón son, por supuesto, de la mayor confiabilidad. ¿Por qué? ¿Podría ser que hayas cambiado de opinión y estés preparado para recibir el permiso especial que esta Maestra de Salón te ha otorgado?”

Mu Xiaolan ansiosamente dijo: “Yun Che, no te metas…”

“¡Por supuesto!” Yun Che ignoró por completo los gritos de Mu Xiaolan y dijo con suma seriedad: “La Maestra de Salón Fengshu es justa y recta, sin embargo, le dio tanta benevolencia a este joven. Si este Menor no aprecia esta bondad, sería impropio de él. Las palabras de la Maestra de Salón Fengshu anteriormente fueron completamente justas. Si este menor desea ingresar al Salón de la Nieve Helada, solo es correcto que realice el examen. No solo tomar atajos es injusto para los demás, también es irrespetar la ley y el orden de la secta. Luego, tendré que molestar a la Maestra de Salón Fengshu para que haga planes y permitir que este menor participe en los exámenes de hoy.”

Yun Che, tú…” Mu Xiaolan estaba enojado y ansiosa. Quería saltar con furia, pero como estaba delante de todos, no podía gritar demasiado fuerte y solo podía reprimir con fuerza su voz y decir: “¿Estás… estás loco?”

“¡Jajajaja!” Mu Fengshu y los practicantes profundos de los alrededores comenzaron a reír a carcajadas. Mu Fengshu luego miró a Yun Che con intención… Obviamente, ella había tratado las palabras de Yun Che como halagos. Como ella había sido la Maestra del Salón de la Nieve Helada durante más de dos mil años, ya había visto toda clase de adulaciones y ya no podía molestarse con ello. Sin embargo, las palabras de Yun Che la hicieron sentirse excepcionalmente agradable y feliz, ya que, después de todo, él era la persona que Mu Bingyun había traído y quería asignarle un lugar especial en el Salón de la Nieve Helada. Parecería que estaba siendo muy apreciado. Sin embargo, ahora, esta persona la estaba halagando. Esto hizo que tomara a Yun Che aún más livianamente, mientras que al mismo tiempo se sentía excepcionalmente satisfecha.

“…” Mu Sushan suspiró por dentro mientras sacudía la cabeza con la mayor decepción. Independientemente de si estaba en los ojos de Mu Fengshu o en los ojos de todos los presentes, las palabras de Yun Che parecían legítimas adulaciones. Yun Che era la primera persona que Mu Bingyun traía de un reino inferior todos estos años. Aunque su fuerza profunda era débil, era agradable y curioso y nunca pareció una persona tan patética.

“Excelente.” Mu Fengshu asintió levemente, pero se giró y miró a Yun Che con desprecio. “Como ese es el caso, entonces puedes ingresar al primer grupo. Ji Hanfeng, agrégalo al primer grupo. La preparación está casi terminada también. El examen de hoy debe comenzar en cualquier momento.”

“Sí, Maestra de Salón.” Un joven alto que estaba vestido de azul se inclinó. Él era Ji Hanfeng, que era un discípulo del primer Salón de la Nieve Helada. El primer examen de hoy fue organizado, celebrado y atestiguado por él.

Este grupo fue el más cercano a Yun Che y a Mu Xiaolan. Eran el grupo que se había reído de ellos todo el tiempo… El sobrino que Mu Fengshu había gritado anteriormente, Li Mingcheng, que poseía una gran fortaleza en la tercera etapa del Reino de Origen Divino también pertenecía a este grupo.

Mu Xiaolan ‘lentamente’ dio dos pasos hacia adelante y agarró a Yun Che. Ella reprimió su voz y dijo brutalmente: “Date prisa y vete conmigo. No te avergüences aquí. Harás que la Maestra se convierta en el hazmerreír también.”

Yun Che habló lentamente. “Solo estoy haciendo esto para no molestar a la Hada Mu y hacer que se convierta en el hazmerreír. Puedes quedarte a un lado y mirar. Ai, muy problemático…”

Yun Che murmuró sin poder hacer nada, se dio la vuelta y se encogió de hombros del brazo de Mu Xiaolan que se sostenía en su manga.

Ji Hanfeng caminó hacia Yun Che y dijo llanamente: “Tú, ingresa al grupo. El examen va a comenzar… Eres la ‘primera persona’ en la historia del Salón de la Nieve Helada en ingresar directamente a la segunda ronda de exámenes. No olvides la bondad que la Maestra Principal del Salón te ha otorgado.”

“Pu…” La gente de alrededor una vez más estalló en carcajadas. Todos sabían que la ‘primera persona’ en realidad significaba la persona número uno en términos de la fuerza profunda más débil.

Cuando Yun Che comenzó a moverse hacia el equipo de examen, los ojos del primer grupo de diez mil practicantes profundos lo siguieron. Su nerviosismo y precaución anteriores fueron reemplazados por una expresión de desprecio y risa. Todos los que no se atrevían siquiera a respirar demasiado en el Salón de la Nieve Helada ahora encontraban una sensación de superioridad… Un sentido de superioridad tanto en fuerza como en inteligencia.

Mu Fengshu sugirió que ‘por la cuenta de Mu Bingyun’ podría eximirlo del primer examen. Originalmente estaba destinado a insultarlo y a humillarlo. Nadie imaginaría que esta persona de los reinos inferiores, que estaba solo dentro del quinto nivel del Reino Profundo Soberano, lo aceptaría en lugar de realmente escaparse y huir.

Habían empezado a ver el comienzo de una broma durante este examen para el Salón de la Nieve Helada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s