ATG – Capítulo 947 – Haciendo las Cosas Difíciles

(5/10)

Con su estatus como discípula del Palacio Fénix de Hielo, en adición al nombre de su Maestra Bingyun, Mu Xiaolan llevó a Yun Che al Salón Principal de la Nieve Helada sin impedimentos.

Aunque era un gran salón, era un concepto completamente diferente al de los ‘grandes salones’ que reconocía Yun Che. Una vez que entró, era como si hubiera entrado en un mundo inmenso y diferente. El salón tenía tres kilómetros de altura y su límite no se veía con una sola mirada. A diferencia de la silenciosa Ciudad de la Nieve Helada, este lugar estaba repleto de innumerables auras fuertes. A simple vista, las oleadas de personas ordenadas estaban en todas partes dentro del gran salón, extendiéndose hasta el final de la línea de visión.

¡Las auras de todas y cada una de las personas aquí presentes eran incomparablemente fuertes, definitivamente auras que superaban al Reino Profundo Soberano, sin excepción alguna! Aunque había tanta gente aquí, el gran salón era particularmente tranquilo y solemne. Aquellas potencias de los reinos inferiores, que podían cubrir sus mundos con una mano, llevaban expresiones nerviosas y serias. Se organizaron en equipos, cada una de sus expresiones y movimientos eran extremadamente cautelosos. Ni siquiera se atrevieron a susurrarse el uno al otro.

Cada equipo tenía alrededor de diez mil miembros y era imposible para Yun Che ver cuántos equipos estaban presentes.

“¿Tantos?” Yun Che se sorprendió.

“Estos días se está tomando el examen de reclutamiento de los discípulos del Salón de la Nieve Helada.” Mu Xiaolan frunció los labios y explicó: “Este tipo de evaluación ocurre una vez al año y dura alrededor de siete días. Hoy debería ser el último día. Sí, mira, dividen a todos en grupos de diez mil y pasan ciento ocho grupos por día, lo que encaja perfectamente en los ciento ocho salones del Salón de la Nieve Helada. Cada grupo será evaluado por un Vice Maestro de Salón o por un discípulo del Salón de la Nieve Helada y, a veces, el Maestro de Salón podría incluso participar personalmente.”

“Además de los sucesores de la línea de sangre del Fénix de Hielo, los discípulos que vienen del exterior, especialmente los de los reinos inferiores, deben ser evaluados antes de que se les permita unirse al Salón de la Nieve Helada. El requisito básico para poder participar en el examen es haber alcanzado el Reino de Origen Divino. Si no pasan el examen, tienen que esperar cinco años más para participar nuevamente. En cuanto a ti…” Mu Xiaolan puso los ojos en blanco. “Eres alguien quien la Maestra ha traído, por lo que no necesitas pasar por todo esto. Sin embargo, dado que eres tan débil, si te intimidan una vez que ingresas al Salón de la Nieve Helada, no correré tras de ti.”

“Oh.” Yun Che se encogió de hombros. Sinceramente, entrar por la puerta trasera… era algo que se sentía renuente a hacer.

Un equipo de diez mil personas, ciento ocho equipos, con el Reino del Origen Divino siendo simplemente el umbral… En otras palabras, estas personas, que estaban participando cuidadosamente en el examen ni siquiera podían pasar. ¡Había más de un millón de personas aquí y estaban todas en el Reino del Origen Divino!

Y éste era sólo uno de los muchos días de exámenes.

Yun Che aspiró una bocanada de aire frío… El camino divino que Xuanyuan Wentian calculó y arriesgó toda su vida era básicamente col gratis aquí.

Cuando Mu Xiaolan y Yun Che ingresaron, inmediatamente atrajeron la atención de algunos practicantes profundos que esperaban ser evaluados. Cuando percibieron el aura profunda de Yun Che, todos revelaron miradas de desprecio. Pero una vez que vieron a Mu Xiaolan, quien lucía el Jade Grabado, lo cual significaba su condición de discípulo del Palacio del Fénix de Hielo junto a él, sus pupilas se contrajeron cuando sus miradas se transformaron en envidia y anhelo. También subconscientemente bajaron sus cabezas, sin atreverse a mirar por segunda vez.

Hermana Mayor Xiaolan.” Unos pocos discípulos que estaban de guardia dieron la bienvenida y dijeron respetuosamente: “¿Podemos preguntarle por qué está aquí?”

“En nombre de mi Maestra, estoy aquí para conseguirle un Jade Grabado de la Nieve Helada.” Mu Xiaolan insinuó a Yun Che con su mirada.

Los discípulos guardianes miraron a Yun Che y luego revelaron expresiones de conmoción. Sin embargo, ¿cómo podrían atreverse a cuestionar el orden de un Maestro del Palacio Fénix de Hielo? Uno respondió rápidamente. “Por favor, venga por aquí. Sin embargo, dado que es un día de exámenes, el asistente de asuntos generales no está en el Palacio del Jade Fénix, sino que está supervisando el examen con nuestro Maestro del Salón Principal. Le llevaré donde ellos.”

“¿Maestro del Salón Principal?” Las cejas de Mu Xiaolan se crisparon, como si tuviera algún problema con este Maestro del Salón Principal. Agitó una mano y dijo: “No es necesario, ya he detectado su aura. Sigan encargándose de su propia misión. Yun Che, vámonos.”

Mu Xiaolan dijo bastante majestuosamente antes de lleva a Yun Che directamente hacia la parte interior del salón principal.

Era extremadamente obvio que la jerarquía dentro de los discípulos de la Secta del Divino Fénix de Hielo era bastante evidente. Frente a un discípulo del Palacio Fénix de Hielo, los discípulos del Salón de la Nieve Helada eran tan deferentes como sirvientes.

Después de caminar durante un largo rato a través del gran salón solemne, finalmente se detuvieron cerca de un grupo de practicantes profundos que esperaban ser evaluados. Mu Xiaolan caminó hacia un hombre de mediana edad con una larga túnica azul oscura. En el momento en que ella se acercó, ese hombre de mediana edad con túnica azul instantáneamente la sintió, se dio la vuelta y sonrió. “¿Oh? ¿No es esta Xiaolan? ¿Por qué estás aquí?”

Mu Xiaolan respondió respetuosamente. “Xiaolan saluda al Mayor Su Shan. Estoy aquí en nombre de mi Maestra para obtener un Jade Grabado del Salón de la Nieve Helada para Yun CheYun Che, este es el asistente de asuntos generales del Salón de la Nieve Helada, el Mayor Sushan. Date prisa y salúdalo.”

Yun Che se adelantó y copió el saludo de Mu Xiaolan. “El Menor Yun Che saluda al Mayor Sushan.”

“¿Oh? ¿La orden de tu Maestra?” Mientras Mu Sushan clasificaba a Yun Che con una mirada, un profundo asombro brilló en las profundidades de sus ojos. Luego preguntó: “Parece que la Maestra del Palacio Bingyun no ha estado en la secta por un período de tiempo. ¿Podría ser que la Maestra del Palacio Bingyun trajo a este niño de un reino estelar diferente?”

“Sí.” Respondió honestamente Mu Xiaolan. “La Maestra lo trajo de un reino inferior llamado la Estrella del Polo Azul.

“¿Un reino inferior?” Mu Sushan estaba aún más sorprendido. Nunca antes había oído hablar de la Estrella del Polo Azul, pero no preguntó más. Él solo asintió lentamente. “Si mal no recuerdo, la Maestra del Palacio Bingyun nunca había traído de vuelta a un practicante profundo de un reino inferior, pero esta vez hizo una excepción sorprendente. Aunque la fuerza profunda de este niño es baja, debe tener una cualidad que excede a los demás. Hoho, sígueme. Ah, claro, ¿cómo va la salud de la Maestra del Palacio últimamente?”

Justo cuando Mu Xiaolan estaba a punto de responderle, una voz femenina estridente vino desde atrás. “Hmph, ¿no es esta Xiaolan del Trigésimo Sexto Palacio? Hoy es el gran día de reclutamiento del Salón de la Nieve Helada, ¿por qué estás aquí?”

Yun Che vio el cuerpo de Mu Xiaolan repentinamente ponerse rígido bajo esta voz e incluso su expresión se había vuelto un poco antiestética. Hizo una pausa por un momento antes de finalmente darse la vuelta. Ella bajó la cabeza y dijo: “Xiaolan saluda a la Maestra del Salón Fengshu… Estoy aquí por orden de mi Maestra.”

Yun Che también se dio la vuelta. La mujer que se aproximaba llevaba un vestido azul, su largo cabello estaba atado, sus ojos fénix estaban ligeramente inclinados. Dentro de sus hermosos ojos había una fría intención que provocaba que uno no se atreviera a mirarla directamente… y esta fría intención parecía estar dirigida a Mu Xiaolan.

Y basado en la apariencia de Mu Xiaolan, ella claramente tenía miedo y también parecía no gustarle esta persona.

“¿Mu Bingyun?” Cuando dijo el nombre de Mu Bingyun, la esquina de los labios de Mu Fengshu claramente se burló con un rastro de hostilidad. “¿Qué quiere ella que hagas?”

“Hoho, un asunto pequeño.” Dijo Mu Sushan con una sonrisa. Miró a Yun Che. “Este joven es un practicante profundo que la Maestra del Palacio Bingyun trajo de un reino inferior. La Maestra del Palacio Bingyun desea que ingrese al Salón de la Nieve Helada. Estaba a punto de llevarlo conmigo para obtener un Jade Grabado del Fénix de Hielo. En cuanto a qué salón se unirá, dado que la Maestra del Palacio Bingyun no ha especificado eso en su solicitud, ¿qué tal si dejo eso para que la Maestra Principal del Salón decida?”

¿Maestra Principal del Salón?

Esta forma de dirección sorprendió instantáneamente a Yun Che.

Mu Fengshu – ¡La Maestra Principal del Salón, la líder de ciento ocho Salones de la Nieve Helada, con varios cientos de Maestros de Salón y Vice Maestros de Salón y más de dos millones de discípulos del Salón de la Nieve Helada!

¡Esta era una persona de gran prestigio en toda la Secta del Divino Fénix de Hielo!

“¿Un reino inferior? ¿Él? ¿Unirse al Salón de la Nieve Helada?” Mu Fengshu había notado a Yun Che desde el principio, pero ella solo le había dirigido una mirada porque no tenía un aura que tocara incluso los límites del camino divino. No estaba calificado para que ella le diera una segunda mirada.

De repente, Mu Fengshu extendió una mano y señaló a Yun Che. “¿Estás dejando que una basura de un reino inferior como él, que ni siquiera ha pisado el camino divino, se una a mi Salón de la Nieve Helada? ¡Hmph, simplemente una broma gigantesca! ¡¿Por qué tipo de lugar tomas a mi Salón de la Nieve Helada?!”

La voz de Mu Fengshu era extremadamente alta y casi se extendió a través de todo el salón principal. Todos los practicantes profundos cercanos que esperaban la evaluación levantaron sus cejas e innumerables miradas de desprecio cayeron sobre Yun Che inmediatamente.

“¿Solo en el quinto nivel del Reino Profundo Soberano? Mierda, ¿este tipo de basura quiere unirse al Salón de la Nieve Helada?”

“Cuando estaba en el quinto nivel del Reino Profundo Soberano, ni siquiera podía ingresar al Palacio Nevado. ¿De verdad quiere entrar al Salón de la Nieve Helada? ¡Tomó la medicina equivocada!”

“Shh, no digas tonterías. Él probablemente tiene un respaldo. ¿No vio que fue traído por un discípulo del Palacio Fénix de Hielo… pero por lo que dijo la Maestra Principal del Salón, ¿parece haber venido de un reino inferior?”

“Tsk, basura como esta que viene a través de la puerta trasera realmente está en todas partes.” Un practicante profundo que había venido de un reino inferior dijo con una mezcla de envidia y desdén.

Las cejas de Yun Che se arrugaron al instante, pero de inmediato mantuvo la calma y no dijo una sola palabra. La cara de Mu Xiaolan, sin embargo, había cambiado bastantes veces. Se mordió un poco el labio y dijo: “Esta… es la intención de la Maestra.”

“¿Y qué?” La voz de Mu Fengshu de repente se elevó aún más. “Nuestra Secta del Divino Fénix de Hielo es la tierra sagrada número uno del Reino de la Canción de Nieve. ¡La razón por la que hemos llegado a este día es por nuestra estricta clasificación e imparcialidad del sistema! ¡Los discípulos de primera clase son el futuro de nuestra secta, pero la basura que desea recibir un tratamiento preferencial debería ir a donde la basura debería ir! ¡Nadie tiene permitido sobrepasar egoístamente sus límites y desperdiciar nuestros recursos en esta basura! ¡Como Maestra de Palacio, debería servir como modelo y ser estricta consigo misma!”

“¡¿Pero qué?!” Justo cuando Mu Xiaolan estaba a punto de decir algo, fue detenida por la voz severa de Mu Fengshu. Sus ojos fénix se hundieron un poco mientras pronunciaba agudamente cada palabra. “Si dejo que una basura en la etapa intermedia del Reino Profundo Soberano, que nunca ha tocado la puerta del camino divino, se una al Salón de la Nieve Helada así como así, ¿dónde estaría la dignidad de mi Salón de la Nieve Helada?”

Señaló a los practicantes profundos que siempre habían estado esperando en fila para ser evaluados. “¿Y dónde pondría a estos practicantes profundos que experimentaron innumerables dificultades para finalmente poder estar aquí? Si no podemos ejecutar incluso la imparcialidad más básica y operar con descaro debido al egoísmo, ¡¿qué rostro y qué dignidad tendríamos frente a ellos!?”

El tono de Mu Fengshu era poderoso y resonante. Sus palabras también fueron justas, golpeando el fondo de los corazones de aquellos practicantes profundos. Una gran extensión de acuerdo instantáneamente se hizo eco a medida que más y más personas levantaban las cabezas, haciendo que el sonido del acuerdo se hiciera más fuerte y más apasionado… Sus emociones ahogaron a Yun Che y a Mu Xiaolan en un mundo lleno de clamores.

“¡Está bien! ¿Sobre qué base puede la basura que ni siquiera tiene los requisitos para el Palacio Nevado entrar en el Salón de la Nieve Helada?”

“¡La Maestra Principal del Salón es justa y brillante!”

“Nos hemos cultivado durante tantos años para finalmente ingresar al Palacio Nevado, y luego hemos cultivado amargamente durante varias decenas de años en el Palacio Nevado para finalmente calificar para este examen, ¿¡Qué base tiene él!?”

“¡Al diablo, basura! ¡Deja de hacer el ridículo aquí! No importa cuán grande sea tu respaldo, todavía eres basura… Como se esperaba de la Maestra Principal del Salón, a pesar de que es estricta, ella sigue siendo justa e imparcial.”

Sin embargo, también hubo algunos que conocían un poco la historia interna susurrando entre la multitud.

“¿La situación parece ser un poco extraña? Parece que escuché el nombre ‘Mu Bingyun’… ¡Ese es el nombre de la Maestra del Trigésimo Sexto Palacio del Fénix de Hielo! El estado de un Maestro de Palacio del Fénix de Hielo es un rango más alto que un Maestro de Salón… además, Mu Bingyun es también la hermana menor del Gran Rey del Reino… E-e-esto… ¿¡No está la Maestra Principal del Salón atacando a la Maestra de Palacio Bingyun!?”

“Una vez escuché que la Maestro del Palacio Bingyun había sido infectada por el veneno del Reino del Dios de la Llama hace mucho tiempo y estaba condenada a una muerte segura. Si ella muere, la que está más calificada para tener éxito como la Maestra del Trigésimo Sexto Palacio es la Maestra Principal del Salón. Sin embargo, la Maestro del Palacio Bingyun sigue siendo la hermana biológica del Gran Rey del Reino, por lo que, aunque estaba condenada a la muerte, el Gran Rey del Reino todavía no dudó en derrochar innumerables cristales profundos y medicinas para prolongar la vida de la Maestra del Palacio Bingyun… No la dejó morir por más de mil años, lo que causó que la Maestra Principal del Salón nunca ascendiera en rango…”

“Además, varios cientos de años atrás, un medicamento que la Maestra Principal del Salón iba a utilizar para ayudarla en su avance fue arrebatado por la fuerza por el Gran Rey del Reino con tal de salvar a la Maestra del Palacio Bingyun, causando que la Maestra Principal del Salón no fuera capaz de romper hasta el día de hoy… Entonces ella…”

“¡Oh! Entonces ese es el caso… ”

“Sigh, los pensamientos de una mujer son realmente terroríficos.”

La explosión de resentimiento que la rodeaba la asustaba de su ingenio. Ella era una niña pequeña que estaba nerviosa hasta el punto de temblar incluso cuando había secuestrado a alguien, entonces, ¿cómo podría enfrentarse a la anterior ‘indignación pública’? Ella fue asustada inmediatamente. Mu Fengshu aún no había terminado, mientras gritaba con una voz profunda: “¡Mingcheng, ven aquí!”

Debajo de su grito, una persona solitaria rápidamente salió de entre los practicantes profundos que esperaban ser evaluados. Después de llegar ante Mu Fengshu, le preguntó respetuosamente: “A su disposición, Maestra Principal del Salón.”

“Él es Li Mingcheng.” Mu Fengshu levantó sus cejas fénix. “¡Mi sobrino biológico!”

Una vez que esas palabras salieron a la luz, gritos bajos inmediatamente sonaron de los alrededores, y los ojos de los practicantes profundos que habían estado de pie a su lado se ensancharon para volverse circulares. Li Mingcheng sonrió, ocultando perfectamente su satisfacción sin olvidar de barrer despreciativamente su mirada hacia Yun Che.

“Su talento innato es impresionante. Su fuerza profunda se encuentra actualmente en el tercer nivel del Reino del Origen Divino y solo hay una delgada línea entre él y el cuarto nivel. ¡En este grupo, puede considerarse desigual! Sin embargo, él todavía recibirá honestamente esta evaluación y solo podrá ingresar una vez que pase. Como Maestra Principal del Salón de la Nieve Helada, todavía no me convencí del egoísmo puesto que él es mi sobrino, ni le permití estar exento del examen debido a su talento innato… ¿Qué cualidades tiene la basura pura como él?”

“¡Vuelve y pregúntale a tu Maestra, ella está pisoteando descaradamente toda la dignidad de nuestra Secta Divino Fénix de Hielo e incluso deliberadamente humillando a mi Salón de la Nieve Helada!”

El grito agudo de Mu Fengshu y su repentino nombre avergonzaron tanto a Mu Xiaolan que ella dio dos pasos hacia atrás. Las diferentes miradas a su alrededor también le causaron a su mente una gran confusión. Ella tartamudeó. “Yo… yo… Maestra, ella … ella no.… es…”

“Sigh.” A medida que la atmósfera empeoraba, Mu Sushan, que había permanecido a un lado todo este tiempo, suspiró. De hecho, que los Maestro de Salón y los Maestros de Palacio hicieran arreglos para que la gente entrara directamente al Palacio Nevado, al Salón de la Nieve Helada e incluso al Palacio Fénix de Hielo, era algo común y no se consideraba un gran problema. Sin embargo, era plenamente consciente de los agravios entre Mu Fengshu y Mu Bingyun. A lo que Mu Fengshu estaba apuntaba no era al asunto de hoy, sino de Mu Bingyun.

Ella tenía mil años de resentimiento acumulado hacia Mu Bingyun.

Él habló para resolver la disputa. “Xiaolan, márchate por ahora y pregúntale a tu Maestra sobre sus intenciones. Maestra Principal del Salón, después de todo, esta es la intención de la Maestra del Palacio Bingyun. No es bueno dejar que esto se salga de control, ¿qué tal …?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s