RTW – Capítulo 239 – Aperitivo de Medianoche

Traductor: Lurixer.
(1/4)

Después de cenar, Anna llevó un gran lote de Champiñones Bird Beak a la cocina.

A petición suya, Maggie había recogido estas setas blancas en el Bosque Oculto – eran diferentes de las setas comunes, las Champiñones Bird Beak comunes crecían en la cima de enormes árboles, sobrevivían absorbiendo los nutrientes de los árboles, pero también eran la comida favorita de algunas especies de aves. Aunque tenía un sabor muy delicioso, y su carnoso tallo era tan fino como la carne exquisita, con su lugar de crecimiento relativamente alto, lo cual dificultaba descubrirlas simplemente parándose en el suelo, no había mucha gente dispuesta a trepar los árboles para recoger estos hongos.

Su madre siempre juntaba algo para su cumpleaños, a veces recogiendo más y otras veces menos, pero siempre lo suficiente como para preparar dos platillos con hongos para celebrar su cumpleaños. En comparación con el mohoso y áspero pan habitual y las insípidas gachas, su sabor único era difícil de olvidar. Aunque hoy en día, ya no tenía que preocuparse por no obtener suficiente comida para llenar su estómago, estos días, la comida siempre era variada y abundante, ella todavía quería hacer personalmente esta deliciosa comida que solo podía ser probada en este pequeño pueblo en el Región Occidental, y compartirlo con Roland Wimbledon, quien recientemente siempre estaba ocupado.

Las llamas en la cocina ya se habían apagado, pero para Anna, esto no suponía ningún problema. Tomó un poco de leña por un lado y lo arrojó al horno, convocó su llama negra, y solo unos momentos después, un fuego vigoroso ya ardía dentro.

En este momento, Nightingale apareció repentinamente de la pared. “Oye, ¿qué planeas cocinar?”

“Quiero hacer algo para comer para Su Alteza, en estos días él siempre se queda hasta tarde trabajando. ¿Qué hay de ti?”

“Ahaha.” Nightingale comenzó a reírse avergonzando, y tocó la parte de atrás de su cabeza con su mano. “Solo vine a buscar un bocadillo para comer… estoy un poco hambrienta.” Después de detenerse por un momento, ella curiosamente evaluó. “¿Qué planeas cocinar?”

“Bueno… champiñones al horno con miel y sopa de champiñones.” Anna abrió el paquete, revelando los Champiñones Bird Beak en el interior. “Son la especialidad regional del Pueblo Fronterizo, ¿quieres probar un poco?”

Nightingale asintió con la cabeza y rápidamente preguntó: “¿Puedes enseñarme a hacerlas?… También quiero aprender a cocinarlas.”

“Sí.” Se rió Anna. “Es bastante fácil.”

Después de cortar los champiñones en rodajas, tomó muchos de ellos y los dividió entre Nightingale y ella misma. “Primero hay que untar una capa de mantequilla a ambos lados de los champiñones, luego tostarlos cuidadosamente al fuego hasta que estén dorados por todos los lados. Ten cuidado de no asarlos demasiado tiempo, o se quemarán.”

“De acuerdo.” Dijo Nightingale, tomó una parte de los Champiñones Bird Beak e imitó el estilo de Anna de untar mantequilla en ambos lados del champiñón. “¿Su Alteza recientemente ha trabajado hasta altas horas de la noche?”

“Así es, para encontrar un lugar para los refugiados, además de dibujar planos para nuevas máquinas, él pasa casi todos los días después de la medianoche antes de irse a la cama. Varias veces he pasado por su oficina y todavía he podido ver la luz de las velas encendidas debajo de la puerta.” Anna asintió una vez y luego preguntó: “Estuviste ausente por más de medio mes, así que comenzaste a extrañar a Su Alteza, ¿verdad?”

Al escuchar la pregunta inesperada, la mano de Nightingale tembló un poco, dejando caer el champiñón en el aceite. “Uh… en realidad no fue tan malo…”

“Esto no se limitó solo a ti; también paso lo mismo con Relámpago, Lily, Eco y Wendy. Todas ellas extrañaban a Su Alteza Real; dijeron que como no había ni siquiera un lugar para bañarse, todos querían volver en un momento anterior.” Anna repentinamente sintió que la expresión de Nightingale se había vuelto algo extraña. “Oye, ¿qué pasó?”

“Nada.” Dijo Nightingale, nerviosa, sacudió la cabeza, tomó otro champiñón y luego dijo con una sonrisa avergonzada. “En realidad era así, de hecho… también deseaba volver.”

“¿Es eso así?” Anna utilizó sus manos para pellizcar directamente los champiñones cubiertos de aceite y los arrojó al fuego de la estufa. “Si fuera yo quien tuviera que dejar a Su Alteza durante medio mes, no, quizás solo unos pocos días, ya serían suficientes para no poder esperar a verlo nuevamente.”

El momento en que conoció a Roland Wimbledon dentro de la mazmorra fue el momento más increíble de su vida, hasta la actualidad, cada vez que recordaba este momento, su corazón todavía se llenaba de calidez y gratitud. Si no fuera por Su Alteza, incluso si ella podría haber sobrevivido de alguna manera, solo sería una vida en la ignorancia y la confusión, al igual que los indiferentes ciudadanos.

Fue Su Alteza quien le había enseñado lo hermoso que realmente era el mundo. Sin importar si era por los filetes de pimienta cubiertos con pasta de soya o los ‘Fundamentos Teóricos de las Ciencias Naturales’, el momento en que había entrado en su vida se había llenado de todo tipo de cosas nuevas y le permitía finalmente sentir que ya no era la misma que aquellas otras personas, sino una bruja única e incomparable.

Estaba segura de que las otras hermanas también sentían lo mismo: siempre y cuando estuvieran en contacto con Su Alteza por un tiempo suficiente, era imposible que no se dejaran atrapar por sus ideas extrañas pero inteligentes y su encanto único, esto era lo que Anna creía sin una pizca de duda.

“Oh, ¿horneé esto por mucho tiempo?” Nightingale levantó su tenedor de hierro y mostró que un lado del champiñón ya se había quemado.

“Un poco…” Anna no pudo reprimir su risa. “Los Champiñones Bird Beak son muy blandos, por lo que no es necesario asarlos durante mucho tiempo, solo pruébalo un poco más y lo entenderás. Por ahora, prepararé el material para el estofado.”

En su lugar, Nightingale roció el hongo ligeramente quemado con miel y sal y lo arrojó en su boca. “Bueno, todavía estaba delicioso.” Al ver cómo Anna combinaba hábilmente todo tipo de hierbas y otros ingredientes, preguntó con curiosidad: “¿Has hecho esto a menudo antes?”

“Ah, marinar comida, moler harina, ir donde los nobles y pedir un trabajo de temporada, ayudar a lavar y esquilar las ovejas del vecino.” Dijo Anna. “La mayor parte del tiempo estaba haciendo ese tipo de trabajos extraños, la única excepción fue cuando fui a la universidad del Maestro Karl.” Después de hacer una pausa por un momento, continuó: “Pero cuando mi madre murió, mi padre ya no me dejó ir a la universidad, ni siquiera me dejaba salir de la casa en general.”

“Lo siento…”

“Todo eso ya no importa, ahora está en el pasado.” Los ojos de Anna brillaban como un lago azul a la luz de la luna. “Comparado con la mayoría de las otras brujas, ya se me puede considerar muy afortunada, ¿no?”

Sobre la llama, los delgados trozos de champiñones cubiertos de mantequilla se enroscaban ligeramente, produciendo un crujido. Después de rociar algunos granos de sal encima de los champiñones y asarlos hasta dorarlos por ambos lados, pronto comenzó a entrar en sus fosas nasales un olor fresco y fragante. La mezcla del sabor lechoso de la mantequilla calentada y el sabor único de los Champiñones Bird Beak les causó salivar. Y con su recubrimiento de miel final, los champiñones asados ​​finalmente estaban listos. Independientemente de si se trataba de los Champiñones Bird Beak o de la miel, ambos podrían ser recolectados en el Bosque Oculto, pero incluso para los lugareños, si resultara que había una colmena en un árbol talado, o Champiñones Bird Beak en su parte superior, se consideraría un día muy afortunado.

Cuando la olla con el guiso comenzó a humear vapor blanco, las dos también habían completad su tostado de champiñones y el condimento.

“Esto fue un éxito, o al menos se ve bien.” Dijo Nightingale, metiéndose otra pieza en la boca. “Resulta que también tengo un gran talento para cocinar… ¡Pff! Parece que esta pieza está un poco salada.”

“El tiempo también es el correcto.” Declaró Anna después de echar un vistazo a la noche fuera de la ventana. “Supongo que ahora debemos llevarle a Su Alteza.”

“¿Podrías por favor entregarle el mío?” Preguntó Nightingale, juntando sus manos. “Por favor.”

“¿No quieres venir conmigo?”

“No puedo.” Se rió. “Porque no sé qué tipo de expresión debería mostrar cuando lo vea ahora.”

Anna se sorprendió por la respuesta inesperada, pero antes de que pudiera abrir la boca para preguntar más sobre el significado de esta oración, la otra ya había desaparecido en el aire.

¿Es importante qué tipo de expresión muestro? A pesar de que muestre una sonrisa, me desanime o use una cara inexpresiva, todas son buenas, ah. Incluso cuando acababa de salir de prisión, había perdido la fe en todo, y tenía toda mi esperanza convertida en polvo, aun así, Su Alteza nunca se hartó de mí, ¿entonces por qué quiere evitarlo?

Incluso después de pensarlo por un tiempo, aún se sentía incomprensible para ella. Así que, al final, ella solo negó con la cabeza, recogió la bandeja con los platos de champiñones y la sopa y fue a la oficina.

One response to “RTW – Capítulo 239 – Aperitivo de Medianoche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s