Invincible – Capítulo 196 – Mundo Divino

(6/6)

“¿Hay noticias sobre el Templo de las Deidades?” La sorpresa de Huang Xiaolong fue inmediatamente anulada por la alegría.

Zhao Shu asintió con la cabeza mientras decía: “De acuerdo con lo que dijo Duan Ren, este Templo de las Deidades solo surgió en los últimos cien años más o menos. Pero se comportan misteriosamente, ni siquiera Duan Ren sabe dónde está su cuartel general. Todo lo que sabe es que el maestro del Templo de las Deidades es una mujer con una fuerza insondable. Cada diez años, el Templo de las Deidades selecciona diez discípulos en el Continente Viento de Nieve. Lo que afirman es que aquellos que son seleccionados para ser discípulos del Templo de las Deidades tienen la oportunidad de cultivar en el Mundo Divino.”

Debido a que Huang Xiaolong no soportaba escuchar el nombre de mascota ‘Pequeño Mono’, hizo que Zhao Shu cambiara la forma en que se refería al Emperador Duanren.

“¡¿Qué?! ¡¿Mundo Divino?!” Huang Xiaolong estaba tan asombrado que sus ojos se ensancharon en dos lunas redondas.

¿Este mundo tiene una dimensión diferente llamada Mundo Divino?

En su vida anterior en la Tierra, había diferentes tipos de mundos escritos en novelas de fantasía, como el Reino Inmortal y el Reino Divino. Pero todos ellos eran cuentos de hadas.

Zhao Shu asintió afirmativamente, y agregó: “De hecho, este Mundo Espíritu Marcial en el que vivimos es meramente una dimensión de bajo grado. Existen muchas dimensiones de mayor grado que el Mundo Espíritu Marcial, y el Mundo Divino es uno de muchos. Pero, para viajar al Mundo Divino, uno debe abrir un túnel espacial que se conecte con el Mundo Divino. ¡No esperaba que este Templo de las Deidades pudiera abrir un túnel espacial como ese!”

La expresión de Zhao Shu se tornó solemne cuando continuó: “Sin embargo, abrir un túnel espacial al Mundo Divino no es algo dentro de la capacidad promedio de los expertos en el Reino Santo. Incluso para un experto en la etapa tardía del Décimo Orden del Reino Santo, sigue siendo un esfuerzo hercúleo. ¡A menos que varios expertos de etapa tardía del Décimo Orden del Reino Santo trabajen juntos, y con la ayuda de un antiguo conjunto sagrado, solo entonces habría una posibilidad de abrir un túnel espacial al Mundo Divino! ¡Aparte de eso, solo un maestro del Reino de Dios podría lograr esto!”

Huang Xiaolong quedó muy sorprendido después de la explicación de Zhao Shu. A partir de esto, la fuerza del Templo de las Deidades era abrumadoramente evidente.

“¿Cuándo se espera que el Templo de las Deidades tengan la siguiente selección de discípulos?” De improviso, Huang Xiaolong preguntó.

Zhao Shu se sorprendió, pero luego reaccionó rápidamente: “En seis años más, no más de siete. De lo que dijo Duan Ren, una de las condiciones para la selección de discípulos es que uno debe poseer un Espíritu Marcial de talento excelente, y la otra condición es que la fuerza del candidato debe alcanzar el Décimo Orden del Reino Xiantian y superior.

¡Décimo Orden del Reino Xiantian y superior!

Huang Xiaolong frunció el ceño.

Sin embargo, era imposible para él llegar al Décimo Orden del Reino Xiantian en el lapso de seis años. ¡Sin desconocer la posibilidad de obtener la Perla del Alma Absoluta, tan rápido como su velocidad de cultivo pueda aumentar, aún estaría lejos de alcanzar esa condición!

¡Querer entrar en el Templo de las Deidades claramente no era para cultivar, sino por Li Lu!

Dejando de lado sus emociones, Huang Xiaolong siguió pidiendo información sobre el Templo de las Deidades a Zhao Shu.

Zhao Shu contestó una por una, sin embargo, la información que recibió de Duan Ren no era mucha para empezar. Por lo tanto, lo que Zhao Shu podía responderle a Huang Xiaolong también fue limitado.

Poco tiempo después, Zhao Shu se retiró.

La oscuridad lentamente cubrió el cielo con una cubierta de tinta negra.

Esta noche era una noche sin luna, los cielos parecían nada más que un océano de oscuridad insondable.

Huang Xiaolong estaba fuera de su patio, mirando a este oscuro vacío.

Las imágenes de Li Lu brillaban una tras otra en su mente; los encantadores hoyuelos en sus mejillas cuando ella reía dulce y hermosamente. Esos grandes ojos tenían un encanto seductor que los hacía incapaces de mirar hacia otro lado.

Habían pasado tres años desde la explicación de Huang Min acerca de que Li Lu había sido llevada por esa bella mujer. En estos tres años, cada vez que tomaba un descanso de la cultivación durante las horas más profundas de la noche, pensaba en Li Lu.

Tres años, sin embargo, la cara de Li Lu no se desvaneció en el abismo del tiempo. En cambio, su apariencia se hizo más clara en su mente. Fue solo ahora que finalmente se dio cuenta de que Li Lu estaba profundamente arraigada en su corazón.

Li Lu.” Huang Xiaolong dijo su nombre en voz baja.

Un dolor repentino tiró de las fibras de su corazón. No debería haber permitido que esa mujer del Templo de las Deidades se llevase a Li Lu ese año. A pesar de eso, no pudo haberla detenido sin importar cuánto deseaba. Por no mencionar esa vez, todavía era impotente incluso ahora. Esa hermosa mujer era al menos una experta en el Reino Santo. Con el Templo de las Deidades a su espalda, si quería quitar a una persona, los imperios del Continente Viento de Nieve eran probablemente incapaces de detenerla, ¿qué más alguien como Huang Xiaolong?

¡Poder!

¡Fuerza!

¡Al final, el poder y la fuerza lo determinan todo!

La creciente presión de Asura surgió del cuerpo de Huang Xiaolong, un aura de matanza llenó el patio en la noche sin luna.

En el momento siguiente, una luz brillante parpadeó y una ficha dorada apareció en su palma.

Esta ficha dorada fue entregada a Zhao Shu por Duan Ren. Con esto, Huang Xiaolong podría entrar y salir del complejo de la división interna del Instituto Duanren.

¡Perla del Alma Absoluta!

Independientemente de los obstáculos que le bloquearan el camino, debía encontrar la Perla del Alma Absoluta, tomando prestado el poder de estos tres Tesoros Celestiales para acelerar su velocidad y fuerza de cultivo.

Llegó la mañana con la resplandeciente luz del sol brillando, acariciando la piel y brindando cálidamente.

Huang Xiaolong salió de la Finca de la Colina Meridional y se dirigió al Instituto Duanren.

Al llegar al Instituto Duanren, Huang Xiaolong caminó directamente hacia el área de la división interna. Los terrenos de la división interna eran diferentes en comparación con la división exterior porque había guardias en la entrada.

Cuando Huang Xiaolong quiso ingresar, un escuadrón de guardias rápidamente bloqueó su camino.

El escuadrón de guardias consistía en once guardias y un experto que parecía un hombre cuarentón de mediana edad con barba de chivo.

El hombre de mediana edad escrutó a Huang Xiaolong con ojos fríos. “Pequeño mocoso, como estudiante de la división exterior del Instituto, ¿no te das cuenta de que a los estudiantes de la división exterior no se les permite entrar al área de la división interna? ¡Los intrusos son castigados con diez cortes de cuchillo!”

¡Diez cortes de cuchillo!

Lo que significa que la persona que ingresaba ilegalmente en el área de la división interna sería castigada con diez cortes de un cuchillo. Y era un requisito previo que la punta del cuchillo se perforara a través del cuerpo cada vez para que se considerara completa.

“¡Ve, quítale la ropa a este niño y deja que pruebe el castigo de los diez cuchillos!” El hombre de mediana edad con barba de chivo miró por sobre su hombro hacia atrás y ordenó a uno de los guardias.

“¡Sí, Capitán Yang!”

Cuando ese guardia estaba a punto de salir, Huang Xiaolong levantó uno de sus brazos, revelando una brillante ficha dorada. La acción de Huang Xiaolong obstruyó por completo la visión de los guardias, lo que lo hizo tambalearse hacia atrás.

El resto de los guardias quedaron asombrados mientras miraban la ficha dorada en la mano de Huang Xiaolong.

“¡La ficha dorada del Gran Emperador!”

“¡Esta es la Ficha Dorada del Gran Emperador, no hay error!”

El hombre de mediana edad con barba de chivo también estaba estupefacto mientras miraba aturdido la brillante ficha dorada.

“¡Saludo, Señor Portador de la Ficha Dorada!”

Antes de que pudiera recuperar sus sentidos, el resto de los guardias se arrodillaron en respetuoso saludo.

Independientemente de quién sea, al ver a la persona que portaba la Ficha Dorada, todos debían arrodillarse para saludar y ser referidos como el Señor Portador de la Ficha Dorada. Esta regla fue establecida por el mismo Duan Ren.

Despertando de su aturdimiento, el hombre de mediana edad con barba de chivo se arrodilló rápidamente: “¡Saludo, Señor Portador de la Ficha Dorada!”

Huang Xiaolong asintió y lentamente caminó hacia la división interna. Sin embargo, cuando pasó al lado del hombre de mediana edad con barba de chivo, dijo: “¿Tu barba de chivo creció muy bien, Capitán Yang? ¡Va bien con tu nombre!”

El hombre de mediana edad con barba de chivo quedó atónito por un momento antes de que la expresión de su rostro se tornara fea y torpe, sin atreverse a refutar a Huang Xiaolong mientras sus subordinados se reían en secreto detrás de él.

Hasta que la figura de Huang Xiaolong desapareció de la vista, los guardias no se levantaron. Los ojos del hombre de mediana edad con barba de chivo brillaron con una nitidez glacial mientras miraba a la espalda del joven ㅡ ¡Huang Xiaolong!

Estaba en la Plaza Duanren, viendo la Batalla de la Ciudad Imperial, así que no era extraño que pudiera reconocer a Huang Xiaolong.

Media hora después, el hombre de mediana edad con barba de chivo apareció dentro de un solitario patio aislado.

“¿Estás seguro de que fue Huang Xiaolong?” De pie, de espaldas al hombre de mediana edad de barba de chivo, cuestionó Yao Fei.

“Sí, Joven Noble Descorazonado. ¡Puedo garantizar que fue Huang Xiaolong!” El hombre de mediana edad con barba de chivo respondió respetuosamente.

Los ojos de Yao Fei emanaban una frialdad penetrante. “¿Ficha dorada en sus manos? ¿Cómo llegó a poseer la Ficha Dorada de Duan Ren? ¿Quizás fue Duan Wuhen usándolo para atraer a este pequeño mocoso, dándole así su propia ficha dorada?”

Solo habían dos fichas doradas en todo el Imperio Duanren. Una estaba en manos de Duan Ren, mientras que la otra estaba en manos de Duan Wuhen.

“Lo hiciste bien, ve y consigue dos Dans de Fortalecimiento del Alma de parte del Joven Noble Descorazonado.” Dijo Yao Fei y lo despidió.

Dan de Fortalecimiento del Alma, Dan Espiritual de Grado Cinco intermedio.

“¡Gracias Joven Noble Descorazonado!” El hombre de mediana edad se llenó de alegría. Expresando su agradecimiento, se giró y se fue.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s