Invincible – Capítulo 193 – Investigando el Paradero de la Perla del Alma Absoluta

(3/6)

¡Todo reservado!

Ambos jóvenes tenían una expresión fea en sus caras.

Cuando uno de ellos estaba a punto de hablar, su compañero lo detuvo y sacudió su cabeza ligeramente. Luego se dio la vuelta con una leve sonrisa hacia Xie Puti. “¡Ya que el Hermano Menor Puti ha reservado el Vino de la Sapidez restante, entonces nosotros, sus hermanos, lo visitaremos otro día!” Sacó a su compañero del restaurante frente a Huang Xiaolong, Xie Puti y Chen Cheng después de terminar su oración.

Al ver salir las dos siluetas, Xie Puti habló, dirigiendo sus palabras a Huang Xiaolong. “Esos dos tienen cierta relación contigo.”

“¿Cierta relación conmigo?” Huang Xiaolong estaba desconcertado.

Xie Puti asintió. “Son miembros de la Familia Guo.”

¡Familia Guo!

Huang Xiaolong entendió al instante que la Familia Guo a la que se refería Xie Puti era la misma Familia Guo de Guo Tai. La Casa Comercial de los Millones de Tesoros de la Familia Guo era una de las tres casas comerciales más grandes del Imperio Duanren, por lo que no era de extrañar que las dos personas actuaran como unos arribistas en el momento en que ingresaron al restaurante, reservando todo el Vino de la Sapidez antes de que estuvieran formalmente sentados.

“El corpulento se llama Guo Zhi, el otro es Guo Fei. Son hermanos y su padre es Guo Shiwen, el hermano mayor de Guo Shiyuan. Él también es el próximo Patriarca de la Familia Guo.” Agregó Xie Puti.

Huang Xiaolong asintió, esto significaba que Guo Zhi y Guo Fei eran los primos hermanos mayores de Guo Tai. Más tarde, cuando su hermana menor se casara con la Familia Guo, se estaría refiriendo a él como el tío mayor.

Para entonces, el camarero del restaurante ya había enviado a su mesa todo lo que quedaba de más de cien jarras de vino.

Xie Puti se rió. “Ven, prueba un poco de este Vino de la Sapidez. ¡Puedo garantizar que después de hoy, querrás venir aquí todos los días!” Xie Puti abrió una jarra y se la pasó a Huang Xiaolong. Inmediatamente, el aromático olor de vino impregnó el aire.

Huang Xiaolong tomó la jarra, olfateó ligeramente y tomó un sorbo. Un sabor picante llenó su boca cuando el líquido se deslizó por su garganta, tan extremadamente suave que ya estaba saboreando el sabor antes de que desapareciera. Tal como afirmó Xie Puti, este Vino de la Sapidez era mucho mejor que el Vino de la Belleza Seductora.

No mucho tiempo después, el camarero del restaurante regresó con algunos platillos deliciosos para la mesa de Huang Xiaolong. En la Casa del Vino de la Sapidez, a los invitados que compraran más de tres jarras de vino se les servía una mesa de buenos platillos sin cargo.

Así, los sonidos de las copas de vino sonaban continuamente desde la mesa de Huang Xiaolong. Los tres bebieron hasta la última gota de las ciento veintitrés jarras de vino.

Huang Xiaolong y Xie Puti no pensaron demasiado al respecto. Sin embargo, el corazón de Chen Cheng sangraba por el daño.

Ciento veintitrés jarras de Vino de la Sapidez era equivalente a un millón doscientos treinta mil monedas de oro, ¡ah!

Aunque la familia de Chen Cheng era considerada una gran fuerza en el Reino Luo Tong, serían incapaces de reunir tantas monedas de oro, incluso si hubieran vendido todas las ollas y sartenes de su mansión.

Poco después, el trío salió del restaurante y regresó al patio del dormitorio.

A mitad de camino, Chen Cheng se separó de ellos.

De vuelta en el primer patio de la zona noventa y ocho, Huang Xiaolong miró cuidadosamente su habitación por primera vez. La habitación no era grande, aproximadamente unos veinte pies cuadrados. Decorando la habitación había una cama de jade fría y algunos muebles simples, como una cómoda con un par de cajones.

Una cama de jade fría… aunque cultivar en ella podría aumentar la velocidad de recolección de energía espiritual, ya no tenía el mismo efecto para Huang Xiaolong. Sin mencionar que la cama fría de jade dentro de su Anillo de Asura era mucho mejor que esta.

Después de un breve recorrido por su habitación, Huang Xiaolong se separó de Xie Puti y echó un vistazo al Instituto Duanren por su cuenta.

Por supuesto, recordaría su objetivo más importante al inscribirse en el Instituto Duanren.

¡El cuarto clasificado en la Lista de Tesoros Celestiales, la Perla del Alma Absoluta!

Por ahora tenía el número nueve, la Pagoda del Tesoro Linglong, y el número seis, el Anillo de la Vinculación Divina. Si él pudiera adquirir y refinar la Perla del Alma Absoluta también, su velocidad de cultivo aumentaría nuevamente. Necesitaba acelerar su cultivación para llegar al Reino Santo tan pronto como fuera posible.

De acuerdo con lo que dijo Zhao Shu, su hermano mayor, Chen Tianqi, probablemente había penetrado en el Sexto Orden del Reino Santo. Incluso si no hubiera llegado al Sexto Orden del Reino Santo, al menos, se encontraría en el pico del Quinto Orden del Reino Santo.

Huang Xiaolong ‘paseó’ por el Instituto Duanren durante dos horas, pero la Pagoda del Tesoro Linglong y el Anillo de la Vinculación Divina dentro de su cuerpo no tuvieron reacción.

En este momento, el cielo se había oscurecido.

En lugar de regresar al patio del dormitorio, Huang Xiaolong dejó el Instituto Duanren, en dirección a la Finca de la Colina Meridional.

Caminando hacia el salón principal, Huang Xiaolong envió a un esclavo a llamar a Zhao Shu y a Fei Hou. Cuando ambos llegaron, Huang Xiaolong preguntó sobre el progreso de la relocalización del Comercio Nueve Trípodes y el arreglo de los discípulos.

Fei Hou dijo que vio un patio adecuado, y que no estaba lejos de la Finca de la Colina Meridional. Los discípulos del Comercio Nueve Trípodes que fueran reubicados podrían organizarse allí. Pero el asunto estaba pendiente de negociaciones con el propietario.

Huang Xiaolong asintió.

Le dijo a Fei Hou que siguiera observando los movimientos de Yao Fei, relatando lo sucedido en el Salón que Enfrenta al Viento esta mañana a Fei Hou y Zhao Shu. Luego les recordó que estuviesen atentos a Yao Fei.

Al escuchar esto, Zhao Shu resopló con desdén. “Sólo un mocoso malcriado todavía en pañales. ¡Realmente ridículo! ¿Se atrevió a decirle al Soberano que se arrodille ante él y se disculpe? ¿No solo eso, sino rendirse ante él sobre todo?”

“Soberano, ¿deberíamos enseñarle a Yao Fei una lección memorable?” Preguntó Fei Hou.

¿Una lección memorable? Huang Xiaolong reflexionó: “¿Yao Fei sigue buscando a ese anciano vestido de negro?”

“Él es, Soberano.” Confirmó Fei Hou.

“¡Si alguien viene a investigar el paradero de esa persona, captúrenlo y mátenlo en el acto!” Huang Xiaolong miró a Zhao Shu mientras decía esto. Las personas que Yao Fei envió para investigar el paradero del anciano eran expertos de alto nivel en el Reino Xiantian.

Por supuesto, a Huang Xiaolong no le importaría tener los materiales para refinar algunas píldoras de grado siete. Podría dárselas a sus padres, Huang Peng y Su Yan, si no las usara para sí mismo.

Limitados por el grado de sus Espíritus Marciales, la posibilidad de que penetraran con éxito en el Reino Xiantian era casi nula, pero tragar algunas píldoras de grado siete mejoraría su condición física y aumentaría su longevidad.

“¡Sí, Soberano!” Zhao Shu se levantó y reconoció la orden de Huang Xiaolong con respeto.

Poco tiempo después, ambos se retiraron del salón principal, mientras que Huang Xiaolong inició el Anillo de la Vinculación Divina y entró en el antiguo campo de batalla.

En el antiguo campo de batalla, Huang Xiaolong continuó intentando cultivar las Escrituras Sagradas del Cuerpo Metamórfico y las Tácticas de Asura simultáneamente, luego pasó a entrenar la Palma de la Vinculación Divina.

La Palma de la Vinculación Divina era la habilidad de batalla de herencia del Anillo de la Vinculación Divina. Era extremadamente profunda, vinculando las leyes elementales del tiempo y el espacio. Cada vez que Huang Xiaolong se entrenaba, obtenía la iluminación en un nuevo nivel.

Pasó una noche y llegó la mañana.

Huang Xiaolong salió del antiguo campo de batalla, dejando la Finca de la Colina Meridional y dirigiéndose al Instituto Duanren. Después de llegar, Huang Xiaolong faltó a clases a favor de vagar por los terrenos del Instituto.

Los terrenos del Instituto Duanren eran enormes, divididos en una división interna y una división externa. Explorar la división externa solo le tomaría a Huang Xiaolong de ocho a diez días.

El Instituto Duanren funcionaba de manera diferente a la Academia de la Estrella Cósmica. Aquí, no había ni clases obligatorias ni diferenciación por año.

Todos los días en el Salón Sin Límites, un maestro estaría presente para guiar la cultivación del estudiante. Los estudiantes eran libres de decidir su asistencia.

Diez días pasaron rápidamente.

Huang Xiaolong había cubierto cada centímetro en la división externa, sin embargo, la Pagoda del Tesoro Linglong y el Anillo de la Vinculación Divina dentro de su cuerpo permanecían en silencio. En otras palabras, la Perla del Alma Absoluta no estaba ubicada en ningún lugar dentro de los terrenos de la división externa.

“Si no está en la división exterior, entonces solo puede estar en los terrenos de la división interna.” Huang Xiaolong frunció el ceño al especular.

Los estudiantes eran libres de ir y venir por los terrenos de la división exterior, pero la división interna era diferente, solo a un alumno de la división interna se le permitía entrar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s