ATG – Capítulo 937 – Antepasada de la Nube Congelada

(3/8)

¿Mu Bingyun?

Las cejas de Yun Che se crisparon… ¿Por qué este nombre me suena tan familiar?

“¿Mu Bingyun? Ella en realidad tiene el mismo nombre que el antepasado de nuestra Nube Congelada.” Dijo repentinamente Murong Qianxue.

“Esto puede contar como algún tipo de destino.” Dijo Mu Lanyi inmediatamente después.

Las palabras de las dos chicas repentinamente le recordaron a Yun Che… Así es, el antepasado que fundó la Nube Congelada Asgard hace mil años también se llamaba Mu Bingyun, esta era una coincidencia.

“No son los mismos nombres.” Dijo Mu Xiaolan sacudiendo la cabeza. Como ella ya estaba obligada a decir lo que no le estaba permitido decir, no tenía sentido mantener ese secreto por más tiempo y podría convertirse en una razón para que Yun Che salvara a su Maestra. “¡Mi Maestra es el antepasado de su Nube Congelada Asgard! Fue mi Maestra quien construyó la Nube Congelada Asgard hace mil años.”

Yun Che. “…”

Las damas de la Nube Congelada estaban ligeramente sorprendidas. Murong Qianxue dijo en respuesta. “Pequeña Señorita, entiendo que quiera salvar a su Maestra, pero no puede decir esas tonterías. El antepasado de mi Nube Congelada Asgard falleció hace mil años. Nadie puede ofender su nombre celestial.”

“No estoy diciendo tonterías.” Al ver que ninguno de ellos le creía, Mu Xiaolan entró en pánico. “Hace mil años, la Maestra se encontró con algunas malas personas de la Llama. Mientras estaba en medio del peligro, usó con fuerza una piedra dimensional para escapar. Ya estaba en este continente cuando se despertó, pero para entonces ya había sido envenenada con una severa toxina y había perdido su poder y su memoria debido a sus graves lesiones. La Nube Congelada Asgard fue construida durante el proceso en que mi Maestra recuperaba su memoria y su fuerza. Después de que la fuerza y la memoria de mi Maestra se recuperaron por completo, ella se fue. Ella no murió.”

“¡Imposible!” Jun Lianqie negó con la cabeza con firmeza. “Es imposible que algo así haya sucedido.”

“¡Lo que estoy diciendo es todo verdad!” Mu Xiaolan se puso más ansiosa. “La razón por la que mi Maestra y yo aparecimos aquí es porque la Nube Congelada Asgard aún estaba en la mente de la Maestra. Oh sí, escuché a la Maestra decir que, en aquel entonces, ella se fue en un lugar que nombró ‘Salón Divino del Final Congelado’, e incluso que había esculpido el Canon de Investidura del Dios Fénix de Hielo en las paredes del Salón Divino del Final Congelado… Ah no, no, era un arte divino llamado Artes Divinas del Final Congelado. Ella entregó su posición a la segunda Señora Asgard, llamada Qu Aiyin. Ella fue un bebé que la Maestra encontró al borde de la Nación de la Marea Naval. El nombre Qu Aiyin también fue dado por la Maestra. También, también… en ese momento, la Maestra tenía dos piedras dimensionales. Ella utilizó uno de ellas para viajar de regreso al Reino de la Canción de Nieve, dejó la otra en el Salón Divino del Final Congelado y creó una formación profunda dimensional para escapar cuando la Nube Congelada Asgard entrara en peligro.”

“Ah…” Murong Qianxue, Mu Lanyi, Jun Lianqie, Chu Yueli, Feng Hanyue y Feng Hanxue quedaron atónitas en su lugar. Yun Che, que llevaba el Alma Celestial de la Nube Congelada y que conocía todos los recuerdos de los antepasados ​​de la Nube Congelada Asgard estaba aún más sorprendido.

Especialmente él había escuchado claramente las cinco palabras ‘Canon de la Investidura del Dios Fénix de Hielo’ de la boca de Mu Xiaolan.

Al mismo tiempo, algo que Jazmín le dijo desde el principio pasó por su mente en un instante:

“Las Artes Divinas del Final Congelado aparecieron repentinamente hace mil años debido al antepasado de la Nube Congelada, Mu Bingyun. Antes de eso no había registros previos de ellas. ¿No encontraste algo raro sobre eso? Este arte profundo no es tan simple como crees que es… y si quieres cultivarlo, necesitarás la sangre o el alma de una cierta bestia divina. De lo contrario, incluso si tu comprensión es excelente y eres capaz de entenderlas, nunca serás capaz de liberar ni siquiera la más pequeña parte de su poder.”

“Es mejor si ahorras tu fuerza y dejes de intentarlo. Incluso si les dieras otros diez mil años, todavía no podrían cultivar el Arte Divino del Final Congelado.”

“¡La razón por la que Xia Qingyue y tú pueden cultivarla es porque Xia Qingyue tiene el Noveno Cuerpo Profundo Exquisito, por lo que puede traspasar los límites de la mayoría de las leyes naturales! En cuanto a ti, tienes las Venas Profundas del Dios Maligno, por lo que puedes ignorar tanto el orden natural como las leyes de la naturaleza. Además, también tienes el Cuerpo Maligno del Espíritu Agua… Todos esos años atrás, lograste saltar vigorosamente cuatro niveles de la Oda Mundial del Fénix y comprender el quinto y sexto nivel de ella, así que cultivar vigorosamente el Arte Divino del Final Congelado fue una hazaña mucho más fácil por mucho.”

“Sin embargo, si eres tú o Xia Qingyue, a pesar de que el Arte Divino del Final Congelado que los dos usan supera por mucho a cualquier hielo normal basado en el arte profundo, es simplemente una mera sombra del verdadero Arte Divino del Final Congelado… ¡Pero si piensas en ello, el verdadero Arte Divino del Final Congelado es un arte divino primordial que está al mismo nivel que la Oda Mundial del Fénix!”

“Durante la Era Primordial de los Dioses, el Pájaro Bermellón, el Fénix y el Cuervo Dorado eran los tres animales supremos del atributo fuego. ¡El elemento agua también tenía tres gobernantes supremos, que fueron el Dragón Azul, el Fénix de Hielo y el Qilin de Hielo! El hielo era la forma de agua que poseía el mayor poder, por lo que el Fénix de Hielo y el Qilin de Hielo se regian por el poder del elemento hielo. Sólo el poder del Dragón Azul estaba gobernado por el agua, por lo que el poder de su hielo era inferior al del Fénix de Hielo y al Qilin de Hielo.”

“¡Además, este Arte Divino del Final Congelado es realmente el arte divino primordial que fue transmitido por el Fénix de Hielo!”

“Definitivamente puedo confirmar una cosa por ti, este mundo definitivamente no contiene el legado del Fénix de Hielo.”

El Canon de la Investidura del Dios Fénix de Hielo

¡El 【Fénix de Hielo】 que Jazmín había mencionado una vez!

Y dijo sin dudar que este mundo definitivamente no contenía el legado del Fénix de Hielo.

Podría ser…

“¿Hay alguna otra manera de que puedas probar esto?” Yun Che bajó las cejas y preguntó. Él ya había comenzado a creer lo que Mu Xiaolan estaba diciendo… porque esta niña pequeña parecía que no sabía cómo mentir en absoluto.

Mu Xiaolan trató de pensar un poco y de repente dio un paso atrás. Todo su cuerpo brilló con una tenue luz azul. Los espíritus de hielo danzaron alrededor, y en la palma que había estirado, un pequeño y delicado árbol de jade azul hielo creció lentamente, sus ramas heladas y hojas de nieve se expandieron magníficamente.

“¡Ah! ¡¡Artes Divinas del Final Congelado!!” Las chicas de la Nube Congelada dejaron escapar un grito ahogado.

“…” Yun Che estaba ligeramente aturdido. Sus ojos se enfocaron en la luz azul en la palma de Mu Xiaolan como si fuera atraído por un poder invisible y no desvió su mirada por un largo tiempo. Ante sus ojos, sin dudas, estaban las Artes Divinas del Final Congelado. Porque lo que crecía en la palma de Mu Xiaolan era el Árbol del Final Congaldo más común que se usaba las Artes Divinas del Final Congelado. Pero, el aura del Final Congelado que se emitía desde Mu Xiaolan era muy diferente del aura del Final Congelado que él conocía.

El Arte Divino del Final Congelado que había cultivado era simplemente un arte de hielo relativamente fuerte.

Y en Mu Xiaolan, si era la luz profunda, la energía profunda o el Árbol del Final Congelado en su palma, todos parecían estar vivos, como si tuvieran un alma independiente mientras liberaban una ley fría que nunca antes había tocado.

¿Podría ser de lo que Jazmín estaba hablando en aquel momento…? ¿Las verdaderas Artes Divinas del Final Congelado impulsadas por la sangre del Fénix de Hielo o el alma del Fénix de Hielo?

“Este es el Arte Divino del Final Congelado que la Maestra dejó aquí en aquel entonces.” En esos tiempos, la memoria de la Maestra aún no se había recuperado por completo. Aunque recordaba el arte divino, no recordaba su nombre. Las Artes Divinas del Final Congelado fue el nombre que le dio temporalmente, y su verdadero nombre es 【el Canon de Investidura del Dios Fénix de Hielo】. Al mismo tiempo, la Maestra también había olvidado la condición especial que se necesitaba para cultivar 【el Canon de Investidura del Dios Fénix de Hielo】. La gente normal no sería capaz de cultivarlo. Cuando finalmente lo recordó, ella misma creó un nuevo arte profundo, recuerdo que lo nombró… las Artes de la Nube Congelada.”

“¡Y también, también!” Mu Xiaolan parecía haber pensado en algo. Se apresuró y rozó su mano sobre el cuerpo de la mujer vestida de blanco. En ese instante, un pequeño y delicado carámbano en forma de diamante flotó desde el cuerpo de la mujer vestida de blanco y lanzó una extraña e ilusoria luz azul en el cielo.

“¡Ese es… el Alma Celestial de la Nube Congelada!” Las discípulas de la Nube Congelada se quedaron sin aliento una vez más.

Todos los presentes sabían muy bien qué era el Alma Celestial de la Nube Congelada. Porque este era uno de los tesoros más preciados de Nube Congelada Asgard; era la prueba de identidad para la Señora Asgard de cada generación. También llevaba todas las artes de la Nube Congelada Asgard y recuerdos de las Señoras Asgard. Y en esta generación, el Alma Celestial de la Nube Congelada estaba naturalmente en Yun Che.

En el Continente Profundo Cielo, el Alma Celestial de la Nube Congelada era absolutamente único.

“En realidad, no se llama el Alma Celestial de la Nube Congelada. Es el Cristal de Escarcha del Fénix de Hielo que es exclusivo del Reino de la Canción de Nieve. Aunque es un cristal de escarcha, nunca se derrite y se puede fusionar en el cuerpo de una persona. Es un recipiente de alma extremadamente bueno.”

“Todo esto debería demostrar que no estoy mintiendo ¿no?” Mu Xiaolan estaba un poco molesta. Cuando estaba hablando, miraba a la mujer vestida de blanco en sus brazos, temerosa de que estuviera en un estado crítico.

“¿Podría ser que ella realmente sea… el Antepasado de la Nube Congelada?”

Las damas de Nube Congelada se miraron en estado de shock. Cuando oyeron por primera vez que la mujer vestida de blanco, de apellido Mu, era la Antepasada de la Nube Congelada, que supuestamente había fallecido hacía mil años, era su instinto no creerlo. Pero lo que Mu Xiaolan había dicho y las pruebas que había gritado con pánico eran como rayos, forzándoles a no poder seguir creyéndolo mientras aún estaban en shock…

En el fondo de sus corazones, ellas ya lo creyeron. Pero con lo que sabían anteriormente, no podían simplemente aceptar este tipo de historia fantasiosa.

“Todas las cosas que he dicho, cada palabra es verdad. Las Artes Divinas del Final Congelado y el Alma Celestial de la Nube Congelada que les mencioné, con todo esto… no hay razón para que no me crean. La Nube Congelada Asgard fue construida por mi Maestra hace mil años y todos ustedes son miembros de la Nube Congelada Asgard, entonces… no debería haber ninguna razón para no salvarla.”

“¿Gran Hermano Yun?” Feng Xue’er miró la expresión extremadamente complicada de Yun Che y llamó en voz baja.

“Hablaremos sobre si tu Maestra es la Antepasada de la Nube Congelada cuando se haya despertado.” Yun Che abrió la boca y dijo: “Ven conmigo.”

Después de decir eso, Yun Che se dio la vuelta y se alejó con pasos rápidos.

Todo el pánico en la cara de Mu Xiaolan se transformó en una alegría de esperanza. Inmediatamente sostuvo a la mujer vestida de blanco y siguió rápidamente detrás de Yun Che.

Las damas de la Nube Congelada se mantuvieron en su lugar, todas sus caras cubiertas de nieve se llenaron de una impresión y una falta de solidez insuperables.

“Ella… ella… ¿es realmente la antepasada de la Señora Asgard?” Dijo Jun Lianqie sorprendida.

“Parece que … es real.” Dijo Chu Yueli en voz baja. Las Artes Divinas del Final Congelado, el Alma Celestial de la Nube Congelada, el Salón Divino del Final Congelado, la misteriosa formación de teletransportación, el nombre Mu Bingyun, el nombre e identidad de la segunda Señora Asgard… todo de todo, todos coincidían por completo sin una sola desviación.

Y a partir de cómo lucía Mu Xiaolan, no pudo encontrar ningún rastro de mentira.

“Cielos.” Los labios rosados de Feng Hanyue y Feng Hanxue estaban muy abiertos y no pudieron cerrarlos durante mucho tiempo.

Yun Che llevó a Mu Xiaolan directamente al Salón Solidificación de Nieve. Una atmósfera obviamente más fría que otros lugares junto con un espeso olor a medicina les dio la bienvenida.

“Ponla en la cama de hielo.” Ordenó Yun Che.

Como alguien del Reino Divino, Mu Xiaolan no se atrevió a desobedecerlo a pesar de que alguien de un ‘reino inferior’ le ordenaba hacerlo. Inmediatamente hizo lo que le dijeron y puso cuidadosamente a la mujer vestida de blanco en la cama de hielo, frente a Yun Che.

Los ojos de Yun Che recorrieron el cuerpo de la mujer vestida de blanco y luego inclinó sus ojos hacia Mu Xiaolan. “¿Qué sigues haciendo aquí? Vete de inmediato y cierra la puerta detrás de ti. Sin mi permiso, nadie puede entrar.”

“¿Ah?” La boca de Mu Xiaolan estaba abierta de par en par. Ella había visto antes la ‘barbaridad’ de Yun Che con sus propios ojos, así que ¿cómo podría aceptar que su propia Maestra… estuviese en la habitación a solas con él cuando no tenía la capacidad de defenderse? “¿Por qué… por qué tengo que irme? Puedo ayudar a un lado.”

Pequeña Señorita, ¿no sabes que cuando un genio médico está salvando personas no puede haber nadie cerca de él para distraerlo? Si algo sale mal cuando la estoy salvando, definitivamente perderá su vida. ¿Estás segura de que quieres quedarte?”

Las palabras de Yun Che al instante asustaron a Mu Xiaolan. Esto se refería a la vida de la mujer vestida de blanco, por lo que no se atrevió a hablar más. Ella lentamente retrocedió un paso hacia atrás y dijo en voz baja: “Entonces lo haré… me iré, pero debes salvar a mi Maestra.”

Se alejó paso a paso, cada paso se llenó de extrema preocupación, y finalmente salió del Salón Solidificación de Nieve. Cuando la puerta del salón se cerró a la mitad, repentinamente se abrió de nuevo. Ella sacó su pequeña cabeza y dijo: “Yo… te advierto, no le hagas a mi Maestra nada que no debas hacer.”

Inmediatamente después de hablar, cerró la puerta del salón y huyó.

Yun Che. “…”

Mirando a la mujer vestida de blanco que estaba tendida en la cama de hielo, Yun Che respiró hondo y su mente se calmó rápidamente. Con la explicación de Mu Xiaolan y con lo que Jazmín había dicho antes, además del hecho de que aparecieron en el cielo sobre la Nube Congelada AsgardYun Che estaba casi seguro de que ella realmente era la Mu Bingyun que fundó la Nube Congelada Asgard hace mil años.

La Nube Congelada de Nube Congelada Asgard vino del ‘Bingyun’ en su nombre.

En los recuerdos y leyendas sobre la Antepasada de la Nube Congelada, dijeron que ella se había convertido en plumas cuando falleció en el Salón Divino del Final Congelado y que nadie había visto su cadáver.

Los recuerdos en el Alma Celestial de la Nube Congelada contenían todas las apariencias de las Señoras Asgard anteriores, a excepción de la Antepasada Mu Bingyun.

Esta anormalidad fue respondida perfectamente por la extraña verdad.

Yun Che extendió sus manos y comenzó a circular rápidamente el poder del Dios de la Ira, pero no lanzó de inmediato el poder de purificación de la Perla del Veneno Celestial.

Porque había una cosa de la que tenía que tener mucho cuidado.

La mujer vestida de blanco frente a él, fuera o no Mu Bingyun, tenía que ser alguien del Reino Divino. Y en ese plano, tenía que haber muchos registros sobre la Perla del Veneno Celestial… El día en que conoció a Jazmín, ella, quien nunca antes había visto la Perla del Veneno Celestial, la reconoció a primera vista.

La toxina en la mujer vestida de blanco era demasiado profunda. No solo se extendía a su vena vital, a sus venas profundas y a su médula ósea, también había invadido su alma, al igual que Jazmín en aquel entonces. La purificación solo se podría ejecutar de una manera increíblemente lenta. No era mentira cuando le dijo a Mu Xiaolan que demoraría un mes.

Usar un mes entero de tiempo para curar el veneno a través de la Perla del Veneno Celestial para alguien del Reino Divino con una fuerza profunda desconocida… había muchas posibilidades de que la Perla del Veneno Celestial fuera reconocida.

En su condición, además de usar la Perla del Veneno Celestial, no había otra forma de salvarla.

Olvídalo, lo decidiré más tarde. La razón por la que estableció la Nube Congelada Asgard fue para salvar a esas pobres chicas que fueron abandonadas, no debería ser una persona malagradecida…

¡Además, si ella pudiera llevarlo al Reino Divino para encontrar a Jazmín, sería un riesgo que merecía la pena!

Bajo la rápida circulación de su energía mental, Yun Che volteó sus palmas y las colocó sobre el pecho de la mujer vestida de blanco. La rica energía del cielo y de la tierra fluyó instantáneamente en su vena de vida cuando una débil luz de purificación parpadeó dentro de sus palmas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s