ATG – Capítulo 935 – Mu Xiaolan

(1/8)

La velocidad de la figura frente a él fue rápida hasta el punto en que lo sorprendió. Yun Che se quedó en blanco por un momento cuando vio que lo que aparecía ante él era en realidad una niña de no más de veinte años vestida con lujosas ropas azules.

En su apogeo actual, era muy consciente de todos los expertos en el Continente Profundo Cielo o el Reino Demonio Ilusorio. En cuanto a la chica frente a sus ojos, la velocidad con la que llegó anteriormente fue suficiente para impresionarlo e incluso su aura de fuerza profunda era algo que encontraba insondable… por lo menos, tenía que ser más alta que el quinto nivel del Reino Profundo Soberano.

Con tal edad emparejada con tal nivel de cultivación, su nombre debería sacudir al mundo, sin embargo, él nunca la había visto antes.

“¿Quién eres?” Yun Che frunció el ceño.

“¡Tú… apúrate y libera a mi Maestra!” La chica vestida de azul estaba tan ansiosa que casi comenzó a llorar. Ella acababa de presenciar personalmente las malas acciones del hombre que tenía delante y ahora su estimada maestra, a quien más respetaba, estaba realmente encerrada en el abrazo de este hombre malvado. ¡Esto era una blasfemia tremenda, que era simplemente inaceptable, simplemente imperdonable!

“¿Maestra?” Yun Che bajó su mirada para observar a la mujer vestida de blanco con los ojos cerrados que habían perdido el conocimiento. En lugar de aflojar su agarre, apretó su abrazo. “Respóndeme primero, ¿quién eres tú?”

“¡T-t-tú!” La acción de Yun Che hizo que la chica vestida de azul se pusiera pálida. Ella dio un feroz paso hacia adelante, pero inmediatamente lo recuperó… Su maestra estaba en el abrazo de Yun Che, débil hasta el punto de haber perdido el conocimiento y no tenía poder para resistir nada. Incluso si ella estuviese aún más ansiosa y lo odiaba tanto que sus dientes se entumecían, ella todavía no se atrevía a actuar con descuido. “T-tú… date prisa y deja ir a mi Maestra. ¡O bien… o bien no seré cortés! ¡Te estoy advirtiendo en este momento, soy realmente fuerte!”

Los gritos continuos de la chica vestida de azul desde hace mucho tiempo habían alarmado a toda la Nube Congelada Asgard. Figuras celestiales bailaban detrás de él mientras Feng Xue’er, Murong Qianxue y el resto volaban rápidamente, aterrizando detrás de Yun Che.

Maestro Asgard, ¿qué está pasado?” Murong Qianxue miró a la chica vestida de azul frente a ellos, luego miró a la mujer vestida de blanco en el abrazo de Yun Che, que tenía un aura increíblemente débil. Sus cejas crecientes se elevaron. “¿Quiénes son?”

Gran Hermano Yun. Ella… parece…” Feng Xue’er detectó la condición inusual de la mujer vestida de blanco en los brazos de Yun Che. Su fuerza de vida ya era débil hasta el punto en que posiblemente podría perder la vida.

“Ha sido envenenada y es un veneno extremadamente aterrador.” Dijo Yun Che en voz baja… El aterrador veneno que infectó a la mujer vestida de blanco era uno que nunca había visto antes. A pesar de que no se comparaba al Absoluto Veneno Asesina Dioses de Jazmín, su terror definitivamente sobrepasaba todo el veneno que Yun Che había visto en este mundo.

Lo que era aún más aterrador era que el veneno con el que había sido infectada se había extendido por todo su cuerpo, infiltrándose en todos sus rincones. Incluso se había fusionado completamente con su fuerza vital y su fuerza profunda… era obvio que había sido envenenada hace mucho tiempo. En este momento, ya era demasiado tarde. Incluso si se encontrara el antídoto de este veneno o si se usara una energía profunda lo suficientemente fuerte como para dispersar el veneno, no había esperanza de salvar su vida.

A menos que fuera… la Perla del Veneno Celestial.

Cuando murmuró eso, la mano izquierda de Yun Che ya había comenzado a reunir silenciosamente el poder del Dios de la Ira. En este momento, tenía que reponer forzosamente su fuerza vital. Incluso si purificara directamente la toxina, solo aceleraría su muerte.

La chica vestida de azul se asustó aún más después de alarmar a tanta gente. Ella gritó frenéticamente. “¡Todos ustedes… devuélvanme a mi Maestra! O si no, realmente lo haré…”

Maestro Asgard, ¿quiénes son? ¿Por qué aparecieron aquí?” Preguntó Mu Lanyi. La actual Nube Congelada Asgard ya era diferente del pasado. Nadie entraría en la Región de Nieve del Hielo Extremo sin pensarlo.

“No lo sé.” Yun Che negó con la cabeza. Sostuvo a la mujer vestida de blanco con una mano mientras gentilmente presionaba su mano izquierda, que estaba condensada con el poder del Dios de la Ira, sobre su pecho. El rico poder del cielo y la tierra inmediatamente se precipitó en su vena vital junto con un poco del poder purificador de la Perla del Veneno Celestial.

Si él quería salvarle la vida, tenía que ayudar a estabilizar su vitalidad antes de purificar su vena de vida poco a poco con la Perla del Veneno Celestial.

“¡Ah!” La acción de Yun Che hizo que la chica vestida de azul gritara sorprendida. “¡T-tú hombre despreciable, saca tus sucias manos del cuerpo de mi Maestra!”

Pequeña Señorita.” Murong Qianxue dio un paso adelante con una expresión de indignación en su rostro. “¡Podemos dejar el asunto de que invadieron nuestra Región de Nieve del Hielo Extremo por ahora, pero si te atreves a ser tan irrespetuosa con nuestro Maestro Asgard, no nos culpes por no ser corteses!”

“¡Hmph!” La chica vestida de azul estaba ansiosa y enojada. Señaló a Feng Hanyue, que estaba al lado de Murong Qianxue y dijo: “¿Estoy equivocada? Él es obviamente una persona despreciable. ¡Justo antes, personalmente lo vi tocándole… sus pechos! ¡Pooh pooh pooh, eso era insoportablemente vulgar!”

Niñas de la Nube Congelada. “…”

“¿Ah? ¿Hermana Mayor, el Maestro Asgard te estaba intimidando de nuevo?” Feng Hanxue dijo en estado de shock.

“¡Detente… deja de hablar!” Feng Hanyue se cubrió la cara con las manos.

“Gran Hermano Yun, tu …”

“Cough, cough, cough.” Incluso si la piel de Yun Che era gruesa como la pared de una ciudad, estar ‘expuesto’ frente a todos era algo que no podía soportar. Con una cara solemne, dijo lentamente: “Las consecuencias de tus palabras serán muy serias.”

Mientras decía eso, Yun Che usó un poco más de fuerza en la mano que había estado presionando sobre el pecho de la mujer vestida de blanco. Junto con la presión sobre sus ropas nevadas, se podía ver claramente el contorno de dos lunas erectas y perfectamente redondas que liberaban un encanto sagrado.

“¡T-tú-tú… suelta a mi Maestra!” La mente de la chica vestida de azul había deseado durante mucho tiempo dividir a Yun Che en varios pedazos y ahora ella explotó por completo debido a las acciones de Yun Che. Con un grito furioso, voló y se dirigió directamente hacia Yun Che… En el instante en que ella voló, una tenue bola de energía profunda azul silenciosamente brotó de su cuerpo.

“¿¡Cómo te atreves!?” Las delgadas cejas de Murong Qianxue se arrugaron cuando una energía helada se congeló en sus manos de jade. Sus manos se convirtieron en dos vetas de azul profundo cuando dieron la bienvenida a la chica vestida de azul.

“¡Maestra Mayor Murong, esquiva!”

Tan pronto como Murong Qianxue se elevó, el Yun Che detrás de ella rugió repentinamente… En el instante en que estalló la energía profunda en el cuerpo de la chica vestida de azul, la complexión de Yun Che cambió. A pesar de que la otra parte solo había liberado un poco de su fuerza profunda, la presión espiritual que contenía era claramente fuerte hasta el punto de la anormalidad.

En ese instante, le dio al alma de Yun Che un sentimiento de supresión que no era inferior a Xuanyuan Wentian en su mejor condición.

Este tipo de poder simplemente no era algo que Murong Qianxue fuera capaz de soportar. Si la chica vestida de azul no retiraba su mano y la aplastaba completamente contra Murong Qianxue, Murong Qianxue estaría destinado a la muerte.

Yun Che ya no se preocupó por nada más. Ni siquiera tuvo tiempo de soltar a la mujer vestida de blanco mientras usaba la Sombra Rota del Dios de la Estrella para lanzarse instantáneamente frente a Murong Qianxue. Lanzó toda la energía profunda en su cuerpo y la empujó a la fuerza mientras recibía con su mano izquierda el ataque de la chica vestida de azul.

¡¡Bang!!

Boom

La mano de Yun Che hizo contacto con la luz azul… esa luz azul era extremadamente suave y parecía especialmente apacible, tanto que incluso emitía una sensación un poco ilusoria. Sin embargo, en una fracción de segundo, lanzó un poder extremadamente aterrador. Yun Che dejó escapar un gruñido sordo mientras salía volando. Cuando aterrizó, se deslizó hacia atrás por casi trescientos metros antes de detenerse. Su mano izquierda se estremeció ligeramente con entumecimiento.

En cuanto al lugar donde colisionaron sus poderes, el espacio se derrumbó por completo. Un barranco de varias decenas de metros de longitud se abrió ampliamente antes de expandirse instantáneamente unos pocos kilómetros hacia afuera, dibujando una gruesa cicatriz negra en la superficie originalmente nevada de la Región de Nieve del Hielo Extremo.

“¡¡Maestro Asgard!!”

“¡¡Gran Hermano Yun!!”

Hacia esta escena y este tipo de resultado, todos los presentes… incluido el mismo Yun Che fueron tomados por sorpresa. Feng Xue’er y todas las damas de la Nube Congelada se apresuraron a llegar al lado de Yun Che en medio de sus gritos de asombro.

“Estoy bien.” Yun Che se levantó y aspiró un poco el aire, con las cejas completamente hundidas.

En cuanto a Feng Xue’er y las damas de la Nube Congelada, la forma en que miraban a la chica vestida de azul ya había cambiado. La fuerza profunda de Yun Che fue reconocida públicamente como la mejor del Continente Profundo Cielo… y era incluso la persona más importante y sin precedentes en toda la historia. Él por sí solo podría pisotear fácilmente los Terrenos Sagrados que alguna vez tuvieron la posición de máximo poder del continente.

Sin embargo, cuando Yun Che se enfrentó a esta chica vestida de azul, la que tenía la ventaja era en realidad esa chica vestida de azul… y era incluso una ventaja obvia. La tenue luz azul, que parecía no tener prácticamente ningún poder, casi había abierto la Región de Nieve del Hielo Extremo.

“¡¿Qué te parece, ves mi poder ahora?!” La chica vestida de azul rápidamente se acercó con un tono arrogante de voz. “¡Si no tuviera miedo de lastimar a la Maestra, te habría arrancado las dos manos que la vulneraron! Date prisa y libera obedientemente a mi Maestra y luego vete. ¡De otro modo… de otro modo… todos conocen las consecuencias!”

A pesar de que la arrogancia se extendió por la cara de la chica vestida de azul, se sorprendió en secreto… Extraño, su fuerza profunda está solo en el quinto nivel del Reino Profundo Soberano. Ese último golpe debería haberlo dejado medio muerto, y dejarme arrebatarle directamente a la Maestra justo después, pero en realidad… ¿parece que no está herido en absoluto?

“¿Quién eres exactamente?” Dijo Jun Lianqie bruscamente.

Yun Che entregó la mujer vestida de blanco a Feng Xue’er y sacudió su entumecida mano izquierda. Lentamente avanzó y dijo en voz baja. “Parece que tengo que educarte adecuadamente hoy.”

“¡Ah! ¡Gran Hermano Yun!” Feng Xue’er rápidamente extendió una mano para detenerlo. Ella sacudió suavemente su cabeza. “No lo hagas. Si usa todo su poder, la nueva Nube Congelada Asgard que ha sido reconstruida con gran esfuerzo sería destruida nuevamente.”

“…” Las pisadas de Yun Che se detuvieron de inmediato.

“Además, esta Hermana Menor no parece tener intenciones malvadas, en realidad es muy linda. Parece que realmente solo quiere recuperar a su Maestra.” Feng Xue’er miró a la mujer vestida de blanco y de repente se echó a reír. “Gran Hermano Yun, no puede ser que sientas que su Maestra es bonita y no puedes soportar separarte de ella, ¿verdad?”

“No tiene nada que ver con esa mujer.” Yun Che levemente apretó los dientes y dijo con enojo. “¡Esta chica que vino de quién sabe dónde aparece repentinamente y realmente… realmente se atreve a ensuciar mi gran nombre como Maestro Asgard! ¡Simplemente imperdonable!”

“Pfft…” Feng Xue’er se rió con los labios cubiertos.

“¡Oye! ¿¡Ustedes me están escuchando!?” Preguntó la chica vestida de azul con impaciencia. “¡Dense prisa y liberen a mi Maestra! O si no… Realmente haré un movimiento.”

Yun Che ya no se acercaba. En lugar de eso, dio un paso atrás, extendió su mano, la extendió sobre el pecho de la mujer vestida de blanco y rió. “¿Qué pasa si todavía no tengo ganas?”

“¡T-tú!” Después de ver impotente las manos de Yun Che en el área del pecho de la mujer vestida de blanco con la palma tocando los senos bajo la ropa nevada, los ojos de la chica vestida de azul ardieron de rabia mientras toda la energía profunda en su cuerpo entraba en caos. “¡Bastardo, odioso, despreciable, desvergonzado! Yo… ¡¡Realmente me enojaré!!”

Su lista de vocabulario de maldiciones era extremadamente corta y solo ascendía a esas pocas palabras. Eso se unió a la forma en que se veía cuando gritaba… aunque era extremadamente seria y estaba maldiciendo con enojo, no parecía haber ningún poder detrás de eso. Olvídate de enojar a la otra parte, si cualquier otra persona se enfrentara a esto, incluso se reirían en voz alta.

Sin embargo, su ‘ira’ era realmente verdadera. Ella extendió una mano y una luz azul brilló dentro de su palma. Una tormenta de nieve repentinamente surgió de la nada y cubrió a Murong Qianxue, la persona más cercana a ella. Tras el aullido de la nieve, la tormenta de nieve recogió instantáneamente a Murong Qianxue e inmediatamente la arrastró junto a la chica vestida de azul.

¡¡Ding!!

La luz fría destelló. El cuerpo de Murong Qianxue se cubrió al instante con una capa de luz azul débil y toda la fuerza profunda de su cuerpo quedó firmemente sellada. La chica vestida de azul agarró el brazo de Murong Qianxue mientras miraba a Yun Che. “Date prisa y devuélveme mi Maestra o de lo contrario… lo haré…”

Hizo lo que pudo para mostrarse viciosa, pero su voz todavía temblaba ligeramente mientras un profundo nerviosismo titilaba claramente en sus ojos… Como secuestradora, estaba incluso más nerviosa que la persona secuestrada.

Pequeña Señorita.” En comparación con el pánico evidente de la chica vestida de azul, Yun Che estaba realmente tranquilo mientras lentamente decía: “Permítame advertirle sinceramente dos cosas. Uno, realmente odio cuando otros me amenazan. Hasta el día de hoy, todos aquellos que amenazaron a mi gente han sufrido algunas consecuencias comparativamente graves. Dos, la razón por la que aún no te he devuelto a tu llamada Maestra es porque la estaba salvando. Ha sido envenenada por varios años y casi pierde su vida en este momento. La razón por la que presioné mi mano sobre su cuerpo fue para darle energía para reponer su fuerza vital y al mismo tiempo expulsar el veneno. Si no, ella habría perdido la vida ahora. Reconozco que soy la única persona en este mundo que tiene la capacidad de salvarla. Si te la devuelvo, ella permanecerá completamente incurable.”

“¡E-estás mintiendo!” ¿Cómo podría la chica vestida de azul creer eso? “ El veneno de la llama por la cual la Maestra fue infectada ni siquiera pudo ser curado por el Gran Reino… no hay forma de curarlo. No sólo eres despreciable y odioso, también eres un gran mentiroso. No soy tan estúpida como para creerte.”

“…” Yun Che estaba sin palabras.

“Date prisa y dame a mi Maestra o de lo contrario… o si no.…” La chica vestida de azul extendió su mano, condensó un carámbano brillante y lo apuntó hacia Murong Qianxue.

“Sigh.” Yun Che impotente rodó los ojos y le dijo a Feng Xue’er. “Xue’er, entrégale a su Maestra entonces.”

Feng Xue’er dio un ligero empujón. En el instante siguiente, como si hubiera sido arrastrada por un viento suave, la inconsciente mujer vestida de blanco flotó lentamente hacia la chica vestida de azul.

La chica vestida de azul rápidamente se adelantó y se abrazó firmemente a la mujer vestida de blanco. Luego, retrocedió decenas de metros antes de relajarse por fin. Levantó su mano para deshacer la restricción sobre Murong Qianxue y rápidamente dijo algunas palabras. “Está bien… déjame decir esto primero, no soy una mala persona. Todo lo que hice fue forzado por ese despreciable hombre… Nunca he hecho este tipo de cosas antes, está bien.”

“No puedes calumniar a nuestro Maestro Asgard de esta manera.” Dijo fríamente Murong Qianxue. Esta chica vestida de azul poseía una fuerza aterradora y profunda… pero inesperadamente no hizo que nadie sintiera el más mínimo miedo.

¡Aunque… algunas de las acciones del Maestro Asgard fueron de hecho inapropiadas, a otras personas no se les permitía hablar de él de esa manera!

“Hmph, no es como si lo que dije estuviese mal.” Murmuró la chica vestida de azul en voz baja. En este momento, de repente sintió que la mujer vestida de blanco en sus brazos se agitó ligeramente antes de abrir lentamente sus ojos. Aunque era inexpresiva, sus ojos seguían siendo tan hermosos como estrellas de ensueño.

“¡Maestra!” Gritó sorprendida la chica vestida de azul. Entonces, ella dijo con temor: “Maestra, ¿cómo estás? Por favor, no permita que le pase nada. Casi me asustó hasta la muerte antes, uuu… “

Mientras decía eso, la chica vestida de azul ya estaba llorando incontrolablemente.

El pecho de la mujer vestida de blanco se movió ligeramente cuando ella dijo en voz baja. “Xiaolan … ¿me diste algo de comer?”

“¿Ah?” La chica vestida de azul estaba aturdida. “Yo… no lo hice. No le di nada a la Maestra para comer. La Maestra repentinamente cayó del cielo antes y luego se desmayó. Entonces… la Maestra se despertó hace un momento.”

“…” Los ojos de la mujer vestida de blanco destellaron con profunda sorpresa y desconcierto. Ella dijo en voz baja: “Cuando perdí la conciencia, mi energía vital ya estaba agotada. Definitivamente moriría en las siguientes treinta respiraciones y nunca más despertaría… ¿Por qué volvería a despertar…? ¿El veneno en mi vida se ha debilitado en un treinta por ciento…? “

“¿Ah?” La chica vestida de azul estaba aturdida en su lugar.

“Fui… salvada por… un experto…” La voz de la mujer vestida de blanco gradualmente se debilitó cuando sus ojos finalmente vieron que había otros alrededor de ellas. Pero antes de que aún tuvieran que captarlos claramente, sus ojos se empañaron y ella perdió el conocimiento una vez más.

“¡Maestra! ¡Maestra!” La chica vestida de azul ansiosamente lloró.

Xue’er, Maestra Mayor Murong, vámonos. Me he agotado todo el día, así que debería descansar bien.” Yun Che balanceó sus brazos cuando se dio la vuelta y dio grandes pasos hacia la Nube Congelada Asgard. “Olvídate de esta chica al azar que salió de la nada, déjala hacer lo que quiera.”

La chica vestida de azul se arrodilló ante su ‘Maestra’ y se quedó mirando fijamente durante un buen rato. Pensó en lo que había dicho antes, luego, de repente, se volteó para mirar a Yun Che y gritó con entusiasmo: “¡Espera! ¡Oye tú, espera! ¿De verdad tienes una forma de salvar a mi Maestra?”

“Owah.” Yun Che bostezó e incluso estiró su cuerpo. Él no detuvo sus pasos ni giró la cabeza; era como si él no la hubiera oído gritarle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s