WMW – Capítulo 362 – Un Juicio Justo

(6/6)

*¡Rumble!*

Fluctuaciones débiles viajaron, y que hubiera tantas ondulaciones a pesar de la larga distancia, permitían a las personas en los carruajes determinar sus identidades.

“¡Son Magos, Magos Oficiales! Parece que están luchando. ¿Seguimos adelante?” Un maestro de gremio en el pico del rango 1 se acercó al carruaje de Leylin y se inclinó, pidiendo más instrucciones.

“¡Por supuesto!” Leylin habló con indiferencia. Con el poder que tenían cuando se unieron, podrían fácilmente desenfrenarse en la región oriental. Por lo tanto, fueron valientes.

El líder del gremio parecía tener los mismos pensamientos y, después de un momento de pausa, continuaron avanzando.

El resto del grupo notó las fluctuaciones de energía a medida que se acercaban. Uno de los dos parecía tener reservas al acercarse a ellos, mientras que el otro dudaba un momento antes de dirigirse hacia ellos.

“¿Trata de usarnos para bloquear al enemigo?” Los Magos en el grupo de carruajes esperaban en silencio mientras sonreían.

* ¡Xiu! *

Segundos más tarde, una raya roja se disparó desde lejos, y apareció un joven mago.

Este Mago parecía bastante ordinario, excepto por el anillo negro en su dedo índice derecho y sus ojos resueltos. Después de ver a tantos Magos Oficiales, sus ojos se abrieron y trató de rodearlos.

“¡No puedes escapar! ¡Cómo te atreves a robar el tesoro de nuestra familia!” Sonó la voz de una mujer. El joven tembló, se mordió los labios, rechinó los dientes, y luego corrió hacia el grupo de carruajes.

“¡Sálvenme! Soy un Mago Errante, y por alguna razón, esta mujer loca me está persiguiendo. ¡Ella sigue calumniándome y diciendo que le robé su tesoro!”

Este joven Mago era naturalmente Aaron. Después de recuperarse de sus heridas, había tenido la mala suerte de encontrarse con la Maga de la Familia Mambo y había sido perseguido durante todo el camino hasta allí.

En cuanto a bloquear el camino de este grupo, esa era naturalmente la idea de Merlín.

“¿Me salvarán? Después de todo…” Aaron se comunicó preocupado con Merlín en su mente.

“¡No te preocupes! Ya he ocultado por completo el aura de la Gema Lagrima. ¡Esa mujer loca detrás de nosotros no encontrará nada!” Prometió Merlín con confianza.

En cuanto a esa confianza, definitivamente se debía a cierta persona dentro de los carruajes.

“Jeje… Joven, eres muy bueno para haberme ayudado a reunir la Gema Lágrima. ¡Ni siquiera sabía que la Familia Mambo tenía esto en su colección!” Leylin sonrió levemente, con un brillo frío en sus ojos.

* ¡Xiu! * En este momento, un rayo rosado se disparó a esta área, y la Maga que había estado persiguiendo a Aaron apareció en medio de ellos.

Después de ver el grupo de carruajes con tantos Magos, sintió su pecho apretarse perceptiblemente.

“¡Soy Ofelia de la Familia Mambo! ¡Mis disculpas si les estoy ofendiendo, pero por favor no me detengan de perseguir a este vil ladrón!”

El grupo estaba organizado al azar, con algunos gremios de pequeña escala al frente. Por lo tanto, el tono de Ofelia no fue tan cortés.

Después de todo, la Familia Mambo era bastante famosa en esta región.

“¡Cómo te atreves! ¿Quién crees que eres?”

“¿La Familia Mambo? Nunca oí de ella antes.”

Aunque los que estaban al frente eran solo unos pocos gremios de pequeña escala, sus superiores estaban mirando desde atrás, e incluso el legendario Mago de rango 2 a cargo de la Alianza de la Naturaleza estaba presente. Ellos naturalmente no tuvieron restricciones en sus respuestas.

“Tú…” La voz de Ofelia bajó, y una débil aura de peligro emanó de su cuerpo.

¿Cuántas personas en su familia se atrevían a hablarle así?

En este punto, sin embargo, habían llegado más carruajes, y los símbolos causaron que Ophelia se tragara las palabras que estaba planeando decir, haciéndola quedar estupefacta.

“¡El Reloj Perdido, las Nubes Negras Retorcidas, la Sangre Infernal y… la Alianza de la Naturaleza!”

Los ojos de Ofelia se abrieron de par en par. Estos eran todos los gremios de mediana escala, y cada uno de ellos era lo suficientemente poderoso como para presionar a la Familia Mambo, especialmente la Alianza de la Naturaleza, que tenía un poderoso Mago de rango 2 a cargo.

En el momento en que fueran provocados, la aplastarían como a una hormiga.

En el otro extremo, Aaron se quedó boquiabierto, aturdido. “¡Tantos! ¡Tantos Magos y acólitos! ¿Están migrando?”

“Ofelia no tenía intenciones de ofender a nadie; ¡Por favor, perdónenme!” El sudor frío corrió por la espina dorsal de Ofelia, y ella inmediatamente se dejó caer al suelo e hizo una reverencia.

“¿Aún no han tratado de esto?” En este momento, Leylin abrió la puerta y descendió del carruaje más grande y lujoso del grupo de la Alianza de la Naturaleza.

“¡Señor Leylin!” Todos los Magos inmediatamente se inclinaron.

“¡LeyLeylin! ¡El legendario Mago de rango 2, que se dice que hirió gravemente a una matriarca de los elfos oscuros! ¿Por qué mi suerte es tan mala?” Ofelia estaba gruñendo por dentro, pero no se atrevería siquiera a sudar frío en presencia de este hombre.

“¿Qué está pasando?” Leylin frunció el ceño, preguntando pese a conocer la situación.

“Mi… ¡Mis disculpas, mi señor!” Un mago de la Alianza estaba tan asustado que ni siquiera podía hablar con claridad.

“¿Qué está pasando?” Repitió Leylin una vez más, pero la atmósfera se había congelado. Todo el grupo estaba en silencio, e incluso algunos maestros de gremios de mediana escala, que eran Magos en el pico del rango 1, no se atrevían a hacer ningún ruido.

“Mi señor, es así…” Ofelia hizo todo lo posible por tranquilizarse, narrando toda la historia.

“¡Oh! ¿Es eso así?”

Leylin se volvió, y Aaron fue empujado al suelo por una fuerza invisible.

“Te daré una oportunidad. Dijiste que usaste el método secreto de tu familia y lo encontraste. ¡Hazlo de nuevo en frente de nosotros! Si la Gema Lágrima está sobre él, entonces él será juzgado por todos nosotros. Si no…” La peligrosa mirada de Leylin aterrizó sobre Ofelia, haciendo que su cabeza hormigueara.

“¡Si no lo es, entonces Ofelia está dispuesta a aceptar el castigo!” Ofelia apretó los dientes y forzó una respuesta.

“No solo eso, los que estamos aquí estamos respondiendo a las convocatorias de la región central para participar en la batalla. Si se demuestra que estás equivocada, el consejo de guerra lo enjuiciará por obstruir los asuntos militares.”

Leylin sonrió para compensar sus duras palabras. “¡Bien entonces, comienza!”

“¿Qué debo hacer? ¿Qué hago?” Aaron observó a Ofelia, que ya había comenzado a usar el método secreto de su familia y los Magos que se preparaban para ver un buen espectáculo. En repetidas ocasiones le preguntó a Merlín en su mente, sin atreverse siquiera a mirar al legendario Mago de rango 2.

“No te preocupes. Soy el legendario Gran Mago Merlín. ¿Qué es un pequeño Mago de rango 2 para mí?” Merlín se jactó descaradamente. “¡Con mi fuerza espíritu de ocultamiento, esta chica definitivamente no encontrará nada! ”

“Entonces, ¿por qué no lo usaste previamente?” Aaron sintió que lo habían engañado.

“Mucha de mi fuerza espiritual se ha utilizado, y no se ha repuesto.” Explicó Merlín vagamente, haciendo que Aaron comenzara inmediatamente a reprocharse a sí mismo. ¿Cómo no podía confiar en el Abuelo Merlín, con quien había crecido?

“¡Eres carne muerta!” Se rio Ofelia mientras bajaba la cabeza, señalando a Aaron con el anillo.

“Hay una formación de hechizo de rastreo en la Gema Lagrima transmitida por mis antepasados. Mientras lo tenga sobre él, mi anillo emitirá rayos rojos de luz. ¡Miren, Mis Señores!”

Ofelia apuntó el anillo a Aaron, y gritó una palabra. “¡Mambo!”

El corazón de Aaron estaba en su garganta, y casi cerró los ojos para esperar el juicio del destino.

“¿Eh?” “¡Oh!” “¿Ah?”

Todo tipo de sonidos resonaban en los oídos de Aaron, pero ninguno de ellos eran las acusaciones que esperaba.

Miró en secreto a Ofelia, que ahora parecía perdida y abatida.

“¿Cómo es esto posible? ¿Cómo es esto posible? ¡No fue así las últimas veces!” Ella levantó el anillo y lo escaneó unas cuantas veces más.

El anillo no tuvo respuesta, como si fuera solo un anillo ordinario.

“¡Jaja! ¿Cómo es? ¿No son poderosos mis métodos de ocultación?” Merlín se rió de buena gana en la mente de Aaron.

En realidad, todo esto era el trabajo de Leylin. Si no fuera por él, Aaron definitivamente habría sido visto.

“¿Cómo?” Gritó Ofelia, no queriendo renunciar mientras sacaba el anillo e inspeccionaba las formaciones que había dentro.

Momentos después, ella gritó: “¡Debes ser tú! ¡Debes haber escondido la Gema Lagrima en algún lugar del camino!”

“¡No! Definitivamente debe estar en tu persona. ¡Entrégalo!” Ardientes llamas rosadas aparecieron en su cuerpo.

“¡Suficiente! ¡Qué gran farsa!” Leylin todavía jugaba el papel de un juez justo y altruista.

“¡No! ¡Mi Señor, tiene que creerme!” La voz de Ofelia se quebró, sonando un poco ronca.

*¡Bang!*

Una resplandeciente luz plateada brilló y las llamas de su cuerpo se extinguieron. Retrocedió unos pasos y cayó al suelo, su expresión aún llena de terquedad.

“Jaja, esa chica realmente se atreve a resistirse. ¡Ella está en problemas!” Merlín se regocijó en la mente de Aaron.

“¿Qué está pasando?” Preguntó inmediatamente Aaron.

“¡El Señor Leylin es un Mago de rango 2! Su fuerza espiritual solidificada no es algo que una niña como ella pueda soportar, pero en realidad se atrevió a hacerlo. Lo que debería haber sido una lesión leve ahora se volverá más grave e incluso podría afectar su mar de conciencia…”

“¿Ah? Entonces, ¿qué va a pasarle a ella?” Aaron comenzó a culparse a sí mismo.

“¿Qué más puede sucederle a ella? Si un Mago de rango 2 quiere disciplinarla, ella todavía tendrá que soportarlo aunque no esté equivocada. Ella tampoco puede quejarse.” Merlín continuó disfrutando de su dolor y aprovechó la oportunidad para educar a Aaron. “¡Esta es la ley del Mundo Mago!”

“¡Sal de este lugar y nunca más vuelvas a aparecer frente a mí! Parece que acabas de cometer un error esta vez. ¡No lo reportaré al consejo de guerra!”

Leylin tarareó ligeramente y regresó al carruaje.

“¡Gracias por su misericordia, Mi Señor!” Sus acciones provocaron palabras de gratitud por parte de la Maga.

Ofelia dejó el área aturdida. A pesar de que estaba desesperada, si continuaba quedándose allí, unos cuantos Magos de primer rango le harían un breve esfuerzo sin que Leylin siquiera levantara un dedo.

“¿Qué estás mirando? ¡Nos vamos!”

Muy pronto, los carruajes continuaron su viaje.

2 respuestas a “WMW – Capítulo 362 – Un Juicio Justo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s