RTW – Capítulo 227 – El Denunciante

Traductor: Lurixer.
(5/9)

En el gran salón de la iglesia, el sacerdote que presidía estaba mirando al campesino arrodillado ante sus pies.

El granjero originalmente de estatura alta y robusta se había convertido en un bulto completamente torcido, con sus manos ligeramente temblorosas y su piel mostrando un color púrpura anormal. No mucho más tiempo y esos parches se condensarían en puntos oscuros, y eventualmente se extenderían por todo su cuerpo. Con solo infectarse hoy podía ser considerado lo suficientemente fuerte.

“Te recuerdo; Eres Rocky Mountain que vive en el Distrito Este, con frecuencia vienes a la iglesia para traernos grano de trigo fresco.” Dijo el sacerdote.

“¡Me… reconoce! Eso es grandioso, Su Reverencia.” Se doblegó una y otra vez. “La Plaga Demoníaca infectó a mi familia, yo, necesito el Santo Elixir, se lo suplico.”

“Sin embargo, ¿qué es lo que trajiste contigo a la Iglesia hoy? El Santo Elixir no es algo que pueda regalar arbitrariamente.” Afirmó Ferry, sin detenerse ni tomarse su tiempo. “El intercambio requerido debe ser dado por tu corazón.”

“Yo, yo para comprar medicinas, me han engañado esas ratas y he perdido todo mi dinero.” Dijo Rocky Mountain con voz temblorosa. “Por favor, perdóneme, porque mi corazón no fue sincero, nunca debí haber buscado atajos pasando por el mercado negro. En este momento solo me queda un último huevo, por favor acéptelo.” Con estas palabras, sacó un huevo regordete de su pecho y lo ofreció con las manos extendidas sobre su cabeza.

“Fijar tu esperanza en las personas engañosas y malvadas del mercado negro será castigado naturalmente, pero Dios siempre extenderá su mano para ayudar a un cordero perdido a volver al buen camino. Solo aquellos que reconocen sus propias fallas podrán ir más y más lejos en su peregrinaje.” Ferry tomó el huevo y sonrió. “Levántate; Dios te perdona.”

“¿De- de verdad?” Rocky Mountain no se atrevió a creer lo que escuchaba.

“Los enviados de Dios nunca engañarían a alguien.” Ferry hizo señas con la mano, y otro seguidor que sostenía una caja con pociones se acercó de inmediato. Ferry recogió cuatro botellas y se las entregó a Rocky Mountain. “Si mal no recuerdo, tu familia tiene un total de cuatro personas, ¿verdad?”

“Sí, Su Reverencia.” Tragó sus lágrimas, tomó el Santo Elixir en sus manos y luego se inclinó para besar los zapatos del sacerdote. “¡Gracias, gracias, de ahora en adelante dedicaré toda mi vida a la Iglesia y a Dios!”

Esta escena también conmovió a todos los creyentes que estaban de pie al costado, inmediatamente comenzaron a animar, felizmente dando la bienvenida a un nuevo miembro a su familia de creyentes.

Esperando hasta que los aplausos disminuyeron un poco, Ferry levantó la mano indicando que debían callarse, y luego dijo con voz clara: “Siguiente.”

Este tipo de distribución del Santo Elixir continuó hasta el anochecer.

Con el sonido de la campana de la Ciudad Rey, el Sacerdote Ferry declaró el final de la ceremonia de distribución del día que continuaría mañana por la mañana, dejando atrás a la multitud en el salón principal.

Aunque su cuerpo se había cansado un poco, su espíritu aún ardía por completo. Desde que estaban en el gran salón escuchando las súplicas y oraciones de la gente, y viendo que no podían esperar para hacer todo lo posible por complacerlo, hizo que se sintiera como un Dios en su mente.

No, lo que comúnmente se conoce como Dios es realmente solo la Iglesia misma, pensó Ferry. Después de desarrollar la Plaga Demoníaca y el antídoto correspondiente, podemos decidir fácilmente sobre la vida y la muerte de otras personas, con este tipo de poder en nuestras manos, ¿cuál es la diferencia entre nosotros y Dios? Suspirando de emoción, se aseguró una vez más de que renunciar a la herencia de su negocio familiar y unirse a la Iglesia había sido la elección correcta.

En vista de tal poder, nadie podrá detenernos. ¿Empresarios acaudalados? ¿Nobles de alto rango? Cuando enfrenten la muerte, todos estarán igualmente dispuestos a abandonar todo a cambio de la oportunidad de vivir.

Al regresar al área de descanso en el salón trasero, un clérigo se le acercó rápidamente y le susurró al oído: “Su Reverencia, una rata callejera entró e informó que había descubierto un asunto importante.”

“¿Referente a qué?”

“Algo sobre los refugiados de la Región Oriental, las noticias concretas dijo que las diría solo cuando se encontraran cara a cara.” El clérigo respondió de inmediato.

De acuerdo con las instrucciones de la Iglesia dadas previamente, Ferry debería hacer un uso completo de la Plaga Demoníaca y su antídoto, y reunir tantos seguidores nuevos para Hermes como fuese posible. Por lo tanto, ganarse a los refugiados también era parte de su plan, pero en comparación con los ciudadanos de la Ciudad Rey, su importancia no era tan alta. Tenía la intención de esperar otros dos o tres días, y dejar morir a la mitad de los refugiados sin hogar antes de salir a tratar y curar al resto, lo que les haría sentir como si su Rey los hubiera abandonado. Como resultado, dentro de toda la Ciudad Rey, el 90% de su población se convertiría en los seguidores de la Iglesia. Con este tipo de mérito y el orden anterior para la Batalla por el Trono, tal vez sería suficiente dar un paso más en el camino hacia el rango de Obispo.

Al menos en lo que se refería a premiar a la gente por sus méritos, la Iglesia siempre había sido muy justa, sin tener en cuenta la relación de sangre o la identidad anterior de alguien. Siempre y cuando alguien demostrase un rendimiento sobresaliente, se les promocionaría.

¿Qué tipo de problema grave podría haber surgido dentro de los refugiados?

Reprimiendo sus dudas hasta el fondo de su corazón, dijo en voz baja: “De acuerdo, solo llévalo a la habitación secreta, me reuniré con él pronto.”

“Sí, Su Reverencia.”

Quitándose la túnica del sacerdote de la ceremonia, Ferry sacó una flexible armadura de plata del armario y se la puso, y luego la cubrió con un abrigo suelto. Después, se paró frente a un espejo plateado para una pequeña reorganización antes de irse a la habitación secreta.

Entrando en la cámara y analizando la situación, el sacerdote vio que el cabello del informante estaba desordenado, y su tez era amarillenta y flaca, permitiéndole ver los huesos en sus brazos. Sin embargo, lo extraño era que en todo su cuerpo no había ni rastro de manchas negras o cualquier otro síntoma.

En el momento en que la parte contraria vio entrar al sacerdote, inmediatamente se arrodilló y anunció: “Su Reverencia, mi nombre es Needle, y tengo información importante que contarle.”

“Puedes hablar.”

“Pero…” Levantó la vista, se movió con los ojos hacia las otras dos personas que los acompañaban en la habitación secreta, indicando que dudaba en hablar frente a los forasteros.

“No importan, son Sacerdotes Shattrath, mi mano derecha.” Dijo Ferry. “Y la otra es la Abuela Hera, que es responsable de proteger y cuidar esta habitación secreta, casi nunca se va de este lugar.”

“Entonces hablaré, pero con respecto a lo prometido…”

“El Santo Elixir está aquí.” Dijo Ferry, sacando impacientemente el vial azul. “Mientras tu información sea valiosa, te curaré, por supuesto, de los espíritus malignos.”

Su Reverencia, le aseguro que esta información es absolutamente asombrosa.” Proclamó Needle y levantó la cabeza. “Algunas personas transportan continuamente a los refugiados, y tienen barcos vacíos por todas partes en el canal, todo esto lo he visto personalmente con mis propios ojos. Me temo que dentro de unos días podrán llevarse a todos los refugiados.”

“¿Se están llevando a esos pacientes infectados con manchas negras?” Ferry frunció el ceño. “¿Estás seguro de que no has leído mal la situación?”

Anteriormente ya había recibido el mensaje de que una flota transportaba a los refugiados de la Región Oriental, pero algo como esto era bastante normal. Esos nobles siempre amaban cuando el territorio de otro noble era afectado por un desastre natural, esta vez les permitiría saquear a algunos trabajadores por un precio muy bajo. De todos modos, ahora que la Plaga Demoníaca estaba circulando fuera de control esos idiotas naturalmente serían castigados por Dios. Sin embargo, ahora… después de saber que la plaga había infectado a la gente, ¿cómo podían todavía proteger a los refugiados?

“¡No, están en posesión de una cura para la Plaga Demoniaca! Después de que esos mercenarios les dieran a los pacientes una bolsa con un poco de agua extraña para beber, las manchas oscuras en sus cuerpos desaparecieron rápidamente. Además, también alegaron que provenían de la Región Occidental, y que mientras los refugiados estuviesen dispuestos a acompañar a la flota, recibirían alimentos, refugio y remuneración por el trabajo que han realizado.” Los ojos de Needle se detuvieron, diciéndole a Ferry: “¡Pero lo más asombroso es que estas personas están trabajando junto con una bruja!”

“¿Que acabas de decir?”

“¡Lo que dije es absolutamente correcto, Su Reverencia!” Needle vociferó. “Me mezclé con las filas de los refugiados y me embarqué en un barco. Al principio, no había visto nada, pero luego alguien saltó del barco, y los mercenarios en la orilla comenzaron a perseguirlo. En poco tiempo noté que había una sombra dando vueltas en el cielo, pero no era un pájaro, era una bruja volando en el aire. Estaba tan asustado que no me atreví a moverme. Esperé hasta que la nave navegara varios kilómetros y no pude detectar el rastro de la bruja, antes de aprovechar la siguiente oportunidad y zambullirme en el agua para escapar. Casi necesité un día para volver.” Needle se frotó las manos. “Su Reverencia, ¿cree usted ahora que esta información vale una botella del Santo Elixir a cambio?”

“Espera un momento, dijiste que tenían una forma de curar la Plaga Demoníaca y que también la habías bebido, en otras palabras, ¿eso significa que antes estabas enfermo?” Preguntó Ferry.

“Uh… Así es, pero ¿no dijo que mientras tuviese información valiosa que ofrecer, podría…?” Needle sonrió torpemente, revelando una boca de dientes amarillos desiguales.

Entonces esa era la razón, él no quería usarlo, sino que quería llevar esta botella del Santo Elixir al mercado negro para venderla. Después de meditar por un momento, Ferry preguntó nuevamente: “¿Cuántas personas tiene el otro lado? ¿Estás seguro de que eran mercenarios de una caravana?”

“Ciertamente lo eran, no tenían armadura, ni caballos, y sus armas eran una especie de lanza de madera. En cuanto a sus números…” Needle se pasó la mano por el pelo. “¡No más de cien personas, como máximo!”

“¿A quién pertenecían los barcos?”

“Esto … No puedo decirlo, la mayoría de los barcos no tenían colgada ninguna bandera, e incluso en caso de que hubiesen colgado una, no podría reconocerla. Pero los mercenarios dijeron personalmente que la flota se dirigía a la Región Occidental… ah… sí, también mencionaron que el reclutamiento fue para el Señor del Pueblo Fronterizo.” Needle atormentó su cerebro para recordar sus palabras. “Estaba actualmente en el proceso de reclamar la tierra, y así el Señor necesitaba una gran mano de obra. Eso es todo lo que puedo recordar.”

“Bueno, esta fue de hecho una noticia crucial que tuviste que ofrecer.” El Sacerdote respiró hondo, sacó una botella de líquido azul del bolsillo y la arrojó hacia Needle. “Llévala contigo, es tuya.”

“¡Gracias! ¡Su Reverencia!” Aturdido, el último cogió la botella, pero de repente todo su cuerpo comenzó a temblar, y sus ojos se volvieron enormes. Solo veía una delgada daga sobresalir de su cuello, enviando una leve frialdad, con la anciana y senil administradora de la habitación repentinamente de pie detrás de él.

One response to “RTW – Capítulo 227 – El Denunciante

Responder a crist284 Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s