RTW – Capítulo 226 – Operación en la Ciudad Interior

Traductor: Lurixer.
(4/9)

“¿Conseguiste apoderarte del Santo Elixir?” Martillo Negro se volteó repentinamente lleno de espíritu.

“¿Santo Elixir?” Theo se retractó de su sonrisa y se burló. “No hay necesidad de tomar la droga de la Iglesia, hay otras medicinas que también pueden curar a los pacientes de la Plaga Demoníaca.” Al decir esto, se quitó dos bolsas pequeñas de la cintura y las colocó sobre la mesa. “Echarles la culpa a las brujas es el truco habitual para obtener algunos beneficios, después de todo, una persona muerta no puede responder.”

Martillo Negro recogió perplejo una de las bolsas, la colocó cerca de su oreja y la sacudió, solo entonces desabrochó la cuerda y olió lo que había dentro. “¿No tiene olor?”

“Simplemente llévaselas a Anillo Plateado y a Pots, después sabrás que esta es la verdadera medicina.” Dijo Theo. “Deberían estar en algún lugar de la taberna.”

“Desde que descubrimos su infección, los hice esconderse en el sótano, y no les permití salir. Hoy en día, cada vez que las personas ven a alguien con manchas negras, es muy probable que salgan de su camino para atacar a los enfermos, y debido a esto, la guarida de los Dedos Esqueléticos no abrirá sus puertas para dejarlos entrar.” Martillo Negro cogió la segunda bolsa y anunció: “Señor, iré ahora y lo intentaré.”

Cuando se levantó y se fue, Hill todavía estaba mirando la mesa, sin decir una palabra, lo que hizo que Theo sacudiera la cabeza en secreto.

Una persona común que vive bajo la constante amenaza de la Plaga Demoníaca nunca puede mantener la calma cuando escucha que puede obtener el medicamento para curar la enfermedad. Incluso si no quieres parecer demasiado entusiasmado, al menos dale un vistazo y pregúntele algunas palabras. Con su actuación, Hill había demostrado que no poseía la calificación para convertirse en espía.

“¿Puede esta medicina realmente curar la Plaga Demoníaca?” Gritó Dedo Meñique de repente. “Señor, ¿de dónde sacó esto?”

Incluso la niña es mejor que él, pensó Theo mientras tomaba un sorbo de su vino: “Sin duda, después de todo, me lo regaló mi Señor en el Palacio Real, aparte de él, ¿quién más se atrevería a ir contra la Iglesia?”

En poco tiempo, Martillo Negro regresó y trajo a Anillo Plateado y a Pots. “¡Oh, Dios mío, esta medicina es increíble! Justo momentos después de que la bebieron, las manchas negras en sus cuerpos ya habían comenzado a desaparecer.”

Al ver a Theo, ambos hombres se arrodillaron de inmediato a pesar de que sus heridas seguían sangrando, y al unísono dijeron: “¡Señor, muchas gracias por su medicina, nos ha salvado la vida!”

“Primero vayan y venden sus heridas.” Theo hizo una seña con su mano por sus heridas. Aunque el agua purificada podía curar la enfermedad, aún no podía curar sus heridas. Tales lesiones graves tendrían que recuperarse como cualquier otra lesión, y necesitaron al menos una semana: “En lugar de agradecerme, deben agradecerle a mi empleador. Si pueden cumplir esta misión actual, incluso es posible que puedan deshacerse de su identidad como ratas callejeras.”

“Maj … No, quiero decir, ¿su empleador realmente quiere que vendamos esta medicina?” Martillo Negro preguntó emocionado. Aparentemente, ya se había dado cuenta de cuánto dinero podrían ganar vendiendo estas pociones.

“Así es; la Iglesia actualmente usa la medicina para engañar a la gente, lo que ha enfurecido a mi empleador. Si permite que este grupo de llamados adivinos, que carecen de escrúpulos siga adelante, me temo que toda la Ciudad Rey se transformara pronto en una catedral, en lugar del territorio de Wimbledon.” Theo bajó la voz. “Él tampoco está dispuesto a ver que una ciudad tan enorme sólo quede con unos pocos ciudadanos, por lo tanto, esta medicina no se puede vender a un precio tan caro como para que la mayoría de la gente no pueda pagarla.” Agarró otras dos bolsas de cuero de su cintura y las tiró a la mesa: “Este tipo de bolsas se venderán como máximo por diez monedas de plata real.”

“¿D-diez monedas de plata real?” Exclamó Martillo Negro, sus ojos se abrieron ampliamente.

“Sí, seis pertenecen a mi empleador, el resto les pertenecerá a ustedes.” Extendió la palma de su mano. “Y esta medicina debería ser suficiente para usarse entre 5000 a 6000 personas. Por lo tanto, puedes obtener al menos varios cientos de monedas reales, incluso después de dividirlas, aun no es una pequeña cantidad. Debería ser suficiente para que lo gastes por el resto de tu vida con comodidad.”

El otro lado parecía como si quisieran hablar, pero no pudieron encontrar las palabras. Todo el tiempo miraron fijamente a la mesa, aparentemente pensando en cómo obtener aún mayores beneficios.

Dentro de su corazón, Theo claramente sabía lo que estaba pasando por las mentes de estas ratas callejeras.

La poción en sí no tenía costo de procesamiento, incluso si la regalaran gratis, no habría sido un problema. Sin embargo, sin un beneficio compartido, solo podía confiar en sí mismo, lo que reduciría sustancialmente la eficiencia y sería mucho más llamativo. Entonces, al permitir que las ratas vendieran la medicina, él podría reducir el riesgo, y diez monedas de plata real también era un precio que la mayoría de los ciudadanos urbanos podrían pagar. Por supuesto, para ser honesto, no podía confiar en que lo venderían tan barato, si robaran una porción para venderla en el centro de la ciudad o si lo transfirieran al mercado negro, siempre obtendrían enormes ganancias.

En última instancia, la cantidad de poción vendida al ciudadano por un precio bajo tal vez fuese menos de la mitad, pero este no era el tema central que le preocupaba a Theo. Su tarea era socavar lo más posible la conspiración de la Iglesia para que todos pudieran entender que el Santo Elixir no era el único antídoto capaz de disipar los espíritus malignos ni era algo tan raro o costoso. El resultado sería que la propaganda de la Iglesia se pondría en tela de juicio, especialmente por aquellos creyentes que se habían esforzado mucho por comprar medicamentos tan costosos, comenzando a preguntarse si el portavoz de Dios los había engañado o no.

“Sé exactamente lo que estás pensando.” Theo abrió la boca y comenzó a hablar: “¿Quieres ocultar parte de la medicina y venderla en secreto a precios más altos a los altos cargos? Puedo actuar como si no lo he visto… pero no lo olvidaré.” Su tono se volvió frío. “Mi empleador realmente no es una persona de buen carácter, si no quieres ahogarte en el foso, será mejor que muestres un poco de moderación, después de todo, solo vivo puedes sentir los placeres de la vida.”

“Pero, ¿qué deberíamos hacer si alguien más revende el medicamento?” Preguntó Anillo Plateado.

“Eso es muy fácil de resolver; todos pueden comprar solo una bolsa y deben beberla en el acto.” Después de que terminó de dar su consejo, miró a Martillo Negro y preguntó:” ¿Qué tal? ¿Estás interesado en este negocio?”

“Pero la Trompeta Subterránea puede no ser capaz de manejar tanta medicina, creo…”

Theo lo interrumpió de inmediato. “Es asunto suyo organizar a las personas que venderán el medicamento y también es su decisión dónde lo venderán. Solo soy el sustituto que mi empleador ha enviado para vigilarlo.”

Martillo Negro rechinó los dientes, miró a sus cuatro subordinados, y cuando vio que ninguno de ellos estaba planteando ninguna objeción, aplastó su puño sobre la mesa y proclamó: “¡Este asunto, lo tomaré!”

“Bien.” Asintió Theo. “Al atardecer, pasado mañana, un carruaje que lleva el medicamento llegará a la entrada de la taberna, por lo que tendrán tiempo hasta entonces para organizar su fuerza de trabajo y también difundir las noticias sobre el lanzamiento del medicamento. Haz un buen trabajo; mi empleador no quiere ver ningún fallo.”

El día después de mañana es el último día de estadía del Primer Ejército. Después de que abandonan la ciudad, sin importar en qué se convierta la ciudad, no causará ninguna amenaza para Su Alteza Real, pensó Theo.

Después de salir de la taberna, no pasó mucho tiempo hasta que Hill lo alcanzó.

“¿No te reunirás con mis compañeros? Todos están ansiosos por vengarse de Timothy.”

“Por el momento estoy confiando en ti porque pasaste la prueba.” Theo negó con la cabeza y continuó. “Si no te hubiesen atrapado hoy, ¿cuáles hubieran sido tus próximos pasos?”

“Hubiera regresado y le hubiese contado las noticias a todos y escuchado sus opiniones al respecto. No estoy seguro de sí debería seguir vigilando por un tiempo o si debo ir inmediatamente con Su Alteza Roland.” Respondió Fawkes.

“¿Oh?” El interés de Theo se despertó, por lo que preguntó: “¿Cuál es tu opinión al respecto?”

Por un momento, Hill dudó y luego dijo lo que pensaba: “No creo que Su Alteza Real sea igual a la mayoría de los demás nobles. Muy pocos de ellos no escatimarían esfuerzos para salvar a los refugiados, y… él también trata a las brujas igual de favorables que todos los demás. Suponiendo el caso de que Timothy fuese igual, sería poco probable que mi esposa hubiera…” Se quedó en silencio por un momento. “Así que preferiría servir a Su Alteza directamente.”

“Si ese es el caso, debes regresar y no decir nada, actuar como si nunca hubieras estado en el muelle.”

“Un espía destacado debería tener el hábito de ocultar sus secretos dentro de su corazón, en lugar de compartir todo con los demás, especialmente en un momento tan crítico como este.” Theo declaró una razón tras otra: “Si quieres trabajar para Su Alteza, todavía hay muchas cosas que necesitarás aprender.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s