Invincible – Capítulo 187 – Entonces, el Pequeño Mono ha Crecido

(4/7)

El mismo general dio un paso adelante queriendo obligar a Zhao Shu a arrodillarse para saludar. Duan Wuhen levantó una mano para bloquearlo. “Déjalo.”

La conducta taciturna de Duan Wuhen hacía difícil saber si estaba molesto al respecto.

“¡Sí, Segunda Alteza Imperial!” El general respetuosamente respondió y se retiró a un lado.

Viendo esta escena, Yanggang estaba secretamente satisfecho. Aunque Duan Wuhen no dijo nada, Yanggang estaba seguro de que, por dentro, el Segundo Príncipe debía haberse sentido un poco molesto con Huang Xiaolong.

¡Este Huang Xiaolong ni siquiera sabe cómo educar correctamente a un sirviente inferior, realmente se está quedando sin suerte!

Pang Yu y los celosos de Huang Xiaolong también estaban eufóricos por la inminente situación de Huang Xiaolong.

Duan Wuhen llegó al frente del grupo. Echando un vistazo a la multitud presente, dejó escapar una risa plácida. “Felicidades a todos aquí por clasificar dentro de los primeros cien lugares en la Batalla de la Ciudad Imperial de este año. ¡A partir de ahora, todos y cada uno de ustedes son estudiantes del Instituto Duanren!”

Las palabras de Duan Wuhen incitaron diferentes reacciones de las personas, pero la mayoría de los genios tenían excitación escrita en sus rostros.

¡El Instituto Duanren, la academia más prominente de todo el Imperio Duanren!

Entrar en el Instituto Duanren era la gloria más grande que uno podría recibir en los corazones de la gente del Imperio Duanren.

A continuación, Duan Wuhen le indicó a Cheng Jian que comenzara a repartir los premios sin perder más tiempo en tonterías.

La entrega de premios se dividió en tres secciones:

La primera sección era para los números once a cien.

La segunda sección era para el segundo al décimo lugar.

¡Y la tercera sección era el premio al primer lugar!

Había noventa personas en la primera sección, tomando el tiempo más largo. No fue hasta una hora más tarde cuando terminó la primera sección de entrega de premios. La siguiente sección consistía en Xie Puti, Yanggang, Pang Yu y el resto.

Después de que se completara el segundo al décimo lugar, finalmente fue el turno de Huang Xiaolong. Y las recompensas de Huang Xiaolong fueron entregadas personalmente por Duan Wuhen, mientras que para Xian Puti y las noventa y ocho personas restantes fueron entregadas por Cheng Jian. El premio de Huang Xiaolong fue otorgado únicamente por Duan Wuhen.

A los ojos de personas como Yanggang, recibir las recompensas de Duan Wuhen era un gran honor.

Duan Wuhen entregó un anillo espacial que contenía veinte piezas de piedras espirituales de grado uno y dos Dans Espirituales de Grado Seis superior a Huang Xiaolong.

En el Reino Luo Tong, el Rey era probablemente la única persona que tenía la capacidad de poseer un anillo espacial, pero aquí en el Imperio Duanren no era tan extraordinario o raro.

La mayoría de los miembros principales de las grandes familias del Imperio Duanren generalmente tenían un anillo espacial.

Cuando Huang Xiaolong recibió el anillo espacial que contenía veinte piezas de piedras espirituales de grado uno y dos Dans Espirituales de Grado Seis superior, Duan Wuhen sonrió. “¡Huang Xiaolong, espero que puedas irrumpir en el Reino Santo algún día y convertirte en nuestro Protector del Imperio Duanren!”

Huang Xiaolong se sorprendió, pero asintió de la misma manera.

¡Protector del Imperio Duanren!

¡Huang Xiaolong sabía que estas eran palabras superficiales, pero Huang Xiaolong estaba optimista de sus posibilidades de entrar en el Reino Santo y ese día no estaba demasiado lejos!

En este punto, Cheng Jian llegó al frente y anunció la conclusión de la ceremonia, dejándolos dispersarse desde la plaza del palacio.

Todos accedieron con respeto y salieron.

Pero justo cuando Huang Xiaolong estaba a punto de irse, Duan Wuhen habló. “Huang Xiaolong, quédate un rato, mi Padre Imperial quiere verte.”

Esto sorprendió a todos los presentes.

¡El Emperador Duanren realmente quería ver a Huang Xiaolong!

A estas alturas, incluso Xie Puti no podía evitar sentir un ligero impulso de envidia y celos. El Emperador Duanren era la persona que fundó el Imperio Duanren, la existencia primordial en los corazones de los súbditos del Imperio Duanren. ¡Esta eminente figura había convocado a Huang Xiaolong!

¡Ninguno de los campeones anteriores de la Batalla de la Ciudad Imperial había tenido tanto honor y gloria!

Un tumulto de emociones arremolinó dentro de Yanggang y el resto.

Antes de irse, los ojos de Cui Li echaron un vistazo final a la silueta de Huang Xiaolong.

Duan Wuhen esperó hasta que Xie Puti, Cui Li y los demás desaparecieran de su vista antes de volver a hablar: “Huang Xiaolong, ven conmigo.” Sin esperar una respuesta, Duan Wuhen y Cheng Jian se voltearon y se adelantaron, dejando a Huang Xiaolong y Zhao Shu los siguieran por su propia cuenta desde la Plaza de la Rectitud.

El Palacio Imperial de Duanren cubría una gran área. Pasaron por muchos grandes salones, plazas grandes y pequeñas, y corredores durante todo el camino antes de que Duan Wuhen y Cheng Jian se detuvieran frente a una cavernosa estructura de palacio.

Una tropa de guardias imperiales del palacio estaba alineada a lo largo del perímetro frontal.

Duan Wuhen, Cheng Jian, Huang Xiaolong y Zhao Shu entraron.

Siguieron adelante, pasando por otros cuatro patios más pequeños antes de llegar a un gran salón enorme.

En el otro extremo del gran salón estaba sentado un hombre de mediana edad que vestía una brillante túnica de dragón color amarillo. En el centro de las cejas de este hombre de mediana edad había una impresión de un patrón talismánico de una espada rota. ¡No era otro que el Emperador Duanren!

Entrando en el gran salón, Cheng Jiang y Duan Wuhen se apresuraron a presentar sus respetos, pero de repente vieron al Emperador Duanren levantarse de un salto con una alegría invisible en su rostro, saltando del trono y bajando en solo unos pocos pasos rápidos.

Duan Wuhen y Cheng Jian estaban estupefactos.

¿El Emperador Duanren caminó hacia el grupo de Duan Wuhen en su lugar?

“¡Padre Imperial!” Duan Wuhen se acercó y lo llamó. Pero fue como si el Emperador Duanren no lo hubiera visto en absoluto. Ante los ojos sorprendidos de Duan Wuhen y Cheng Jian, el Emperador Duanren pasó junto a ellos mientras se dirigía directamente a Zhao Shu, quien estaba detrás de Huang Xiaolong. En medio de la agitación, se aventuró a decir cortésmente: “¿Es el Señor Zhao?”

¿Señor Zhao?

Tanto los ojos de Duan Wuhen como los de Cheng Jian casi se cayeron de sus órbitas, con una expresión de incredulidad indescriptible en sus rostros.

¿Qué dijo el Emperador Duanren al guardia detrás de Huang Xiaolong? ¿Señor Zhao?

¡Señor!

Esta vez, incluso Huang Xiaolong estaba muy sorprendido y aturdido.

Un pensamiento destelló como un rayo en el cerebro de Huang Xiaolong. ¿Podría el viejo conocido que Zhao Shu mencionó anteriormente ser Duanren Emperador?

¡Era el Emperador Duanren mismo!

Las cosas se movieron tan rápido que Duan Wuhen y Cheng Jian todavía estaban luchando por registrar lo que acababa de pasar. Zhao Shu sonrió al Emperador Duanren. “No está mal, el pequeño mono de ese año finalmente ha crecido. ¡Han pasado mil años y no solo has atravesado el Reino Santo, sino que también has construido un gran imperio!”

¡¿Pequeño mono?!

¿Finalmente ha crecido?

Escuchando el apodo de Zhao Shu para el Emperador Duanren, Duan Wuhen y Cheng Jian casi tropezaron en el lugar con sus rodillas apenas apoyándolas.

Mientras el Emperador Duanren tenía una expresión avergonzada, dijo: “Sólo un pequeño Imperio Duanren, el Señor Zhao está bromeando.”

Zhao Shu asintió y luego dijo: “Este es mi Joven Señor.” Su pulgar señaló a Huang Xiaolong.

“¡¿Joven Señor?!” El Emperador Duanren parecía aturdido y confundido mientras miraba a Huang Xiaolong. Entonces, el asombro brotó en su corazón, porque él claramente conocía la identidad de Zhao Shu. Hace más de mil años, y antes de irrumpir en el Reino Santo, Zhao Shu ya había sido un Guerrero del Reino Santo.

“¡Padre Imperial, este es el Hermano Menor Huang Xiaolong!” En este momento, Duan Wuhen rápidamente se acercó. Reprimiendo las oleadas de sorpresa en su corazón, dio una breve introducción al Emperador Duanren.

La forma en que Duan Wuhen se refería a Huang Xiaolong experimentó un repunte.

Pero en el siguiente momento, el Emperador Duanren miró a Huang Xiaolong y se rió amablemente. “Entonces, es el campeón de la Batalla de la Ciudad Imperial de este año, el Joven Noble Huang.

¡Joven Noble Huang! ¡El Emperador Duanren usó honoríficos!

Gotas de sudor frío aparecieron en la frente de Duan Wuhen. ¿Fue demasiado grosero al referirse a Huang Xiaolong como ‘Hermano Menor’? En cuanto a Cheng Jian, ya se había convertido en una estatua de madera tallada, incapaz de procesar nada en absoluto.

“El Emperador Duanren es muy educado.” Huang Xiaolong respondió rápidamente.

“No, no, no, el Joven Noble Huang puede llamarme por mi nombre en el futuro. Solo llámeme Duan Ren.” El Emperador Duanren insistió.

Sudor frío brotó del cuerpo de Duan Wuhen y de Cheng Jian como una fuente burbujeante.

“¡Esto…!” Huang Xiaolong miró a Zhao Shu, esta serie de cambios sucedió demasiado rápido, y a decir verdad, Huang Xiaolong se sentía demasiado estupefacto como para reaccionar con su indiferencia habitual. ¡No se le había ocurrido que el viejo conocido de Zhao Shu podría ser el mismo Emperador Duanren, y que el hombre grande lo trataría tan respetuosamente!

Fue el Emperador Duanren quien convocó a Huang Xiaolong, pero ¿por qué la situación parecía al revés?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s