Invincible – Capítulo 185 – Refinando a un Experto Xiantian

(2/7)

¡Manipulación Espacial!

¡Un experto en el Reino Santo! ¡Definitivamente es un gran experto en el Reino Santo!

El miedo se deslizó a través del corazón del anciano, ¿no creía el Joven Noble Descorazonado que Huang Xiaolong solo tenía un experto Xiantian en el Décimo Orden de a su lado?

“Entonces, dime, ¿quién te envió?” Las palabras de Huang Xiaolong se pronunciaron lentamente, pero la frialdad interior era inconfundible.

El anciano vestido de negro despertó de su terror, pero no pronunció ninguna palabra.

Su actitud hizo que las caras de Zhao Shu, Yu Ming y Fei Hou se volvieran sombrías. Huang Xiaolong levantó una mano para evitar que hicieran algo, luego dirigió un dedo hacia el torso del anciano, enviando un gélido qi de asura a su cuerpo, el cual entró por los siete orificios.

El anciano vestido de negro sintió como si millones de hormigas lo mordieran, un aullido miserable reverberó de su garganta.

Huang Xiaolong lo miró con una expresión fría. Una vez que el gélido qi de asura invadía el cuerpo de alguien, ni siquiera un experto en el Reino Santo podría soportar el tormento que traía sin suprimirlo con el qi de batalla. Además, este anciano vestido de negro no era un experto en el Reino Santo.

Las dos manos del anciano estaban arañando su propio pecho. En un corto tiempo de varias respiraciones, la sangre ya había manchado sus manos y su torso.

“¡Sí, fue el Joven Noble Descorazonado, él me envió!” Al final, el anciano vestido de negro no pudo soportar más el agudo dolor y gritó en ráfagas de jadeos cortos.

¡Joven Noble Descorazonado! Huang Xiaolong se burló.

De hecho, incluso si el anciano no se lo hubiera dicho, ya podía adivinar quién era el cerebro detrás de esto.

La fuerza de este anciano vestido de negro no era nada débil. Probablemente era un Experto Xiantian del Octavo o Noveno Orden. Al pensar en quién podría ser el que guardaba rencor contra él y también tenía la capacidad de enviar a un Experto Xiantian en el Octavo o Noveno Orden, la única persona hasta la fecha era el Joven Noble Descorazonado.

“¡Por favor, te lo ruego, perdóname!” El anciano suplicó misericordia tan pronto como nombró a su maestro.

Zhao Shu, Yu Ming y Fei Hou miraron a Huang Xiaolong.

Huang Xiaolong miró al anciano y repentinamente un pensamiento cruzó por su mente. Se giró y le dijo a Yu Ming y a Fei Hou: “Ustedes dos vigílenlo. ¡Zhao Shu, ayúdame!” Con esto, Huang Xiaolong llamó a la Pagoda del Tesoro Linglong.

Aunque ni Yu Ming ni Fei Hou sabían lo que Huang Xiaolong planeaba hacer, no hicieron preguntas. Reconociendo la orden de Huang Xiaolong respetuosamente, desaparecieron del lugar en un instante para vigilar el área circundante.

Soberano, ¿tú estás…?” Zhao Shu también estaba un poco dudoso.

“Envía tu qi de batalla a mi cuerpo” Dijo Huang Xiaolong.

Todavía en duda, Zhao Shu actuó de acuerdo con la orden de Huang Xiaolong. Circulando su qi de batalla, sus dos palmas se colocaron en la espalda de Huang Xiaolong y una poderosa energía entró en el cuerpo de Huang Xiaolong.

Con un movimiento de sus manos, Huang Xiaolong golpeó con sus palmas la Pagoda del Tesoro Linglong que flotaba frente a él. En un abrir y cerrar de ojos, el Caldero de las Mil Bestias en la segunda capa estalló en una luz radiante. La Formación de Destrucción que Engulle Mil Demonios provocó una poderosa fuerza de succión que se tragó instantáneamente al anciano vestido de negro en el Caldero de las Mil Bestias.

Al ver a la Pagoda del Tesoro Linglong succionar al anciano, Zhao Shu, Yu Ming y Fei Hou que estaban vigilando de cerca casi tenían los ojos salidos de sus orbitas.

El trío sabía que Huang Xiaolong poseía la Pagoda del Tesoro Linglong, pero ninguno de ellos sabía que podría usarse de esta manera.

Justo antes de los tres pares de ojos sorprendidos, la Pagoda del Tesoro Linglong brilló cada vez más y se sacudió vigorosamente.

Desde el interior de la pagoda llegó la voz ansiosa y suplicante del anciano.

“¡Huang Xiaolong, te lo ruego, perdóname! ¡Déjame ir, estoy dispuesto a rendirme y profesarte como mi maestro!”

“Me llevó seiscientos años de duro trabajo lograr mi cultivación actual. ¡Soy un Experto Xiantian del Octavo Orden, no quiero morir! ¡Huang Xiaolong, te lo ruego, no quiero morir, déjame ir!”

Al escuchar los espantosos gritos que venían de la pagoda, Zhao Shu, Yu Ming y Fei Hou sintieron la piel de gallina corriendo por sus cuellos.

En este momento, la Formación de Reversión del Origen del Cielo y de la Tierra cobró vida, las llamas de origen revertidas ardieron fuertemente en forma similar a un horno de templado de hierro, ‘moldeando’ al anciano vestido de negro. Aunque el anciano vestido de negro circuló su qi de batalla para evitar las llamas ardientes, las llamas de origen continuaban invadiendo el interior de su cuerpo y asándolo vivo de dentro hacia fuera. El insoportable tormento era más de lo que el anciano vestido de negro podía soportar.

Este dolor era muchas veces peor que el gélido qi de asura erosionando su cuerpo, muchas veces más insoportable.

Al escuchar los gritos trágicos del anciano, Huang Xiaolong permitió que Zhao Shu continuara transmitiendo qi de batalla a su cuerpo para suministrar la Formación de Reversión del Origen del Cielo y de la Tierra, encendiendo las llamas de origen dentro del caldero para que saltaran salvajemente.

Este anciano vestido de negro podría pedir misericordia en este momento, alegando su disposición a servirle a Huang Xiaolong, pero al otro lado de la pared estaba el Joven Noble Descorazonado. Quién sabía cuándo el anciano se daría la vuelta y lo mordería. Por lo tanto, sin confianza absoluta, era imposible para Huang Xiaolong mantener a esa persona a su lado. ¡Solo quedaba un camino, refinarlo!

Dado que este Caldero de las Mil Bestias podía refinar núcleos de bestias en píldoras espirituales, la misma teoría debería aplicarse a un guerrero humano. Ellos también, muy probablemente, podrían ser refinados en una píldora espiritual.

Un Experto Xiantian del Octavo Orden tenía una rica concentración de qi de batalla en sus meridianos y en su Mar de Qi. No solo eso, su esencia de carne y hueso era comparable a los elixires de alto grado.

Dentro del Caldero de las Mil Bestias, el anciano vestido de negro persistió circulando su qi de batalla para resistir y había logrado hacerlo durante más de una hora. Gradualmente los gritos se debilitaron, y al final, apenas salió un susurro, y luego desapareció por completo.

Cuando la voz del anciano vestido de negro se detuvo completamente, la luz radiante que envolvía la Pagoda del Tesoro Linglong se hizo más grande y brillante.

Lo mismo estaba sucediendo con el Caldero de las Mil Bestias en la segunda capa de la Pagoda del Tesoro Linglong. ¡Deslumbrando con una luz cegadora!

Cuatro horas más tarde, el Caldero de las Mil Bestias repentinamente emitió un suave zumbido cuando un pilar de luz se disparó hacia el cielo desde la tapa del caldero. Una píldora espiritual redonda, del tamaño de un pulgar, salió volando del caldero y apareció sobre la Pagoda del Tesoro Linglong.

La apariencia de la píldora espiritual instantáneamente produjo relámpagos y nubes oscuras en el cielo. Un prisma de resplandeciente luz se arremolinó en el aire, y se oyeron tenues rugidos de tigre que provenían del patio trasero de la propiedad. Una sombra surrealista de un tigre blanco y negro se materializó y lentamente desapareció.

La energía espiritual alrededor de la Finca de la Colina Meridional fluctuó mucho.

Los ojos de Yu Ming y Fei Hou estaban mirando directamente a la píldora espiritual que flotaba sobre la Pagoda del Tesoro Linglong. Incluso Zhao Shu fue atrapado mirando hacia arriba.

“¡Dan Espiritual de Grado Siete!” Exclamaron los tres simultáneamente.

Cuando el refinamiento de una píldora espiritual de grado siete y superior resultaba exitoso, una manifestación de algún tipo aparecería en el cielo, provocando cambios tumultuosos en la energía espiritual del entorno.

La refinación de una píldora espiritual de grado siete y superior fue extremadamente difícil y tenía una tasa de éxito muy baja. Incluso si uno tuviera todos los ingredientes necesarios, no había garantía en la condensación de una píldora. ¡Sin embargo, Huang Xiaolong lo hizo con la ayuda de la Pagoda del Tesoro Linglong!

Después de superar su conmoción, se voltearon para mirar la Pagoda del Tesoro Linglong con asombro.

¿No significaba esto que al usar la Pagoda del Tesoro Linglong, podían refinar una píldora espiritual de grado ocho, nueve y probablemente incluso de grado diez?

Viendo sus pensamientos claramente parpadeando en sus rostros, Huang Xiaolong negó con la cabeza. La verdad era que, si no fuera por la presencia de Zhao Shu, la ayuda de un experto en el Reino Santo, le hubiera sido imposible refinar al anciano incluso con la Pagoda del Tesoro Linglong. Esto fue especialmente así cuando Huang Xiaolong notó que la cantidad de energía requerida por la Formación de Destrucción que Engulle Mil Demonios y la Formación de Reversión del Origen del Cielo y de la Tierra era demasiado alarmante.

Zhao Shu era un experto en el Reino Santo de alto nivel, no alguien que acababa de abrirse paso en el Reino Santo, por lo que la abundancia de su qi de batalla era difícil de imaginar. Pero para refinar al anciano vestido de negro, el Caldero de las Mil Bestias en realidad había absorvido más de la mitad de la reserva de qi de batalla de Zhao Shu.

¡Más de la mitad!

¡Es decir, las piedras espirituales eran esenciales!

Una piedra espiritual de grado tres era suficiente para refinar una píldora espiritual de grado cinco, la piedra espiritual de grado dos podría apoyar el proceso de refinamiento para la píldora espiritual de grado seis. ¡En resumen, para refinar una píldora espiritual de grado siete, necesitaba piedras espirituales de grado uno!

Sin embargo, las casas de subastas y comerciales rara vez tenían piedras espirituales de grado uno para subasta o comercio, ¿dónde las obtendría?

Huang Xiaolong flexionó la palma de su mano y la píldora redonda que flotaba en el aire salió volando hacia su palma. Vagamente, se podía ver una sombra blanca y negra de un tigre merodeando en su interior.

Este era el Espíritu Marcial del anciano vestido de negro, que también fue refinado en la píldora por el Caldero de las Mil Bestias.

Se decía que una píldora espiritual de grado siete no solo aumentaba el qi de batalla sustancialmente, sino que también aumentaba la defensa física de la carne y fortalecía tanto los órganos internos como el alma. Huang Xiaolong enrolló la píldora en su mano, pensando para sí mismo.

El cielo estaba iluminando. A primera hora de la mañana, necesitaba estar presente en la Plaza Duanren para recibir sus recompensas. Entonces, Huang Xiaolong decidió esperar hasta que regresara antes de consumir la píldora espiritual.

One thought on “Invincible – Capítulo 185 – Refinando a un Experto Xiantian

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s