ATG – Capítulo 934 – La Diosa que Cayó del Cielo (3)

(11/11)

Yun Che se levantó. Justo cuando estaba a punto de regresar a la Nube Congelada Asgard, sus pasos se detuvieron repentinamente mientras miraba al cielo con el ceño fruncido.

El cielo sobre la Región de Nieve del Hielo Extremo era un tramo de blancura sin ningún rastro de color. Inmediatamente bajó la cabeza y murmuró para sí mismo: “¿He sentido mal?”

Tenía la leve sensación de estar siendo observado desde arriba hace un momento… y se trataba de más de un par de ojos.

“¿Ah?” En lo más remoto del cielo, una chica vestida de azul exclamó en estado de shock. “¿Podría… habernos sentido en este momento? No, no, no. ¿Cómo pudo haber sentido nuestras auras?”

“…” Un atisbo de sorpresa brilló en los ojos de la mujer vestida de blanco mientras decía en voz baja: “Su nivel de cultivación realmente ha avanzado tan rápido.”

“Quinto nivel del Reino Profundo Soberano… eso es realmente rápido.” La chica vestida de azul estaba aún más sorprendida. “Él solo estaba en el Reino Profundo Emperador la última vez que vine aquí.”

Maestra, esta discípula recuerda que una vez dijo que el reino de cultivación más elevado alcanzado en este mundo era el Reino Profundo Soberano. Incluso si fuera alguien con el mayor talento innato aquí, todavía necesitarían cultivar durante varios cientos de años o incluso más para poder alcanzar tal reino y el menor tiempo posible aún requeriría decenas de años. ¿Por qué él ha llegado repentinamente a este reino cuando ni siquiera han pasado dos años…? ¿Podría ser que él no sea la misma persona que vimos la última vez?”

“…” La mujer vestida de blanco guardó silencio durante un largo tiempo.

Una vez que abrió la puerta de hielo, la exquisita figura de una belleza rebotó sobre él. Feng Hanyue, que acababa de hacer un gran avance estaba tan eufórica que parecía un duende de nieve. Cuando vio a Yun Che, sus ojos se iluminaron mientras gritaba: “Maestro Asgard, ¿has visto a Hanxue?”

“Oh, es la Hermana Mayor Hanyue. ¿No estás siempre con la Hermana Mayor Hanxue todos los días? ¿Por qué la has perdido hoy de repente?” Preguntó Yun Che con una sonrisa radiante.

“Es maestra menor, maestra menor.” Feng Hanyue silenciosamente pronunció una protesta que no había usado durante mucho tiempo. Entonces, su tono de voz instantáneamente se hizo más astuto. “Porque en estos dos días que he estado en entrenamiento a puerta cerrada, he logrado un gran avance. De esta manera, ahora estoy un nivel más alto que Hanxue, jejejeje.”

“¡Oh!” Exclamó Yun Che. “La Hermana Mayor Hanyue es increíble. Ya llegaste al cuarto nivel del Reino Profundo Tirano, estás a punto de alcanzar a la Maestra Mayor Yueli.”

Feng Hanyue irradiaba aún más brillo cuando recibió el elogio de Yun Che. “Hmph, eso es natural. No puedo perder con mis Hermanas Mayores. Pero, de nuevo, todo esto se debe a la contribución del Maestro Asgard. Si no fuera por el Maestro Asgard, probablemente hubiera sido difícil para mí incluso convertirme en un Trono.

“Obviamente se debe al alto talento innato de la Hermana Hanyue. Solo ayudé un poco.” Respondió Yun Che modestamente. Mientras se acercaba más a Feng Hanyue con una sonrisa lasciva, extendió sigilosamente sus demoníacas garras. “Dado que la fuerza profunda de la Hermana Hanyue ha progresado tan rápido, déjame ver si tu pecho se ha agrandado.”

“¡No!” Feng Hanyue hizo un puchero con desdén. Justo cuando estaba a punto de huir, su suave cuerpo de jade ya había sido abrazado por Yun Che. Ella entró en pánico y luego bajó la cabeza y dijo tímidamente: “Maestro Asgard es tan malo… pero… pero solo puede tocar un poco…”

“Está bien, solo un poco.”

Las manos de Yun Che subieron desde su cintura y directamente agarraron sus pechos sedosos. Aunque estaban separados por una capa de túnicas de nieve, secretamente usó algo de fuerza y sus dedos se hundieron profundamente en una masa de pasta suave y delicada.

Un pequeño gemido salió de sus labios inquietos. En lugar de dejar sus pechos, esas manos demoníacas deliberadamente los agarraron y los amasaron en todo tipo de formas encantadoras.

Maestro Asgard, prometió… solo tocar un poco… ah…” Dijo Feng Hanyue con un grito de sorpresa. Su hermoso rostro gradualmente se tornó de un tono más profundo de color rosa cuando sus ojos comenzaron a vidriarse.

“Bien, solo un poco. Todavía no he quitado las manos, por lo que todavía se considera que los he tocado solo un poco.” Explicó Yun Che con incomparable seriedad mientras sus perversas manos deliberadamente violaban el área prohibida de la niña pura que parecía un loto de nieve.

“¡¡Ahhhhhh!!” En los cielos distantes, la chica vestida de azul dejó escapar un grito de sorpresa cuando sus mejillas se sonrojaron de inmediato. “¿Qué… qué está haciendo? ¡É-é-é-él en realidad está intimidando a esa chica, él es una mala persona! ¡Vulgar! ¡Desvergonzado! ¡D-demasiado aborrecible!”

Cuando la niña vestida de azul maldijo, ella rápidamente se dio vuelta y se cubrió los ojos con las manos.

“…” Las cejas en forma de media luna de la mujer vestida de blanco se fruncieron y ella también volteó su cara, pero su voz todavía era tan fría como antes. “Todos los expertos en el mundo están fascinados por el camino profundo, tanto que incluso están dispuestos a frenar sus deseos solo por una oportunidad de grandeza. Pero él, que actúa sin moderación, sin el más mínimo control o supresión de sus deseos, en realidad logró avanzar a tal reino…”

Maestra, ese no es el punto más importante. ¡Él… él obviamente es una persona inferior! Este tipo de persona… ¿cómo puede ser el Maestro Asgard de la Nube Congelada Asgard?” La chica vestida de azul negó enérgicamente con la cabeza. Su impresión de Yun Che cayó astronómicamente. Yun Che instantáneamente pasó de ser una buena persona que había salvado la Nube Congelada Asgard a una persona despreciable, desvergonzada e inferior.

Ante las puertas del norte de la Nube Congelada Asgard, todo el cuerpo de Feng Hanyue estaba sobre el pecho de Yun Che mientras gemía incesantemente sin poder resistir.

“Cough, Maestro Master.

La voz clara y fría de Murong Qianxue vino de la parte trasera de Yun Che. Como un rayo, las manos de Yun Che se alejaron del cuerpo de Feng Hanyue y aterrizaron detrás de él. Se dio la vuelta con una cara grave y digna que exudaba calma y proyectaba la poderosa presencia de un Maestro Asgard. “Oh, es la Maestra Mayor Murong, ¿cuál es el problema?”

Si esta no fuera la primera vez que Murong Qianxue se topara accidentalmente con su perfecta y suave conversión en esta serie de movimientos junto con su cambio de expresión, seguramente creería que estaba viendo cosas. Ella respondió sin ningún cambio de expresión. “Maestro Asgard, Youyu y Lingxue se han abierto paso en el Reino Profundo Emperador. Además de Qingyue, son las primeras discípulas de esta generación en convertirse con éxito en Tronos. Para que puedan estabilizar su base, tendremos que molestar al Maestro Asgard para ayudar a templar sus cuerpos en la Fuente Invernal de la Nube Congelada.”

“Oh, entiendo.” Yun Che reveló elogios mientras sonreía y asentía con la cabeza. “Entonces comenzaré eso en dos horas para que tengan tiempo de prepararse.”

“Sí, Maestro Asgard.” Murong Qianxue miró a Feng Hanyue y dijo: “Hanyue, Hanxue te estaba buscando. Ella todavía debería estar en el nuevo Salón Solidificación de Nieve en este momento.”

“¡Ah! Yo… iré a buscarla de inmediato.” Feng Hanyue se apresuró a huir… En el instante en que pasó junto a Murong Qianxue, Murong Qianxue la miró con una expresión media indignada y media desamparada. En cuanto a Feng Hanyue, secretamente le sacó la lengua.

“¡¿T-t- templar sus cuerpos?!” En los cielos de arriba, la chica vestida de azul que había enterrado su cara en sus manos había escuchado todo desde abajo. Como un gato cuya cola había sido pisoteada, dejó escapar un grito asustado y tartamudeó: “La templanza del cuerpo requiere… é-é-él … ¿por qué lo dejarían…? ¿Por qué permitirían que un hombre como él las ayude a templar sus cuerpos? ¡¡Ahhhh!! ¡Como se esperaba, realmente es una persona detestable, desvergonzada e inferior! ¡La Nube Congelada Asgard está llena de mujeres, él… va a intimidarlas a todas! Maestro de la Nube Congelada Asgard, ¿cómo puede… cómo puede…?”

Maestra, ¿quiere que esta discípula baje y lo golpee? ¡Él… es demasiado repulsivo!” La chica vestida de azul casi se volvió loca. Esta era la primera vez que veía una escena tan descarada y vulgar que ensució sus ojos y derribó sus tres puntos de vista… esto era aún más aborrecible que las personas del Reino del Dios de la Llama.

“…” La mujer vestida de blanco dejó escapar un leve suspiro. No se sabía de qué estaba suspirando. Ella se giró lentamente y luego dijo en voz baja. “Xiaolan, vámonos.”

“¿Ah? ¿Irnos? “La chica vestida de azul estaba aturdida.

“Este lugar… finalmente puedo dejar de preocuparme por eso ahora.” La mujer vestida de blanco cerró los ojos. “En cuanto al último lugar, deseo echar un vistazo al Reino de la Estrella Fría nuevamente.”

“Maestra…” Los límpidos ojos de la chica vestida de azul se impregnaron de niebla una vez más. Ella solo asintió suavemente. “El Jade Dimensional debería tener suficiente poder para ir al Reino de la Estrella Fría una vez. Esta discípula… esta discípula se dirigirá inmediatamente allí con la Maestra.”

La chica vestida de azul se movió hacia un lado, como si no tuviera el corazón para dar otra mirada a la tez pálida de la mujer vestida de blanco. Cuando extendió ambas manos, apareció lentamente una piedra redonda de color jade. Ella cerró los ojos y un misterioso poder circuló silenciosamente. La piedra redonda inmediatamente emitió un tenue resplandor a medida que una extraña formación profunda se extendía lentamente.

“Cough, cough…”

La mujer vestida de blanco tosió dolorosamente mientras sus manos de jade presionaban su pecho. Al mismo tiempo, la sangre escarlata brotó instantáneamente por la esquina de su boca, tiñendo el área del pecho de su ropa de nieve. Fue esta mancha de sangre la que causó que el último color tenue en su rostro desapareciera, dejando apenas un color atrás. La luz en sus ojos helados se enturbió rápidamente cuando su cuerpo, que había sido envuelto por la niebla helada, se balanceó violentamente. Luego, después de perder el poder de mantenerse a flote, cayó.

“¡¡M-Maestra!!”

El sonido de algo cayendo detrás de ella hizo que la chica vestida de azul se diera la vuelta, y luego palideciera de miedo. Ella quería saltar hacia adelante para recuperar a su maestra, pero el Jade Dimensional frente a ella acababa de abrirse a mitad de camino y la había fijado firmemente en su lugar. La chica vestida de azul estaba tan impaciente como el fuego mientras actuaba en un frenesí. Fue solo después de varias respiraciones más tarde, cuando el poder del Jade Dimensional se retiró, que ella se precipitó hacia abajo con un grito de alarma, y en este punto, la mujer vestida de blanco ya había caído bastante lejos…

Justo cuando Yun Che entró en la Nube Congelada Asgard, de repente sintió un aura anormal acercándose rápidamente desde los confines del cielo. Inmediatamente alzó la cabeza y vio asombrosamente una figura nevada sobre él, que se confundía con el cielo nevado y caía rápidamente.

¡Aunque todavía estaba lejos, con la vista de Yun Che, instantáneamente reconoció que era claramente la silueta de una mujer!

Además, su aura de fuerza y su fuerza vital era distintivamente débiles sin comparación.

¿Qué estaba pasando? Esta era la Región de Nieve del Hielo Extremo, ¿cómo podría haber alguien cayendo desde el cielo sobre la Región de Nieve del Hielo Extremo?

A pesar de que cuestionó eso en su mente, Yun Che todavía voló en el primer momento y se precipitó, atrapando firmemente la silueta nevada que estaba en medio de su caída.

Cuando el suave cuerpo de una mujer, helado como una flor, cayó en su abrazo, una cara pálida entró en sus ojos, dejándolo deslumbrado.

La mujer en su abrazo parecía ser un hada de belleza sin igual que había venido desde la cima de una montaña de hielo. Su carne nevada brillaba con el resplandor del hielo y parecía brillar con una luz de jade casi transparente. Aunque su tez era increíblemente pálida y el dolor en su rostro aún no se había disuelto, su belleza era aún una que incluso la mejor pintura del mundo encontraría difícil de retratar. Los ojos debajo de sus cejas delgadas ligeramente tejidas estaban cerrados y sus labios, blancos como la nieve, estaban ligeramente abiertos… ella ya había perdido el conocimiento por completo.

Yun Che la miró inexpresivamente por un buen rato antes de que su rostro cambiara abruptamente…

¿¡Veneno!?

¡Había un veneno intenso en su cuerpo! ¡Y esta toxina se había infiltrado por completo en su vena de vida, en sus venas profundas, en su médula ósea y hasta en su cuerpo de alma!

“¡Maestra!” La voz terriblemente aterrorizada de una niña se acercó rápidamente desde arriba de Yun Che. Antes de que aún tuviera que levantar la cabeza, una figura azul ya había aterrizado ante él como una corriente de luz. “¡T-t-t-tú persona inferior, apúrate y libera a mi Maestra!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s