ATG – Capítulo 928 – ¿Manual del Cielo que Desafía al Mundo? (2)

(5/11)

“¿Pequeño Che? ¿Qué sucede contigo? Pareces estar realmente extraño hoy.” Cuando vio que Yun Che había vuelto a caer en un aturdimiento una vez más, Xiao Lingxi no pudo evitar preocuparse. Ella caminó hacia el lado de Yun Che antes de hablar en voz baja.” “¿Hay algo en tu mente? ¿Quieres contarme sobre eso?”

Cuando Xiao Lingxi regresó a su posición anterior, la tenue luz gris se volvió intensa y brillante una vez más y recuperó su color plateado brillante anterior.

Este cambio sucedió en un instante, pero Yun Che lo había visto todo muy claramente.

Todos los cambios que ocurrieron en la luz del jade negro sucedieron debido a Xiao Lingxi… Cuando se acercaba, la luz se volvía más fuerte, cuando retrocedía, la luz se volvía más débil.

Aunque Yun Che apenas podía creer la conclusión que había sacado, lo había visto con sus propios ojos… Estaba claramente reaccionando a Xiao Lingxi.

¿Qué estaba pasando?

Cogió el jade negro que emitía una luz plateada y lo colocó frente a Xiao Lingxi. Después de eso, habló con la voz más tranquila que pudo reunir en ese momento: “Lingxi, ¿has visto esta piedra en algún lugar antes?”

“¿Ah? No, nunca había visto esta piedra antes.” Xiao Lingxi negó con la cabeza con una expresión atónita en su rostro. “¿Por qué preguntas?”

“…” Yun Che era la persona que mejor entendía a Xiao Lingxi en todo el mundo. Habían crecido juntos y habían pasado casi todo su tiempo juntos, así que conocían todos los secretos del otro.

A pesar de que una vez fue su Pequeña Tía, en realidad era más joven que él por todo un año. Su talento innato en el camino profundo era común y no tenía demasiado interés en cultivarse en primer lugar. Pero ella siempre había sido muy diligente en eso. Esto era todo para proteger al Yun Che cuyas venas profundas aún estaban lisiadas en ese momento y cuya existencia diaria estaba llena de risas burlonas y miradas frías. Pero a medida que Yun Che crecía en fuerza, la velocidad de su cultivo había comenzado a ser cada vez más lenta y, en este momento, su fuerza profunda ni siquiera había roto el Reino Profundo Verdad.

Si Yun Che comparaba a Xiao Lingxi con las otras chicas a su lado, Cang Yue, Xue’er, la Pequeña Emperatriz Demonio, Ling’er y Xia Qingyue, ella no podría compararse con ninguna de ellas, ya fuese en apariencia, talento innato, fuerza profunda o estatus.

Ella era extremadamente normal. Pero tal vez debido a esto, ella seguía siendo el lugar cálido y puro que Yun Che anhelaba en lo más profundo de su corazón.

Pero, ¿por qué… repentinamente provocó una reacción tan extraña de esta pieza de jade negro que vino del Soberano Demonio de la Matanza Lunar?

Esto era algo que no debería haber sucedido… algo que era simplemente absurdo.

Después de un breve período de silencio, Yun Che tomó la mano de Xiao Lingxi.Lingxi, sostén esta piedra. Después de eso, haz todo lo posible para percibir si sientes alguna sensación única.”

“Ah… Está bien.” Desde el momento en que vio a Yun Che hasta ahora, Xiao Lingxi había sentido que su expresión y su mirada habían sido extrañas en todo momento. Ella extendió su mano, tomando cuidadosamente el misterioso jade negro de las manos de Yun Che.

En el instante en que Xiao Lingxi tomó el misterioso jade negro, la brillante luz plateada que irradiaba de él explotó abruptamente. Este cambio completamente imprevisto causó que Xiao Lingxi dejara escapar un grito de alarma, mientras inconscientemente arrojaba el objeto en su mano a un lado. Perdió el equilibrio al mismo tiempo y cayó hacia atrás en el siguiente instante.

“¡Lingxi!”

Yun Che, quien también se sorprendió por la repentina explosión de la luz que irradiaba del jade negro, rápidamente se precipitó hacia adelante y atrapó con firmeza a Xiao Lingxi, quien casi había caído al suelo y la había abrazado contra su pecho. “¿Estás bien? ¿Te lastimaste en alguna parte?”

“Estoy… estoy bien.” Xiao Lingxi sacudió su cabeza antes de reírse avergonzadamente. “No pensé que repentinamente comenzaría a brillar y me daría un gran susto… Wuuu, esto es tan vergonzoso.”

“¿Está bien tu mano?” Yun Che agarró rápidamente la mano que Xiao Lingxi había usado para recoger el misterioso jade negro. Estaba profundamente asustado de que ella hubiese sido herida por la luz que repentinamente había estallado. Pero, afortunadamente, su mano permanecía tan blanca y suave como siempre y ni siquiera había señales de que se hubiese lastimado.

“Por supuesto que mi mano está bien. Solo me sorprendió lo que acaba de pasar.” Xiao Lingxi se separó del abrazo de Yun Che y se puso de pie. Después de eso, de repente miró a la espalda de Yun Che mientras ella jadeaba aturdida y asombrada. “¿Ah? Eso… Eso es…”

Yun Che se giró rápidamente como un rayo, pero después de eso, también se sumó a Xiao Lingxi en un silencio atónito.

El misterioso jade negro que Xiao Lingxi había tirado en estado de shock había aterrizado en el suelo no muy lejos de ellos. Era solo que la luz plateada que había estado irradiando ahora había desaparecido y había recuperado su aspecto negro habitual. Pero por encima de él, en el espacio entre el suelo y el techo, ahora colgaba un gran grupo de motas plateadas de luz que se difundían, separaban y retorcían rápidamente… Finalmente se formaron varios centenares de motas de luz que eran aproximadamente del mismo tamaño. Las formas de estas motas eran diferentes y todas estaban ordenadas en el aire.

“…” La mirada de Yun Che se puso rígida. Estas motas de luz no emitían ningún tipo de aura en absoluto y si cerraba los ojos, ni siquiera sería capaz de sentir su existencia en absoluto.

Estas motas plateadas de luz parecían fusionarse en un grupo de caracteres, pero al mismo tiempo, parecían ser un carácter también. Sin embargo, cuando Yun Che los miró de izquierda a derecha, no pudo entender estas palabras en absoluto… no reconoció ninguna de ellas.

El lenguaje utilizado en el Continente Profundo Cielo, el Reino de Demonio Ilusorio y el Continente Nube Azur era conocido como el ‘Idioma Mundial’. El ‘Idioma Mundial’ fue algo creado por los dioses durante la Era Primordial y fue utilizado a través de toda la Dimensión del Caos Primordial. Esto sucedió debido a que cada vez que un Dios de la Creación creaba un planeta o un reino estelar, dejaban atrás estas palabras. Debido a esto, sin importar si fueran los tres continentes de este planeta o el Reino Divino donde residía Jazmín, así como todos los demás planetas y reinos estelares, todos usarían exactamente el mismo lenguaje y escritura.

Tal vez algunos crearon sus propios lenguajes y palabras por una razón u otra, pero cada uno de ellos aún sería competente en el Idioma Mundial que se utilizaba en todo el universo sin límites.

Sin embargo, aunque estaba claro que las cosas que habían aparecido frente a él eran palabras, era evidente que no era el Idioma Mundial. Él los miraba e inclusive la forma en que se escribieron los caracteres era completamente diferente del Idioma Mundial.

¿Podría ser que lo que estaba viendo en realidad no era un lenguaje… sino un conjunto de símbolos especiales?

Mientras la mente de Yun Che estaba profundamente sumida en la sospecha y la especulación, repentinamente oyó la voz suave y soñadora de Xiao Lingxi susurrar varias palabras:

“Manual… del Cielo… que Desafía… al Mundo…”

Yun Che volteó la cabeza con estupefacción asombrado solo para descubrir que Xiao Lingxi estaba mirando fijamente las motas de luz plateada que flotaban en el aire. Su mirada estaba completamente vacía y era si su alma se hubiera ido de su cuerpo.

Lingxi, ¿qué acabas de decir?” Preguntó Yun Che con una voz desconcertada.

Xiao Lingxi extendió sus manos y lentamente señaló hacia las motas de luz plateada que colgaban en el aire. Había un profundo vacío en sus ojos, pero temblaron ligeramente mientras hablaba. “Estas palabras… yo… yo…”

“… ¿Podría ser que entiendas lo que dicen estas palabras?” Los ojos de Yun Che se abrieron como platillos mientras preguntaba con voz incrédula.

Xiao Lingxi asintió con la cabeza antes de sacudirla vigorosamente. Sus ojos estaban completamente vacíos, pero también había un profundo desconcierto y conmoción en ellos. “No sé… Claramente, nunca había visto estas palabras antes, pero… realmente puedo… realmente puedo leerlas. Entiendo cada palabra… Pero claramente no las reconozco… Claramente… nunca había visto esas palabras antes.”

Pequeño Che, ¿qué… está pasando exactamente? ¿Estoy soñando en este momento?” Las manos de Xiao Lingxi apretaron con más fuerza el brazo de Yun Che. Estaba claro que había entrado en contacto con algo con lo que no estaba completamente familiarizada, pero inesperadamente descubrió que le resultaba familiar. Esta sorpresa no provocó ninguna alegría en ella. En cambio, lo único que sintió fue un miedo que provenía de lo más profundo de su alma, un miedo que no podía describir con palabras.

“¿Realmente… reconoces estas palabras?” El reclamo de Xiao Lingxi había sacudido ferozmente el corazón de Yun Che.

“¡Mn!” Xiao Lingxi asintió con más fuerza que antes. Ella extendió su mano y señaló hacia los caracteres que estaban más aislados del resto. “Los primeros cuatro caracteres están deletreando las palabras… Manual del Cielo que Desafía al Mundo. Además, todas las palabras a continuación… Puedo entenderlas… Puedo entenderlas completamente.”

“…” Yun Che permaneció en silencio por un largo tiempo, su corazón cubierto por la confusión y el desorden. Mientras miraba a Xiao Lingxi, era evidente para él que hoy era la primera vez que Xiao Lingxi veía estas palabras. Además, había crecido junto a Xiao Lingxi y nunca se había dado cuenta de que estudiara otro idioma… Además, en el Continente Profundo Cielo, parecía que solo ‘Mundo/Reino’ se había utilizado desde la antigüedad y nunca había existido registros de otras palabras o idiomas.

Sin embargo, Xiao Lingxi pudo entender estas palabras a pesar de verlas por primera vez… ¿Qué estaba pasando aquí?

Luego estaba la reacción del jade negro hacia la presencia de Xiao Lingxi… Todos estos extraños sucesos eran cosas que no podían ser explicadas por ninguna lógica normal.

“Lingxi, no hay necesidad de estar ansiosa.” A pesar de que sus pensamientos estaban todos enredados, ¿cómo podía permitir que Xiao Lingxi continuara dando vueltas en este repentino susto y confusión? Él la consoló a toda prisa. “Este tipo de cosas en realidad es bastante común. Hay algunos tesoros extremadamente raros que poseen una fuerte inteligencia y eligen a sus propios dueños. Si alguien que no es reconocido por ellos pone sus manos en estos tesoros, aún no podrá usarlos. Además, estos tesoros tomarán la iniciativa de otorgar poder a aquel tan reconocido. Esta piedra de color negro es también un tesoro raro y valioso que obtuve durante mis aventuras. Usé todos los métodos que pude pensar, pero no pude obtener una sola respuesta. Pero cuando entraste en este momento, repentinamente comenzó a brillar… Parece que le gusta tu aura, así que tomó la iniciativa de liberar su propio poder y construir una conexión de alma que lo vinculó a ti. Esa es la razón por la que de repente puedes reconocer estas extrañas palabras que provienen de él. Además, eres la única que puede reconocerlos.”

“¿Ah? ¿Es realmente… el caso?” El pánico y la alarma en los ojos de Xiao Lingxi desaparecieron de inmediato. Estaba claro que ella creía lo que Yun Che estaba diciendo. Después de todo, en el nivel en que Yun Che estaba, la cantidad de cosas que había experimentado sería mucho mayor que las de ella. Además de esto, él también era su Pequeño Che, por lo que naturalmente le creería.

Por supuesto, no era cierto… Yun Che clamó impotentemente en su corazón, pero no dijo lo que pensaba. En cambio, dijo: “Por supuesto que es verdad. Hay algunos tesoros raros que son incluso más ridículos que este. Cuando aparezcan, nadie más podrá verlos, excepto sus maestros.”

Xiao Lingxi se dio unas palmaditas en el pecho ligeramente antes de respirar con alivio. “Ah, entonces fue así. Estuve casi asustada hasta la muerte e incluso creí que repentinamente… había sido maldecida. Pero, mi fuerza profunda es tan débil, entonces ¿por qué a esta piedra negra le gustaría mi aura?”

“Uh… esto no tiene nada que ver con la fuerza de la energía profunda de uno. Hay algunos tesoros raros y misteriosos que requieren una gran fuerza para conquistarlos. Pero también hay algunos que prefieren auras puras y limpias. Lingxi, es obvio que perteneces a la última categoría, así que esto es realmente normal.” Dijo Yun Che mientras daba una explicación.

“Mn.” Xiao Lingxi asintió con la cabeza y sus hermosos ojos brillaron. Su mirada era claramente adoradora mientras miraba hacia Yun Che. “Pequeño Che, realmente sabes mucho. Hee, ni siquiera sé si hay algo en este mundo que no sepas. El Pequeño Che en el pasado nos causó tanta preocupación, pero ¿quién hubiera pensado que llegarías a ser tan poderoso después de crecer? Realmente siento que estoy soñando en este momento.”

“Cough…” La piel gruesa de Yun Che se volvió ligeramente roja, pero su mirada una vez más giró hacia esos extraños caracteres que flotaban en el aire. “Lingxi, ¿puedes traducir estas palabras por mí? Realmente quiero saber lo que dicen.”

Estas palabras definitivamente contenían los misterios de este misterioso jade profundo… y tal vez incluso podría explicar la conexión que este jade tuvo con Xiao Lingxi y por qué fue capaz de reconocer estas extrañas palabras.

“Está bien.” Xiao Lingxi levantó la cabeza mientras su mirada recorría esos caracteres. Después de eso, comenzó a leer estas palabras formadas por la luz plateada:

“Antes de la gran explosión del Caos Primordial, no había orden en el cielo y la tierra, no había diferencia en la luz y la oscuridad. El poder de origen del mundo estaba sujeto a la ley celestial; estéril en la primera era, ilimitada después de cien eras y florecimiento ilimitada después de miríadas adelante. Las estrellas formaron el universo, el cielo caído formó los reinos. Todo lo extraordinario estaba en la oposición, toda la prosperidad era mera ilusión…”

Yun Che absorbió cada palabra que recitaba Xiao Lingxi. Esto parecía ser una escritura extremadamente críptica que era extremadamente difícil de entender. Mientras Yun Che escuchaba en silencio, apenas podía entender las primeras enseñanzas. Pero después de eso, el significado de las palabras cambió de repente y se convirtió en algo que parecía completamente ordinario. Pero en el momento en que las palabras que Xiao Lingxi recitó cayeron sobre sus oídos, cada palabra impactaba ferozmente en su corazón y alma, causando que su cuerpo y alma temblaran levemente… era una sensación extraña que ninguna palabra podría describir, o tal vez sería descrito como terrible a la vez.

Poco a poco, su conciencia parecía estar inexorablemente atraída por algo, ya que todo su ser estaba enfocado en las palabras que Xiao Lingxi estaba diciendo. Su vista, su oído y su sentido del olfato… Todos sus cinco sentidos habían sido sellados y el mundo dentro de su alma se volvió blanco puro. Lo único que sonó en ese mundo fue el sonido de la voz de Xiao Lingxi.

La voz de Xiao Lingxi era extremadamente familiar para él, pero cuando recitaba estas palabras, parecía que cada una de ellas provenía del antiguo universo primordial y podía sentir vagamente un vasto, distante e ilimitado concepto extendido ante él. Su alma casi podía sentir su existencia, pero ni siquiera podía tocarla, y mucho menos tratar de captarla o comprenderla.

Él comenzó a darse cuenta de que no era solo una escritura normal, sino una fórmula profunda, pero nunca antes había visto una fórmula tan profunda. En el pasado, incluso el ‘Gran Camino de Buda’, que contenía el poder iluminado del cielo y la tierra, solo le llevó un poco de tiempo comprenderlo. Pero estas palabras, que parecían ser una fórmula profunda, le hicieron percibir muy débilmente la existencia de algún tipo de concepto misterioso y también pudo sentir que cada palabra tenía el aura de la antigüedad. Pero no pudo tocar este concepto y ni siquiera fue capaz de entender ninguna de esas palabras.

Toda la ‘escritura’ era muy corta y solo contenía alrededor de seiscientas palabras, y mientras Yun Che permanecía en su aturdido estupor, Xiao Lingxi había terminado de recitarlo. Cuando su mirada se posó en la última palabra, murmuró: “La última palabra parece ser algo que no estaba completamente escrito. Este conjunto de palabras extrañas no debería estar completo y parece haber otras porciones también.”

“…” Yun Che volvió a sus sentidos, sus ojos recuperaron su enfoque, pero su mente todavía era un vasto mar de blancura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s