Invincible – Capítulo 175 – Batalla de la Ciudad Imperial (7)

(5/13)

Cuando comenzó el segundo día de competencia, la mitad de la gente se acercó a sortear, lo que también incluía a Huang Xiaolong.

El número que sacó Huang Xiaolong fue el treinta y uno.

Número treinta y uno: Cheng Fusheng del Reino de la Melodía Fluida: este era el primer oponente de Huang Xiaolong en la batalla del día.

Cuando Chen Fusheng descubrió que su primer oponente era Huang Xiaolong, los nervios de Cheng Fusheng se tensaron.

Por ahora, todos tenían la impresión de que Huang Xiaolong tenía la fuerza para ingresar entre los diez primeros. Aparte de Xie Puti, Yanggang, Huang Xiaolong, Pang Yu, Cui Li y Dai Shanni eran oponentes que los genios de estos reinos no estaban dispuestos a combatir en esta coyuntura.

¡El número que sacó Xie Puti fue el uno!

Una vez más, muchos se preguntaban si era una coincidencia o realmente la intención del Imperio Duanren.

Sin embargo, después de ayer, la mayoría creía que era un acto determinado.

¡Número uno!

Esto estaba generando un impulso para Xie Puti.

Inevitablemente, muchos vincularían subconscientemente el número uno con el ganador del primer lugar. Por lo tanto, el Imperio Duanren estaba implicando discretamente que la persona que el Emperador Duanren reconoció como el campeón de la Batalla de la Ciudad Imperial de este año no sería otro que Xie Puti.

Viendo a Xie Puti sacar el palillo número uno y las acaloradas discusiones que venían de todas partes, Huang Xiaolong se mantuvo tranquilo e imperturbable.

El primer oponente de Xie Puti fue Huang Yiping del Reino de la Perla Escarlata.

Compartían el mismo apellido, Huang Yiping y Huang Xiaolong.

La cultivación de Huang Yiping no era débil, llegando a la etapa intermedia del Primer Orden del Reino Xiantian.

En la competencia de este año, había un total de mil trescientas sesenta y dos personas, de las cuales doscientas quince eran expertas en el Reino Xiantian.

Después de la eliminación en el primer día, los cien restantes habían demostrado su fortaleza, y todos ellos eran expertos en el Reino Xiantian.

Todos los años, aquellos que ingresaron exitosamente en el Instituto Duanren eran expertos Xiantian. A lo largo de la historia, las personas que lograron ingresar al Instituto Duanren mientras todavía estaban en el Reino Houtian eran escasas.

En el momento en que Huang Yiping se paró en el escenario, convocó a su Espíritu Marcial y utilizo su Transformación de Alma en el mismo instante, lanzando un ataque hacia Xie Puti de la manera más directa.

Huang Yiping mostró una Habilidad de Batalla de Rango Tierra de bajo grado llamada Dedo de la Demolición Terrestre.

En general, no había muchas Habilidades de Batalla basadas en dedo disponibles, y una Habilidades de Batalla basada en dedo de rango de tierra de grado bajo era incluso más rara.

El dedo de Huang Yiping apuntaba a Xie Puti como si fuera la punta de una cuchilla afilada, dejando una marca en el piso del escenario y levantando una pantalla de polvo plagado de piedras en el escenario mientras se movía.

Estas diez plataformas de batalla estaban hechas de una especie de granito de roca que las armas promedio ni siquiera podían rayar, pero Huang Yiping lo hizo usando su dedo. El poder de este ataque era evidente.

Sin embargo, justo cuando el ataque con el dedo de Huang Yiping estaba a punto de apuñalar a Xie Puti, Xie Puti levantó la palma de su mano, deteniendo al instante los movimientos de Huang Yiping. Su palma golpeó hacia adelante: “¡Baja!”

El fuego de Fénix estalló como un volcán, derramándose como furiosas olas de lava.

Huang Yiping se puso blanco, tambaleándose hacia atrás varias veces hasta que llegó al borde del escenario de batalla. Ambas palmas de sus manos se adelantaron repentinamente, y tomando prestada la fuerza de rebote, su cuerpo salió volando del escenario de batalla.

Huang Yiping – ¡Perdió!

Incluso si ya conocían el resultado, ver cuán fácilmente Xie Puti derrotó a Huang Yiping aún provocó una oleada de conmoción en el corazón de muchos genios debajo del escenario. Fuera de la arena del escenario de batalla, la emoción de la multitud creció instantáneamente a un frenesí.

Después de un corto período de tiempo, el primer grupo de diez que incluía a Xie Puti terminó sus turnos. Luego vino el segundo grupo, luego la competencia pasó rápidamente al tercer grupo en el que Huang Xiaolong estaba participando.

Como el número de Huang Xiaolong era treinta y uno, él también se dirigió hacia la plataforma número uno.

De pie en el escenario, Huang Xiaolong se enfrentó a su oponente, Chen Fusheng, quien estaba del otro lado con una actitud distante e indiferente. Chen Fusheng era alto, alcanzando una altura de más de 1,86 metros, cerca de dos metros. Sus cuatro extremidades eran abultadas y tenía el pelo grueso y áspero cubriendo su piel, similar a hombres bestia.

De la apariencia exterior de Chen Fusheng, sus padres o antepasados ​​probablemente eran hombres bestias.

Huang Xiaolong, aunque sé que no soy tu oponente, no voy a tirar la toalla.” Cheng Fusheng miró a Huang Xiaolong, la aprensión en sus ojos gradualmente retrocedió y fue reemplazada por un creciente deseo de batalla.

Luego, una luz deslumbrante brotó de su cuerpo cuando apareció una espada roja, larga y brillante que estaba envuelta por una capa de llama azul que flotaba sobre su cabeza.

¡Este era el Espíritu Marcial de Chen Fusheng, la Espada de Llama Azul!

Este Espíritu Marcial de Grado Diez de tipo variante era infinitamente cercano a un Espíritu Marcial de talento excelente.

Sin perder el tiempo, Chen Fusheng usó su Transformación de Alma instantáneamente después de convocar a su Espíritu Marcial. Múltiples haces de espada se arremolinaban continuamente alrededor de su cuerpo. ¡Estas eran haces de espada que ardían con una llama azul!

El cuerpo de Chen Fusheng se desdibujó en imágenes remanentes mientras se lanzaba hacia delante como si fuera una espada larga, alcanzando el frente de la figura de Huang Xiaolong casi al instante, y luego lanzó un ataque.

“¡Formación de la Espada de Llama Azur!”

Chen Fusheng se balanceó con ambas manos.

En esa fracción de segundo, múltiples haces de espada se fusionaron en una enorme espada de llama azul. La Espada de Llama Azur giró en el aire, creando una formación de espada en forma de cruz mientras volaba hacia Huang Xiaolong.

Chen Fusheng era un experto Xiantian de la etapa intermedia del Primer Orden. El nivel de su ataque estaba a la par con el Dedo de la Demolición Terrestre de Huang Yiping, la persona que luchó contra Xie Puti antes.

Todos los ojos estaban mirando fijamente a Huang Xiaolong, incluido Xie Puti. Él también quería ver cómo Huang Xiaolong iba a romper el ataque de Chen Fusheng.

No importa cuán fuerte fuera la defensa física de Huang Xiaolong, era imposible para él recibir completamente este ataque utilizando solo su cuerpo.

Huang Xiaolong vio como Chen Fusheng ejecutaba su ataque, la Espada de Llama Azur que volaba en su dirección. Apretó los dedos en un puño y golpeó usando un Puño de Destrucción en el centro de la Formación de la Espada de Llama Azur.

Desde el ataque de Huang Xiaolong, el espacio parecía arrugarse como una manta arrugada por la fuerza mientras su puño atravesaba el aire.

¡BOOM! Una explosión estruendosa resonó y la Formación de la Espada de Llama Azur se hizo añicos, los haces de luz de la espada rebotaron violentamente en todas direcciones. La trayectoria del golpe de Huang Xiaolong continuó disparando hacia adelante, golpeando a Chen Fusheng en el pecho. Un sólido golpe aterrizó pesadamente.

Un gruñido escapó de la garganta de Chen Fusheng mientras su cuerpo se invertía antes de ser expulsado y luego aterrizar en el suelo fuera del escenario de batalla.

Chen Fusheng – ¡Perdió!

Incluso Fei Hou tendría dificultades para recibir un golpe completo del Puño de Destrucción del actual Huang Xiaolong, ni hablar de un mero Chen Fusheng.

Un segundo después de que Chen Fusheng cayera al suelo, estallaron aplausos y vitoreos de los espectadores fuera del escenario de batalla.

Xie Puti miró con calma después de ver este resultado, mientras que las expresiones de Yanggang y Pang Yu fueron feos al extremo.

Huang Xiaolong regresó a su asiento después de bajar del escenario.

Cui Li miró a Huang Xiaolong con una expresión complicada. Después de dudar, ella habló: “Xiaolong, ¿qué tal si haces un viaje a la Mansión Yao esta noche?”

“¿A la Mansión Yao?” Huang Xiaolong estaba desconcertado mientras miraba a Cui Li.

Cui Li dijo: “Ve y discúlpate con el Joven Noble Descorazonado.”

¡Ir a disculparme!

Huang Xiaolong frunció el ceño, sacudiendo la cabeza para sí mismo. Aunque esto lo irritaba, él entendió que ella estaba diciendo esto para su beneficio. Por lo tanto, él no dijo nada más.

Al ver que Huang Xiaolong guardaba silencio, Cui Li no siguió con el asunto y solo pudo recurrir a suspirar en su corazón.

Pronto, la primera ronda de batallas terminó con cincuenta personas eliminadas. Se sortearon lotes una vez más para decidir la próxima ronda de oponentes.

Después de la eliminación de la segunda ronda, quedaban veinticinco personas. Con un número impar, se aplicó la misma regla que el primer día: la persona que sacara el palillo en blanco se sentaría, ingresando a la siguiente ronda. La persona que sacó el palillo en blanco siguió siendo Xie Puti.

Muy rápidamente, se publicó la lista de nombres para los diez primeros.

Según las expectativas de todos, Xie Puti, Yanggang, Huang Xiaolong, Pang Yu, Cui Li y Dai Shanni habían entrado en la lista. Las cuatro personas restantes fueron Jin Desheng, Jiang Damin, Han Dong y Hu Zhi. ¡Estas cuatro personas poseían un Espíritu Marcial de Grado Superior, y los cuatro estaban en el pico de la etapa tardía del Primer Orden Xiantian!

El telón cayó en la competencia del segundo día.

El tercer día sería la batalla decisiva por el primer lugar. ¡También sería la batalla más emocionante, la pelea entre los diez más fuertes!

Fuera de la arena de batalla, la multitud se dispersó lentamente. Cuando la multitud disminuyó, Huang Xiaolong, Zhao Shu, Yu Ming y Fei Hou regresaron a la posada.

Sin embargo, justo cuando los cuatro llegaron a la posada, el dueño de la posada salió corriendo hacia ellos con una mirada avergonzada. El dueño miró a Huang Xiaolong y dijo: “Joven Noble Huang, muchas disculpas, me temo que ya no puede quedarse aquí.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s