Invincible – Capítulo 171 – Batalla de la Ciudad Imperial (3)

(1/13)

Al ver las dos palmas de Bai Shou golpear directamente el pecho de Huang Xiaolong, una gran conmoción barrió a través de la multitud debajo del escenario.

“¡Jaja, no acabo de decir que este pequeño mocoso sería eliminado en la primera ronda!”

“La primera persona que posee un Espíritu Marcial de talento excelente que fue descalificado e incapacitado para ingresar al Instituto Duanren. ¡Este Huang Xiaolong no es más que una humillación para aquellos que tienen Espíritus Marciales de talento excelente!”

Grandes abucheos e insultos vinieron de los genios viendo la batalla por debajo.

Incluso Xie Puti estaba sacudiendo la cabeza decepcionado.

“¡Parece que sobreestimé a Huang Xiaolong!”

¡Al principio, viendo a Huang Xiaolong resistir su qi de fuego fénix, Xie Puti había pensado que Huang Xiaolong estaba calificado para ser su oponente, pero ahora demostró que tenía tanta ‘calificación’ como esos otros idiotas!

¡El resto de ellos tenía razón, Huang Xiaolong perdió la cara para todos los que poseían un Espíritu Marcial de talento excelente!

Yanggang se sentó en su asiento disfrutando cada momento mientras veía las dos palmas de Bai Shou golpear el pecho de Huang Xiaolong. Una radiante sonrisa floreció en su rostro.

En cuanto a Cui Li, había confusión en sus ojos y una gran decepción. ¡Definitivamente no esperaba que este hombre que la intrigaba fuera tan débil y vulnerable!

La alegría se extendió sobre Bai Shou cuando sintió que su ataque golpeó a Huang Xiaolong.

Pensó que le costaría un poco terminar con Huang Xiaolong porque suponía que era un oponente problemático. Huang Xiaolong poseía un Espíritu Marcial de talento excelente, a diferencia de los Guerreros en el pico del Décimo Orden, después de todo. ¡La batalla fue mucho más suave de lo que esperaba!

“Pequeño mocoso, te dije que convocases a tu Espíritu Marcial, pero fuiste demasiado terco. ¡Este es el resultado de sobreestimar tus propias habilidades!” Bai Shou se rió en voz alta de una manera desenfrenada, como la de un ganador triunfante.

¡Pero entonces, su risa de repente se quedó atrapada en su garganta!

Porque…

Levantó la cabeza para mirar a Huang Xiaolong y ver que lo miraba con ojos indiferentes y una expresión tranquila. ¡Él no se movió ni una pulgada!

“¡Tú!” Bai Shou estaba asombrado, incapaz de aceptar lo que veía.

Mientras Bai Shou todavía estaba en estado de shock, una poderosa fuerza surgió del cuerpo de Huang Xiaolong. Antes de esta oleada de poder abrumador, las palmas que estaban presionadas contra el pecho de Huang Xiaolong temblaron con fuerza, y Bai Shou fue visto tropezando hacia atrás por una fuerza repelente.

“¡¡¿Eh?!!”

“¡¿Que está pasando?!”

Al darse cuenta de que Huang Xiaolong estaba realmente bien después de recibir un fuerte ataque de Bai Shou – no, no solo estaba bien, sino que repelió a Bai Shou.

Caras de asombro llenaron a la multitud cuando se escucharon asombrados jadeos y exclamaciones. Los genios debajo del escenario se pusieron de pie, sus caras se volvieron feas debido al repentino giro de los acontecimientos. Incluso los guardias imperiales que observaban estaban ligeramente sorprendidos.

Una oleada de conmoción barrió a la multitud.

No solo la gente en la plataforma principal estaba prestando atención a la batalla número dos, sino que Duan Wuhen también lo estaba.

Hubo un atisbo de aprecio en los ojos de Duan Wuhen mientras miraba a Huang Xiaolong. Murmurando a nadie en particular, dijo: “El padre imperial me recordó que prestara más atención a este Huang Xiaolong. Parece que es más de lo que parece a simple vista.”

Cheng Jian, que estaba sentado a su lado, sonrió. “¡El juicio de Su Alteza Imperial siempre ha sido muy preciso!”

Cualquier tonto podría ver ahora que la fuerza de Huang Xiaolong estaba por encima de un Guerrero en el pico del Décimo Orden.

Mirando desde debajo del escenario, la boca de Xie Puti estaba boquiabierta mientras las llamas rojas como el fuego a su alrededor parpadeaban frenéticamente con vívida excitación, mientras que el rostro de Yanggang se volvía helado y sombrío.

Cui Li miró aturdida la silueta de Huang Xiaolong. Sus delicados labios de cereza se abrieron en forma de ‘O’, sin importarle su imagen, y su generoso pecho se movió hacia arriba y abajo.

Al igual que en la Academia de la Estrella Cósmica, cuando Huang Xiaolong tomó toda la fuerza del Gran Puño de la Luz Lunar de Lin Han, se mantuvo tan estable como una montaña. Fue como si nada hubiera pasado. La expresión de la multitud en este momento era la misma mirada que los estudiantes de la Academia de la Estrella Cósmica mostraron en ese momento. Las personas que estaban viendo la segunda etapa de batalla se sorprendieron por el cambio repentino.

¡Recibiendo un golpe doble de palma de un experto en el Reino Xiantian, sin embargo, resultar ileso!

Después de que el impacto inicial disminuyó un poco, la única palabra que surgió en la mente de todos fue: ¡monstruoso!

Huang Xiaolong repitió la misma acción que hizo anteriormente después de recibir el Gran Puño de la Luz Lunar de Lin Han. Alzando una mano para apartar un poco de polvo que no había en su pecho, Huang Xiaolong miró a Bai Shou con indiferencia´. “¿Palma Rompehielos? Saca la fuerza que usas habitualmente para beber leche. ¡Sentí como si me picara un poco!”

¡Saca la fuerza utilizada para beber leche!

¡Picara un poco!

Después de un breve momento de silencio, la Plaza Duanren explotó una vez más en un hoo-ha.

“¡Tan arrogante, demasiado arrogante, este Huang Xiaolong se atrevió a decirle a Bai Shou que le estaba picando!”

Cui Li estaba a cierta distancia, su voluptuoso pecho se agitaba dramáticamente mientras ella se estremecía de emoción.

Bai Shou se veía extremadamente feo en el escenario de batalla.

Cuando las palabras de la multitud llegaron a sus oídos, la furia explotó en sus ojos. Un cegador destello de luz negra brilló en su cuerpo, revelando un esqueleto humano flotando en el aire cuando la luz desapareció.

Este esqueleto pertenecía al grupo de Espíritus Marciales de armas y tenía un tono negro intenso. Tenía una estructura similar al esqueleto humano. Sin embargo, dentro de las cuencas de los ojos del cráneo, habían llamas bailando alrededor como briznas de voluntad.

Este era el Espíritu Marcial de Bai Shou, un Espíritu Marcial de Grado Diez que era una de las existencias más cercanas a un Espíritu Marcial de talento superior, el Esqueleto Negro.

Sin embargo, Bai Shou no utilizó su Transformación de Alma inmediatamente después de convocar a su Espíritu Marcial, y en su lugar, dio una orden al Esqueleto Negro para que atacara a Huang Xiaolong.

Rompiendo el vacío, ese esqueleto negro apareció justo encima de la cabeza de Huang Xiaolong. Las dos llamas danzantes en sus ojos brillaron intensamente, convirtiéndose en dos llamas que se dispararon hacia el pechon de Huang Xiaolong. Simultáneamente, su cuerpo y brazos se alargaron varios pliegues, golpeando hacia abajo, apuntando a la cabeza de Huang Xiaolong.

Mientras el esqueleto atacaba, Bai Shou salió corriendo como el viento, acercándose a Huang Xiaolong desde el frente.

“Muere-!!”

Una luz asesina revoloteó en sus ojos cuando ambas palmas volvieron a golpear, silbando en el aire y causando ondas en el espacio circundante.

Había subestimado a Huang Xiaolong antes; por lo tanto, con el primer ataque de Palma Rompehielos, solo había utilizado el setenta por ciento de su poder. ¡Pero ahora, sus palmas contenían todas sus fuerzas!

Abajo, el alboroto de la multitud desistió instantáneamente, y todos los ojos estaban pegados al escenario.

Huang Xiaolong hizo su movimiento. Alzando los brazos hacia arriba, una palma golpeó contra el haz de fuego que provenía del esqueleto mientras que la otra se encontró directamente con las dos palmas huesudas.

Una mano de Huang Xiaolong dispersó el fuego del esqueleto negro, y en el mismo caso, los dos brazos largos y huesudos se rompieron debido a la colisión de la otra palma de Huang Xiaolong, enviando el esqueleto negro a volar. En esa fracción de segundo de retraso cuando se trataba del esqueleto negro, el ataque con la palma de Bai Shou había alcanzado el pecho de Huang Xiaolong.

Pero cuando ambas manos golpearon el pecho de Huang Xiaolong, la superficie de su piel brilló con una luz resplandeciente, similar a cristales resplandecientes.

¡Boom! Un sonido explosivo y ensordecedor de dos grandes fuerzas colisionando sacudió el aire.

Bai Shou golpeó con éxito a Huang Xiaolong en el pecho nuevamente con ambas palmas.

Una oleada de alegría corrió por el corazón de Bai Shou. ¡Se negaba a creer que Huang Xiaolong pudiera resistir el poder de este ataque de forma segura sin ninguna repercusión!

“¿Esta… es toda la fuerza que tienes?” De repente, la fría voz de Huang Xiaolong sonó, cortando su felicidad. Antes de que Bai Shou pudiera reaccionar, Huang Xiaolong atacó con una Palma Etérea directamente al pecho de Bai Shou.

¡Puu!

La sangre brotó de la boca de Bai Shou cuando su cuerpo se invirtió y voló hacia atrás, luego se estrelló contra el borde del escenario.

Todos estaban estupefactos.

Luego, la multitud estalló de asombro y temor.

Fuera del área de la arena de batalla, muchos espectadores estaban maníacos de emoción.

La fuerte conmoción atrajo la atención de las personas que veían batallas que estaban teniendo lugar en otras plataformas, volviendo rápidamente la cabeza para ver qué estaba sucediendo.

Debajo del escenario, la cara de Yanggang se oscureció sombríamente, en contraste con la ardiente emoción en los ojos de Xie Puti. La fuerza de este Huang Xiaolong superó con creces su suposición.

¡Un experto Xiantian en el Primer Orden como Bai Shou fue derrotado así!

Podía adivinar fácilmente que Bai Shou sufrió una fuerte lesión por el golpe de palma, perdiendo por completo el poder de seguir luchando.

¡El resultado de este partido ya estaba determinado!

Cui Li parecía incapaz de calmar la excitación que corría por su cuerpo y sus ojos brillaban como el cielo nocturno. Sus orgullosos picos parecían estar a punto de escapar de sus ataduras en cualquier momento debido a su vigorosa respiración.

Los genios cercanos del reino que notaron esto no pudieron desviar su mirada, su saliva a punto de filtrarse por la comisura de sus labios.

Entre la multitud, Pang Yu y Dai Shanni, quienes poseían un Espíritu Marcial de talento excelente, miraron a Huang Xiaolong con incredulidad.

En este momento, Bai Shou luchó para ponerse de pie en el borde del escenario, tambaleándose inestablemente. Limpiándose la sangre en la comisura de los labios, fue difícil ocultar el miedo en sus ojos mientras miraba a Huang Xiaolong.

“¡Tiro la toalla!” Al subir del suelo, gritó aterrorizado sin esperar a que Huang Xiaolong hiciera otro movimiento.

¡Admitiendo la derrota!

Sin duda, esto trajo otra oleada de emoción a través de la multitud.

Huang Xiaolong salió del escenario después de que el juez anunciara que ganó el partido y regresó a su asiento. En su camino, ignoró la mirada exuberante de Cui Li mientras sus ojos lo seguían con ardiente intensidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s