ATG – Capítulo 923 – Matando al Mono una vez que su Trabajo está Hecho

(5/5)

“…¿Qué quiere decir? ¿Por qué no voy a poder volver a verla?” Preguntó Yun Che sospechosamente mientras su cabeza se movía bruscamente. “¿Podría ser que usted sabe algo?”

“Hmph, eso es porque…” La voz del Alma del Cuervo Dorado se detuvo de repente, el ligero temblor en sus brillantes ojos dorados claramente revelando su vacilación en ese instante – pero una vez que pensó en el temperamento de Yun Che y en cómo siempre había escogido lidiar con las cosas, decidió ocultar esa información en su lugar y continuó con una voz suave: “Como un Dios de la Estrella, naturalmente tiene un deber único que debe seguir. Dentro de cinco años… No, puede que sean menos de cinco años en realidad, ella tendrá que cumplir el destino con el que carga, y una vez que llegue ese momento, aunque quiera verte, el destino que tiene que soportar no se lo permitirá.”

“Deber… Destino…” Yun Che murmuró de una manera bastante desanimada. “¿Qué tipo de deber es este? ¿Por qué le haría perder su libertad?”

“Este noble no tiene acceso a esa información. Pero si no la ves en los próximos cinco años, este noble está absolutamente seguro de que no podrás volver a verla nunca más. Hay muchas cosas que están sucediendo en el Reino Divino que ustedes mortales nunca podrán entender.” La voz del Alma del Cuervo Dorado seguía siendo tranquila y amable, pero era extremadamente claro que este llamado ‘deber’ no la llevaría simplemente a perder su libertad. Pero una vez que pensó en el temperamento de Yun Che, se dio cuenta de que solo podía decirle a Yun Che esto.

“…” Yun Che se quedó allí con una mirada aturdida en su rostro. La madre de Xia Qingyue y Xia Yuanba repentinamente se vino a su mente, recordó la historia que Xia Hongyi le contó ese día, sobre una niña que Xia Hongyi había llamado ‘Dongxue’.

De la historia de Xia Hongyu, Yun Che sabía que el día en que la madre de Xia Yuanba y Xia Qingyue repentinamente recuperó su memoria, no se quedó ni un día más. Con una resolución férrea e increíble, abandonó a su esposo y a sus dos hijos e incluso dejó un mensaje a su familia diciéndoles que nunca más volverían a verse.

Después de ese evento, realmente no la vieron nunca más.

¿Por qué exactamente fue ese el caso? ¿Qué tipo de lugar era el Reino Divino? ¿Por qué las personas que regresaban a ese reino no podían volver a reunirse con las personas que vivían en este lugar? Jazmín era una persona tan poderosa, ¿por qué permitió que tantos otros factores limitaran su libertad? Y qué era exactamente lo que la estaba atando en primer lugar…

¿¡Qué tipo de lugar era el mundo en el que estaba viviendo!?

“¿Hay alguna forma de viajar por la fuerza al Reino Divino?” Preguntó Yun Che con los dientes apretados mientras su cabeza de repente se sacudía hacia arriba.

“¿Viajar por la fuerza hasta allí?” El Alma del Cuervo Dorado dio un bufido sordo. “Parece que las palabras de este noble de hecho han despertado mucha emoción en tu corazón.”

“Si quiere que reconozca que nunca podré volver a verla, no puedo aceptar eso… No importa qué, nunca seré capaz de aceptar eso.” El corazón de Yun Che se tambaleó levemente al decir esas palabras. “Quiero saber si el mundo en el que vive es bueno o no. Quiero saber por qué ha sido privada de su libertad… No, eso no es todo. Definitivamente también necesito verla.”

“Tu poder puede ser completamente inigualable en este mundo, pero si alcanzas el Reino Divino, ni siquiera equivaldría a una mota en el océano. Esto es especialmente cierto cuando se trata del Reino del Dios de la Estrella en el que reside tu maestra. Existe en las más altas esferas de poder incluso dentro del Reino Divino. Entonces, incluso si eres capaz de viajar al Reino Divino, no podrás alcanzar el Reino del Dios de la Estrella donde ella reside. E incluso si eres realmente capaz de encontrarla… Teniendo en cuenta tu fuerza, ¿qué vas a poder hacer por ella?” Preguntó el Alma del Cuervo Dorado con una voz fría e indiferente.

“Quizás la fuerza que poseo sea solo incomparablemente pequeña e insignificante cuando llegue a ese mundo. Pero…” Yun Che dijo mientras cerraba los ojos. “Quiero verla y no es por lo que acaba de decir. He deseado verla desde que ella se fue. Su partida fue simplemente demasiado repentina e incluso ahora, no he podido aceptarlo completamente. Además… Quiero saber exactamente cómo está su vida en su mundo natal. Incluso si todavía quiere que me vaya cuando me las arregle para encontrarla y nunca tengamos la suerte de volver a vernos, al menos puedo separarme de ella para siempre sin remordimientos.”

“Jajajaja.” El Alma del Cuervo Dorado soltó una carcajada. “Estas son de hecho las palabras que deberías haber estado diciendo. Esta noble leyó tus recuerdos hace un tiempo, así que entiendo su posición en tu corazón mucho mejor que tú. Incluso si este noble no intenta agitarte, definitivamente no podrás controlar tu impulso de viajar al Reino Divino para encontrarla. Pero es una lástima que el Reino Divino exista en una dimensión que está extremadamente lejos de este mundo. Incluso si agotaras todo el poder restante del Arca Profunda Primordial, aún no podrías alcanzar ese lugar. Tampoco hay atajos o métodos que puedas usar para llegar allí… Por lo menos, incluso si los hay, este noble no los conoce.”

“Si quieres verla en los próximos cinco años, la única forma en que sucederá es si elevas tu fuerza profunda al Reino Profundo Divino. En ese momento, naturalmente podrás avanzar hacia el Reino Divino. Es solo que este es un mundo con un aura excepcionalmente confusa, donde los principios y leyes de la naturaleza son extremadamente de bajo grado y los elementos son excesivamente estrechos, intentando entrar en el Reino Profundo Divino usando medios convencionales es mucho más difícil que tratar de atravesar los cielos. Pero si eres tú, tal vez puedas hacerlo.”

“Si solo hay un método disponible para mí…” Las emociones y el aura de Yun Che gradualmente se calmaron. “Con el tiempo restante para mí, me dedicaré a la cultivación, incluso si…” la voz de Yun Che de repente se volvió más suave. “Incluso si es simplemente para poder mirarla desde la distancia solo una vez.”

En este momento, su fuerza profunda estaba en el primer nivel del Reino Profundo Soberano, pero el Reino Profundo Divino era un reino que requería que atravesara el décimo nivel del Reino Profundo Soberano.

No había manera de saber si él podría lograr tal tarea en el corto lapso de cinco años.

Sin embargo, si realmente no podía hacerlo, con otros dos o tres años, Feng Xue’er definitivamente sería capaz de hacerlo. Quizás, cuando llegara el momento, él le pediría que lo llevara al Reino Divino.

Jazmín… No importa qué, quiero verte de nuevo. No puedo permitir que tu separación sea tan insatisfactoria e incompleta… y lo que realmente quiero saber es si estás viviendo una buena vida en ese mundo tuyo…

El tiempo fluía como un río veloz. Casi nadie había notado que había pasado un mes completo desde el día en que Xuanyuan Wentian había quedado reducido a cenizas flotantes.

Mientras los Cuatro Terrenos Sagrados luchaban desesperadamente día y noche sin descanso, la formación de teletransportación de alto grado que unía el Continente Profundo Cielo y el Reino Demonio Ilusorio finalmente se completó dentro del plazo especificado de Yun Che.

La ubicación de la formación dentro del Reino Demonio Ilusorio se estableció dentro de los patios exteriores de la Familia Yun, que también era el lugar donde se hospedaban las hadas de la Nube Congelada Asgard por el momento.

La ubicación de la formación dentro del Continente Profundo Cielo se estableció dentro de la Región de Nieve del Hielo Extremo de la Nación del Viento Azul – La ubicación original de la Nube Congelada Asgard.

Para apaciguar y congraciarse con Yun Che, los Cuatro Terrenos Sagrados… especialmente el Salón Divino Sol Luna y la Poderosa Región de la Espada Celestial, habían derramado una gran cantidad de Cristales Divinos de Veteado Púrpura y Piedras Divinas del Espacio Profundo para hacer esta formación de teletransportación. Esta formación de teletransporte no solo podía permitir que una persona saltara instantáneamente entre los dos continentes, sino que también tenía poder suficiente para funcionar durante diez años. Después de que su poder se agotara en diez años, uno simplemente podría usar varios cristales profundos para volver a encenderla.

En comparación con la formación dimensional de teletransportación que construyeron juntos para invadir el Reino Demonio Ilusorio, esta formación de teleportación dimensional era más de diez veces más fuerte. Después de todo, en ese momento, el único temor que tenía cada uno de los Cuatro Terrenos Sagrados era que terminarían contribuyendo más cristales divinos que los otros tres, lo que les permite obtener una ventaja.

El día en que se completó la formación de teletransportación, los primeros en utilizar esta gigantesca formación de teletransportación también fueron los Cuatro Terrenos Sagrados.

Siguieron la orden que Yun Che les había dado ese día y todos dentro de los Cuatro Terrenos Sagrados, que eran al menos un Anciano, habían usado la formación de teletransportación para llegar a la Ciudad Imperial del Demonio.

Para muchos de ellos, no era la primera vez que visitaban la Ciudad Imperial del Demonio. Sin embargo, la última vez que vinieron, habían llegado como demonios rapaces. Pero esta vez, todos ellos se sentían como si estuvieran tambaleándose en el borde de un acantilado, sus cuellos se sentían incómodamente apretados y se comportaban de una manera extremadamente cautelosa y prudente.

Porque esta vez vinieron aquí para disculparse y pagar sus pecados según las órdenes de Yun Che. ¡Además, Yun Che había dicho claramente que si la Pequeña Emperatriz Demonio quería matarlos, no importaba a quién matara o a cuántos matara, a nadie se le permitiría objetar!

Una vez que llegaron a la Ciudad Imperial del Demonio, fueron recibidos por la Pequeña Emperatriz Demonio. La Pequeña Emperatriz Demonio estaba increíblemente calmada y no irradiaba ninguna intención asesina. De hecho, ella ni siquiera habló. En lugar de eso, ella silenciosa y solemnemente los condujo a la tumba imperial del clan del Emperador Demonio.

“¡Arrodíllense!”

Una vez que llegaron a las tumbas imperiales del anterior Emperador Demonio y el Pequeño Emperador Demonio, la Pequeña Emperatriz Demonio finalmente pronunció sus primeras palabras a los Cuatro Terrenos Sagrados.

Sin mucha vacilación, todos los miembros pertenecientes a los Cuatro Terrenos Sagrados cayeron de rodillas. Desde que llegaron a este lugar, todos sabían lo que tenían que hacer. Habían invadido el Reino Demonio Ilusorio todos esos años atrás y aunque habían sido utilizados por el Duque Ming y Xuanyuan Wentian y definitivamente no eran los principales instigadores de este evento, todos seguían siendo villanos que habían creado el caos y la calamidad que había golpeado al Reino Demonio Ilusorio.

Entonces sería correcto y apropiado incluso si pagaran sus crímenes con sus vidas, ni hablar de simplemente arrodillarse y rogar por perdón.

Todos los individuos fuertes que existían en los escalones superiores de los Cuatro Terrenos Sagrados se arrodillaron frente a la tumba imperial del Emperador Demonio. Esta fue una escena que la Pequeña Emperatriz Demonio, que había estado aislada y sola todos esos años atrás, nunca había soñado. Del mismo modo, nadie en la Ciudad Imperial del Demonio había soñado alguna vez con algo así.

El palacio del Duque Huai había sido destruido y además del Duque Ming, todos los miembros de ese clan habían sido exterminados. Además, el Duque Ming, el único superviviente de la ira de la Pequeña Emperatriz Demonio, estaba siendo sometido a tortura purgatoria todos los días y no podía morir, aunque él lo deseara. La Ciudad Imperial del Demonio estaba en paz y el Reino Demonio Ilusorio se había vuelto tranquilo; incluso había recuperado la absoluta autoridad imperial que el emperador del Reino Demonio Ilusorio debería tener en primer lugar.

El otro culpable principal detrás de esta calamidad, Xuanyuan Wentian, ya se había convertido en cenizas y los Cuatro Terrenos Sagrados, que saquearon y robaron a la Ciudad Imperial del Demonio se arrodillaban e inclinaban la cabeza frente a las tumbas imperiales de su clan… En este momento, ella ya había consolado por completo a los espíritus de su padre real, su hermano real y todas las demás personas que habían sacrificado sus vidas por la Ciudad Imperial del Demonio.

Sus ojos se lanzaron a un lado mientras miraba al hombre que estaba a su lado… Todas estas cosas habían sucedido gracias a él. Si no fuera por él, los eventos de hoy nunca habrían sucedido e incluso la actual ella no estaría presente tampoco.

Al principio, ella solo había planeado echarle un vistazo, pero una vez que sus ojos se posaron en su figura, su mirada se fijó en él por un largo tiempo… Su corazón podía sentir con creciente claridad, que de algún punto en adelante, su posición en su corazón en realidad superaba a la de la Familia Imperial del Demonio Ilusorio.

En el pasado, la dignidad y la gloria de la Familia Imperial del Demonio Ilusorio era mucho más importante para ella que su propia vida. Pero en este momento, el deseo de sofocar la pesada carga de la Familia Imperial del Demonio Ilusorio y entregarse a su cuidado, latía intensamente en su corazón.

Todos ellos se habían puesto de rodillas y se habían agachado nueve veces. Todos eran, al menos, grandes y majestuosos Ancianos de los Cuatro Terrenos Sagrados, así que tal vez nunca habían soñado que llegaría un día en el que todos ellos se agruparían como una bandada de pequeños corderos temblorosos en espera del juicio.

Yun Che esperó a que todos terminaran de hacer lo que estaban haciendo antes de lanzar una mirada inquisitiva a la Pequeña Emperatriz Demonio. Después de eso, se dio la vuelta y dijo: “Yuanba, Mayor Zi, tomen a su gente y retírense.”

Una vez que escucharon esas palabras, los miembros del Santuario del Monarca Absoluto y el Palacio del Océano Supremo se miraron con alegría mientras los miembros del Salón Divino Sol Luna y la Poderosa Región de la Espada Celestial se congelaban en su lugar. Xuanyuan Bo de la Poderosa Región de la Espada Celestial, preguntó con una voz llena de miedo y espanto. “Maestro Asgard Yun, entonces… ¿y nosotros?”

“Jeje.” Yun Che soltó una risita mientras preguntaba con una expresión que parecía llena de preocupación. “¿Su noble y joven Maestro de la Espada está bien ahora?”

La piel de Xuanyuan Bo se arrugó mientras hablaba con una voz temblorosa: “El Joven Maestro de la Espada, él… actualmente se está recuperando de sus heridas en la Poderosa Región de la Espada Celestial. Él está bien ahora, agradecemos… le agradecemos al Maestro Asgard Yun por su preocupación.”

“Eso es simplemente espléndido.” Dijo Yun Che mientras sonreía y asentía con la cabeza. Después de eso, su cabeza repentinamente giró hacia el Salón Divino Sol Luna. “Ah, ¿podría preguntar cuál de ustedes es el Anciano Ye X1uange?”

Ye Xuange, que había sido llamado por Yun Che, se adelantó con una expresión aturdida en su rostro. Después de eso, preguntó en una voz llena de nerviosismo y ansiedad: “Ah, el Maestro Asgard Yun convocó a este anciano… ¿Qué instrucciones tiene para mí?”

“¿Eres Ye Xuange?” Dijo Yun Che mientras lo medía con sus ojos.

“Sí, sí”. Ye Xuange asintió rápidamente con la cabeza, estaba completamente desconcertado y aturdido por este repentino giro de los acontecimientos.

“Muy bien.” Dijo Yun Che con un leve movimiento de cabeza mientras una sonrisa pequeña, oscura y siniestra aparecía en su rostro. “Parece que tu suerte no es mala. Por lo menos, podrás vivir un poco más que el resto de tus compatriotas.”

“…” Ye Xuange levantó la cabeza, su expresión llena de conmoción y miedo. “Maestro Asgard Yun, ¿qué… qué quiere decir con eso?”

“¡Lo que quiero decir es que el resto de ustedes ya son inútiles para mí, así que todos ustedes pueden morir ahora mismo!”

En este momento, la energía profunda alrededor del cuerpo de Yun Che instantáneamente se disparó hacia el extremo. Un rayo de luz azul bailaba en la palma de su mano, cubriendo a todas las personas que pertenecían al Salón Divino Sol Luna y a la Poderosa Región de la Espada Celestial.

Crack, crack, crack, crack, crack, crack…

La temperatura en el aire disminuyó repentinamente cuando la luz azul se extendió sin restricciones mientras decenas de temibles Árboles del Final Congelado crecían rápidamente en el aire como si hubieran venido de las profundidades del mismo infierno y sellaban y congelaban completamente a los miembros del Salón Divino Sol Luna y de la Poderosa Región de la Espada Celestial cuando tropezaron con ellos en completo pánico.

La energía incomparable y espantosamente fría y el extremadamente tiránico poder de sellado de los Árboles del Final Congelado que venían de Yun Che, que estaba en óptimas condiciones, había dominado por completo a estos ancianos de los dos Terrenos Sagrados e incluso los Enviados Divinos no fueron capaz de escapar de ellos. Sus rostros se volvieron de un rojo verdoso a causa de la frialdad glacial mientras aparecían expresiones de total desesperación, miedo y terror en sus rostros.

“¡YunYun Che! Tú…” El Enviado Divino de la Equidad Celestial, la persona más fuerte en el actual Salón Divino Sol Luna, dejó escapar un grito estrangulado lleno de furia, conmoción y terror. Pero justo cuando estas palabras escaparon de su boca, sus labios fueron bien cerrados por un rayo de energía del Final Congelado.

Los miembros del Santuario del Monarca Absoluto y del Palacio del Océano Supremo se quedaron allí boquiabiertos, sin atreverse siquiera a respirar. Cómo no podían adivinar lo que estaba pasando después de presenciar esta escena… Con solo un gesto de su mano, Yun Che había encerrado por completo a más de cien Ancianos de los Terrenos Sagrados y a los cinco Enviados Divinos del Salón Divino Sol Luna incomparablemente fuertes en hielo. Ninguno de ellos podía escapar de este hielo, y aunque estos transeúntes nunca habían dudado del horror de Yun Che, todos ellos todavía se asombraron en estado de shock y miedo después de presenciar esta escena.

Esta era una fuerza que era simplemente tan poderosa que apenas podían comprenderla.

“¡Poderosa Región de la Espada Celestial, como los perros de Xuanyuan Wentian, quién sabe cuántas cosas malas y perversas han hecho a lo largo de los años! ¡Causaron la calamidad y la lucha para enfurecer al Reino Demonio Ilusorio y casi causaron la extinción de la Familia Imperial del Demonio Ilusorio! Después de eso, causaron la muerte de mi abuelo y de muchos miembros de mi Familia Yun. Incluso mis padres casi mueren en sus perversas manos, causando que Xiao Yun y yo nos separemos de nuestras familias desde su nacimiento… Entonces díganme, ¿¡qué razón tengo para permitirles seguir existiendo en esta tierra!?”

“Además, Salón Divino Sol Luna, dado lo que ha sucedido entre nosotros, ¿realmente creyeron ustedes que sería tan bondadoso como para dejarlos a todos?”

“¡Todas estas deudas de sangre solo se pueden pagar con sus vidas!”

La desesperación, la conmoción y el terror aparecieron en todas y cada una de las caras que se habían vuelto verdosas debido al frío. Pero ninguno de ellos podía pronunciar un solo sonido y solo se podía escuchar un débil gemido de vez en cuando.

Caiyi, ¿quieres hacer los honores? ¿O debo hacerlo yo?” Preguntó Yun Che en voz baja.

Justo cuando su voz cayó, la Pequeña Emperatriz Demonio ya había tomado el aire. Las llamas doradas que llenaban el cielo trajeron consigo una desesperación abrasadora mientras se precipitaba hacia los cuerpos congelados de abajo.

BOOOOOOOOMMMMM —-

La energía fría se disipó rápidamente, pero el poder de sellado de la energía del Final Congelado se debilitó en lo más mínimo. Los miembros del Salón Divino Sol Luna y de la Poderosa Región de la Espada Celestial habían sido rescatados de un abismo helado para luego ser arrojados a un fiero purgatorio de desesperación. Mientras dejaban escapar gritos miserables que sonaban como el lamento de los fantasmas, fueron rápidamente quemados en cenizas por las Llamas del Cuervo Dorado.

Con el corto espacio de decenas de respiraciones, todos los miembros del Salón Divino Sol Luna y de la Poderosa Región de la Espada Celestial que habían venido hoy a la Ciudad Imperial del Demonio, además de Ye Xuange, a quien Yun Che había señalado, habían muerto sin siquiera dejar un solo hueso detrás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s