ATG – Capítulo 919 – Anhelo Incontrolable

(1/5)

El Salón Divino Sol Luna, la Poderosa Región de la Espada Celestial y los practicantes profundos de cada nación, se fueron uno tras otro en pánico. Ninguno de ellos se atrevió a luchar contra un dios malvado.

El físico de Xia Yuanba ya era diferente de la gente común. Después de ser curado un poco por Yun Che usando la energía del cielo y de la tierra, Yuanba sorprendentemente ya se había recuperado en un corto período de tiempo. Mirando a la gente que les rodeaba salir uno por uno, se presentó ante Yun Che con unos pocos pasos. Yuanba no pudo contener la emoción en su corazón cuando dijo: “Cuñado, en realidad te has vuelto así de fuerte. ¿Cómo lo hiciste? ¿Podría ser que tu maestra haya regresado?”

“Te contaré más sobre eso en el futuro.” Yun Che sonrió y dijo: “Yuanba, Xue’er y yo regresaremos al Reino del Demonio Ilusorio pronto, de lo contrario, definitivamente se preocuparán. ¿Quieres volver con nosotros?”

Los ojos de Xia Yuanba se iluminaron, pero inmediatamente después se vieron nublados por la vacilación. Al final, sacudió la cabeza: “Olvídalo, volveré más tarde. Um… de la nada, me convertí en el Maestro del Santuario, así que dejarlo de repente no parece una buena idea. Debería volver al Santuario primero.”

“Jajaja, tienes razón.” Se rió Yun Che en voz alta.

“Cuñado.” Bajó la voz de Xia Yuanba, “¿Realmente no vas a.… dejar que el Salón Divino Sol Luna y la Poderosa Región de la Espada Celestial se salgan con la suya de esta manera?”

Yun Che sonrió y dijo: “Yuanba, no te preocupes. Los de Santuario del Monarca Absoluto te pertenecen ahora. Ciertamente no haría nada para dañarlos y creo sinceramente que, a pesar de que todavía eres un poco inmaduro, el Santuario del Monarca Absoluto será mejor en el futuro bajo tu liderazgo.”

“…” Xia Yuanba se rascó la cabeza y dijo en voz baja: “Para ser sincero, no estoy seguro de nada.”

“Pero tengo plena confianza en ti. Después de todo, eres alguien con el corazón del Emperador Tiránico.” Había algo de misterioso en las palabras de Yun Che, pero luego cambió de tema y dijo: “Sin embargo, soy muy serio acerca de la formación de teletransportación. Para este mes, dirige al Santuario del Monarca Absoluto para que se enfoquen primero en la formación de teletransportación. Recuerda, cuando trabajes con el Salón Divino Sol Luna y la Poderosa Región de la Espada Celestial, haz un buen uso de sus recursos. En este momento son un grupo de serpientes ansiosas y sin cabeza. Ellos desesperadamente querrán desempeñarse bien en esta tarea que yo pedí. No te resistas a usarlos.”

A pesar de que la Arca Profunda Primordial tenía una capacidad incomparable de viajar en el espacio, contenía un enorme mundo individual en su interior. Cada vez que viajaba, no solo transportaba a una o dos personas, sino a todo un mundo. Debido a esto, consumía una cantidad increíblemente grande de energía. Incluso con el apoyo del Jade de los Nueve Soles, no podía resistir un consumo tan imprudente.

Especialmente después de un viaje redondo al Continente Nube Azur, la energía que quedaba en la Arca Profunda Primordial había disminuido inmediatamente a menos del veinte por ciento. Tanto el Continente Profundo Cielo como el Reino del Demonio Ilusorio eran las casas de Yun Che, por lo que definitivamente viajaría con frecuencia entre los dos continentes. Debido a esto, la construcción de una formación de teletransportación dimensional lo suficientemente grande era algo que tenía que hacerse.

Y solo los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados tenían la capacidad y los recursos suficientes como para construir una formación de teletransporte que conectara los dos continentes.

“Uh, entiendo.” Xia Yuanba asintió con cierta confusión.

“Además, ocúpate de dos personas del Salón Divino Sol Luna y de la Poderosa Región de la Espada Celestial.” Los ojos de Yun Che se entrecerraron ligeramente.

“¿Quiénes?”

Xuanyuan Wendao, el Joven Maestro de la Espada de la Poderosa Región de la Espada Celestial, que fue paralizado por mí, y el Décimo Anciano del Salón Divino Sol Luna, Ye Xuange.

“¿Ah?” Xia Yuanba estaba aturdido y dijo confusamente. “Cuidar de ellos ¿cómo?”

“Solo asegúrate de que no les pase nada fatal. Tengo uso para ellos en un mes.” Dijo Yun Che.

Xia Yuanba parecía desconcertado. Justo cuando estaba a punto de seguir haciendo preguntas, vio que Dongfang Xiu y Qin Wushang se acercaban detrás de Yun Che, luciendo bastante nerviosos. Inmediatamente, gritó: “Jefe de Palacio Dongfang, Jefe de Palacio Qin, ¿ustedes dos también están aquí?”

Dongfang Xiu y Qin Wushang se acercaron e hicieron una reverencia al mismo tiempo, pero antes de que sus cuerpos se doblaran, Yun Che y Xia Yuanba ya lo habían eludido. Yun Che inmediatamente dijo: “Dos Jefes de Palacio, ambos fuimos los discípulos oficiales del Palacio Profundo del Viento Azul. No podemos aceptar esta gran cortesía.”

“Sí, sí, sí”. Xia Yuanba asintió de inmediato.

Qin Wushang suspiró profundamente. “Históricamente, mi Palacio Profundo del Viento Azul siempre ha sido una existencia insignificante en el Continente Profundo Cielo, similar al polvo. Incluso en la Nación del Viento Azul, somos el hazmerreír de esas poderosas sectas. Ahora, de dos personas que han salido de mi Palacio Profundo del Viento Azul, uno se ha convertido en el Monarca del Santuario del Monarca Absoluto y el otro podría ser llamado el gobernante de todo bajo el cielo. Como uno de sus Jefes de Palacio, no puedo describir esta gloria onírica con ninguna palabra.”

Jefes de Palacio, ustedes han exagerado. Creo que ustedes dos quieren preguntar sobre la Emperatriz Cang Yue.” Dijo Yun Che.

Los dos asintieron. Dongfang Xiu dijo: “Su Majestad se ha ido temporalmente durante varios meses. Viendo la gloria del Maestro Asgard Yun hoy, Su Majestad seguramente estará bien.”

“Ustedes dos pueden estar seguros.” Yun Che sonrió y dijo. “Ahora que Xuanyuan Wentian está muerto, no hay nada en este mundo que pueda amenazar la seguridad de ella y de la Nación del Viento Azul. No hubo ni un día en que ella no pensara en la Nación del Viento Azul en sus días en el Reino Demonio Ilusorio. En un mes, cuando se complete la formación de teletransportación, ella regresará a la casa imperial. En este mes, tendré que molestarlos nuevamente.”

“Si es así, entonces estaremos tranquilos.” Los dos Jefes de Palacio sonrieron encantadoramente.

Venerable Púrpura.” El tono de Yun Che se agudizó cuando le ordenó: “Envía a alguien para proteger a los dos Jefes de Palacio en su viaje de regreso a la Nación del Viento Azul.”

El Venerable Púrpura se dio vuelta, vaciló por un momento e inmediatamente caminó hacia adelante. Dijo respetuosamente. “Sí… estimados invitados, por favor.”

Ser llamados ‘estimados invitados’ por el Venerable de un Terreno Sagrado e incluso ser protegidos en su viaje de regreso dejaron a los dos Jefes de Palacio extremadamente halagados. Incluso sus pasos parecían más ligeros cuando se fueron.

Miembros de la Secta Divino Fénix se acercaron. Liderando la multitud estaba Feng Hengkong. Miró a Yun Che, luego cambió su mirada a Feng Xue’er. Su boca se abrió y se cerró en silencio por un momento antes de que finalmente hablara con una mirada complicada. “Yun Che, lleva a Xue’er de vuelta a la Ciudad Fénix para que lo visite a menudo.”

“Padre real, ahora que el Gran Hermano Yun es así de fuerte, ya no estará en peligro como antes. Iré a visitarlos a menudo junto con el Gran Hermano Yun.”

“Si realmente te importa, podrías intentar abrir formaciones profundas de una o dos dimensiones desde la Ciudad de la Nube Flotante o la Región de Nieve del Hielo Extremo hasta la Ciudad Fénix. De esta forma, si Xue’er quiere regresar, ¿no sería más conveniente?” Dijo Yun Che inexpresivamente.

Los ojos de Feng Hengkong se iluminaron y asintieron levemente. La Secta Divino Fénix no podría construir una formación dimensional de teletransportación conectando dos continentes, pero conectando dos naciones… no era algo difícil.

“Xue’ er…” Feng Hengkong dudó durante mucho tiempo, pero al final no le dijo nada de Feng Ximing. Dijo a regañadientes. “Nos vamos. Todavía hay muchas cosas que atender en la Ciudad Fénix. Tienes que cuidarte, no te dejes sufrir.”

El Santuario del Monarca Absoluto, el Salón Divino Sol Luna y la Poderosa Región de la Espada Celestial salieron una tras otra y el Palacio del Océano Supremo comenzó a limpiar después del desastre. La Secta Divino Fénix fue la última en irse. Cuando llegaron, prepararon su resolución para enfrentar la muerte. Mientras se preparaban para irse, sin embargo, sintieron una sensación de relajación que nunca antes habían experimentado.

Esto se debía al hecho de que no solo su Secta Divino Fénix había escapado por completo del peligro de ser destruida, sino que su nuevo Dios Fénix realmente se había despertado. Además, ella era obviamente más fuerte que el Dios Fénix Ancestral.

Después de despedirse de Xia Yuanba, que acababa de convertirse en el nuevo emperador del Santuario, Yun Che llevó a Xue’er al Reino Demonio Ilusorio ese mismo día, y luego informó a sus padres y a la Pequeña Emperatriz Demonio de la muerte de Xuanyuan Wentian.

Esta noticia se extendió rápidamente en la Ciudad Imperial del Demonio. Sin lugar a dudas, la Ciudad Imperial del Demonio, que había estado reprimida en las sombras durante muchos meses, estalló en aclamaciones. Esta no era simplemente la muerte de un enemigo, era un desarrollo que había sacado a la Ciudad Imperial del Demonio y a todo el Reino Demonio Ilusorio del abismo de la destrucción.

La Ciudad Imperial del Demonio levantó completamente sus defensas. Los que escaparon de la Ciudad Imperial del Demonio también regresaron. El horrible desastre que todos pensaban que ocurriría en cualquier momento había desaparecido por completo.

En el Continente Profundo Cielo, los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados no escatimaron esfuerzos para construir la formación profunda de teletransportación dimensional que Yun Che había exigido.

Xuanyuan Wentian estaba muerto y su sueño de convertirse en el gobernante de todo bajo el cielo fue completamente aplastado. Los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados habían experimentado el terror de Xuanyuan Wentian de primera mano así que no era difícil imaginar la fuerza de Yun Che, que había derrotado a Xuanyuan Wentian. Desde este día, ellos sabían claramente en sus corazones que ya no eran las existencias principales en el Continente Profundo Cielo. Encima de ellos, había alguien que podía decidir su vida y su muerte a voluntad.

Esta persona también era alguien a quien había ofendido múltiples veces antes, y además de eso, alguien contra quien conspiraron anteriormente.

Esto no les dio otra opción que temer a Yun Che, no tenían más remedio que ser lo más humildes y cuidadosos posible. No se atrevieron a holgazanear en su demanda de una formación de teletransportación dimensional.

Después de que la Secta Divino Fénix regresó a la Nación Divino Fénix, comenzaron a reparar Ciudad Fénix. Feng Hengkong no tomó las palabras de Yun Che como una sugerencia descuidada. En su lugar, inmediatamente envió a dos grupos de personas a la Ciudad de la Nube Flotante y a la Región de Nieve del Hielo Extremo para iniciar la construcción de formaciones profundas dimensionales que conectaran los tres lugares.

El nombre de Yun Che indudablemente se extendió una vez más a todos los rincones del Continente Profundo Cielo. Solo que esta vez fue cientos o miles de veces más impactante que en cualquier otro momento anterior. En apenas un par de días, fue titulado por el Continente Profundo Cielo como el número uno a lo largo de toda la historia’.

Sin embargo, Yun Che no le prestó atención a nada de esto. Después de regresar al Reino del Demonio Ilusorio, se recuperó en silencio. Después de siete u ocho días, sus heridas sanaron por completo.

Temprano en la mañana, el sol ya estaba en pie. La luz del sol se filtró desde debajo de la ventana de bambú y cayó sobre el cuerpo de Yun Che. Sus párpados se movieron un poco mientras murmuraba. “Jazmín, ¿qué hora es ahora?”

“…”

Él no obtuvo ninguna respuesta. Yun Che lentamente abrió sus ojos y se sentó de la cama. Mirando las paredes blancas como la nieve, sus ojos perdieron el foco.

Jazmín ya se había ido por muchos meses.

Pero todavía no se había alejado por completo de esta realidad… o más bien, todavía no había sido capaz de aceptar completamente esta realidad.

Previamente, después de que Jazmín se había ido, se encontró con el plan de Flor de Luna y estuvo al borde de la muerte. Después, estuvo constantemente bajo la sombra de Xuanyuan Wentian y no tuvo tiempo para preocuparse por nada más. Ahora que Xuanyuan Wentian había muerto, no había nadie más que pudiera amenazarlo en este mundo. Con su corazón y su mente completamente relajados, su anhelo por Jazmín salió a borbotones y no pudo ser detenido.

En su vida, la persona más cercana a él era Xiao Lingxi, pero la persona que lo entendía mejor tenía que ser Jazmín.

Al principio solo se usaban el uno al otro, pero su relación cambió lentamente sin que ellos se dieran cuenta. Hasta más tarde, ya no solo dependían el uno del otro emocionalmente, sino que se convirtió en un hábito casi instintivo. Cuando Jazmín realmente lo dejó, se dio cuenta de que no era simplemente una separación en la distancia. Era claramente como si su cuerpo y alma estuvieran siendo rasgados.

Era completamente irreparable y se quedaría eternamente roto.

“Jaz… mín…” Gritó débilmente y levantó la cabeza hacia el cielo. “¿Dónde estás …”

Permaneció aturdido durante unos minutos, luego dejó la cama y salió del patio.

Todavía era temprano y con el levantamiento de las defensas, los discípulos de la Familia Yun, que habían estado tensos durante muchos meses, estaban descansando a esta hora del día. Debido a que su tiempo de descanso se incrementó, estaba muy tranquilo en los alrededores. Yun Che caminó muy lejos y vio a un hombre de mediana edad con ropa blanca practicando artes marciales lentamente bajo un viejo árbol.

Cuando Yun Che lo vio, también vio a Yun Che. Detuvo lo que estaba haciendo y sonrió suavemente. “Che’er, estás despierto bastante temprano”.

“Usted es el que está despierto demasiado temprano, Mayor Su. Sus heridas aún no han cicatrizado por completo, no se presione.” Yun Che se acercó y dijo.

Su Hengshan sonrió alegremente, se dio unas palmaditas en el pecho y dijo: “Ya hace tiempo que estoy bien. El Mayor Yun Gu realmente es como un legendario médico santo. Sus habilidades médicas son realmente milagrosas. Cosas como cortar mi propia vena vital, siempre pensé que incluso si la Deidad Dorada del Gran Firmamento estuviese aquí, todavía no podría ser curado. Nunca pensé que bajo las manos milagrosas del Mayor Yun Gu, ahora estoy casi tan bien como alguien que nunca ha sido lastimado.”

“Por supuesto.” Yun Che también sonrió. “Como mucho, en aproximadamente medio mes, la energía profunda del Mayor Su también se recuperará por completo. ¿Se ha acostumbrado el Mayor Su a vivir aquí durante su recuperación?”

Su Hengshan le devolvió la sonrisa ligeramente, pero dijo aún más suavemente: “Sobre eso, me siento bastante avergonzado. Aunque soy el maestro de una secta, los tiempos en que he salido del Rio Este no suman mucho. Originalmente pensé que sería difícil acostumbrarme a un tipo de vida diferente, pero contrariamente a mis expectativas, en realidad estoy extremadamente relajado aquí.”

Su Hengshan sonrió y negó con la cabeza. “Estos días podrían incluso considerarse los días más cómodos de toda mi vida. De hecho, ni siquiera echo de menos la vida en la Secta Gran Estela. Parece que realmente no soy apto para ser un maestro de secta. Esto es especialmente cierto al ver que Ling’er está a salvo, te encontró y tiene la suerte de que el Médico Santo se convirtiera en su maestro. Su sonrisa se vuelve más cálida cada día y me hace darme cuenta de lo estúpido que fui al cortar mi propia vena vital ese día. Si realmente hubiera muerto, no puedo imaginar qué hubiera sido de la sonrisa en la cara de Ling’er. En aquel entonces yo fui realmente… imprudente y estúpido.”

Recordando el día en que cortó su propia vena vital para no convertirse en una carga para Yun Che y así poder rescatar a Ling’er sin retener nada, aún sentía un miedo persistente.

“Mientras le guste al Mayor Su. De ahora en adelante, siéntase libre de tratar este como su hogar. Además…” Yun Che sonrió misteriosamente: “En realidad, lo que más le preocupaba a Ling’ er era la vida matrimonial del Mayor Su. Ya que ha comenzado una nueva vida en un nuevo mundo, después de que la herida del Mayor Su esté completamente curada, debería empezar a considerar encontrar a su alma gemela en su nueva vida.”

“…” Su Hengshan estaba aturdido. Obviamente nunca había considerado esta pregunta. Respondió torpemente. “Esto… la madre de Ling’er falleció joven, yo…”

“¿Eh? Padre, Hermano Mayor Yun Che, ¿cómo es que ustedes dos están despiertos tan temprano?”

Mientras los dos hombres conversaban, escucharon una voz que sonaba como el agua de manantial en un valle tranquilo. Su Ling’er caminó hacia ellos con ligeros pasos, sonrió y miró a los dos hombres más importantes de su vida: “¿De qué están hablando ustedes dos?”

“Por supuesto que es asunto entre hombres.” Sonrió y dijo Yun Che.

Los labios rosados ​​de Su Ling’er se abrieron levemente y dijo con la nariz en alto: “¿Podrían estar hablando de… algo malo? Hermano Mayor Yun Che, tú… no puedes convertir a mi padre en un mujeriego como tú.”

“…” Yun Che se sintió avergonzado de repente y Su Hengshan ya había estallado en carcajadas.

“Padre, esto no es divertido. No sabes que el Hermano Mayor Yun Che tiene a la Hermana Cang Yue, a la Hermana Xue’er, incluso a la Emperatriz Pequeña Demonio… y se casó con otra hermana cuando tenía solo dieciséis…” Su Ling’er no necesitaba esconder nada en frente a su padre y comenzó a contar todos los ‘crímenes’ de Yun Che. Al final ella agregó. “Este no es el mismo Hermano Mayor Yun Che que conocí en el pasado…”

“Jajajaja…” Su Hengshan se rió aún más fuerte. ¿Quién no conocía el nombre de Yun Che en la Ciudad Imperial del Demonio? En estos días, ya sabía sobre la complicada situación de Yun Che. Sonrió y dijo: “Ling’er, cuando conociste a Che’er, solo tenías diez años. Por supuesto, sería diferente.”

“… ¡No lo entenderías incluso si te lo dijera!” Su Ling’er se adelantó y agarró el brazo de Yun Che. “Hermano Mayor Yun Che, voy a recoger hierbas medicinales fuera de la ciudad. ¿Vienes conmigo?”

“¿Reunir hierbas medicinales?” Yun Che estaba lleno de confusión. “La Familia Yun tiene todo tipo de hierbas medicinales, ¿por qué vas a salir de la ciudad para recogerlas?”

“La recolección de hierbas medicinales no es el objetivo principal. Es principalmente para reconocer diferentes hierbas.” Su Ling’er dijo seriamente: “El Maestro dijo que, para convertirse en un verdadero médico, conocer las diferentes flores y hierbas medicinales, las plantas venenosas y los insectos es lo más básico. El Maestro está descansando ahora y no puede ser molestado. Entonces, Hermano Mayor Yun Che, eres por supuesto el mejor y el más adecuado maestro temporario. ¡Vámonos!”

Después de terminar su oración, Su Ling’er parpadeó juguetonamente… Era la única persona en este mundo aparte de él que sabía que alguna vez fue el discípulo de Yun Gu.

“Ah… Está bien.”

Yun Che se despidió de Su Hengshan y se fue mientras se tomaba del brazo con Su Ling’er.

Al ver que los dos eran tan íntimos entre sí desde lejos, Su Hengshan continuó sonriendo. Habiendo llegado al Reino del Demonio Ilusorio hace solo diez días, ya sentía que una vida como esta era quizás más adecuada para él. No necesitaba asumir la responsabilidad o estar en guardia. No hubo más estrés, rupturas de corazón, tolerancia, enojo, tristeza… Desde hace mucho tiempo, sentía que era completamente inadecuado para él ser un maestro de secta, y ahora estaba aún más seguro de ello.

“Parece que es tiempo de encontrarme una compañera.” Sonrió Su Hengshan mientras se decía a sí mismo: “Al menos puede hacer que Ling’er se preocupe menos.”

Había un terreno forestal bastante pequeño al este de la Ciudad Imperial del Demonio que albergaba centenares de plantes. Después de entrar, Su Ling’er comenzó a buscar e identificar diferentes tipos de plantas cerca del borde del terreno con una mirada seria en su rostro.

Flor de Piedra CalizaHojas de ParasolBrotes de Seda Fría… ¿esta se llama … Hierba Salvia?”

“No, estos son Viñas Hedor de Pez.” Yun Che inmediatamente la corrigió y dijo: “Se parece a la Hierba Salvia, pero hay algunas diferencias menores en sus hojas. Si las hueles de cerca, hay una diferencia obvia. Las Viñas Hedor de Pez tienen un ligero olor a pescado.”

Su Ling’er las recogió con cuidado, las olió y exclamó: “¡Es verdad! Hermano Mayor Yun Che, ¿cómo eres capaz de reconocerlas de inmediato, incluso cuando estás tan lejos?”

A pesar de que Su Ling’er había recuperado sus recuerdos de su vida anterior, por alguna razón, su personalidad y carácter obviamente se inclinaban hacia esta vida… Perdió la depresión irresoluble de su vida anterior y ganó más de la inocencia y la ingenuidad de una niña de dieciséis años. Yun Che habló con una actitud de anciano. “Ling’er, recién comenzaste a aprender sobre medicina, es bastante impresionante para ti poder identificar tanto. No tienes que apresurarte en absoluto. Después de todo, anduve con el Maestro durante veinte años en el Continente Nube Azur y trabajé con diferentes tipos de hierbas medicinales todos los días. Sería difícil no conocerlas bien. Después, mientras estaba en contacto con la hierba medicinal, ya no necesitaba mirarlas. Sabía inmediatamente lo que era simplemente oliéndolo ligeramente.”

Justo después de que terminó de hablar, Yun Che se detuvo allí… Podía usar estas palabras para impresionar a otras mujeres, pero Ling’er ya sabía todo al respecto desde hace mucho tiempo.

“Jeje…” Su Ling’er sacó su lengua hacia él. “Sí, sí, sí, Hermano Mayor Yun Che, date prisa y ven a enseñarme.”

Bajo el entusiasmo de Su Ling’er por aprender, Yun Che entró en modo mentor.

“Esta flor roja se llama la Vid Sangre de Dragón. Es inútil para curar enfermedades, pero es un medicamento que puede ayudar a practicar la cultivación.”

“Esta es una Semilla del Espíritu Restante, es del atributo frío y se puede consumir directamente…”

“Esta es una Flor Estanque de Torre, es una flor medicinal que puede triturarse para aplicarse externamente y puede curar veneno de serpiente que no es demasiado severo.”

“Esto es…”

“¡Lo sé… es Jazmín!”

“…” Fue como si el alma de Yun Che hubiera sido despiadadamente apuñalada por algo mientras estaba sorprendido en su lugar.

“¡Guau! Tantos jazmines. No puedo creer que crezcan en un lugar como este. Es como si alguien los plantara meticulosamente aquí.”

Delante de ellos había una tierra húmeda con muchas flores blancas de jazmín que florecían juntas. A primera vista, había hasta un par de cientos de flores. Las flores eran pequeñas, pero eran de un blanco perfectamente puro. La fragancia era ligera, pero era tan elegante que podía limpiar el alma.

A la Su Ling’er de la ‘vida anterior’ realmente le gustaban las flores de jazmín y a la Su Ling’er actual también. Estaba casi hipnotizada cuando admiraba el mar de flores de jazmines, incluso su vigorosa curiosidad fue reprimida. Cerró los ojos, tomó una profunda respiración del aroma de los jazmines, luego se dio la vuelta y dijo sonriente: “Hermano Mayor Yun Che, dime, ¿crees que el jazmín aquí está…?”

Ella no notó nada inusual mientras estaba de espalda a él, pero ahora vio la expresión depresiva de Yun Che y los ojos vidriosos después de haberse dado la vuelta. Su cara estaba claramente cubierta con una expresión que parecía triste. Ella entró en pánico y de inmediato se arrojó sobre Yun Che.Hermano Mayor Yun Che, ¿qué pasa?”

“…” La llamada de Su Ling’er lo trajo de vuelta a la realidad. Inmediatamente forzó una sonrisa y dijo: “Nada, de repente pensé en algo.”

“¿Quieres decir… pensaste en alguien?” Su Ling’er levantó la vista, sintiendo los caóticos latidos del corazón de Yun Che y dijo en voz baja. “La persona relacionada con la flor de jazmín, ¿es una niña?”

“…” Yun Che abrió sus brazos y sostuvo a Su Ling’er suavemente. Él dijo con aire de culpabilidad: “Ling’er, estás a mi lado. Sé que no debería pensar en otra persona, pero yo…”

Hermano Mayor Yun Che.Su Ling’er negó con la cabeza y sonrió suavemente. En este momento, ella parecía haber perdido la inmadurez de una chica de dieciséis años y se había convertido en la Su Ling’er del pasado que siempre lo había mimado con amor. “Está bien, me gusta cómo eres ahora. ¿Recuerdas lo que dije en aquel entonces cuando estaba en tus brazos?”

Yun Che. “…”

“Nunca defraudes a la chica que está dispuesta a hacer cualquier cosa por ti otra vez… y nunca te rindas con la chica por la que estás dispuesto a hacer cualquier cosa. Si el corazón del Hermano Mayor Yun Che está incompleto por algún remordimiento, entonces mi corazón también estará incompleto para siempre.” Murmuró Su Ling’er suavemente, como si estuviera durmiendo.

Después de experimentar dos vidas, experimentar el verdadero significado de la separación de la vida y la muerte, y luego recuperar algo después de perderlo, ella era muy clara en lo que quería y era aún más clara acerca de cómo se sentía un alma incompleta.

“Ella era mi maestra…” Dijo Yun Che en voz baja.

Su Ling’er. “…”

“Ella se fue. Cuando ella se fue, todo lo que ella dijo fue implacable. Ella cortó nuestra relación de maestra y discípulo, dijo que nunca más volveríamos a vernos y me dijo que nunca intentara buscarla.” Yun Che cerró los ojos. Él habló con mucha calma. Podía revelar la voz reprimida en el fondo de su alma tanto como lo deseaba frente a Su Ling’er. “Pero sé que las cosas que dijo no eran ciertas. Debe haber sido difícil para ella dejarme. Aunque no sé muchas cosas sobre ella, su carácter, sus pensamientos, su preocupación por mí y la confianza que mostraba hacia mí a veces… las conozco mejor que nadie en este mundo… pero el lugar al que va está demasiado lejos. Podría… realmente nunca volver a verla en mi vida.”

“Tomé mi decisión hace mucho tiempo para separarme de ella. Pero… me sobreestimé a mí mismo. No esperaba estar tan incómodo cuando ella se fuera. Parece que, sin quererlo, veo atisbos de su sombra en mi corazón todos los días. No sé lo que me pasa, es como si estuviera bajo un extraño hechizo.”

Su Ling’er intentó imaginar lo que esa chica podría parecer tranquilamente en su mente y dijo gentilmente: “Creo en los sentimientos del Hermano Mayor Yun Che. Ella debe tener su razón o dificultades para haber dicho algo así. Incluso si… ustedes dos realmente no se encuentran nuevamente, todavía nos tienes a nosotros y a mí. Al menos, nunca te dejaré… Incluso si algún día tuvieras que obligarme a irme, me quedaría descaradamente a tu lado.”

Yun Che no dijo una palabra más; solo sostuvo a Su Ling’er aún más fuerte. Los dos se quedaron juntos ante el campo de flores de jazmín durante mucho, mucho tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s