WMW – Capítulo 346 – Una Coincidencia

(4/6)

En un campo oscuro, un grupo de caballería perseguía a una figura solitaria.

La figura que huía era una vista extraña. Flotaba unos pocos metros sobre el suelo y tenía un par de alas blancas translúcidas brotando de su espalda. Cada aleteo de estas alas lo impulsaba hacia adelante una gran distancia.

¡Detrás de la figura alada había un grupo de caballeros persiguiéndola! Estos caballeros montaban grandes arañas, cada una con ocho patas de color marrón. También había rayas azules heladas sobre ellos, y sus ojos brillaban con sed de sangre.

Estas eran las Arañas Subterráneas de Invierno, las monturas de los elfos oscuros de élite.

Los caballeros que cabalgaban sobre estas arañas no eran humanos, sino criaturas altas y delgadas con una piel exquisita; tenían bellos contornos andróginos en sus rostros, con orejas afiladas y ojos plateados que les otorgaban visión en la oscuridad.

* ¡Bang! * La figura que se escapaba al frente repentinamente giró la cabeza, lo que reveló sus facciones hermosas y sus orejas puntiagudas, antes de comenzar a cantar algo indescifrable mientras movía los brazos hacia atrás.

Cinco bolas de fuego rojo carmesí fueron disparadas de su palma, pero todas fueron esquivadas por las Arañas Subterráneas de Invierno, explotando en el suelo.

¡Sorprendentemente, la figura que escapaba también era un elfo oscuro!

“Realmente piensan muy bien de mí eh, incluso enviando a los caballeros con las Arañas Subterráneas de Invierno detrás de mí.” La silueta siguió escapándose, pero no pudo separarse de los caballeros que lo perseguían.

Estas arañas subterráneas de invierno no solo podían moverse a una velocidad increíble, sino que también podían arrastrarse sobre cualquier terreno, sin importar si estaba en montañas, campos o incluso en los barrancos neblinosos. Su avance no podía ser detenido.

“¡Memphis! ¿Cómo te atreves a traicionar la gloria del Señor Oscuro? ¡Te haré sufrir y ofreceré tu cabeza como sacrificio a la matriarca!”

El caballero a cargo vestía una fina capa de armadura de cuero. La Araña Subterránea de Invierno debajo de él era un poco más grande que las que la rodeaban, y la parte superior del cuerpo estaba cubierta con rayas doradas.

Inhaló profundamente, y la Araña Subterránea de Invierno aumentó su velocidad. Inmediatamente después, apuntó con su arco y disparó una flecha que voló elegantemente, la punta de flecha contenía una runa secreta, que brillaba constantemente.

*¡Zoom!*

¡Un rayo negro de luz salió de su mano, atravesando el cielo y finalmente aterrizando en la espalda de Memphis!

“¡Ahh!”

Una ardiente barrera de luz roja apareció detrás del cuerpo de Memphis, pero cuando la flecha entró en contacto con el escudo, la barrera no pudo durar ni un segundo y se rompió instantáneamente.

La flecha negra continuó su vuelo, y con su fuerza desconocida perforó a Memphis desde atrás, sobresaliendo de su pecho.

Memphis gritó, y la brillante flecha en su espalda desapareció. Cayó al suelo, mientras que la sangre que fluía formó un charco rojo con rayas plateadas.

* ¡Hiss! ¡Hiss! *

Los caballeros en el frente la rodearon.

“¡Corten su cabeza!” El cruel caballero a cargo dijo e hizo un gesto a sus hombres, lo que provocó que dos de sus hombres caminaran hacía ella.

En este momento, la expresión en el rostro del caballero cambió. “¡No! ¡Retrocedan!”

Pero fue demasiado tarde.

*¡Bang!*

Una fuerte oleada de energía emanó del cuerpo de Memphis, quien de repente sostenía un pergamino.

Dos enormes bolas de luz fueron disparadas, y los dos caballeros que se acercaban quedaron reducidos a cenizas, creando una enorme nube de humo y polvo.

Después de esperar a que se calmara la secuela de la explosión, el caballero a cargo se adelantó con una expresión irritada en su rostro, pero en ese momento Memphis ya había desaparecido del suelo.

“¡Encuéntralo por mí!” Su rostro se contorsionó con ira. “Ella ha sido herida por mi maldición; ¡No podrá viajar lejos!”

……

Baelin apuntó con su ballesta y cortó el aire con un * swoosh * golpeando al jabalí frente a él.

El jabalí chilló ruidosamente, sangrando sin parar, pero todo lo que Baelin hizo fue sacar su flecha.

“¡Jaja! ¡Tío, el regalo de Baelin está aquí!”

Después de una batalla feroz, Baelin sonrió levemente mientras miraba a la bestia que yacía en el suelo.

En este momento, una silueta apareció desde el otro lado del campo de batalla.

“¿Eh? ¿Quién es este?”

Baelin se acercó, y la silueta se volteó, revelando una hermosa cara blanca…

Dos horas más tarde, Jenny se dirigía a casa cuando vio al elfo oscuro que Baelin trajo de vuelta. Poniéndose la mano en la frente, gimió desesperada y gritó: “¡Idiota! Ya hemos ofendido a los superiores y causado suficientes problemas…”

Al escuchar las quejas de Jenny, Baelin inocentemente tocó su cabeza. “No tenía otra opción, viendo lo lamentable que se ve…”

“¿Lamentable? ¿Sabes qué es? ¡Es un elfo oscuro! ¡Es un elfo oscuro de raza pura!”

Jenny tenía el rostro sonrojado.

“¡Este puede ser el límite, pero si traes a un elfo oscuro, podría traer tantos problemas al pueblo!”

¡En estos últimos tres años, el Reino de los Elfos Oscuros a menudo había causado mucha inseguridad e inquietud entre la gente!

Solo con una mirada a la lujosa ropa del elfo oscuro, Jenny tuvo un pensamiento, y ese era que el elfo oscuro era como ella, un miembro de la nobleza a la fuga debido a una fallida lucha por el poder.

Pensando en esta conexión, Jenny comenzó a sudar frío.

En cuanto a la crueldad de las luchas de poder, finalmente entendió y supo que, independientemente de dónde se escondiera este Elfo, al final, simplemente estaría extendiendo un ciclo interminable de huidas y persecuciones. ¡Además de esto, su propia gente sufriría las consecuencias!

Pensando hasta aquí, sus ojos brillaron con ferocidad, pero solo pudo suspirar cuando vio al confundido e indefenso Baelin. Su tono también cambió a uno que era más suave.

“Pase lo que pase, debemos llevarlo lejos rápidamente. Estoy segura de que no quieres causar más problemas a la Tía y al Tío Veeya, ¿verdad?”

Baelin se rascó la cabeza. “¡Oh está bien!”

……

En el antiguo terreno de caza de Baelin, un grupo de caballeros de Arañas Subterráneas de Invierno rodeaba un pozo donde estaba oculta Memphis, el elfo oscuro.

Una pequeña Araña Subterráneas de Invierno, que no era más grande que un perro, colocó una pata en la cueva, y luego hizo clic en los caballeros.

“Dijo que, aparte de Memphis, se descubrió el olor de un humano.”

“¿Humano?” La expresión en la cara del líder se hundió, pero luego repentinamente comenzó a reír maliciosamente. “¡No es de extrañar que Memphis sea conocida por la paz! Ella ya ha estado haciendo conexiones con los humanos.”

Hizo un gesto a sus hombres. “Síguelos. ¡No me importa quién se atreva a protegerla, quiero cortarles la cabeza personalmente como ofrendas de sacrificio!”

“¡Si Mi Señor!”

Los caballeros montados en las Araña Subterráneas de Invierno respondieron en orden. La relación entre la gente del Reino de los Elfos Oscuros y la Zona Crepuscular no era la mejor. Cruzar la frontera un poco no era un problema tan grande, pero actualmente, parecía que estaba a punto de estallar una nueva guerra. ¡Aun así, aún podrían matar a algunos hombres más, robarles la comida y esclavizar a sus mujeres!

En este punto en el tiempo, los ojos de muchos caballeros montados en las Araña Subterráneas de Invierno brillaron en rojo.

Una hora más tarde, un carruaje de caballos tirado por un caballo viejo y lento.

Baelin guiaba al caballo, mientras que Jenny yacía sobre una pila de paja con el elfo oscuro que Baelin había salvado previamente.

La ropa de la elfa estaba abierta en la parte delantera, revelando un cuerpo flaco. Su delicado pecho estaba marcado por una flecha rodeada por un aura negra, con forma de araña y en continua expansión.

“¿Cómo está?” Baelin se volvió para preguntar.

“¡Las heridas externas casi se han curado, pero se le lanzó una maldición, y no tengo ideas ni métodos para curarla!” Jenny levantó las manos.

Aunque esta lesión era impactante, lo que más le sorprendió a Jenny fue la vitalidad del Elfo, que le permitió perseverar y sobrevivir tanto tiempo sufriendo la combinación de una lesión y una maldición tan grave.

“Cuanto más lo pienso, más siento que esta no es una buena idea. A juzgar por la maldición, es obvio que hay un Mago Oficial detrás de ella. ¡Si hacemos esto, definitivamente enfureceremos a sus oponentes!”

El rostro de Jenny se puso triste.

Al escuchar eso, Baelin no pudo evitar temblar: este fue un instinto que se había cultivado durante muchos años. “¿Es un Mago Oficial algo así como el Señor Leylin?”

“¡Sí! ¿Ahora comprendes cuánto problema nos ha traído?” Jenny miró a Baelin con arrogancia.

“¿Pero no la hemos salvado ya?” Baelin rió amargamente. “¿Qué más podemos hacer ahora?”

Repentinamente, un estallido de llamas desde lejos despertó a Baelin de sus pensamientos.

En el oscuro y vasto entorno, este fuego se hacía cada vez más obvio, casi tiñendo el color de todo el cielo de un rojo encendido.

“Es decir…. ¡¡Nuestro pueblo!!” Baelin detuvo el caballo, con una expresión de miedo en su rostro. “¿Qué pasó? ¿Por qué este gran fuego aparecería de repente?”

Jenny tuvo una mala premonición. En este momento, Baelin giró el caballo sin dudarlo y se dirigió hacia la dirección del fuego.

“¿Estás loco?” Jenny gritó en voz alta.

“¡Tío Veeya y el resto todavía están adentro, quiero salvarlos!”

“No pueden ser salvados; ¿Puedes calmarte un poco?” Dijo Jenny con un tono agitado.

“¿Qué? ¿Cómo puedes ser así? ¿Lo has olvidado? ¡La Tía Veeya te ha tratado tan bien todo este tiempo!” Dijo Baelin mientras se atragantaba con un soplo de aire.

“Esto no es…”

“Sigh…”

Mientras los dos discutían, el elfo oscuro en el vagón tosió de repente y despertó.

“¡Un humano!” Soltó en el idioma de la Zona Crepuscular.

El corazón de Jenny se enfrió. Los elfos oscuros hablaban un idioma diferente de los humanos, y el dominio de este elfo en su lenguaje era discordante.

En el mundo subterráneo, el conocimiento era una marca registrada de la nobleza, y el dominio de lenguas extranjeras era prominente entre ellos.

Cuando era joven, un tutor particular le había enseñado a Jenny los idiomas de los elfos oscuros, los gnomos y hasta los enanos grises. ¡Aprenderlos a pesar de las diferencias fisiológicas era simplemente una pesadilla! Y sin embargo, este elfo oscuro habló tan claramente que tomó a Jenny por sorpresa.

“¿Dónde está este lugar?” Preguntó el elfo oscuro mientras se sentaba y miraba al Baelin perdido.

“Esta es la Zona Crepuscular. ¿Quién eres tú?”

“Soy Memphis, y necesito irme ahora. Ya les he dado suficientes problemas; ¡Lo siento mucho!”

El elfo oscuro llamado Memphis tenía una mirada de disculpa en su rostro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s